194_ CAPITÁN LOPEZ-TARRUELLA

CAPITÁN LÓPEZ-TARRUELLA
El Ayuntamiento de esta ciudad, siguiendo su tradición de ensalzar el valor de sus hijos que lo merecen, ha tomado, en sesión del día 17 último, acuerdos que hablan muy alto a favor del hoy capitán don Enrique López-Tarruella, y es que dentro de la pléyade magnífica de héroes y patriotas que han dado a España todo el honor y gloria que le cabía por su brillantísimo pasado, se encuentra a nuestro citado paisano. En lo sucesivo, el capitán López-Tarruella tendrá rotulada con su nombre la calle en que se encuentra la casa que le vió nacer; además, ha sido nombrarle hijo predilecto de Villena y que se abra una suscripción, entre las Organizaciones de F.E.T. y de las J.O.N.S., a fin de poder ofrecerle la condecoración que le ha sido concedida últimamente.
¿ Qué hizo el capitán López-Tarruella ? Podríamos responder lisa y llanamente: comportarse como español, como falangista, como héroe. El Glorioso Movimiento le sorprende en Villena; mas a los cuatro días, sale de la ciudad, y luego de mil penalidades, llega al extranjero, pasando seguidamente a la España auténtica. Se alista como voluntario, y como soldado, primero, y más tarde como oficial provisional, toma parte en numerosos hechos de armas, siendo varias veces herido, de lo que dan fe las costuras en su cuerpo y los cuatro ángulos en una de las mangas de su uniforme. Su comportamiento le vale cinco preciadas condecoraciones, más la Medalla Militar individual que acaba de serle concedida definitivamente.
Era el 17 de enero de 1939. Las posiciones de Morito y Mataborracha, del sector de Monterrubio, eran fuertemente atacadas por el enemigo con gran lujo de preparación artillera y tanques. Sube a la posición, voluntariamente: están heridos el capitán y varios oficiales, y se hace cargo del mando. La situación es apurada y no queda ni una solo ametralladora utilizable. Nueve tanques avanzan; resulta herido en ambas manos que, sin vendarlas, le sirven, sin embargo, para arreglar una máquina. Los tanques penetran en la alambrada, y se lanza al más próximo, con una botella de líquido inlamable, resultando herido por segunda vez. Algunos tanques rebasan la línea; mas los defensores no ceden ni un palmo, y logran sostener a la infantería enemiga desde las ocho de la mañana hasta las seis de la tarde, en que cesan los ataques. La posición se ha salvado y de ella es cacado el capitán López-Tarruella, entonces teniente, que se mantuvo en su puesto, arengando a sus soldados y negándose a ser evacuado, hasta que fué obligado a ello.
España queda satisfecha de este villenense, condecorándole por sexta vez, y Villena, orgullosa de este hijo, biznieto de otro hijo ilustre, don Joaquín María López, le otorga su aplauso y el calor de madre reconocida.
Extraído de un recorte de periódico de Alicante de los años 40.
Cedido por... Marco A.
..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com