1954 IMPORTANCIA Y TRANSCENDENCIA de las ESTACIONES - ESCUELAS LOCALES

IMPORTANCIA Y TRANSCENDENCIA de las ESTACIONES - ESCUELAS LOCALES POR ANIBAL ARIAS RUIZ
Jefe del Servicio Nacional de Radiodifusión y Cine del Frente de Juventudes
Los pueblos, entendidos como pequeñas agrupaciones geográficas dentro de un país, como comunidades ligadas por una vida en unión de familias, son, justamente, quienes hacen grande una nación, quienes dan fuerza, savia y potencia a la comunidad nacional.
Cuantas veces oigamos hablar de la importancia del medio rural, del campesino, del pueblo, de la villa o de la ciudad, no caigamos en el error de creer que tal concepto arranca solamente de un punto de partida material. Es decir, no creamos que la pequeña o grande localidad son consideradas como el lugar de producción utilitaria, que pierde todo su interés cuando sus fuentes de materias primas se agotan o se consumen, o que sólo es preciso acordarse de él cuando tal situación llega o se plantea, a fin de resolver sólo esta falta material.
Si revisamos la historia de cualquier país, veremos la importancia, decisiva muchas veces, que hombres nacidos en pequeños lugares, pueblos reducidos, villas y ciudades alejadas de la vida central del país, han tenido, no solamente en sus tareas políticas e históricas, sino en los aspectos culturales.
A menudo, el hombre de la ciudad se asombra de la inquietud espiritual que alienta en las poblaciones locales, capaces de apasionarse por temas y cuestiones que, al hombre medio de la capital, le traen enteramente sin cuidado.
Desgraciadamente, los medios al alcance de esta inquietud, han sido siempre muy limitados. El casino, el teatro donde en ocasiones actúa una compañía de segundo orden y más comúnmente los grupos o compañías de aficionados, el cine local y ese pequeño y modesto semanario o revista mensual, rico en intenciones pero pobre en medios de orden económico.
Toda esta actividad, de la que, por otro lado, carecen bastantes pueblos españoles, ha servido para muchos, no obstante su pequeñez aparente: para extraer valores y hombres y deseos, que luego han adquirido su transcendencia nacional o internacional. Sin embargo, siempre ha quedado el resquemor de dejar sin hacer mucho de lo que podía llevarse a cabo.
Aspectos de las diferentes Secciones de la Emisora "Radio Villena"
La vida de la población local tiene un objetivo definido, un objetivo humano, lógico, insoslayable: el ganarás el pan con el sudor -de tu frente, que se acusa aquí con caracteres más fuertes. Pero, al lado de esta necesidad vital, existe otra de orden superior, en la que el espíritu pide su alimento y a la que es preciso dárselo para que no muera.
Hasta el presente, ningún medio de difusión había buscado como centro el pueblo. El fracaso continuo de la prensa, en este orden, parecía haber alejado de por vida toda posibilidad verdadera, continua y menos aún diaria, de una actividad cultural y espiritual. Cuantos intentos se hicieron en el ámbito rural, fuese cualquiera la importancia de la población, habían caído en el más completo de los fracasos, y la actividad de la inteligencia, en su difusión a la masa, había quedado vinculada a la capital, con mayores o menores dificultades, según su importancia.
La radio, nuevo medio de difusión moderna, en razón, precisamente, de estar manejada desde sus principios por periodistas, se redujo a esta misma orientación. Emisoras en las grandes capitales primero; después, en las llamadas capitales de segundo orden; grandes instalaciones para el extranjero y, tímidamente alguna emisora en algún pueblo o ciudad, dotado de la misma o mayor vida que una capital de segundo orden. Para el ámbito local, nada. Si la prensa había sido un fracaso en tantos lugares, los periodistas dirigentes de la radio no podían pensar de otra forma, en cuanto a esta última se refería.
El Frente de Juventudes, organización que por su continuo contacto con el medio rural está más dentro de los problemas y las inquietudes de las localidades españolas, pudo comprobar ésta latente necesidad de un medio cultural, que diese vida, vida del espíritu, cotidiana a tantas aspiraciones.
Y pensó en la radio.
Era algo nuevo, pero, por tanto, susceptible de aplicaciones insospechadas. Naturalmente, no se pensó en instalar una emisora en cada pueblo de España, sino una red limitada de 60, situadas la mayor parte fuera de las capitales, y cubriendo cada una de ellas, desde el punto geográfico más conveniente e importante, donde más inquietud espiritual hubiese, toda una comarca o región española, que tenía así, desde el momento en que la Estación-Escuela lanzaba su primera audición, el centro cultural, abierto varias horas al día, donde podían verterse y recogerse tantas aspiraciones.
Villena ha sido uno de los 60 puntos elegidos. Las Estaciones Escuelas, creadas por el Frente de Juventudes, o son producto material del lugar donde se enclavan, porque los deseos de un centro difusor cultural son reales en la que se llama 'hora de la verdad», hora de las aportaciones económicas, o se desiste de su creación. De esta forma, ha sido posible proyectar y llevar a la práctica una red de 60 emisoras de radio, de 60 Estaciones-Escuelas, sin que en esta empresa de millones haya sido necesario emplear, por parte de la Organización Juvenil, más que unos cientos de miles de pesetas.
Y ¿a qué se debe este resultado? ¿Por qué las Estaciones-Escuelas han salido de sus propios medios económicos, y viven y se desarrollan sin necesidad de presupuestos oficiales? Porque son un fruto directo de una auténtica aspiración local, no basada en un tonto orgullo de carta de naturaleza, sino florecida en el campo de los que tienen hambre y sed de saber y de cultura, de gustar lo bello del arte y de la literatura; en una palabra, de ser hombres auténticos, diferenciados del reino animal, mediante la llave de la inteligencia.
Las Estaciones-Escuelas se esfuerzan cada vez más en corresponder a este auténtico fin español que les dio vida. Son el centro de toda difusión cultural y artística. Sus micrófonos están, abiertos y esperando toda iniciativa. Y para Octubre Próximo, en colaboración con la Comisaría de Extensión Cultural del Ministerio de Educación Nacional y otros organismos oficiales, entrarán de lleno en una labor educacional paralela a esa otra vida literaria y espiritual que ahora ofrecen.
La radio local es un hecho. Gracias, si así se quiere, al Frente de Juventudes, pero más bien a esos pueblos, villas o ciudades pequeñas, que han sabido apoyar con todo entusiasmo la obra que venía a su servicio.
De esta labor directa, que marca la importancia de las Estaciones-Escuelas, saltamos, por último, a su trascendencia.
La radio española apenas tiene nombres. Radiofonistas como ya decimos los profesionales de la radio. Aunque parezca extraño, la gran ciudad apenas arroja valores. Y, una vez más, como en cualquier. contingencia nacional, se hace preciso acudir al medio local, rural, para que éste aporte sus mejores y selectos hombres a la empresa.
Las Estaciones-Escuelas del Frente de Juventudes, mediante una graduación cíclica y geográfica, metódicamente estudiada, son el banderín de enganche para los jóvenes que tengan vocación por la radio' y de donde saldrán los valores del futuro. No podemos resolver la escasez de profesionales actual Sí, en cambio, limitarla, de tal forma que podamos decir: hasta 1960, la radio española tendrá que seguir adelante como sea, pero entonces, en ese año, las Estaciones-Escuelas locales, las 60 emisoras de la Cadena Azul, podrán ofrecer a España cientos de auténticos radiofonistas, recogidos y formados en los más insospechados lugares de la Patria.
Esta sí que es una tarea de juventud, y de juventud revolucionaria: trabajar para el futuro. Los males de hoy morirán con los hombres de hoy si los hombres nuevos de la juventud de hoy se forman y se preparan debidamente.
Y estamos; seguros de que la, trascendencia de la obra de las Estaciones-Escuelas también ha sido comprendida en el ámbito local español, como desde el primer día- los hechos hablan por sí solos-, fue comprendida su importancia.
Extraído de la Revista Villena de 1954
Cedida por... Avelina y Natalia García
..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com