1971 EL RESURGIR DEL FUTBOL LOCAL

EL RESURGIR DEL FUTBOL LOCAL
Villena, agrícola e industrial, cultural y universitaria, deportiva y festera, busca por todos los medios coger el ritmo del crecimiento nacional en todos los órdenes; económico, social, cultural y deportivo. La noticia importante y la efemérides constante a lo largo de estos últimos nueve meses ha sido, sin duda, el resurgir del deporte rey, el fútbol, y con ello salir de ese bache o letargo de la gran afición local. Hoy la ciudad sigue su callado trabajo, su afán por una Villena mejor. Atrás quedó una competición en la que el equipo local tan sólo perdió dos encuentros y demostró siempre su valía en buena lid y noble competencia. Atrás quedó el recuerdo de esa liguilla pletórica de aciertos y refrendo de esta afición que tuvo fe en sus muchachos, les siguió, alentó y saboreó las mieles del triunfo y a la que un infausto arbitraje le quitó el placer del final invicto, pero que sirvió de revulsivo para que la afición se fundiese, como roca granítica, en torno a sus colores. Atrás quedó, incluso, la alegría del ascenso a Primera Preferente, porque inmediatamente, esta afición, que no se duerme en los laureles, ya ha empezado a pensar en futuras victorias.
En estas apretadas líneas, no podemos olvidar, y con ello hacemos historia, a quienes contra viento y marea, con enormes sacrificios y desvelos, han sido los autores de este feliz resurgir del balompié y a los que nosotros, con la profunda admiración que nos merecen, llamamos «los cinco magníficos»: Carlos López Turpín, Ángel García Galbis, Juan Pardo Vidal, Juan López Pérez y Juan Oliva Martínez. Ellos supieron buscar un gran presidente en Andrés Hernández Menor y un conocido y magnífico entrenador en Javier Bouza. Los frutos obtenidos han sido consecuencia de que estos siete hombres han trabajado de firme; no han dudado jamás en el apoyo de su afición; han tenido fe en un entrenador que ha demostrado su gran valía; han confiado plenamente en la plantilla de jugadores por su entrega total a lo largo de la dura competición.
También es historia y reconocimiento a la ingente labor municipal, la cena homenaje a nuestro Alcalde, Don Pascasio Arenas López, con gran número de comensales en torno a su mesa y el brillante final con la imposición de la insignia de oro del Club a la primera autoridad, con la no menos grata noticia del deseo de continuar las obras en el campo de La Solana.
Aunque no nos gusta singularizar en cuanto a la labor del equipo a lo largo de la campaña finalizada . hemos de hacer una excepción, al objeto de resalta]. los triunfos conseguidos por el hoy jugador del Hércules C. F., Calabuig, revelación de la temporada y que, como el resto de sus compañeros, se entregó en pro de las victorias conseguidas y al que su bondad y humildad le hacen acreedor a los triunfos que se merece y le auguramos.
El C. D. Villena está en marcha. La directiva ha preparado los caminos por los que debe avanzar, con paso firme, el club de nuestros amores. Pero ¿debemos dejar que los directivos hagan solos el camino? ¿Vamos a regatear y posponer una colaboración que en el momento presente es mucho más eficaz? Ya hay muchos aficionados que dieron ejemplo, y sus recibos de socios ya están satisfechos total o parcialmente.
Bien por ellos, que supieron valorar la magnitud y la importancia del presente, y bien también por los que, no lo dudamos, sabrán reaccionar, que aún es tiempo, con el cariño que las cosas de Villena merecen.
Seguir aguardando a que se perfile el equipo y lleguen las victorias para tomar la decisión de retirar la tarjeta de socio o no, no es ni mucho menos de incondicionales, sino de todo lo contrario. Sin el apoyo de todos los que ya somos, y muchos más que hemos de ganar hasta el comienzo de la Liga para el C. D. Villena, sería ridículo pretender, como se quiere, un equipo con aspiraciones, ni tan siquiera un conjunto decoroso. Hay que poner confianza en los hombres que rigen los destinos del club, y volcarse en la colaboración. Si así no lo hacemos, de nada valdrán luego las lamentaciones y la pérdida de las cotas alcanzadas. Pedir un gran equipo y victorias, cuando no se contribuyó económicamente, es tanto como exigir de unos pocos señores, los directivos, un riesgo que a la larga, no sólo puede ser perjudicial para ellos, sino nefasto para el propio C. D. Villena.
Amigos, tiempo de confirmación vivimos. Tiempo en que hay que demostrar con auténticos hechos lo que queremos para y por el C. D. Villena, y Dios quiera que el año próximo, desde estas páginas, podamos celebrar el reingreso a la categoría nacional. De la operación 1.500 socios depende. Vamos a superar la cifra.
M. POBLACIONES, «REDONDEL»
Extraído de la Revista Villena 1971
De pié.. Izda a dcha, Vicedo, Sáez, Parodi, Tata, Plé, Barceló, Laosa, Andrés Hernández (Presidente), y Espí (jugador veterano del equipo).
Sentados: Clement, Tapa, Ernesto, Quinín, Calabuig y Campos.
Equipo del C. D. VILLENA que después de proclamarse Campeón del Primer Grupo en Segunda Regional, consiguió el ascenso a la Primera Categoría Preferente durante su brillante actuación en la temporada 1970-71.
..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com