1949 EL PASO POR VILLENA DE JEFE DEL ESTADO FRANCISCO FRANCO Y OTRAS EFÉMERIDES

El paso por Villena del Jefe del Estado Francisco Franco y otras efemérides relacionadas con el caudillo. César López Hurtado.
En 30 de mayo de 1949 con motivo de la primera visita oficial realizada por Francisco Franco a Alicante, capital en la que llevó a efecto la inauguración del nuevo edificio que albergaría las dependencias del Gobierno Civil, la ciudad de Villena, en la cual fue recibido oficialmente Franco «por ser puerta de la provincia» el 30 de mayo 1949, apareció ese día totalmente engalanada con banderas y gallardetes. Arcos triunfales, levantados al principio y final del recorrido que el coche del Jefe del Estado debía realizar por la población en su paso hacia Alicante, ostentaban grandes pancartas en las que se le daba la bienvenida. A todo lo largo de la carrera, que discurría desde la Plaza de Toros hasta La Losilla, pasando por las avenidas de José Antonio, del Generalísimo y calle de José Hernández Menor, se apiñó aquel día un gran gentío esperando la llegada de Franco a la ciudad.
Previamente se desplazaron a Villena desde Madrid un buen número de policías de paisano que visitaron a todos los propietarios de las viviendas por donde discurriría el recorrido de Franco por las calles de la población, para advertirles que se les consideraría totalmente responsables de cualquier incidente más o menos grave que pudiera suceder desde su vivienda en el transcurso del paso de la comitiva franquista. 
Asimismo, unos 250 ó 300 ciudadanos villenenses seleccionados por sus antecedentes políticos, fueron “invitados” -obligados- a confinarse en la Plaza de Toros de Villena, desde muchas horas antes del paso del Caudillo por la ciudad, en previsión de desórdenes. De estos fichados políticos -“rojos” según la terminología política de la época-, hubo quienes hasta pidieron su auto encarcelamiento ese día, ya que, por evidentes motivos, eran los más interesados en estar “controlados” a esa hora por la Guardia Civil; se evitaban así más que seguros problemas de haberse producido cualquier contratiempo al paso de Franco por la ciudad y las obligadas aclamaciones hacia la persona del Caudillo. 
La recepción tuvo lugar en la Puerta de Almansa. (1) Allí esperaron la llegada del Jefe del Estado -a pie llano ya que no se colocó ninguna tribuna al efecto-, el Excmo. señor Gobernador Civil y jefe provincial del Movimiento, don Jesús Aramburu Olarán; el Excmo. señor capitán general de la 3ª región militar, don José Monasterio Ituarte; el Excmo. señor capitán general de la 3ª región aérea, don Roberto Whitte; el Excmo. señor general en jefe de Estado Mayor de la 3ª región militar, don Martín Vallejo Nájera; el Excmo. señor general Gobernador Militar de Alicante, don Alberto Lagarde Aramburu; el Iltmo. Sr. Presidente de la Excma. Diputación Provincial, don Artemio Payá Rico; el Iltmo. señor coronel don Francisco Mira, jefe de Estado Mayor de la 3ª región militar; Iltmo. señor coronel jefe del sector aéreo de Alicante don Francisco Estevan Rodríguez Monge; Iltmo. señor Fiscal de Tasas de Alicante, teniente coronel don Mateo Palmer; teniente coronel don Rafael Hurtado, ayudante del Excmo. señor capitán general de la 3ª región aérea; comandante don Carlos Fernández Vallespín, jefe de Estado Mayor de la 32 División; comandante ayudante del Excmo. Sr. Gobernador militar de Alicante don Luis Aparisi; alcalde de Villena, don José Rocher Tallada, diputado provincial; jefe local del Movimiento, don Alberto Pardo Caturla; alcalde de Elda, don José Martínez, procurador en Cortes y diputado provincial; y los alcaldes de Benejama, Biar, Campo de Mirra, Cañada y Sax, total de poblaciones que comprenden el partido judicial de Villena. Cuando en el ayuntamiento villenense se recibieron noticias telefónicas del paso del Caudillo por Almansa, las autoridades citadas anteriormente, que se encontraban hasta entonces en las dependencias de la Casa Consistorial, se trasladaron a la Puerta de Almansa, lugar en el que sería cumplimentado S.E. el Jefe del Estado. 
Desde la plaza de Santiago hasta la Puerta de Almansa se encaminaron todas las autoridades precedidas por cuatro señoritas de la Sección Femenina, ataviadas a la usanza típica de la ciudad, que ofrendaron flores al Jefe del Estado. Tras ellos marchaba la Banda Municipal de música. Los vítores y aplausos crecieron por momentos, según aumentaba la expectación del público ante la inminente llegada del Generalísimo. Miembros de la Guardia de Franco, de la Vieja Guardia de F.E.T. y de las J.O.N.S., Falanges Juveniles y Sección Femenina, cubrían la carrera, y una gran muchedumbre se hallaba estacionada a lo largo de ella.
A las cinco y trece minutos, dicen las crónicas periodísticas, entre un clamor general de vítores y aplausos, hacía su entrada en Villena el pelotón de motoristas que componían la avanzadilla de la caravana de coches en que llegaba S. E. el Jefe del Estado. Cuando el automóvil del Caudillo llegó al punto establecido para la recepción, el público, gritaba exaltado: ¡Franco, Franco, Franco!; al tiempo que la Banda Municipal interpretaba el Himno Nacional y eran echadas al vuelo las campanas de las iglesias de la población. 
El Generalísimo Franco, a quién acompañaba el Excmo. señor ministro de Marina, Almirante Regalado, fue cumplimentado por las autoridades. Los balcones y las aceras estaban abarrotados de gente que recibieron y aclamaron enfervorizados al Caudillo.
Apenas el tiempo del esbozo de un discurso de bienvenida del Alcalde de Villena, que afirman no tuvo tiempo de terminar. Unos instantes más en el que un villenense llamado José Cabanes Molina se acercó al coche de Franco y estuvo hablando unos minutos con el jerarca y terminó la fugaz estancia de Franco en Villena (2).
Al arrancar el coche del Jefe del Estado, y roto el cordón que formaban los falangistas locales, se desbordó la gente de las aceras y a punto estuvo el vehículo del Generalísimo de atropellar a más de uno. Los habitantes de la Colonia de Santa Eulalia, de Sax, de Petrel, de Elda, de Novelda, de Monforte del Cid, de todo el trayecto hasta Alicante, salieron a los cruces de sus carreteras con la general de Madrid-Alicante, para vitorear al Jefe del Estado. (3)
A propuesta de la presidencia del Ayuntamiento, la comisión Permanente, acordaba el 1º de junio de 1949, la habilitación de un crédito de hasta 25.000 pesetas, al objeto de atender los gastos que se originaron con motivo del paso del Caudillo por la ciudad. Una semana más tarde, se daba cuenta asimismo de los oficios recibidos del Gobernador Civil de la provincia, «elogiando el entusiasmo y ferviente adhesión de Villena, demostrados con motivo del paso del Caudillo por esta ciudad, así como en la preparación del adorno de calles y fachadas y en la organización de la asistencia popular». Durante los años de 1956-1966 -no podemos precisar el año-, Franco volvió a pasar por Villena en dos ocasiones más de incognito, para embarcar en Alicante en su yate “Azor”, para lo que se tomaron a su paso en la población unas discretas medidas de seguridad por la Guardia Civil, viajes de los que fue informado el entonces alcalde de la ciudad Luis García Cervera que nos ofreció testimonio de ello.
(1) Frente al actual número ocho, recientemente ocupado por el Banco de Valencia y en la época conocido por “la Singer”, por estar ubicada en este edificio una exposición de máquinas de coser que el representante de esta marca tenía habilitada al mismo tiempo como dependencias para aprender a ello.
(2) José Cabanes Molina había hecho el servicio militar en África destinado como asistente de Franco, cuando la guerra de Marruecos. El Caudillo al verlo lo reconoció y saludó con evidente complacencia prestándole más atención que a los mandatarios asistentes al protocolario recibimiento. «Señorito, señorito –se dirigió a Franco-, ¿Se acuerda de mí?». El Jefe del Estado, asintiendo, lo invitó a subir al coche al tiempo que le preguntó si necesitaba algo de él. «Que baje del coche y le hable a mis paisanos los villenenses –le pidió Cabanes al Generalísimo-». El Almirante Regalado, se adelantó a cualquier respuesta de Franco, y le dijo a éste: «Excelencia, el protocolo no contempla bajar del vehículo, y tenemos que proseguir el viaje ya». El Jefe del Estado entregó a José Cabanes Molina una tarjeta de visita suya con la recomendación de que para lo que necesitase en el futuro se dirigiera a él. Poco más de sí dio la visita del Caudillo a Villena (Información al autor de estos pormenores de Luis García Cervera, que estaba presente).
(3) . Franco llegaba a Alicante a las seis y media de la tarde. En la capital una vez cumplimentado por las autoridades alicantinas asistió a la inauguración y bendición del nuevo Gobierno Civil por el obispo de la diócesis asistido por su familiar, el canónigo villenense don Leopoldo Hernández Amorós. El Caudillo de España visitó el Monasterio de la Santa Faz y la Casa Prisión de José Antonio. Tras una cena de gala en el Club de Regatas se retiraba a descansar ya de madrugada a un camarote del crucero Méndez Núñez que se encontraba fondeado en el puerto (ABC, Madrid, 31-05-1949), que aquella misma noche zarpó hacía Barcelona.
Extraído de la Revista Villena 2011 - Fotos archivo VC

4 comentarios:

Paqui Cabanes dijo...

Emocionada al leer la historia que tantas veces me contó mi padre sobre mi abuelo José Cabanes Molina.

Paqui Cabanes dijo...

Historia que en su día también me contó el entonces Alcalde D. Luís García Cervera, tras un encuentro fortuito, en el que me pregunto, y tú...de quien eres?

Paqui Cabanes dijo...

Emocionada al leer la historia que tantas veces me contó mi padre sobre mi abuelo José Cabanes Molina.

Anónimo dijo...

Mas de 5oo personas fueron detenidas y encerradas en la plaza de toros. Casa por casa buscando a los rojos.

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com