1991 MARRUECOS Y PÓLVORA

MARRUECOS Y PÓLVORA
Dentro de cada Comparsa siempre hay hechos que por el ambiente festero donde se producen y gracias a una protección especial que parece rodear a los mismos sólo quedan en hechos anecdóticos.
Hoy, voy a comentar algunos de los recuerdos de componentes de esta Comparsa y míos propios sobre un tema que últimamente da mucho que hablar "LA POLVORA". Desde el mismo principio, las fiestas de Moros y Cristianos; (las primeras referencias de soldadescas que acompañaban a la Virgen incluían la utilización de arcabuces para realizar salvas); han estado vinculadas al uso de pólvora. Dentro de los actos relacionados con las fiestas y la pólvora podemos relatar algunos de ellos:
Tal vez el más comentado en su tiempo fue el famoso cañón que sacaban los Marruecos en las guerrillas. Este era un cañón de madera que tenía un elemento de cierre posterior con un pasador y que era cargado con carcasas pirotécnicas que al ser encendidas salían por su boca direccionadas y explotaban justo encima del castillo de embajadas. El año del suceso el cañón era llevado como era tradicional por "EL CALAÑES", hombre muy unido a la fiesta y amante de la pólvora. También iba con el cañón Luis Díaz "el Sultán" y su hijo Mateo que llevaba la bolsa con las carcasas.
Sucedió que al introducir una carcasa y encenderla, el cierre posterior quedó abierto y al inflamarse ésta dentro no salió, sino que estalló en el cañón. Es de suponer el estado en que quedó éste, que hecho astillas saltó por los aires, una de estas astillas alcanzó a un espectador que estaba viendo el acto y empezó a gritar de forma exagerada "me ha muerto", "me ha muerto". En esto, cuando se disipó el humo, los que quedaban (pues Mateo siendo un crio salió corriendo por el cantón) con un gran susto recogieron al que gritaba exageradamente y lo trasladaron al hospital con gran alboroto, al llegar al médico de guardia (DON FERNANDO) éste observó al herido y lo único que tenía era un gran susto y de esta forma desapareció este famoso cañón.
(No se volvieron a disparar carcasas desde ningún cañón en las guerrillas).
Tradicionalmente los Marruecos acudían un día a casa del sultán en la subida de SANTA BARBARA. En este escenario ocurrió otro relato Joaquín "CALAÑES" junto a Andrés "CARACOLES" con uno de los arcabuces que entonces se alquilaban en Castalla se apostaron el aguante. Andrés lo cargó hasta la boca y disparó, el disparo produjo una fisura en la recamara y una vez estropeado JOAQUIN cargo el arcabuz en este estado y volvió a disparar.
Otro hecho que contar es el referente al arcabuz que tenía el ya mencionado "CALAÑES" que cuando se lo dejaba a alguna persona que no lo conocía (los que lo conocían no lo cogían nunca, pues sabían su efecto: un especial retroceso del gatillo); si el que disparaba no lo sabía el resultado era retorcerle el dedo, con la sorpresa del que lo cogía, por lo que se le dio el sobrenombre del "hijo puta", mote por-el que se conocía a dicho arcabuz.
Siguiendo en el tiempo llegamos a 1963 en que dos Marruecos adquirieron sendos arcabuces en Villena (de construcción dudosa). El primero de ellos podemos verlo en el Museo Festero (o lo que queda de él) reventó un 12 de mayo de este mismo año, produciendo daños en la mano de su dueño FRANCISCO GARCIA HERNANDEZ, el arcabuz compañero no siguió mejor suerte y el día 9 de septiembre de ese mismo año se produjo una apertura en la recamara cuando disparaba ANDRES MARTINEZ GARCIA; posteriormente arreglado en 1987 este arcabuz quedó inutilizable cuando disparaba su hijo ANTONIO MARTINEZ MARTINEZ.
En otra ocasión y en la despedida de la patrona, MIGUEL LAZARO sufrió un accidente al disparársele involuntariamente el arcabuz cuando lo cogía por la boca.
Una mañana de un día 8 de septiembre en el patio del castillo de la Atalaya y cuando estaba terminando la guerrilla y cuando ya salíamos, al capitán de este 125 Aniversario le quedaba un tiro y fue a dispararlo sobre la antigua entrada que hay al castillo (ya cerrada con un muro de piedra muchos años) sin darse cuenta que un fotógrafo local estaba dentro tomando fotografías, los demás, que nos dimos cuenta, nos echamos las manos a la cabeza, pero el verdadero susto fue para el fotógrafo y para el Marrueco que quedo más blanco que la pared al verlo salir entre el humo del disparo. Tal fue el susto del marrueco que el propio fotógrafo (MIGUEL FLOR) se le acercó para darle ánimos, fue un verdadero milagro pero todo quedó en un grandísimo susto para todos los presentes. También quiero incluir los hechos que pudieron ser verdaderas tragedias relacionados con la utilización de elementos pirotécnicos. Tenemos que recordar en más de una ocasión la comida de hermandad que tradicionalmente celebramos. El primero de los relatos ocurrió cuando la comida se realizaba en el regajo cuando los Marruecos se trasladaban hacia ese paraje un componente de la Comparsa cuando pasaban cerca de la carretera de Madrid tiró un petardo a la misma, con la mala suerte que éste explotó justo debajo de uno de los pocos coches que circulaba entonces. Bajó el conductor, que le había producido un gran susto, y sin considerar la falta de intención del hecho dio parte a la Guardia Civil que se personó en la comida y detuvo a dos Marruecos. Que por influencia de simpatizantes de la Comparsa fueron soltados al día siguiente.
En otra ocasión JOAQUIN ESTEVAN (CALAÑES) estaba como en otras ocasiones tirando petardos, llevando puesto un peto con algunos petardos en el bolsillo, de repente se encendieron los petardos en sus bolsillos, milagrosamente no sufrió daño alguno, pero después de la explosión quedó en paños menores.
También se utilizaron petardos para la prueba que se llamaba del fumador; ésta consistía en ver a quien le duraba más un cigarro en la boca. Uno de los cuales tenía un petardo inofensivo en su interior. Ganaba el último que tenía el cigarro sin quitárselo de la boca.
Posteriormente en el tiempo tiramos en la plaza de SANTA MARIA a la salida de la misa dedicada a los difuntos de la Comparsa un cohete de los que llaman roncadores, por el sonido que hacen cuando salen, el cohete salió defectuoso y no explotó en la subida, sino, que lo hizo cuando tocó el suelo; al caer en medio de la plaza con el consiguiente susto de los presentes.
En otra ocasión se preparó un petardo acuático que se lanzó (cosas de chiquillos); dentro de la balsa de la "casa el padre" el petardo se hundió encendido en un momento tranquilo de la mañana, cuando se estaba realizando el campeonato de truque; cuando explotó se sintió como un pequeño temblor en toda la explanada pero afortunadamente la balsa resistió y no se produjo daño en ella.
También se acostumbraba a comprar carretillas borrachas para la comida que se tiraban en momentos que había poca gente o estaba distraída, el año que salieron Toni Belda y su compañero José Francés de capitán y alférez fueron a la comida con sendos disfraces blancos, la Comparsa los felicitó con una ducha de cava y en un momento de descuido se tiraron carretillas con la mala fortuna de pasarles cerca de los disfraces dejándoles éstas los disfraces enmascarados.
El hecho más importante por sus efectos sucedió en la comida de 1987 y que copio el artículo integro de la sección de sucesos del diario Información del día 22/9/1987:
"DOS HERIDOS POR EXPLOSION EN VILLENA".
Dos personas resultaron heridas como consecuencia de la explosión de las tracas que una Comparsa de las fiestas de Moros y Cristianos preparaba para su comida anual de confraternización.
El accidente ocurrió en el paraje "Casa El Padre" cuando miembros de la Comparsa de Marruecos descargaban lo necesario para la comida anual. Se comenta que alguien encendió una "carretilla borracha" que entró en el camión y prendió al resto de tracas que se habían preparado. Otros indican que fue una chispa la causante del suceso. Lo cierto es que se produjo una explosión al prender en las tracas que se habían preparado y que eran transportadas en el camión. Además de importantes desperfectos en la caja del camión resultaron heridos José Estevan y José Manuel Estevan. El primero con quemaduras de diversa consideración en la cabeza, brazos, manos y espalda, y el segundo como consecuencia de un fuerte golpe en el rostro producido por una de las puertas del camión en el momento de la explosión. José Estevan ha quedado ingresado en la residencia de la Seguridad Social de Alicante.
Todos los presentes afirmaron que la explosión fue espectacular.
Personalmente no estuve en esa comida por estar fuera de Villena, sin lugar a dudas, este hecho se puede considerar milagroso pues para la potencia desarrollada por la explosión los resultados fueron los mínimos pensables; considerando que José estaba dentro de la caja y que un momento antes se sacaron las botellas de vidrio de dentro de la caja y las de gas (butano y gas de las máquinas de cerveza); sólo había que ver el estado en que quedaron las paellas de la Comparsa completamente deformadas e inservibles.
A partir de este momento se controló más la utilización de material pirotécnico y aumentaron las medidas de seguridad en este tema y desde entonces sólo podemos destacar que un año en el desfile hacía la Iglesia de Santa María para oír la misa de los difuntos de la Comparsa; una caña de un cohete fue a caer en la cabeza de una mujer que pasaba por la calle, dándole en la cabeza y produciéndole un leve mareo el golpe.
He querido comentar estos hechos para conocimiento de todos nosotros e intentar que no se vuelvan a repetir. Como todos los relatos de tradición oral siempre llegan hechos que no se ajustan totalmente a la realidad e incluso algunos se olvidan, si esto ocurre espero se indique para dejar constancia escrita de estos hechos curiosos.
CHIMO MARCO SANJUAN
Extraído del Libro del 125 Aniversario Bando Marroquí
Cedido por... Paco Marco Hernández

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com