1590 TORRE DEL OREJÓN

Torre del Reloj, Torre del Orejón o Torre de la Villa
Arquitectura civil. Moderna
En 1590 aparece ya no nombrada en las Actas Municipales.Se derriba en 1888.
El 22 de diciembre de 1590 aparece en las Actas Municipales nombrado el Reloj Público. En estas Actas se dice que Vi­cente Maestre, administrador del Reloj Público pide una soga para el reloj. En el Acta Municipal de fecha 25 de di­ciembre de 1595 se manda arreglar el reloj. El título de Casa del Reloj aparece por primera vez en las Actas Municipales de 16 de enero de 1620. En el siglo XIII se empiezan a instalar relojes públicos en las torres más altas de las ciudades, pero no es hasta finales del siglo XIV cuando en España se generaliza la insta­lación de los relojes de torre. Se puede suponer su construcción hacia principios del siglo XVI. Sería la única torre con reloj en la ciudad hasta el XIX, ya que cuando en 1873 los vecinos de la torre comienzan a pedir su derribo por las malas condi­ciones en las que se encuentra, aceptándose en 1887 abrir expediente de ruina, se intenta mantenerla en pie hasta cons­truir otra, pero en 1888 se desestimo di­cha construcción y se establece que se coloque un reloj en Santa María y otro en Santiago, para sustituir al que iba a desaparecer. El 22 de julio de 1888 es aprobado el derribo, siendo derruida ese mismo año.
Siguiendo la información ofrecida por Alicia García en el libro titulado Los Relojes Torre, se puede pensar que esta torre hubiera sido construida hacia finales del siglo XV o durante el XVI, como lugar donde colocar el único reloj propiedad del municipio y que haría saber a la po­blación las horas a través del sonido de una campana.
Se llamó Torre del Reloj o Torre de la Vi­lla hasta 1712 en que se colocó en la primera planta un autómata, que consis­tía en una caricaturesca cara redonda y sonriente que poseía dos grandes orejas; a partir de ahí fue llamada "Torre del Orejón". Esta cara fue realizada por el carpintero Francisco López, y aparecía cuando las campanadas marcaban las horas.
Esta torre, que seguramente fue de mam­postería y cuya base costó demoler, fue reparada varias veces a lo largo de su larga vida, según consta en las Actos Municipales del Ayuntamiento de Villena.

Era una edificación sencilla, compuesta por tres cuerpos. Su planta era cua­drada, de 4 m2 de base, 20 m de altura. Su estilo, según Gaspar Archent, era plateresco: "El estilo plateresco / es­tampó en ella su marca / y muy airosos balcones / se abrían en sus cuatro ca­ras... ". En su primer cuerpo se encon­traba una pequeña puerta por la que se accedía a las escaleras que subían hasta los balcones. Rematada por una cúpula recubierta de tejas y coronada por una veleta, la torre albergaba en su primer cuerpo al autómata, en su segundo cuerpo el reloj y en el tercero las campanas, entre las que se encontraría la campanica, y que según se anota en las Actas Municipales de fecha 20 de abril de 1888, se encontraba allí desde tiempo inmemorial, empleándose para anunciar la venida de la Virgen a sus fiestas.
TESTIMONINOS GRÁFICOS:
Alonso Gotor, F.: Revista “Villena” 1998. (R.M.ªLL.R)
BIBLIOGRAFÍA:
Actas Municipales del Ayuntamiento de Villena, Archent (1970: 34-35), González Pomato (1995: 186), Prats (1973), Villena 1900 (1997: 28)

Fuente: Monumentos Desaparecidos Comunidad Valenciana
Generalitat Valenciana - Consell de Cultura
Cedido por... Joaquín Sánchez
Dibujos: Romualdo Moreno Torres, cedidos por Juan Martínez (Glem, S.L)

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com