1991 LA ALEGRÍA DE UN ABUELO

LA ALEGRÍA DE UN ABUELO
Pere; ¿qué haces?
Pos mira, Toni, aquí sentaíco hiciendo un poco reposo. Ya no está uno pa trotes.
Y tú, ¿aonde vas?
De retiro, Pere, que vengo del bancalico, de no hacer na, pero tengo unos pimientos, que da gozo verlos. Dice mi Vicente que se los vendamos a las comparsas pal vinagre de estos días y mi mujer que no, Toni no, unos cuantos a ca comparsa, daos; otros regulares pa nosotros y los más relucientes pa la Vilgen Morenica, la de tos los villeneros, y de to el mundo, por que es muy güena, y el día siete le hacemos ofrenda. Yo le dije: si nena; y viva mi Vertudicas. ¡Qué mujel más güena tengo!
Güeno, Pere, me voy poco a poco par sitio, que hoy ceno zarangollo y crillas a la mondongona; con un tomatico y un cacho alpicoz, y cena) pronto pa acostarme y estar descansao pa estos días.
Adiós Toni y la compaña yo me espero un poquico al fresco que venga mi nieto, el chiquitico de mi Chimo lié cuatro años, pero es más listo que Cardona.
Pos na, Pere no te resfries pa estos días que hoy hace algo de frescor.
Voy pa alante.
Hale.
Toma el vale y te darán un chambi de tol molde pa tu nieto ande vayas.
Agüelo, ya vengo.
Hola, nene, que gozo verte, te estoy esperando to la tarde. ¿De aonde vienes?. Has tardao tanto, que el agüelo estaba desazonao.
Agüelo, es que me ido por los escaparates del pueblo, pero no lo charres.
Dime, nene, ¿y qué has visto?
Telas, agüelo, del color de las Fiestas. Más bonicas...
Mire usted agüelo es que quiero salir de ARRASTRAO, Marruecos, de esos; es una comparsa, que me gusta con delirio, ya veo al Cabo Gastaores de las mochilas ese que se llama Caracoles que tiene bar, que lo hace más bien, va jacarandoso ¿verdad Agüelo? Luego el cañoncico que dice un hombre en la junta que lo fundó el tío Ericas. Después, el castillico, que va to la junta, las que compran el almuerzo, cuando lloramos, porque se va la Vilgen, y aluego Agüelo, la Carroza llena de nenes y nenas y uno grande, que va montao, que hace pilas y losetas y lleva gafas: creo que le dicen Poveda.
¿Por qué lloras, agüelo?
No lloro, nene; las lágrimas que tiene el agüelo no son na; es agua mandó por la Morenica, por to esto que mas propuesto. ¡Qué alegría más grande tengo!
Saldrás de ARRASTRAO, cariñico del agüelo aún que tenga que vender el bancalico del Prao la Villa, pa comprarte el trajecito, pero con una cosa:
Diga, agüelo.
Pos que no te borres nunca. Nene, el agüelo es de los fundadores de la comparsa; tengo más de ochenta años, no se cuantos caballones son, pero es igual.
Yo salía con Ericas, con el Calañés que era el Presidente, con Chinales, Molina el Pincar, y muchos más, entonces en vez de mangotes llevábamos camisica de manga larga.
Agüelo, ¿me llevará a los
Alesianos cuando llegue la Vilgen?
Si nenico.
Pos dele un abrazo a tos y un viva a la Vilgen y a usté.
EDUARDO PALAO.
Extraído del Libro del 125 Aniversario Bando Marroquí
Cedido por... Paco Marco Hernández

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com