1975 LA FIESTA, CITA Y ENCRUCIJADA

LA FIESTA, CITA Y ENCRUCIJADA
A través de «Villena», en carta de entrañable adhesión a vuestras jornadas festivas bien merecidas, mejor ganadas; a mis entrañables amigos, autoridades y jerarquías villenenses —eslabón y puente firme de vinculación afectiva y cordial hacia mis paisanos de las tierras altas del Vinalopó—; a Villena, histórica y galana, esforzada y fecunda, primera en mucho, adelantada en todo; a sus hijos, admirable y admirado venero de altas calidades humanas.
Desde la lejanía geográfica, en la cercana distancia del recuerdo y el afecto de hermano, con mis mejores deseos de ventura para estos días y felicidad por siempre.
JOSE CHOLBI DIEGO
Subdirector General de Educación y Ciencia
Inspector de Servicios Extraordinarios
Se me invita desde la redacción de vuestra revista anual «Villena», a colaborar en esta especie de pregón de los días festivos cercanos. Desde esta coyuntura de separación de nuestra «terreta» a la que el servicio a la comunidad nacional me han traído, quisiera alentar vuestro estímulo con mi afán de querer y sentir el aliento de la jornada festiva bajo el marco incomparable de nuestro cielo y nuestro suelo tantas veces añorado y recordado.
Ahí, a la vuelta de la hoja del calendario el periplo vital de Villena subraya en rojo las fechas de la fiesta patronal. Tras un largo caminar que conjuga esfuerzos y sacrificios, sueños, empeños, y cansada singladura de todo un año, la cita anual de la fiesta señera local. Para los que han doblado el espinazo del proceso vital y miran hacia abajo, a su prole, con nostalgia. Para los que han entrado en la vida y miden su futuro con la diana en las estrellas. Para los que esta fiesta es cita con el recuerdo, eslabón, uno más, en el rosario de sus vivencias. Para esa juventud que espera estas vísperas festivas con afán de novedad, peana, una más, en su ansia de vuelo experimental.
Para todos, en Villena armónica y armonizada por el arte de la entrega y la vocación de siempre, estos días han de ser especiales y deben dejar huella imborrable.
A los pies de la Virgen de las Virtudes han de quedar como arras de ofrenda cordial esos esfuerzos que han medido nuestro año de esperanza en su fe. Todos juntos, unidos en el mismo fervor, daremos la lección de une convivencia que pide a gritos la necesidad de una expansión, de una relajación, de un ocio imprescindible, en la alegre convocatoria de la fiesta.
Al pie del Cabezo de la Virgen, a orillas de la frescura del chopo, vamos a recibir de quien quiso, por voluntad propia, ser Madre de Villena, vamos a recibir el respaldo de su amor predilecto y protector. Y todos, citados o comprometidos, vais a renovar el aliento de vuestra fe, en el contacto fraterno de un amor que aventura las mejores esperanzas para esta nueva andadura que dará comienzo con el último estallido de la carcasa que llorará despedida de la fiesta patronal en la noche embrujada villenense.
En la alegre algarabía de estas jornadas cercanas, cuando las calles de Villena las llene el caudal de entusiasmos y alegrías, el ruido de la cohetería y la música de pasacalles, la vistosa cabalgata y el silbido de sirenas de las atracciones feriales, sobre el ara de esta ofrenda festiva, comulgando con la esencia de estas jornadas, saltará sobre el eco del macizo de San Cristóbal, un mensaje de empeño que unirá todas las edades y todas las estaturas en la alfombra de la vega villenense. La fiesta. La fiesta patronal.
Y a su convocatoria, las calendas traen las rememoranzas de un pasado histórico, fecundo y glorioso. En las citas de estas fiestas acuden como aureola inmensa los jalones que han hecho justificada y precisa la leyenda de «muy noble, muy leal y fidelísima» a la perla del Vinalopó alto. En los paseos, las plazas y las calles se advierte el susurro de la voz de hijos ilustres que traen a estos días su ejecutoria testimonial y llegan a nuestro contacto en las coordenadas de este hoy y ahora de la fiesta.
Porque la fiesta es cuenta total de ejecutorias y esfuerzos. Hora de gratitudes y de explosión final. De una etapa.
Pero la fiesta es oración. Tiempo de reflexión. Sobre lo que quedó atrás. Para arder más tarde en el empeño que marca estela y camino. Petición de favor a la Virgen de las Virtudes para seguir empeñados en continuar ese camino excelso que marca una historia sobresaliente.
Y porque la historia debe seguir moviendo los molinos de la conquista del futuro, pienso que a la fiesta seguirá de nuevo ese trabajo tesonero y edificante que caracteriza al hombre de Villena. Y que ha sido y será el motor esencial de la grandeza de esta parte de Alicante.
Quisiera creer que mis trabajos me van a permitir un hueco en el tiempo para acudir a aprender la lección de vuestra fe, de vuestra testimonial alegría en estas fechas de la fiesta. Y que en esta encrucijada de los tiempos, cuando el mundo se rompe la crisma en la búsqueda de caminos tortuosos, la cita con vosotros, en vuestras fiestas incomparables, han de ofrecer de la mano de vuestra hospitalidad siempre manifiesta la lección de un modélico haz de entusiastas jornadas que taladra como alma la devoción a nuestra Virgen de las Virtudes y alienta un estilo humano que no fue sólo hegemonía de los Chapí, los López, los Sancho García, sino veta omnipresente e inagotable en todo villenense.
Y quiero creer, que por la fuerza de sus quilates, impregne, a los que amor y unción, llegamos, en estos días admirables de vuestras fiestas, a manifestaros nuestra adhesión a la justicia de vuestro descanso festivo. Pero también a aprender un poco en la lección permanente que dais a Alicante y España con el trabajo honrado y laborioso de todo un año, la limpia manifestación de vuestras fiestas modélicas y la programación hecha luego acción de vuestro andar. Que estimo tiene una leyenda definidora y justificable: «La Virgen de las Virtudes y vuestra voluntad».
Razones más que suficientes para el tiempo del trabajo. Motivos precisos para esta hora de la fiesta. Mensaje para una cita ansiada. Invitación precisa para una encrucijada.
Extraído de la Revista Villena de 1975

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com