ENTRE MARZO Y DICIEMBRE (DE 1894): ESCENAS DE LA CRÓNICA NEGRA EN VILLENA

Una taberna de la calle la Rambla, varios tertulianos y una conversación que da paso a una discusión que concluye a tiros y cuchilladas. Los contendientes, dos varones, acompañados por algunos familiares que se unen al sangriento tumulto. El resultado: cinco heridos de diversa consideración, uno de ellos de pronóstico muy grave que será conducido al hospital de la ciudad con pocas esperanzas salvar su vida. De hecho morirá pocas horas después a consecuencia de los disparos recibidos. Su nombre: José María González Ferrero. Residente en la calle Parrales, el muchacho que cuenta con tan solo 17 años es hijo de Pedro González Santiago y de Josefa Ferrero Francés. Como trasfondo de la pelea, se apunta al desprecio que su familia cree haber recibido en respuesta a las pretensiones amorosas del joven, que corteja a una hija de la otra facción en disputa y, en medio de todo ello, el alcohol, casi siempre protagonista y que facilitará la locura colectiva. Estamos a marzo de 1894 y mientras un numeroso grupo de vecinos se está preparando para peregrinar a Roma (*1), José Pons Samper, uno de los más destacados (y olvidados) poetas que ha dado Villena a lo largo de su historia, escribe por aquella época un elocuente y certero soneto, que parece haber sido compuesto para la ocasión. 
SONETO AL CRIMEN
Germen podrido de morbosa idea,
entre los pliegues de cerebro oscuro
nace el sangriento crimen al conjuro
del odio mismo que lo nutre y crea.

Cual siniestro relámpago serpea,
hiende y abrasa con su fuego impuro,
y harto de cárcel atraviesa el muro
para arrojarse a la brutal pelea.

Rómpese del cerebro el engranaje,
surge el monstruo fatídico y rugiente,
se precipita con furor salvaje.

Choca, raja, mutila horriblemente,
y al saltar de la sangre el oleaje,
el monstruo va flotando en el torrente.

Dos meses más tarde la tragedia se desplaza de escenario para su representación. La antigua ermita de San Benito, que en esos momentos funciona como matadero municipal y que hoy día acoge las dependencias de la policía local es el nuevo lugar elegido y los actores principales, dos trabajadores del establecimiento. El motivo, la discusión promovida por el retraso aquella mañana en la apertura de las instalaciones tras quedarse dormido quien debía hacerlo. El intercambio de palabras entre Juan González Algarra y Juan Castelló Ugeda se torna cada vez más acalorado y finalmente, aquel veintiuno de mayo, la violencia estalla brutalmente, de manera que el segundo de ellos que en aquellos momentos cuenta con 27 años, es herido fatalmente por un arma blanca de grandes dimensiones manejada hábilmente por el primero (*2). La esposa de la víctima, Jerónima Gabaldón Pérez, que igualmente interviene en la trifulca, resultará herida de gravedad aunque finalmente consigue salvar su vida. Todos ellos, así como el padre del homicida, Juan González Martínez, que posteriormente será también detenido por su implicación en los hechos, han estado residiendo hasta entonces en las dependencias habilitadas al efecto anexas al propio matadero y que hace las veces de vivienda para todos ellos.

ANTIGUA ERMITA DE SAN BENITO, POSTERIORMENTE RECONVERTIDA EN MATADERO DE LA CIUDAD Y QUE HOY ACOGE LAS DEPENDENCIAS DE LA POLICÍA LOCAL

Mientras las familias de los fallecidos lloran amargamente su pérdida, un avispado individuo, ajeno a estos dramas, trata de pasar desapercibido en el breve espacio de tiempo que permanece en la ciudad. Natural de Martos en Jaén y de 54 años, responde al nombre de Agustín Ruiz Villarejo y es agente recaudador de contribuciones destinado en Castalla. El 19 de septiembre se ausenta de su puesto de trabajo, aunque no lo hace solo, ya que con él se esfuman 11.000 pesetas en billetes del Banco de España. Se dice que ha sido visto por última vez en la estación de ferrocarril de Villena desde donde ha tomado el tren correo y perdido su pista. La descripción que de este sujeto se hace en la requisitoria a través de la cual las autoridades ordenan su busca y captura no tiene desperdicio:

… estatura alta, bigote entrecano, le falta parte de la dentadura usándola postiza, tiene una cicatriz en el cuello y es tartamudo. 


Estamos ahora principios de noviembre y el frío de aquel otoño de 1894 contrasta con la sangre caliente que recorre las venas de algunos individuos. Dos de ellos se enzarzan en otra discusión que acaba con Vicente García ingresado en el hospital tras ser herido de gravedad por su cuñado, Diego Espinosa, quien le ha asestado dos certezas puñaladas y que poco después, será detenido por agentes de la guardia civil.


Junto a todo esto, las amenazas de muerte que a través de cuatro anónimos ha venido recibiendo el acaudalado propietario local Enrique Tarruella y por las que se le exige la entrega de una significativa cantidad de dinero, no parecen cosa nimia, en una ciudad que vive un periodo especialmente agitado y violento, en medio de una profunda crisis económica, donde el anticlericalismo está sólidamente instalado en un sector de la clase trabajadora local, que viene soportando duras condiciones de vida y que aparece cada vez más enfrentada a las élites locales y a la propia iglesia católica, percibida por muchos como la aliada natural de los más poderosos.
En Villena la jauría clerical ha amenazado al vendedor de LAS DOMINICALES (*3) para obligarle a dejar la venta del periódico con el que gana algo de dinero para ayudar a su pobre existencia.
¡Miserables!
Tienen al pueblo sin comer, llevando una vida desastrada, y todavía no dejan que se haga propaganda para librar a las generaciones que vengan de esta situación degradante y afligida.
Abusan, además, del dinero, de la posición, de la influencia social, para pisotear a los infelices desheredados.
¡Miserables!
Pero todavía hay en Villena un grupo de ciudadanos dignos y valientes que no consentirá que se atropellen impunemente los derechos del desvalido.
A la Partida de la porra clerical contestará la dignidad obrera ultrajada.
(“Las Dominicales del Libre Pensamiento”: 7 de diciembre de 1894)



Aquella crisis económica tiene como causa inmediata el desplome en los últimos años de las exportaciones de vino a Francia, lo que ha dejado sin ocupación a cientos de trabajadores. Con la paulatina recuperación de los viñeros franceses tras el azote de la plaga de filoxera que tanto había mermado la producción vitivinícola del país vecino, muchas bodegas locales ven ahora peligrar seriamente sus negocios, que languidecen sin nuevos mercados que sustituyan a los perdidos. Por si esto fuera poco, la subida de aranceles y gravámenes que soportan los productores ha terminado por agudizar la situación.
… con contribuciones superiores a sus medios productivos, sin mercado para sus vinos y con la paralización en todos los órdenes de trabajo, que ha ocasionado la falta de tráfico en el ramo principal de su riqueza, Villena –que reunía todos los elementos necesarios para gozar de un estado próspero y floreciente- es una ciudad totalmente arruinada, que no se muere materialmente de hambre, gracias a la fertilidad de su huerta y merced a la riqueza de sus aguas, que permiten aplicar a diversos cultivos, terrenos abandonados hasta ahora como improductivos eriales...
(“El Liberal” 2 de noviembre de 1894)

VILLENA, FINALES DEL SIGLO XIX

Llega diciembre y los habitantes de la ciudad se aprestan a despedir aquel año que ha traído más sombras que luces. Una de las pocas noticias positivas publicadas por los periódicos durante el periodo, se remonta a siete meses atrás, cuando aquellos habían dado cuenta de que el número 4.897, agraciado con 2.500 pesetas y vendido en la localidad, era uno de los premios mayores del sorteo de la lotería nacional celebrado el 31 de mayo.

BILLETE DE LOTERÍA NACIONAL DEL PERÍODO

Sin embargo, no debía estar precisamente para celebraciones gran parte de la población, que desde luego no puede permitirse el lujo de jugar a la lotería y para la que constituye un pequeño milagro llegar al final de cada día habiendo comido lo suficiente. Tampoco debía estar satisfecho el propietario de los bienes semovientes sustraídos el anterior agosto y que cuatro meses después y para su desesperación, seguían sin ser recuperados por las autoridades.

JUZGADO DE INSTRUCCIÓN DE VILLENA
____________
Don Rafael Medina Huete, Juez de Instrucción de Villena y su partido: Por la presente requisitoria hago saber a los de igual clase y municipales, Alcaldes, fuerzas de la Guardia Civil, y demás agentes de la policía judicial de la nación, que en este juzgado… se instruye sumario por el delito de hurto de tres caballerías, cometido en esta ciudad el día 6 de agosto último; en cuyo sumario se ha acordado expedir la presente, por la que en nombre de S.M. la Reina Gobernadora (que Dios guarde); ruego y encargo a las expresadas Autoridades y agentes, procedan a la búsqueda de las expresadas caballerías, cuyas señas son:
Un macho, pelo negro, lucero, dedo y medio bajo la marca, de diez años.
Una mula pelo pardo negruzco con algunos pelos blancos de seis años y de la marca.
Una mula pelo castaño oscuro entre pardo, de unos ocho años y tres dedos bajo la marca, lunanca de la pata derecha
Y caso de ser habidas, disponer su conducción a esta ciudad, poniéndolas a mi disposición.
Dada en Villena a diez de Diciembre de mil ochocientos noventa y cuatro.


(*1) PEREGRINACIÓN A ROMA
…Según noticias de la importante ciudad de Villena, pueden calcularse en cerca de 200 peregrinos los que saldrán de ella para representarla a los pies del Jefe visible de la Iglesia…
“El Aralar”: 03/03/1984

(*2) En la Decimosexta estampa del libro Álbum de Cromos Prostitución en Villena (1906-1931), su autor, Mateo Marco Amorós, describe un suceso ocurrido en abril de 1907 en una de las casas de lenocinio de la ciudad, en la que una joven prostituta de 19 años (cuyo nombre no trasciende), es herida por la bala de un revólver disparado por Juan González Algarra, alias el del Matadero, que bien pudiera ser la misma persona que dos décadas antes había acabado con la vida de Juan Castelló Ugeda.

(*3) “Las Dominicales de Libre Pensamiento” fue un semanario fundado en 1883 en Madrid. Editado cada domingo, su existencia se prorrogó hasta 1909. Su contenido, de carácter diverso y apartado del pensamiento oficial, incluía artículos firmados por prestigiosas firmas del mundo de la cultura, de la ciencia, la literatura, la sociedad o la política, lo que hizo a este semanario ser objetivo frecuente de los ataques, tanto de la Iglesia católica como de las autoridades, que hizo que una parte de sus números fueran secuestrados.

PERIÓDICOS Y OTROS RECURSOS BIBLIOGRÁFICOS CONSULTADOS.
“Boletín Oficial de Murcia”: 26/12/1894.
“Boletín Oficial de Oviedo”: 29/09/1894.
“El Aralar”: 03/03/1894.
“El Correo Español”: 26/03/1894.
“El Día”: 06/11/1894.
“El Independiente”: 22/05/1894.
“El Liberal” 02/11/1894.
“El País”: 07/11/1894.
“Heraldo de Madrid”: 02/06/1894.
MARCO AMORÓS, Mateo (2004). Álbum de Cromos prostitución en Villena 1906-1931. Editado y distribuido por Factoría La Fam.
LOPEZ HURTADO, César (15 de marzo 2007). Pasado y presente de Villena y su entorno. Conferencia de la Cátedra arzobispo Loazes y la Fundación Municipal José María Soler.
PONS SAMPER, José (1895). Fibras que laten: deserciones literarias. Imprenta de Enrique F. de Rojas. Madrid.
“Registro Civil de Villena: libros de defunciones del año 1894.
www.villenacuentame.com
Autor: JOSÉ SÁNCHEZ FERRÁNDIZ. (2017)

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com