1934 VILLENA Y SUS MUJERES

"¡Bonitas porque sí!" 
porque son hijas de Villena y las "villeneras" reunen todos los encantos.
"¿Cómo es posible que estas caras reunan tanta belleza, 
tanta gracia y simpatía aun mismo tiempo?"
¿Quién no se siente sediento cuando ofrece el agua 
un grupo tan castizo como éste?
VILLENA Y SUS MUJERES - EL OLIVO 1934

1934 MARÍA, MADRE DEL HOMBRE
María es Madre de Dios, porque el Verbo Divino tomó carne en sus purísimas entrañas y la elevó a la incomparable dignidad de la maternidad divina, a ninguna otra criatura concedida.
María es Madre del hombre. Es la voz de Dios, es la voz de la Iglesia y es también la voz de la Historia.
Voz de Dios. Su palabra, infalible y creadora, lo hizo así y lo promulgó en el Calvario en un momento solemne, tal vez el más solemne para el inundo, cuando pendiente del madero de la cruz, trono de eterna soberanía, cátedra de infinita sabiduría, altar de condigna reconciliación, Jesús, Hijo de Dios, fruto bendito de la Virgen María, desde aquel árbol sacrosanto, a cuya sombra vio la muerte embotados los filos de su guadaña, la naturaleza sus extertores agónicos, su derrota el demonio, su elevación el hombre, pronunció el Mártir divino estas palabras: "Mujer: he ahí a tu Hijo", dichas a María, que firme como una roca se hallaba junto a la cruz. Promulgación dramáticamente solemne de maternidad humana.
Vista panorámica del Parterre.

Voz de la Iglesia que la recoge de los labios de Jesucristo, la incorpora a sus enseñanzas, la lleva a la liturgia, la tiene presente en sus rezos y festividades y la hace oír de todos sus hijos por boca de sus doctores, de sus santos y de sus teólogos, entre otros, un San Ambrosio que llama a María "Madre de los cristianos", un San Agustín que la dice "Madre de los vivientes", un San Andrés de Creta que la nombra como "Madre de la vida".
 Original "foto" de Villena, tomada desde un avión.
Voz de la Historia. Esta, que al asistir en Belén al nacimiento del Mesías, no ha podido desprenderse ni un momento ni desentenderse de un solo hecho de la vida de Jesucristo y de su continuación en la obra de la Iglesia Católica, testimonio ya hace veinte siglos que María es la Madre de los hombres, y no hay punto en el espacio, ni instante en los tiempos, ni pueblo ni individuo que dejen de ofrecer el hecho siempre repetido del ejercicio por parte de María de las funciones maternales, centuplicadas en sus apariciones y en sus protecciones, y de la pública confesión de los fieles de todos los tiempos en esa expresión lanzada corno angustiosa llamada en las horas tristes, corno grito de gratitud y de victoria en las horas de triunfo, como dulce plegaria en los arrebatos de piedad y de fervor. ¿Que no es así? No lo dirán, no lo pueden decir quienes vivan los días que vive la nobilísima ciudad de Villena en estas fiestas espléndidas, organizadas en honor de su Patrona, la Excelsa Madre, María de las Virtudes. Que lo diga la piadosa ciudad, que no vive ni siente, ni piensa otra cosa que recibir a su Virgen cuando llega, visitarla mientras la tiene, depedirla cuando se va, sin tener para dirigirse a su "Morenica" cuando la recibe, cuando la visita y cuando la despide, palabras más tiernas que el dulce nombre de Madre.
María, Madre del hombre. Es una verdad, pero también es un principio cuya consecuencia lógica es ésta: si María es Madre de los hombres, los hombres somos hermanos. ¿Cuántos? Todos aquellos que son hijos de María, y de María somos todos hijos porque a todos sin limitación alguna concedió Jesucristo ese precioso legado. ¿Quiénes? Pobres y ricos, sabios e ignorantes, felices y desdichados, justos y pecadores. ¿Por qué? Porque de los pobres, de los ignorantes, de los desdichados, de los pecadores, es Madre María, como lo es de los ricos, de los sabios, de los felices, de los santos. Miramos todos a María como hijos; mirémonos como hermanos. El propósito eficaz de hacerlo así, tal vez sea el más necesario y el mejor obsequio que podamos hacer a la Virgen de las Virtudes.
JOSÉ MORENO
Extraído de la Revista El Olivo de 1934 - Cedida por... Isabel Forte

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com