"UN BUEN CORREGIDOR" DON VICENTE RODES MIRALLES (PERIÓDICO EL DÍA DE 1927)

Lo es de Villena, desde hace unos diez y ocho meses, don Vicente Rodes Miralles. La impresión nuestra al saludarle, ha sido la de hallarnos con un bello ejemplar de la raza. Que no suene esto a adulación, ni a granjería, por parte nuestra. Frene; al tipo atildado y altisonante que durante muchos años, hemos contemplado al frente de corporaciones Municipales, sin asomos a menudo de la visión de España y de sus destinos, este don Vicente Rodes Miralles, actual corregidor de Villena, nos ha sorprendido por su sencillez y parco decir, como si avaro de palabras, quisiera expresar en las menos posibles, las más dilatadas ideas. Su figura escueta y sus sobrios ademanes y su asentimiento cortés a nuestras palabras, (palabras exaltadas de levantino) nos dan la impresión del hombre, que de otro del Ayuntamiento, y al frente del mismo, no quiso ser más que austero administrador de los intereses Municipales. Nos recibe de pie, en el saloncillo despacho de la Alcaldía, con un comerciante, amigo y popular aquí en Villena, quien a su vez, nos presenta y pretende hablar también con el señor Rodes, sobre asuntos locales.
¿No os parece, lector, que se hace justicia estricta al loar las acciones justas de los hombres representativos, sean los que fueren?. Decimos esto porque pese a las reiteradas muestras de humildad del señor Rodes, nosotros hemos de forjar unos comentarios acerca de la labor recta y concienzuda realizada durante unos meses, por el alcalde de Villena. Ser regidor de un pueblo es algo trascendental, si la misión es ejecutada soberbiamente. El cumplimiento del deber en las comunas modernas este lleno de dificultades, por lo complejo que son los problemas administrativos. Por ello, cuando un funcionario de esta índole, cumple con su deber y da a su cargo la honestidad imprescindible, no es difícil que como en tanta ocasión, esmalte las páginas históricas de la provincia, o de la Nación. ¿Acaso el Alcalde de una Ciudad, si quiere, o puede, no es el creador de la epopeya moderna? Su resolución o gestos, cuando se traducen en reformas magníficas de una Ciudad, interesan a multitud de convecinos; y como respaldo de esa conducta ejemplar, el teléfono, el telégrafo, y los plomos de la imprenta se encargan de esparcir con rapidez inusitada, las reformas o pensamientos ejecutados por aquel, quién viene a ser para unos, escarmiento y para otros, un símbolo resplandeciente. En estas líneas, pensadas antes de estrechar la mano del señor Rodes Miralles, flotaba ya un cierto convencimiento, sugerido por lo reformado en Villena, desde hace muy poco tiempo. Por ello, hemos sentido una muy noble satisfacción al conversar con el Alcalde de Villena. Enjuto de cuerpo, breve y confirmador de sus palabras siempre el ademán, claras e inquiridoras las pupilas, este comprovinciano que hace pensar en el hombre moreno del Mediterráneo, nos ha seducido por su serena impasibilidad, forjada acaso en la regencia de los negocios, y que sin disputa ha sido lo que le ha dado esa visión de los problemas locales al saltar de un despacho particular al alto sitial de corregidor. Es posible que el actual Alcalde de Villena, que parece por la Castellanía de su traza, sustraído de un cuadro de Velázquez, haya meditado profundamente a veces, al verter los obreros fundidores el líquido, frente a sus ojos en los recipientes, en que una fundición sea hasta cierto punto paralela a una casa de la Ciudad. ¿Pues qué acaso, un Ayuntamiento, no es un horno encendido de ideas, en el cual, las llamas, que son la voluntad popular, pueden al ser certeramente encauzadas, labrar tesoros magníficos, que vengan un día a esmaltar moralmente el escudo de la ciudad, hecho ya ejemplo para el porvenir?
Como advertirá el lector imparcial de EL DIA han bastado unos meses, el asentimiento de la opinión pública, y un hombre, rectamente enamorado de su pueblo, para que el milagro se realice. Enemigo de toda exhibición, como ya se dijo, el señor Rodes Miralles, al enumerar su gesta administrativa, advierte que ha sido preciso, como en todo lo relacionado con la marcha ascendente de los pueblos, el buscar dinero, ya que en los tiempos actuales se advierte que es imprescindible el aumento de ciertos tributos, pues toda reforma implica un gasto desusado, personal competente, y una distribución magnifica de todos los servicios, para que éstos sean normalmente dispuestos y toda reforma, pueda ser ejecutada a conciencia, sirviendo como un espejo, donde se proyecten todos los progresos, para el Porvenir. Como cuando a la mujer modesta, hay que ataviarla con galas exquisitas, para que pueda ser bien recibida en sociedad, de la misma forma, el Ayuntamiento de Villena, ha tenido que ir poco a poco, elevando los presupuestos ordinarios y los extraordinarios, para transformar en ciertos aspectos a Villena, dotándola de aquellas exquisiteces urbanas y culturales, tan imprescindibles, para resaltar su fisonomía progresiva, entre los pueblos más importantes de España. Que lo va consiguiendo lentamente, pese a sus escasas fuerzas administrativas, lo comprueban ciertas reformas, por todos admiradas, y que vendrá a consolidar el futuro empréstito, ya en vía legal de realización. La transformación de Villena, se advierte con sólo este detalle: el relacionado con eI fluido eléctrico, pues la población, de forma tan soberbia está iluminada, hasta en sus callejas más intrincadas, que para sí quisieran muchas grandes ciudades poseer ese servicio, en la forma maravillosa como lo posee Villena. Terminamos esta información, con estas sencillas palabras: Que cunda el ejemplo puesto en práctica por el señor Rodes Miralles, desde la Alcaldía, pues España necesita, no de espíritus altisonantes, sino de hombres sencillos, que como el actual Alcalde de Villena, cumplan siempre con su deber.
Extraído del periódico EL DÍA del 15 de junio de  1927
Cedido por... Juan Vale Carrasco

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com