EL BAR ALEJANDRO... "NUESTRA CASA"

NOSOTROS LOS ALEJANDRINOS
El pasado día 31 de marzo de 2012 cerró para siempre sus puertas el mítico BAR ALEJANDRO. Nada digno de mención en estos tiempos de crisis en los que lo extraño es mantener un negocio abierto, si no fuera porque “el Alex” no era un negocio ni siquiera en el más estricto sentido del término. No: el Alejandro ha sido una institución y además NUESTRA CASA.
BAR ALEJANDRO cerró sus puertas el 31 de marzo de 2012
Licencia de apertura con fecha... 27 octubre de 1964
Algunos de los habituales del Alex casi que nos hemos criado entre sus paredes: yo particularmente traspasé por primera vez sus gloriosas puertas cogido de las manos de mis padres con apenas seis o siete añitos, buscando las populares y suculentas tapas de María, mi segunda madre (y la de muchos otros) durante bastantes años.
Dióscoro Torres, Sarri y Amalio (2000)
Ya en la adolescencia haría una segunda y triunfal entrada del brazo de mi amigo del alma desde entonces y para siempre, el llorado y añorado Amalio, que se nos fue sin avisar el muy c… y nos dejó huérfanos a más de cuatro.
Mª Angeles, Alejandro García y Sandri.
Bar Alejandro en el paseo Chapí desde tiempos inmemoriales.
Entre sus paredes, como iba diciendo, descubrimos los misterios de la vida un par de generaciones de inquietos adolescentes que después nos hemos convertido en adultos y entre esas queridas paredes, a menudo despintadas pero siempre llenas de pinturas de un buen número de artistas locales y allegados (por supuesto todos ellos parroquianos incondicionales), se han gestado cantidad de proyectos vitales y artísticos… siempre expuestos a las curiosas miradas de los numerosos viandantes que pasan su rato de asueto dando vueltas al “Paseo” y para los que nuestro particular ateneo era un aliciente más en su paseo diario.
Antonio "Chispes", Alfredo "El Ruso", Sarri, Luis "Túnel", Alfonso "Querrecle", Antonio "El Mandi", Mª José y Carlos Zapater... Alejandrinos en la Discoteca Dafnis cuando Luis el del Túnel pinchaba música a principio de los 80.
Amalio, Carlos Zapater, Fernando "el Pelos" y Jesús Martín "Tubarro"
en el ALEJANDRO 1990
Seguro que también ellos, como nosotros los alejandrinos, echarán de menos... EL ALEX. HASTA SIEMPRE
NOSOTROS LOS ALEJANDRINOS
Texto y fotos... Carlos Zapater

ALEJANDRO
El bar Alejandro fue un lugar de refugio para bohemios desde los años 70... Nos juntábamos a diario músicos, pintores, poetas. Siempre teníamos una excusa para tomar algo y comer algo, la madre de Amalio hacía unas tapas de "gloria", bocadillos, quintos baratos... y Amalio se encargaba de la música, también tenía un rincón de revistas de cómic, libros, discos y cintas para compartir...
Por 1972-73 empecé a ir al bar, pero solo como refugio de papear bien y barato cuando salía de la discoteca Marruecos, en sesión de tarde o porque terminaba mi sesión de ping-pong en los billares de la Sardina. En 1976-77 comencé a conectar con los ambientes del Alejandro de una manera más integra, era un lugar donde nos concentrábamos los jóvenes de tendencia bohemia.
"Muy buena música la que tenía Amalio"
El me enseñaba sus últimos discos recibidos, sus últimas novedades de grupos y bandas británicas y americanas vinculados al rock, y yo le grababa mis vinilos que recibía de importación, pero como era todo música folk-americano, country, bluegrass... ni de coña seducía con mis discos al ambiente del Alejandro.
En aquellos años de mediados de los 70, solo 3 o 4 personas de Villena amábamos el folk, country... Enrique Oliver, Pepe Cabanes y yo, que ya empezaba a volverme loco esas corrientes americanas, tanto que lo compraba todo de importación, pues en España llegaba lo más comercial del asunto.
El Alejandro fue si se podría llamarlo de alguna manera, el primer "bareto" del pueblo donde se podía beber, comer bocatas, tapas y escuchar buena música, intercambiando revistas underground (AjoBlanco,Disco-Express), cómic, libros, discos, cintas... y muchas tertulias, se juntaban también los pintores, Chispes, Sarri, Rayo, Miguel Ángel "Escoin".
Muchos años después, en 1987, con Paco Mira al timón, se montó la aventura de RADIO RES, primera y única emisora pirata del Vinalopó Alto, con la integración de 10 socios, entre ellos Amalio, Carlos Zapater, Miguel Colomer, Beni, Alfonso Áyelo, yo y algunos más, luego llegaron, los colaboradores, entre los que se encontraba mi hermano Juanjo, Mateo Marco y 33 personas más, pero eso es otra historia.
El Alejandro, quizás fue el primer "bareto" donde se podía escuchar buena música... luego se abrió el Imagine (1977-78-79), el Porrón, detrás del ayuntamiento (1977-78) y más tarde, en otoño del 82, el Túnel, el Kharma y la Zume (1983-84)
Texto y fotos... Dióscoro Torres

LA ÚLTIMA NOCHE EN EL ALEJANDRO
Agustin, Carlos, Luis y Antonio y Dióscoro.

TOMA EL DÍA
-Cierra la puerta cuando estés dentro y automáticamente se encenderá la luz del aseo. Dijo alguien.
-O.K. Gracias.
El bar estaba envuelto en una espesa bruma de tabaco y la gente jugaba al truque o charlaba alegremente tras un muro de música reggae vomitada por un viejo radiocasete de los setenta.
El forastero salió del escusado y dirigiéndose al dueño del garito, le preguntó si tenía cerveza.
-¿Vive el Papa en Roma? Le espetó Amalio. Claro, man, de hecho sólo tenemos cerveza, jua, jua.
-Buena música. I like it, me gusta.
-Si es UB-40. ¿De dónde eres?
-Soy de Islandia, de un pueblo a cien kilómetros de Reykjavik.
-Alucinante país, si señor. ¿Y cómo se vive por allí?
-Bueno, es un país muy diferente a España, of course, pero en mi pueblo los bares son iguales que éste.
En ese momento yo que estaba al lado, no pudiendo dejar de escuchar la conversación, exclamé:
-¡No me jodas tío! Es increíble, pero es cierto que en todas las ciudades del mundo hay un bar como el Alejandro. Y en Cuba casi todos son como éste. ¡Qué bueno! Amalio, ponle un quinto al colega y otro para mí.
-Y a nosotros también. Replicaron desde el fondo de la barra los indios gorrones.
-Marchando.
La tarde dio paso a la noche y la luz mortecina de las lámparas que colgaban del desconchado techo, empezó a bañar el local mientras el espeso humo dibujaba figuras fantásticas en movimiento. Tras los cristales, la fachada del teatro Chapí lucía imponente arropada por los chopos y pinos centenarios del parterre. La noche era joven y el dulce aroma que impregnaba todo invitaba a vivir el momento.
Entonces, Dióscoro, el tío de dios, apareció con su guitarra y se marcó unas canciones de folk americano. Justo, el hijo del viento tarareaba las melodías mientras Merce se contoneaba a su lado tocada con un sombrero ibicenco. Richar, el pintor loco de Oklahoma aullaba como un lobo estepario acompañado por Luis el cruel, que simplemente berreaba como un venado. May, haciendo honor a su deseo de no crecer nunca iba disfrazado de Peter Pan, y Reme, como si fuera un dibujo de Walt Disney lucía deslumbrante de campanilla. Payá, el vikingo villenero, en cambio, como casi todos los presentes se escondía bajo el disfraz de sí mismo. Agustín con un gran petardo en su mano y Carlitos, alias Chanimoney, confraternizaban delante de unos vinos como sólo pueden hacerlo los adoradores del dios Baco.
Detrás de la barra y mientras una amalgama de lolitas punkis, heavies treintañeros, trajeados descolocados y alternativos con rastas bailaban desinhibidamente, Amalio Gran, el Donald Sutherland del pueblo de los ajos, con una sonrisa de oreja a oreja y el rostro desencajado, gritaba como un poseso : ¡¡Carpe Diem, Carpe Diem!!
Texto... Miguel Ángel "Escoín"

COMENTARIOS...
* Escoin ha escrito muy bien lo que fue este bar... Joder, Escoin, déjanos algo a los demás. En serio, el bar Alejandro desde fuera, a mi, siempre me pareció el bar que Villena necesitaba. Luego vino el Túnel y estaba el Lancero y el Rinconcico de la Espuela y el bar La Peluquera. Es decir, que Villena contó con los bares necesarios para "que las idiosincrasias de cada uno" saliesen del "tiesto". Bares emblemáticos, cutres... ¡¡nunca,joder¡¡, que dejaron huella en nuestra ciudad. ¡¡Mi recuerdo personal para este bar, que tanto hizo por nuestra ciudad. Y por si alguno no lo sabe... joderrr como nos arrastra el tieeempo....¡¡¡

* Durante el año 1987, nuestro querido amigo Paco Mira, su cabeza no paraba de palpitar una idea, que cada vez iba tomando más protagonismo, quizás ese germen rondaba por muchos jóvenes del momento, pero con una gran desorientación y desinformación, pero nadie se lo tomó tan en serio como Paco. Durante los meses del verano del 87, poco a poco, la idea de crear una competencia radiofónica estaba más compartida gracias a Paco, que uno a uno, nos fue transmitiendo una fantasía, casi utópica, pero con posibilidades de un "Despertar" colectivo en la juventud villenera...RADIO RESS "La emisora Pirata"... Estuvimos casi obligados y sacrificando nuestra economía, con el afán de crear una nueva Radio-Libre...con ambientes musicales muy diversos y dispares...músicas que jamás se habían colocado en nuestra comarca debido a una dictadura musical de las grandes multinacionales discográficas. RADIO 3, no sirvió de trampolín y de gran ayuda, pues fue pionera en una radio libre en F.M. a partir de 1979. Radio 3, apenas recibía señal en nuestra comarca. Al menos, durante año y medio, se pudo transmitir buenas músicas, de muchos y diferentes estilos, programas radicales e intimistas, programas culturales... debates, charlas, entrevistas, etc...Todo eso desde las 6 de la tarde, hasta las 12 de la noche, poco más...y el fin de semana, con más horario... Automáticamente, todos los días se colocaba RADIO 3, en Radio Ress, hasta las 18 horas que empalmábamos. Gracias a un gran número de colaboradores, aproximándose a una treintena, o más personas... Ese gran proyecto, esas ideas tan vanguardistas en aquellos años, se fue germinando primero en el bar ALEJANDRO, y sobre la marcha, lo íbamos debatiendo en el bar AVENIDA, otro referente cultural del pueblo, donde se debatía, se reunían, se escuchaba muy buena música y se tapeaba de maravilla. El bar ALEJANDRO fue una especie de olla sumergida, contra-cultural, donde se guisaban un buen número de pensamientos, proyectos e ideas... poetas, pintores, músicos, freakes, bohemios, aventureros, punkis, rebeldes, ácratas, hippies, marginales, de corbata y chaqueta, un mezclijo de etnias y culturas..

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Escoin ha escrito muy bien lo que fue este bar.Joder,Escoin, dejanos algo a los demas.En serio,el bar alejandro desde fuera,a mi,siempre me parecio el bar que Villena necesitaba.Luego vino el Tunel y estaba el Lancero y el Rinconcico de la Espuela y el bar La Peluquera.Es decir, que Villena conto con los bares necesarios para "que las idiosincrasias de cada uno" saliesen del "tiesto".Bares emblematicos,cutres ¡¡nunca,joder¡¡,que dejaron huella en nuestra ciudad.¡¡Mi recuerdo personal para este bar, que tanto hizo por nuestra ciudad.Y por si alguno no lo sabe,¡joderrr como nos arrastra el tieeempo....¡¡¡

Anónimo dijo...

mi primera visita cuando llegaba de Barcelona SIEMPRE era el alejandro, y ahora, llegar a Villena y no poder ir.... duele.

dióscoro torres dijo...

Durante el año 1987, nuestro querido amigo Paco Mira, su cabeza no paraba de palpitar una idea, que cada vez iva tomando más protagonismo, quizás ese germen rondaba por muchos jóvenes del momento, pero con una gran desorientación y desinformación, pero nadie se lo tomó tan en serio como Paco. Durante los meses del verano del 87, poco a poco, la idea de crear una competencia radiofónica estaba más compartida gracias a Paco, que uno a uno, nos fué transimitiendo una fantasia, casi utópica, pero con posibilidades de un "Despertar" colectivo en la juventud villenera...RADIO RESS-"La emisora Pirata"...Estuvimos casi obligados y sacrificando nuestra economía, con el afán de crear una nueva Radio-Libre...con ambientes musicales muy diversos y dispares...músicas que jamás se habian colocado en nuestra comarca debido a una dictadura musical de las grandes multinacionales discográficas. RADIO 3, no sirvió de trampolín y de gran ayuda, pues fué pionera en una radio libre en F.M. a partir de 1979. Radio 3, apenas recibia señal nuestra comarca. Al menos, durante año y medio, se pudo transmitir buenas músicas, de muchos y diferentes estilos, programas radicales e intimistas, programas culturales...debates, charlas, entrevistas, etc...Todo eso desde las 6 de la tarde, hasta las 12 de la noche, poco más...y el fin de semana, con más horario...Automáticamente, todos los dias se colocaba RADIO 3, en Radio Ress, hasta las 18 horas que empalmábamos. Gracias a un gran número de colaboradores, aproximándose a una treintena, o más personas...Ese gran proyecto, esas ideas tan vangüardistas en aquellos años, se fué germinando primero en el bar ALEJANDRO, y sobre la marcha, lo ivamos debatiendo en el bar AVENIDA, otro referente cultural del pueblo, donde se debatia, se reunian, se escuchaba muy buena música y se tapeaba de maravilla. El bar ALEJANDRO fué una especie de olla sumergida, contra-cultural, donde se guisaban un buen número de pensamientos, proyectos e ideas....poetas, pintores, músicos, freakes, bohemios, aventureros, punkys, rebeldes, ácratas,hippies, marginales, de corbata y chaqueta, un mezclijo de étnias y culturas...

Angelita dijo...

estupendo artìculo aunque lo haya escrito miguel angel je je.
Villena no es lo mismo sin el Ale y ya no digamos sin Amalio, que gran hombre y gran amigo.

Anónimo dijo...

Iba, íbamos... se escriben con B de burro.

Anónimo dijo...

No es IVA,joder, pero como mañana sube, el tal, pues ..a lo mejor, se le fue el santo al cielo.je,je,je.Que quite he pegado. ¿He?.

Armando Jose dijo...

Buen reportaje, yo lo conocí mas tarde pero intensamente, una pena su cierre....., buen@s amig@s, yo también parava al venir de balencia hantes de aparcar en sax a compartir la merienda y jugar al dominó

Josema dijo...

Cierro los ojos y puedo paladear el higado, los callos y las albóndigas que hacía María y que nos servía, siempre gruñéndonos, su hermano Teófilo. Yo no he vuelto a probar los boqueranos en forma de abanico que tenía el Alejandro en ningún sitio del mundo. Era nuestro lugar de reunión cuando todavía contábamos entre 17 y 19 años. Felices años los del paseo con el Alejandro, la Sardina, Torró, el Buen Gusto, el Capri en fin....mucha nostalgia.

Anónimo dijo...

Y hablando de garitos con huella en Villena, a parte de los mencionados anteriormente, olvidaba que por el año 82,83,84....hubo un garito con mucho carácter y muy refinado...se llamaba EL CAFÉ DE SARA, y estaba enfrente de correos...a final de los 80 y en la década posterior, otro garito con exquisita música y ambiente fué LA VELA...

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com