1889/1918 UN BARCO DE VAPOR LLAMADO VILLENA

Desde el año 1889 hasta el año 1918 un barco de vapor llamado Villena, con base en Cartagena, navegó veloz transportando todo tipo de cargas y también pasajeros por los mares de España. Barcelona, Sête en Francia, Sevilla, Ferrol, fueron por este orden los puertos de destino más frecuentes en los periplos de este barco de acero. .
¿Quién pudo bautizar así a este barco, y por qué? 
¿Cúal es la historia del vapor Villena?
El vapor español Villena se construyó en los astilleros de Newcastle upon Tyne Inglaterra y empezó a navegar en 1868. Su primer nombre fue Eldon, que pocos años después cambió por el de Rowena. Tras pasar por distintos propietarios y bases inglesas, en 1889 es adquirido por un comerciante cartagenero llamado Pedro Conesa Calderón, que lo renombra Villena, y con este nombre permanecerá hasta 1918, en el que los armadores Ramos le dan su último nombre Ramor R. En 1927 desaparece de los registros.
 Postal del Puerto de Barcelona
Puertos comprobados por hemeroteca que tocó el Vapor Villena: Cartagena base, Séte, Marsella, El Havre y Ruan en Francia, Alejandría en Egipto y en España, Ferrol, Barcelona, Sevilla, Águilas, Almería y Motril.
(imagen página web tynebuiltships)
Pedro Conesa Calderón fue un acaudalado comerciante cartagenero nacido en 1833. Sabemos por otros estudios históricos que fue también uno de los primeros forasteros que en una Villena en auge por el ferrocarril apostó por la producción y la comercialización del vino de nuestra comarca. En su Cartagena natal pasaría a la intrahistoria tanto por su labor filantrópica como por la erección de varias edificaciones emblemáticas de la ciudad, como son el Pasaje Conesa y El Castillito.
 1888 Exposición Universarl de Barcelona
 Estación de tren de Villena principios 1900... 
quizás estas pipas fueran a parar al Barco Villena
Son miles las referencias que hoy día mediante las hemerotecas digitales en internet podemos encontrar sobre el vapor Villena. Sobre todo en La Vanguardia, ABC, y otros antiguos periódicos catalanes. Pero en la más temprana referencia que hoy podemos hallar del Villena como barco español, que es una de la Gaceta Minera y Comercial de Cartagena del 15 de abril de 1890, consta en la carga, junto a toneladas de mineral de hierro, vino común de Pedro Conesa, o sea vino de Villena con destino a Sête ( Cette), Francia. 
Ganado lanar y cabrío, mármol, máquinas para cruceros de guerra, jaulas con aves de volatería, esparto, cáñamo, harina, cebollas, alpargatas o pasajeros, viajarán en las tres décadas sucesivas sin parar en el Villena, rumbo a Barcelona, Francia, Sevilla o Ferrol. 
Los capitanes, Balaguer, Zaragoza, Furió, etc se alternarían en el mando del Villena a lo largo de su historia. Y tras Pedro Conesa, otros armadores serían sus propietarios, Molí y Corominas, los Ramos, etc.
Pero el gran día en la historia del vapor Villena sería hacia el día 13 de abril de 1916 cuando de camino a Barcelona desde Cartagena socorrió y rescató de sus botes salvavidas a la tripulación de otro mercante inglés el Angus torpedeado y hundido frente a las islas Columbretes por el submarino alemán U 34. Tripulación en su mayoría de origen hindú, 30 indios señalan los periódicos más los mandos británicos. En esta empresa auxliadora sería ayudado por el Lady Plymouth otro buque inglés. Tanto la Vanguardia como el ABC se hicieron eco con profusión de esta noticia que hoy podemos leer con detalle y con los testimonios de los naúfragos en las hemerotecas digitales de ambos rotativos.
Historia que nos llega de Javier Valiente Beviá, villenero afincado en Oviedo desde 1962 y al que agradecemos estos trocitos de historia e investigación de nuestra Villena.
***
LA VANGUARDIA edición del viernes 14 de abril de1916: pagina 5-6, Titular:
SUBMARINOS EN EL MEDITERRANEO, TRES BUQUES Á PIQUE.
“Súpose ayer á primeras horas de la mañana que en el Mediterráneo y á pocas millas de nuestras costas habían sido echados á pique por submarinos dos buques ingleses y uno francés, de nombre Angus, Orlock Heady y Vega, respectivamente. La noticia, según es de suponer, se extendió con rapidez, causando general sorpresa y dando pie á toda clase de comentarios. Fué el hecho conocido á la llegada de los vapores Villena y Mallorca, correo rápido de Palma, á bordo de los cuales venían tripulantes y oficialidad de los buques ingleses hundidos. Los capitanes de los dos vapores españoles dieron el parte á la Comandancia de Marina, sin pérdida de tiempo, el comandante, señor Montis, se trasladó al Villena y al Mallorca, recibiendo declaración á los náufragos y ofreciéndose á ellos para cuanto necesitaran. Fueron también visitados por el director de Sanidad Marítima don Pedro Puig, el médico de la misma don Mariano Bellogui y el secretario-intérprete don Alfredo Viscosin”.
EN EL VILLENA.
"Recogió el vapor Villena parte de los tripulantes del buque inglés Angus. Según se nos manifestó, éste zarpó el martes último de nuestro puerto con rumbo á Bilbao, llevando á bordo un pico de carga de yute procedente de Calcuta. Era de la matrícula de Newcastle y desplazaba 9.000 toneladas. Había visitado muchas veces nuestro puerto. El miércoles á las cinco de la tarde, aproximadamente, mientras navegaba el Angus á la altura de Cabo de San Antonio, vió aparecer un submarino, el cual se aproximó subiendo a bordo de aquel vapor dos marineros y un oficial. Después de cerciorarse éstos de que el buque era inglés, colocaron á babor y estribor, repartidas entre la carga, varias bombas incendiarias, cuyas mechas prendieron. Consumada su labor , trasbordaron al submarino, el cual antes de desaparecer, disparó aún hasta doce cañonazos sobre el barco, que ya empezaba á ser pasto de las llamas. La tripulación del Ángus pensó en librarse de un peligro que parecia inminente, pues el buque se hundía por momentos; descolgó dos botes de los pescantes y embarcando en ellos se alejó á todo remo. Navegaron los botes desorientados durante unas horas, pero siempre á la vista uno de otro; luego al llegar la noche procuraron acercarse pero fueron defininitivamente separados por el viento del primer cuadrante y la fuerza de las olas. Uno de los botes, que conducían los oficiales primero y tercero, tres maquinistas y treinta tripulantes de raza india, fueron recogidos por el Villena que en viaje de Cartagena á Barcelona, detuvo su marcha al advertir la presencia de los náufragos. Parece que éstos á las cinco y media de la mañana vieron pasar á un barco griego que, ó no vió las señales que le hicieron los náufragos, ó no hizo caso de ellas. Por la tarde se supo en Barcelona que el otro bote, en el que iban el capitán, dos oficiales, un maquinista y veintiún tripulantes, había sido recogido por el vapor inglés Lady Plimouth y conducidos al puerto de Valencia”.
http://hemeroteca.lavanguardia.com/preview/1916/04/14/pagina-6/33317741/pdf.html
https://barcosmercantes.blogspot.com.es/2015/06/angus-1904-1916.html
http://www.buques.org/Monografias/100AMM/Fotos.htm

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com