1940 ENRIQUE LÓPEZ - TARRUELLA SANTONJA HIJO PREDILECTO DE VILLENA

Enrique López - Tarruella Santonja
Es el día 17 de mayo de 1940. Acaba de terminar la guerra civil, pues ha transcurrido poco más de un año desde su final. Los concejales que com­ponen el Ayuntamiento villenense -un número exiguo si nuestra fuente de información no es incompleta- celebran sesión ordinaria para tratar di­versos puntos. Uno de ellos se refiere concretamente a Enrique López-Tarruella Santonja, y el acta que resume lo tratado acerca de este villenense, dice literalmente así:
La Presidencia da lectura a la Or­den de concesión de la Medalla Militar al Capitán D. Enrique López-Tarruella y a los méritos que se mencionan en el Diario Oficial del Ministerio del Ejército de fe­cha 2 de mayo actual cuyo particular es como sigue:
Recompensas - Infantería - Vista la propuesta de Medalla Militar y de acuer­do con el informe del Consejo Superior del Ejército, se concede la expresada recom­pensa al teniente provisional de Infantería (hoy capitán) D. Enrique López Tarruella, por los méritos que a continuación se relacionan. Madrid, 25 de abril de 1940. Varela - Méritos contraídos por el te­niente provisional de Infantería (hoy capitán) D. Enrique López Tarruella.­Este oficial mandaba la compañía de ametralladoras del tercer batallón, Bandera de F.E.T. de Sevilla, al iniciar el enemigo un fuerte ataque a las posiciones de Moritos y Mataborracha del sector de Monterrubio, a la cual su­bió voluntariamente el día 17 de enero de 1939, sin recibir orden alguna y solo guiado por su espíritu y honor, al darse cuenta de que el enemigo de­sencadenaba sobre dichas posiciones una fortísima ofensiva con tanques e intensa preparación artillero y conocer además estar herido grave el capi­tán de su compañía y dos oficiales más, se hace caigo del mando de la po­sición, la que encontró fuertemente batida por nueve tanques, y al tener co­nocimiento de estar inutilizada la ametralladora y en evitación de que és­ta fuera destrozada por el fuego que hacían los tanques, se dirigió al nido don­de estaba emplazada, resultando por primera vez herido en ambas manos y sin vendarse, tras grandes esfuerzos, porque las explosiones llenaban de tierra y piedra la máquina, la arregla y pone en disposición de tiro, y acto seguido, este oficial, provisto de una botella de líquido inflamable, se dirigió al tanque enemigo más próximo, dentro de la alambrada de la posición, atacándolo valientemente, resultando herido por segunda vez; se niega a ser evacuado, continuando en su puesto arengando a los soldados, man­tiene su espíritu y entusiasmo sin perder un palmo de terreno desde las ocho de la mañana a las seis de la tarde, tiempo que duraron los ataques del enemigo. Todos los ataques fueron rechazados, y aunque algunos tanques con­siguieron atravesar la línea, la infantería enemiga no logró en ningún mo­mento sus propósitos. A pesar de las heridas, no consintió en ser evacuado y continuó en su puesto hasta que se le obligó a efectuarlo.
A continuación la presidencia manifiesta que vistos los méritos contraídos en la campaña contra los rojos-marxistas por nuestro paisano, el ca­pitán provisional de Infantería, puesto al que ha llegado desde el de sim­ple soldado, don Enrique López Tarruella, condecorado por su brillante ac­tuación ante el enemigo con una Medalla de Campaña, dos cruces rojas del Mérito Militar y dos cruces de Campaña, y por la disposición de fecha 25 de abril último, publicada en el Diario Oficial del Ministerio del Ejército con la Medalla Militar, propone y somete a la consideración y aprobación de la Ilustrísima Corporación Municipal, lo que sigue
1.º - Que conste en acta la satisfacción de la Corporación por tan relevantes méritos contraídos por nuestro paisano y por la concesión de las condecoraciones que ostenta.
2º - Que se archive y se conserve el Diario Oficial del día 2 de ma­yo actualcitado, en el que figura la Orden de concesión de la Medalla Militar y los méritos ya leídos anteriormente.
3º - Que se abra una suscripción entre las organizaciones locales de la F.E.T. y de las J.O.N.S. en cuya tercera Bandera de Sevi­lla ha servido el citado Capitán, encabezada por este Ayun­tamiento con la cantidad que se estime conveniente, a fin de ofrecer a nuestro paisano la preciada condecoración con que ha sido distinguido.
4.º - Que el trozo de calle comprendido entre la esquina que forma la casa del horno de Cuartilla, y la calle del Generalísimo, en cuya casa número 9 nació el citado paisano, se denomine en lo sucesivo del Capitán López Tarruella.
5.º - Que se le nombre Hijo Predilecto de Villena.
6.º - Que de todo lo que se acuerda, se le dé comunicación oficial al mencionado Capitán, actualmente en la Academia Militar de Infantería de Zaragoza.
Los gestores acuerdan por aclamación aprobar en todas sus partes la propuesta del Sr. Alcalde, la cual se hará constar en acta, mandándose oficialmente copia literal de todo al interesado.

Firmaban el acta el alcalde, Antonio Cuéllar Caturla, y los conceja­les José García Navarro, Joaquín Pérez Maestre, Fernando Bonastre Pérez, Jerónimo Hernández Tomás y Ginés García Román.
En cuanto a nosotros respecta, poco podríamos decir de López Tarruella sin el extenso artículo biográfico a él referido que publicó César Ló­pez Hurtado en la Revista «VILLENA» de 1995. El autor, paciente y rigu­roso investigador villenense, es la única fuente de que disponemos, pero resulta más que sobrada para establecer un resumen biográfico de este hi­jo predilecto de la ciudad, tercero en el tiempo entre los que han recibido este honor.
Nos cuenta López Hurtado que Tarruella nace en Villena el 19 de junio de 1910, tercer hijo de una prole de seis. Son sus padres Rafael Ló­pez Santonja y Victoriana Tarruella Rico. El progenitor, diplomático, nie­to de Joaquín María López, fue cónsul de España en diversos países de Eu­ropa y América, y Enrique alternó estancias junto a sus padres con los es­tudios de bachillerato en Valencia y los de Leyes en Madrid, Salamanca y Sevilla.
Es en esta ciudad, en la que realiza el 5. ° Curso de Derecho, don­de le sorprende el inicio de la guerra civil. Se incorpora de inmediato co­mo simple soldado al ejército franquista y en 1937 ya es Alférez Provi­sional de Infantería. Toma parte activa en la campaña a lo largo de todo su discurrir y resulta herido varias veces en diversas ocasiones.
Teniente y Capitán provisional a lo largo de la contienda, será Ca­pitán de Infantería en 1942, Comandante diez años después y Teniente Coronel en 1962. Otros diez años más transcurrirán hasta su retiro, que al­canza a la vez que el empleo de Coronel. En 1944 había contraído matri­monio en Madrid con Carolina Bautista Thomas, de cuya unión nacieron seis hijos.
La dilatada vida militar de López Tarruella estuvo marcada por numerosas misiones y tareas: viajes al extranjero, funciones profesorales aca­démicas y cargos de confianza con mandos superiores. Su retiro fue oca­sión propicia para largas estancias en Villena, al cuidado de las posesiones agrícolas de la familia, y su fallecimiento se produjo en su domicilio de nuestra ciudad, de forma repentina e inesperada, el 31 de agosto de 1987.
Texto extraído del libro... De Villena y los villeneros.
Alfredo Rojas y Vicente Prats.

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com