1978 UNA ESCUADRA ACRISOLADA: LOS SARRACENOS

Una escuadra acrisolada: Los Sarracenos
Siendo «Realista» desde el principio, la Escuadra de Sarracenos se proyectó hacia el futuro con una autonomía y una ejemplaridad, en lo festero y en lo económico, que iban a ser el impulso generoso y la conquista de laureles para bien de una comparsa que va a cumplir sus cincuenta primeros años.
El 9 de Septiembre de 1966 varios Realistas de pro y a la vista de la prestancia y el realce que otras escuadras, como los Escorpiones de los Moros Nuevos —no nos duelen prendas resaltarlo— daban a sus comparsas, decidieron fundar una que hiciera lo propio con la nuestra.
Se pusieron en esta reunión los cimientos de la Escuadra de Sarracenos que vamos a glosar casi telegráficamente.
Hechos los trámites pertinentes ante la Comisión de Fiestas íbamos a alternar con nuestros Watusis en los quehaceres escuadristas.
Nuestra economía fue precaria —30 pesetas de cuota semanal y lotería de casi todos los sorteos —pero había que ir adelante.
Después de los sinsabores de diseño y confección del primer traje, que supuso un año de ímprobos trabajos, la Escuadra salió con sus 13 componentes y su cabo el 5 de Septiembre de 1967.
Era el comienzo.
Y este comienzo no pudo ser más halagüeño: fue un primer premio de Escuadras Especiales.
Era el comienzo también de una etapa de sucesivas realizaciones y éxitos. Nuestro trabajo había dado su fruto.
Como resultaba todo excesivamente gravoso repetimos el traje en las Fiestas de 1968 y volvimos a la carga (alquilamos trajes a los moros de Bocairente), incrementando ingresos para llegar acumulando esfuerzos a 1970.
En este punto surgió el problema de la reducción de Cabos impuesto por la Junta central, que casi supone la desaparición de la Escuadra por discrepancias internas, pero todo se arregló porque siendo presidente de dicha Junta D. Alfredo Rojas, se nos permitió salir a los Watusis y Sarracenos durante un plazo prorrogado hasta 1973.
A todo esto el día 10 de cada Septiembre comienza para nosotros el diseño y la confección del traje próximo, y en el 1970 reanudamos el camino del triunfo con otro primer premio. 1972 era la misma letanía. ¡Ahí queda eso! 1973, y nuestra alegría llegó otra vez con un traje que para nosotros había sido el mejor pero que encareció nuestros presupuestos a niveles muy altos. Era lo mismo: seguimos alquilando, «loterizando», peleando para «arañar» pesetas.
Se acabó la prórroga y nos despedimos con otro galardón aquel inolvidable de 1974. Se habían llenado plenamente nuestras, al principio, humildes aspiraciones.
¡Éramos los «Penta-premiados» de las escuadras Especiales de las Fiestas de Villena!
Por eso alternamos con nuestros Watusis los años 1975 y 1977.
Habíamos marcado una época en la Historia de nuestras Fiestas muy difícil de superar, pero que nos sirve para celebrar nuestro 50 Aniversario volviendo a la carga. Nos «volcaremos» otra vez con otro traje en el que vamos a echar el resto.
Somos una Escuadra cuyo destino festero se orientó desde sus comienzos a un futuro venturoso para el bien de su Comparsa, ¡Los Moros Realistas!, y queremos y debemos conseguirlo.
Joaquín Sánchez
Extraído de la Revista del 50 Aniversario Moros Realistas  1928/1978

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com