1934 PARA LA HISTORIA DE VILLENA

PARA LA HISTORIA DE VILLENA
Como una joya de valor inestimable vino a caer en nuestras manos hace pocos meses la obra titulada "Relaciones Geográficas, Topográficas e Históricas del Reyno de Valencia, hechas en el siglo XVIII", publicada en 1919 por D. Vicente Castañeda y Alcover.
Inútil es decir que, insertándose en dicha obra la relación referente a Villena, inmediatamente sacamos una copia literal que obra en nuestro poder.
No teníamos idea de la existencia de estas relaciones hechas en el último tercio del siglo XVIII, en tiempo del rey Carlos III.
Conocíamos la "Descripción de Villena" por D. Cristóbal de Mergelina del año 1668, que se conserva en la Biblioteca de la Academia de la Historia, y la famosa "Descripción de los pueblos por orden del prudentísimo rey Don Felipe II", por los años del 1575 al 78, cuyo original se guarda en la Biblioteca del Escorial y de la que existe una copia en la citada Biblioteca de la Real Academia de la Historia con el siguiente título : "Relaciones Topográficas de los pueblos hechas de orden del Señor Felipe II. Etc." De esta obra, como de la citada Descripción de D. Cristóbal de Mergelina, poseemos también copia exacta.
Antiguo plano de Villena, del sigo XVIII
La relación de Villena inserta en la indicada obra del Sr. Castañeda y Alcover, es bastante completa, aunque no tanto como la de Felipe II. Se mandó a los párrocos y autoridades civiles un interrogatorio de varias preguntas, a las que habían de contestar, apareciendo la de nuestro pueblo firmada por el capellán D. Ramón Joaquín Fernández Isla de Ugarte, en 2 de julio. de 1780.
Ofrecen estas Relaciones la nota curiosísima de ir acompañadas de mapas o planos del territorio, porque así se les pidió con estas palabras : "Procurarán formar unas especies de mapas o planos de sus respectivos territorios de dos o tres leguas en contorno de su pueblo, donde pondrán las ciudades, villas, lugares, aldeas, granjas, caseríos, ermitas, ventas, molinos, despoblados, arroyos, sierras, montes, bosques, caminos, etcétera, etcétera, que aunque no estén hechos como de mano de profesor, nos contentaremos con sólo una idea o borrón del terreno, porque los arreglaremos dándoles la última mano". Y a continuación se consigna un elogio de la cultura e ilustración del Clero, diciendo : "Nos consta que muchos de los señores Párrocos son aficionados a la Geografía y cada uno de éstos puede demostrar lo que hay al contorno de sus iglesias".
Los dichos planos o mapas, como se aprecia por el que aquí reproducimos, no pueden ser más rudimentarios e imperfectos, pero es preciso reconocer que constituyen una nota gráfica original, curiosísima y por demás interesante.
En ella figuran, como lo más saliente del territorio, además de las ermitas que aún subsisten, varias otras que no hemos conocido, pero cuyo emplazamiento podemos fijar con aproximación por el lugar que ocupan en el dibujo. Así la de San Pascual, en el salero viejo ; la de San Bernabé, más allá del Cementerio; la de Santa Catalina, sobre la falda del "Morrón"; la de San Antonio, a la entrada de los "Alorines", y la de San Cristóbal, en la sierra de su nombre.
También figuran varios molinos, y entre ellos dos más cercanos, que bien pudieran ser el de las "Monjas" y el llamado "Molinico de Santa María", mas el de San Juan y otro junto al río Vinalopó.
En lo restante del texto de esta "Relación" no podemos ofrecer ni siquiera un breve compendio, porque nos haríamos demasiado extensos, y así vamos a limitarnos a copiar unos párrafos, respetando la ortografía del original, sobre la producción de Villena.
"Los frutos de este pueblo más abundantes son: trigo, zevada y panizo, ajos, bino, cáñamo, piedra barrila y sosa, esparto y aceite; todos, surtido el pueblo, se lleban fuera, el trigo para San Felipe (Játiva) y su ribera; en cambio de arroz, para surtir los pueblos de Madrid, Murcia, Orihuela y otros; el panizo para los de Elda, Petrel, Novelda y otros de la "Marina de Denia y Alicante"; el bino lo llevan a Madrid, Murcia, Cartagena y Alicante, para embarcarlo a Francia, por ser tan precioso, y por lo mismo mereció servirse de él nuestro monarca el Señor Felipe V (que de Dios goza) en: su real mesa por los años de 1733; los ajos para Madrid, Murcia, Cartagena, otros pueblos y Alicante, para embarcar; el cáñamo, tan puro como el lino, lo llevan para los pueblos de Andalucía y Granada, Madrid, Valencia y sus pueblos, Murcia y los comarcanos; la piedra barrila y la sosa para los ornos de Salinas y otros del reyno de Valencia; lo del azeite, para el consumo de este pueblo y de los demás, en grande abundancia; lo del esparto, mui abundante, se surten de él los pueblos del reyno de Valencia y costa de mar y Alicante para embarcar."
Curiosísima es esta "Relación de la producción y exportación de los frutos de nuestro suelo, sintiendo con toda el alma que la brevedad del espacio nos impida dar otras notas y detalles interesantísimos, que serían del agrado de todos los lectores.
Prometemos hacerlo en otra ocasión.
GASPAR ARCHENT
Extraído de la Revista El Olivo de 1934 - Cedida por... Isabel Forte

2 comentarios:

Jesús Rocamora Esquiva dijo...

Interesante documento aunque en ningún caso se le puede llamar plano o mapa ya que no es una representación a escala.

Villena Cuentame dijo...

ok... solo se reproduce el artículo del la revista el olivo... gracias por el comentario

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com