1975 TORRES, VALOR, PALAO Y VARONA

Torres, Valor, Palao y Varona. Cuatro actores inolvidables.
La afición teatral villenense tiene ya una larga andadura que, en su faceta de creación literaria, se remonta, que sepamos, hasta el siglo XVIII. Recordemos que fue en 1757 cuando se editó la obra póstuma de Rodrigo Gabaldón sobre los milagros de «María de las Virtudes». Esta faceta alcanza su cota más alta con el estreno, en 1888, de «La Torre del Orejón», una de las primeras zarzuelas arrevistadas del teatro español, escrita por el gran poeta local Aquilino Juan Ocaña y a la que puso música el también poeta y compositor José Pons Samper.
La creación de estas obras y de muchas otras que no mencionamos presupone la existencia de unos actores y cantantes capaces de representarlas y, efectivamente, nunca han faltado en Villena comediantes y artistas líricos de gran calidad. Nos viene al recuerdo una carta del insigne guitarrista Francisco Tárrega, datada en Barcelona el 28 de diciembre de 1894 y dirigida «a la ideal trinidad del don Juan», prueba evidente de que, por aquellas fechas, había en nuestra ciudad gente capaz de interpretar dignamente al divino Mozart.
En lo que va de siglo, con los inevitables períodos de esporádicas crisis, nunca han faltado en Villena compañías que mantuvieran encendido el fuego sagrado, y causa una especial satisfacción comprobar cómo se recuerdan todavía, con no disimulada admiración, las actuaciones de nuestros artistas en poblaciones como Alicante, Yecla, Elda, Petrel, Aspe y tantas otras, sin mencionar los grandes triunfos alcanzados por la «Agrupación Teatral Ruperto Chapí» en los concursos nacionales de Torrelavega.
Tampoco han faltado las inevitables espinas en las orillas de tan largo camino, que han producido dolorosos e irreparables desgarrones en estos entusiastas grupos. No hace mucho, en la reposición de «La Tempestad» por la «Agrupación» mencionada, con motivo de los «Festivales de España», se hizo pública la noticia de que, unos días antes, había dejado de existir Elías Varona, magnífico actor y director del grupo en los últimos años.
Pocos meses antes, había fallecido también Eduardo Palao, quizá el mejor actor cómico con que ha contado el elenco villenense en lo que va de siglo.
Estas recientes y lamentables pérdidas vienen a sumarse a las ocurridas hace una década de años con la desaparición del inolvidable Paco Valor y del malogrado Ángel Torres, fallecido en plena juventud.
En el grabado que reproducimos, válido solamente como documento, se da la rara circunstancia de que figuren reunidos los cuatro llorados actores. La foto fue obtenida por Iñiguez, en abril de 1959, durante la representación de «La Revoltosa» en el escenario del Teatro Chapí con ocasión del homenaje tributario al ilustre compositor viIlenense en el 50 aniversario de su muerte. Sirva ahora para perpetuar la memoria de estos cuatro beneméritos ciudadanos que dedicaron gran parte de su tiempo a la nobilísima e impagable tarea de hacer pasar unas horas felices a sus semejantes.
J. M. S.

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com