1957 RECUERDOS DE VILLENA Y AGRADECIMIENTOS

Recuerdos de Villena y agradecimientos.
En estos tiempos en que los gobiernos en la mayoría de los casos son reacios a prestar ayudas a personas que huyen de sus países tratando de evitar las guerras y miserias en compañía de críos o gente mayor, paso a relatarles lo sucedido en nuestra ciudad de Villena sin precisar la fecha exacta, pero sería sobre los años 1957-1958. Reconociendo que lo acontecido sólo es un grano de arena con la problemática que hoy tenemos.
Por esas fechas y viviendo en la céntrica calle de Isabel la Católica, en horario de tarde - noche se desplazó mi madre a la cercana estación del ferrocarril para despedir a un familiar que nos había acompañado durante unos días en casa, cuando estaba a punto de arrancar el tren una de las personas que tenía que marchar sufrió un desvanecimiento y no pudo irse a su destino.
Mi madre que se despidió de nuestro familiar se encontró en la estación con el problema de la Sra. desvanecida que nadie conocía y a donde se dirigía. En el traslado al hospital para que la atendieran le acompaño también mi madre, el centro hospitalario estaba en la calle Trinidad donde ahora está el ambulatorio.
Estando allí sufrió esta persona otro desvanecimiento y al hacerle los médicos un reconocimiento comunicaron que esta persona había fallecido. Preguntaron si había allí algún familiar, no la conocía nadie. Comentaron que al no tener nadie conocido la tendrían que llevar al cementerio para ver si mientras alguien la reclamaba, salvo que alguien quisiera tener a la difunta en su propia casa hasta ver si encontraban algún conocido.
Pues allí estaba mi madre que regreso a casa contando lo sucedido y diciendo que le daba lástima que la trasladaran al cementerio sin haber encontrado a su familia, así que consulto con mi padre y este dio el visto bueno para que estuviera en casa el féretro hasta el definitivo entierro.
La noticia corrió por Villena y fueron muchas las personas que se dieron cita en mi casa para aportar un donativo para los gastos del entierro entre ellos los vecinos y trabajadores de una envasadora de café situada en esta misma calle.
Poco antes del entierro se personaron en casa varios familiares de la difunta, procedentes de Alcázar de San Juan agradeciendo lo que habíamos hecho. La amistad con esta familia se prolongó durante años.
La casa en que vivíamos compartida por varios vecinos estaba en lo que hoy es el colegio de las Paulas.
Con este escrito quiero dejar constancia del orgullo por el proceder de mis padres y la implicación de las personas de nuestra Villena.
Por… José Hernández Hernández

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com