VEINTICINCO AÑOS DESPUÉS... "DIVINAS" 1984/2010 PAULAS

VEINTICINCO AÑOS DESPUÉS… DIVINAS
Dejamos el que durante una década fue nuestro colegio en el curso 1984/1985. Entonces la enseñanza era obligatoria hasta los 14 años, existía la EGB y el último curso se llamaba 8º. Éramos “paulas” con nuestro uniforme, nuestros zapatos y calcetines marrones…
Después de dejar el colegio, durante algunos años continuamos viéndonos. Un pequeño grupo de alumnas tomó la costumbre de hacer una cena anual para mantener el contacto. Las citas se fueron alargando más y más y finalmente dejaron de existir. Hará unos cuatro o cinco años adquirimos de nuevo el compromiso de reunirnos una vez al año, a finales de septiembre, simplemente para saber de nuestras vidas, intercambiar experiencias y mantener vivos los buenos recuerdos que nos unieron en nuestra etapa escolar en Las Paulas.

El año pasado, quienes acudimos a la cita, echando cuentas nos percatamos de que en este año 2010 se cumplían 25 años desde que habíamos dejado el cole así que nos comprometimos a realizar una celebración especial y a intentar convocar al mayor número posible de alumnas de nuestra promoción.
Ha costado un poquito, no vamos a decir que no, pero gracias especialmente al tesón de Susana pudimos celebrar nuestro aniversario. El pasado sábado 25 de septiembre fue la fecha escogida para la celebración. Desde las 20:00 horas de la tarde nos fuimos congregando en el hall del colegio, por la puerta de la C/ Isabel La Católica. Algunas ni siquiera nos reconocíamos. Menos mal que alguien tuvo la brillante idea de llevar encima la foto de 8º Curso, la última foto en el cole, y cuando surgían las dudas echábamos mano de la foto para ir recomponiendo nuestros recuerdos. ¡Cómo moló!
Estábamos hablando cordialmente unas con otras sin reconocernos. Fue cuanto menos curioso.
Iniciábamos después la visita por el colegio gracias a la colaboración de Sor María Amparo y especialmente de Dori que amablemente nos guió por el colegio y nos fue mostrando sus nuevas instalaciones. Básicamente el colegio es tal y como lo recordábamos: los colores, los olores. Recordábamos perfectamente con qué profesores estuvimos en cada aula y qué asignatura nos daba. Los aseos donde las más “precoces” eran invitadas a deshacerse de tímidos maquillajes. Nos recordamos cosiendo cojines y mantelerías en la asignatura de “Labor” mientras escuchábamos casettes con música moderna. Alguien apuntó que fue en el Colegio donde aprendimos a cantar La Morenica. El patio nos trajo a la memoria muchas peleas, tirones de pelo, juegos y la cola que guardábamos ordenadamente para poder subir al desaparecido tobogán metálico. En la terraza volvimos a hacer bolas con el papel de plata de los bocadillos para tirarlas a la calle, volvimos a asomarnos para ver la moto del chico que se apostaba en la acera para “ser visto” más que para ver. El salón de actos que hacía las veces de gimnasio en invierno, convertido ahora en “audiovisual”, nos introducía en la parte más antigua del colegio, la entonces destinada a vivienda de las hermanas. La escalera que conducía a la cocina y a la salita donde Sor Dolores nos aliviaba con sus manzanillas, y más allá, los misteriosos peldaños que nunca nos atrevimos a subir, los que conducían a las habitaciones de las “Sores”. Y en los pasillos, Paca, a quien molestaba mucho que pisáramos el suelo mojado.
Hicimos un pequeño intermedio para la foto de grupo en el Teatro Chapí y de vuelta al colegio nos esperaba una pequeña sorpresa audiovisual: un montaje fotográfico en dvd que recogía las principales dependencias del colegio, nuestras fotos de “ingreso” con apenas tres añitos, nuestros festivales de fin de curso y las cenas ex alumnas que mayor éxito han tenido. Con el escaso material fotográfico que teníamos el resultado fue excelente. Nos quedamos con ganas de más así que todas las que os comprometisteis a facilitar más fotos a Susana no os durmáis en los laureles, para próximas ocasiones.
Finalizamos con cena en La Jaima que no hay celebración que se precie donde no haya una buena mesa y algo que llevarse a la boca entre charraica y charraica, que es lo que más gusta. Recordamos las sesiones de cine compartidas con los “Salesianos”, chicas a un lado del pasillo y chicos al otro. Hablamos de lo que hemos cambiado y de lo diferente que es todo ahora. Concluimos en definitiva que, después de veinticinco años, seguíamos DIVINAS. Y hablamos también de ellas, de Sor Cecilia, Sor Angeles, Sor Mari Angeles, Sor Rosa sin toca, Sor María la Joven y Sor María La Vieja, Sor María Teresa que nos inició en JMV y en las artes escénicas, Sor Teresa, la de Música, Sor Concepción, Sor Josefina, Sor Teresa, la directora, y también de Paquita, Ramo, Ana, María Dolores, Conchi, Angelita, Maruja, Vicenta… Alargamos la sobremesa en El Túnel mientras disparábamos los flashes para conservar recuerdos de este especial encuentro y cuando el sueño y las obligaciones del día siguiente nos obligaban a despedirnos, las más valientes, que dicen que fueron las de A, siguieron un poco más con la fiesta del recuerdo.
Hasta la próxima. http://paulasvillena.com.es/
Publicado en… www.portada.info

Felicidades y seguir así de divinas...

1 comentario:

Anónimo dijo...

divinisisisismas

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com