DÍA 1 DE JULIO DE 1969... DÍA DE LUTO "LA V.A.Y." FERROCARRILES DE VILLENA ALCOY Y YECLA

Fernando Yberm nieto del fundador del "Chicharra" D. Miguel Ybern Ferrés y residente en Barcelona nos hace llegar una carta, que escribió su padre Fernando Ybern, al poco de cerrar la compañía que tanta vida dio a Villena hasta aquel fatídico día del 1 de julio de 1969.
También hemos querido poner al final un pdf con un artículo muy reciente (2016) sobre su abuelo Miguel Ybern Ferrés titulado "Amor al trabajo" El empresario Miquel Ybern y su llegada a Canet de Mar. Ciudad donde es recordado con mucho cariño. Artículo en catalán que habla de la importancia que tuvo este gran empresario que decidió instalar la central de la VAY en Villena.
 Incluímos fotografías de nuestro Chicharra para acompañar el texto. 
Hola a todos . No puedo dejar de publicar estas cartas que escribió mi padre en relación al ferrocarril y que me llenan de emoción cada vez que las leo. Mi padre trabajo en el VAY ya muy joven (aparece en la foto de mi perfil de pie en la vía, junto con mis abuelos y mi tío José). Creo que no hace falta más que leerlas para sentir la pena y el dolor que sufrió mi padre cuando el Estado decidió injustamente cerrar nuestro tren para siempre. Por fortuna mi abuelo no tuvo que pasar por este trance ya que falleció antes de este fatal desenlace.
Fernando Ybern
Ninguna otra noticia me ha causado tanta pena como leída en el periódico su digna dirección (Diario de Barcelona) el día 6 del cte. mes en una crónica remitida desde Murcia anunciando la suspensión definitiva del servicio ferroviario en la línea de Villena a Cieza, pasando por las importantes poblaciones de Yecla y Jumilla además de las mentadas. Omite el cronista decir que tal suspensión afecta también a las poblaciones de Muro, Bocairente, Benejama y Biar, enclavadas en la provincia de Alicante y dignas también de tener en cuenta.
Doy gracias a Dios que mi progenitor, -el hombre que luchando con denodado esfuerzo dejando vida y hacienda en el logro de dar cima a la construcción de ese ferrocarril- no haya visto tanta desgracia. Dios ha tenido para él y sus más allegados colaboradores, que tanto le ayudaron en su empresa, la consideración de su infinita misericordia al no permitir que sus lágrimas de derrotados por el fracaso de tantas ilusiones se unieran a las de estos miles de hombres y mujeres que en ese día fatídico, 1º de Julio de 1.969, lloraron para sí y por ellos. A todos los que han sentido con nostalgia la desaparición de ese ferrocarril, financiado y construido por catalanes, dirijo estas líneas para expresarles mi profunda gratitud. Para todos los que hemos vivido cerca de él, los que participamos en la dirección de la Empresa, productores y usuarios, habrá sido el 1º de Julio un día de luto. En realidad el ferrocarril no era otra cosa que vida y unión entre pueblos. Vayan para él mis lagrimas porqué yo le amé y fui también uno de los que pusieron su granito de arena en el afán de verle próspero. Buena parte de mi vida, desperdiciada inútilmente, se va con los restos de su material destrozado para la chatarra.
Nada dice el cronista,- no sé si por ignorancia-, de la verdadera importancia que tenía ese desdichado ferrocarril,- dice de Villena a Cieza,- cuando en realidad la línea comprendía el trayecto Muro-Villena, Yecla-Jumilla con 109 kms. de longitud y de Jumilla a Cieza con otros 33 kms. En Muro enlazaba con la línea del F.C. de Alcoy a Gandía, en Agres con la de ancho normal de la antigua Compañía del Norte, de Játiva a Alcoy; en Villena con la de M.Z.A. de La Encina a Alicante y por último en Cieza con la de Chinchilla a Cartagena, también de M.Z.A. y hoy pertenecientes todas ellas, las de ancho normal me refiero, a la RENFE.
El ferrocarril, llamado económico Por su ancho de vía de 1 m. enlazaba, como se ha dicho, por Muro, en su extremo, con la red de ferrocarriles del mismo ancho existente en las provincias de Alicante y Valencia ( F.C. de Alcoy Gandía, F.C. Secundarios y Estratégicos de Alicante, F.C. Carcagente a Denia). Mediante acuerdo con la Compañía Alcoy a Gandía, el viajero, sin transbordo, llegaba hasta las ciudades de Alcoy y Gandía, y de haberse construido, el tan discutido proyecto de prolongación del F.C. de Valencia a Villanueva de Castellón, desde este punto hasta Carcagente, hubiera sido posible el enlace directo con la ciudad Valencia, tanto desde Villena por Gandía como desde Alicante por Villajoyosa y Denia.
Aún cuando las líneas de Muro a Jumilla y de Jumilla a Cieza pertenecían a distintas Compañías ( F.C. de Villena a Alcoy y Yecla y F.C. Secundarios del Sud de España) la explotación unificada de ambas se realizaba sobre una línea de 136 kms. de longitud, que discurría por las provincias de Alicante, Valencia y Murcia, si bien la de Valencia la atravesaba discretamente por uno de los ángulos limítrofes con la de Alicante, sirviendo al pequeño y pintoresco pueblo de Alfafara, radicado en esa provincia.
En cuanto a su infraestructura, entre las obras principales, destacan por su importancia los puentes de Agres, del Vinalopó, rambla de Yecla y la llamada del Judío en las proximidades de Cieza.
En 1.930, es decir, hace 39 años, la empresa, percatándose del peligro que ya entonces se dejaba sentir, de la competencia de los transportes por carretera, implantó un servicio de viajeros con coche. que bautizó con el nombre de AUTOVIAS,- los primeros y pioneros de los actuales automotores,- con los cuales, merced a su mayor comodidad y rapidez con los trenes mixtos a vapor, escasa velocidad y muy lentos por las maniobras en las estaciones, pudo recuperar e incluso acrecentar el tráfico de viajeros mediante nuevos servicios, entre los que destacaban los directos a las ciudades de Alcoy y Gandía. La modalidad de este servicio, prestado con vehículos de tracción mecánica y motores de combustión interna, constituyó en aquel entonces una novedad que le permitió figurar entre las primeras de las que lo implantaron en España, siendo prueba evidente de su éxito que este servicio continuara sin interrupción (con renovación del material se entiende) hasta el último día de explotación del F.C., el día primero del corriente mes.
Incautado por el Estado en fecha 31 de Enero de 1.965 y sin entrar en polémica en cuanto a las razones que movieron al Ministerio Obras Públicas para tomar tal decisión paso a formar parte de la FEVE ( F.C. Explotados por el Estado), empezando, a partir de este momento, su definitiva y angustiosa agonía, sin que, como podía haberse hecho, aplicar la FEVE sus propias tarifas sino las del propio ferrocarril más bajas, que databan de la época de su concesión y que solamente podían beneficiarse con los dos recargos vigentes del 15 por 100 autorizados, con cuya vigencia (el ferrocarril atendía con sus propios medios la conservación de los caminos de rodadura) se impedía atender el enorme desfase entre gastos e ingresos, motivado, como se comprenderá, por el constante aumento de los gastos de la explotación y por la desvalorización de la moneda en curso de los años.
Sigue diciendo el cronista que ahora con el plan de transvase Tajo-Segura puede tener importancia en un próximo canalizar los productos industriales y agrícolas través de una línea de ancho normal de Cieza a Villena y a este efecto los Alcaldes de esas importantes poblaciones con los de Jumilla y Yecla efectuarían, en breve, una visita al Excmo. Sr. Ministro de Obras Publicas para exponerle dicha necesidad.
Yo les recordaría a esos dignísimos Alcaldes que en otra época más lejana. D. Miguel Ybern Ferrés (q.e.p.d.), Director-Gerente que fue de dichas Compañías y propietario de las mismas, presentó un proyecto de F.C. de vía normal en unión del Excmo. Sr. Vizconde de Escoriaza (q.e.p.d.), que partiendo de La Encina se dirigía al km. 11 de la línea de Villena a Cieza y por el mismo trazado de ésta, con nueva construcción a partir de Cieza, por Calasparra y Cehegín (Murcia) La Puebla de D. Fadrique y Huescar (Granada), llegaba a Baza, donde enlazaba con los F.CC. Andaluces, y que constituía entonces e incluso ahora el enlace más directo del Levante español con Andalucía.
Consciente la Compañía de la importancia que tenía para el ferrocarril, cuando menos, la conversión al ancho normal de la línea de Villena a Cieza, convencida de que la Administración comprendería algún día la necesidad de llevar a feliz término el proyecto y lo aprobaría a menor o mayor plazo, sin esperar este requisito y exponiéndose a las con-siguientes sanciones, emprendió por su cuenta y riesgo la ampliación de las obras de fábrica que en su mayoría, por no decir en su totalidad, se encuentran terminadas en la sección Villena-Jumilla.
Desgraciadamente las altas esferas no participaron del entusiasmo y de la fe con que defendieron los peticionarios dicho proyecto, incluso el de Villena a Cieza de más urgente realización y de mucho menor coste, que también cayó en el olvido. 
Barcelona 22 de julio de 1969
Fernando Ybern
AMOR AL TRABAJO 
D. Miguel Ybern Ferrés
(El Sot de l'Aubó - Centre d'Estudis Canetencs)
Traducción de un artículo reciente (2016) sobre su abuelo Miguel Ybern Ferrés titulado "Amor al trabajo" El empresario Miquel Ybern y su llegada a Canet de Mar. Ciudad donde es recordado con mucho cariño. Artículo en catalán que habla de la importancia que tuvo este gran empresario que decidió instalar la central de la VAY en Villena. Traducción gracias a Juan María Milán Orgiler.
***
Centre D'Estudis Canetencs, El Sot de l'Aubó, XVII.55 (2016).
“AMOR AL TRABAJO”
El empresario Miguel Ybern y su legado a Canet de Mar
Carlos Sáiz Xiqués
Universidad Nacional de Educación a Distancia

….El autor nos acerca a la vida del empresario Miguel Ybern Ferrés, quizás el veraneante mas rico de Canet de Mar de principios del siglo XX. Ybern atesoró una verdadera fortuna como gerente de negocios ferroviarios y a finales de los años 10 decidió construir en nuestro pueblo una lujosa mansión que todavía podemos ver hoy en el número 45 de la calle Vall.
…El dietario del Doctor Mariano Serra contiene una anotación de junio de 1904 que dice: “La fiesta mayor de San Pedro se ha celebrado con lucimiento, predicando un elocuente sermón el hijo de la villa Dr. Joaquín Fors, vicario en Lloret de Mar. En la procesión portó el estandarte D. Miguel Ibern (sic) que pasa los veranos entre nosotros. También el semanario La Costa de Llevant añade que“el acompañamiento de hachones que llevaba el portaestandarte D. Miguel Ibern era muy numeroso, figurando allí representaciones de todas las sociedades” y termina diciendo que “El Sr. Ibern hizo repartir en el patio de su casa, seis reales a cada uno de los pobres que se presentasen. Digno de aplauso tal desprendimiento”.
¿Quién era Miguel Ybern (sic)' ¿Y qué hacía en Canet de Mar? La Vanguardia del 28 de junio de 1904 nos proporciona más datos. El diario publicaba que la Fiesta mayor de Canet “tendrá lugar en los días 29 y 30 del actual y 1º. del próximo julio (…) Entre las funciones religiosas se espera como un acontecimiento la procesión por haberse confiado el pendón principal de la misma á (sic) don Miguel Ibern y Ferrés” y aclara que era el “gerente del ferrocarril de Villena á Alcoy y persona que cuenta con generales simpatías”.
Sociedad Anónima La Forestal de Urgel
Miguel Ybern Ferrés nació en la ciudad de Barcelona el año 1870 de una familia modesta (1) Se casó con Marina Verdaguer Cerdá (2) y tuvieron cinco hijos. Desde muy joven se dedicó al comercio y en el año 1890 fue uno de los fundadores de la Sociedad Anónima La Forestal de Urgel, juntamente con Fernando Puig Mauri y José Durán Ventosa entre otros. La Forestal se dedicaba a la fabricación de cartón y cartulina, tanto en la fábrica que tenía en Borjas Blancas como la que también instalaron posteriormente en Mollerusa. Con los años la empresa se consolida en el mercado sobre todo por la calidad de su producción. Prueba de ésto es que en 1915 Miguel Ybern patentó un nuevo sistema de fabricación de artículos de celulosa.
En 1920 la Forestal producía 8.000 kilos diarios de papel y se convirtió en las primera empresa de papel del Estado, después de la fábrica de La Papelera Española.
Compañía Anónima de Ferrocarriles Económicos de Villena a Alcoy a Yecla
Seguramente el éxito de La Forestal de Urgel llevó a Ybern el comprar participaciones de la Compañía de Ferrocarriles de Villena a Alcoy y Yecla y es probable que se lo aconsejara su suegro, Juan Verdaguer que, desde 1889 era ingeniero de la Compañía Anónima del Ferrocarril de San Feliu de Guixols a Gerona.
La Compañía de Ferrocarrils de Vilella (sic) a Alcoy y Yecla, la VAY, que era como se conocía la compañía valenciana, la había fundado el año 1884 un grupo de empresarios pero fue intervenida nueve años después por una Real Orden del Estado motivada por el pésimo servicio y la poca solvencia económica. El año 1900 Ybern consigue entrar como accionista en el Consejo de Administración de la empresa ferroviaria y, poco después con un grupo de inversores catalanes, propondría la compra de la totalidad de las acciones (3). Con el nombre de Compañía Anónima de Ferrocarriles Económicos de Villena a Alcoy y Yecla se crea el nuevo Consejo de Administración compuesto por Fernando Puig Mauri, marqués de Santa Ana, presidente; el Dr. Juan Giné Partagás, vicepresidente; Alberto Pellicer, director gerente; Narciso Mauri, Honorato Noguer, Miguel Ibern, Rafael Pérez Granados, Juan Verdaguer y Juan Moles Ormella como vocales. Muchos de los nuevos responsables ya se conocían, bien porque tenían negocios en común o eran parientes. Como ejemplo, ya hemos dicho que Juan Verdaguer era el suegro de Miguel Ybern. Ybern era socio de Puig Mauri en La Forestal. Y Puig Mauri era socio y primo hermano de Narciso Mauri en la Sociedad Ómnibus de Madrid y también en la Sociedad Minero-Industrial El Acierto. Esta nueva junta comienza a gestionar los 54 kilómetros y va a continuar con la de Villena a Yecla, que se inaugura en 25 de octubre de 1903. Paralelamente, se inician las obras del tramo de Yecla a Jumilla. No obstante parece que la gestión económica de Alberto Pellicer, gerente de la compañía no va a ser del todo satisfactoria y fue sustituido por Miguel Ybern, que emprendía a partir de aquel momento, una carrera imparable en el mundo del ferrocarril.
Poco después de asumir el cargo de gerente,Ybern promueve una ampliación de los valores de las acciones de la empresa para aumentar la liquidez de la compañía y consolidar los proyectos que aun quedaban sobre la mesa. El año 1905 acaba el proyecto de ampliación de la línea de ferrocarril de Yecla a Jumilla y en 1906 se construye el tramo entre Bocairente y Agres, dado que en esta población la compañía podía conectar su servicio con la línea de Jativa a Alcoy. En 1909 Ybern continuó ampliando la línea de Agres hasta Muro para convertirla en otro nudo ferroviario, ya que en Muro tenía servicio las compañía Alcoy-Gandía.
Del resultado de estos primeros años, la Compañía va a crecer considerablemente hasta alcanzar una cota media de 125.000 viajeros anuales y un volumen de transporte de 250.000 toneladas. La Revista Ilustrada de Banca, Ferrocarriles, Industria y Seguros publicaba que “La Compañía de los ferrocarriles económicos de Villena á Alcoy y Yecla, preséntase hoy firme y sólidamente asegurada y sería ciego é inaudito, el no reconocer que a quién en primer término, se debe este gran triunfo es al Sr. Ibern, a quién nunca se le agradecerá bastante la magnitud de los servicios prestados. Joven aún, pues sólo cuenta 38 años de edad, el Sr. Ibern, es de los que pueden prestar su valiosa colaboración en las más grandes empresas, y brindándole la suerte y sus méritos un porvenir brillante, tanto como lo es su envidiable presente, hay sobradas razones para afirmar que será de aquellos que, dejando memoria de su paso son útil y beneficiosos para el país, cuyo progreso impulsan con el potente esfuerzo de su inteligencia y su saber”.
La Compañía Anónima de Ferrocarriles Secundarios del Sud de España
La línea de Muro va a impulsar fuertemente la compañía ferroviaria y al mismo tiempo las ambiciones personales de Miguel Yvern que, a partir de aquel momento querrá emprender nuevos negocios ferroviarios fuera de la VAY. A mediados de 1911 Miguel Ybern presenta al Estado un proyecto para construir una nueva línea de ferrocarril de Jumilla a Cieza y la concesión de la obra le fue otorgada dos años después por real Orden de 30 de setiembre de 1913, con garantía de interés por el Estado (4). Para llevar a término la empresa, Miguel Ybern constituye una nueva sociedad anónima, los Ferrocarriles Secundarios del Sud de España, que tenía por finalidad, construir y explotar ferrocarriles con garantía del Estado. La entidad se legalizó el 21 de abril de 1914 con un capital de 1.565.000 pesetas, del cual Ybern invierte 1.485.000 pesetas en 2.970 acciones y la parte restante la adquirió Pedro Fonolleda Guardiola -60 acciones-, Francisco Pego Méndez -50 acciones- y José Baguñá Martra -las 50 restantes-. Por otra parte, Ferrocarriles Secundarios del Sud de España cede mediante un contrato de alquiler la explotación de la línea a la Compañía de los ferrocarriles económicos de Villena á Alcoy y Yecla, de la que MiguelYbern seguía siendo director gerente.
Durante muchos años, Miguel Ybern sigue abriendo nuevas líneas y enlazándolas con nudos ferroviarios de ancho ibérico, como por ejemplo la de Jumilla-Cieza con las de Denia y Baza, que en 1924 se convertirán en una sola línea la VAY-JC y que permitirá conectar estos territorios productores de vino con el puerto de Alicante.
El grupo de industrias Mybern: Los automotores Ybern, la Plaza de Toros de Villena, la Industria Ballarín S.A. y la Granja de conejos de Canet de Mar
Como un buen empresario de éxito, Miguel Ybern sigue invirtiendo los beneficios de su trabajo en otros negocios que englobaría bajo el grupo de industrias MYBERN.
Ybern apostó bien temprano por combinar las locomotoras movidas con carbón con las diesel, que compraba en Alemania, y a mediados de los años veinte será el propio empresario quien comience a fabricarlas. Las locomotoras -patente Ybern- conocidas como chicharras, las comercializaba la Casa Ybern con sede en Madrid, calle Eduardo Dato, 13, aunque tanto las máquinas como los vagones se construían en los talleres que Ybern tenía en Villena.
Miguel Ybern también se convertirá en empresario taurino. A finales de los años 20, compró la Plaza de Toros de Villena, con una capacidad de unas 9.500 personas, después que la empresa “La Taurina”hiciese suspensión de pagos. Miguel Ybern compró el edificio como inversión por 175.000 pesetas, y durante unos años gestionaría el negocio.
También tuvo participaciones en la industria de forja Ballarín S.A., que era un referente en las artes decorativas del hierro. Con la muerte de Manuel Ballarín, en 1915 la empresa se convierte en sociedad anónima y se van incorporando nuevas secciones como la de cubiertos de alpaca y la electricidad industrial, y en 1920 la fundición de hierro. La Vanguardia publicó que “La S.A. Ballarín ha ampliado la sección de Fundición de Hierro, adquiriendo la antigua y acreditada Fundición Escrius. Comenzará a funcionar el 1º. de abril bajo la denominación de Industrias Mybern, Fundición de Hierro. Sección 6ª. de la S.A. Ballarín”.
Y también, durante las jornadas de estío en Canet de Mar, el año 1922 Ybern compró la finca de C'an Beyá de Dalt, una extensa finca agraria sita entre Canet y San Pol, queriendo convertirla en una granja especializada en cunicultura. La Vanguardia publicó en diferentes ediciones unos anuncios que decían “GRANJA YBERN Canet de Mar, gran criadero de conejos especializado en razas para la producción de pieles para peletería: Nutrias (Bouton d'Or), Rusos, Angoras, etc. ejemplares patrón. Visible todos los días excepto lunes. Correspondencia al director: Ramón Farré”. Durante algunos años la Granja Ybern se convirtió en una de las más importantes del Estado en la cría de conejos de calidad.
Aún hoy, se conserva a la entrada de la finca de C'an Beyá una cruz de término, hecha de forja por la Casa Ballarín, S.A. con un escudo que contiene las iniciales de Miguel Ybern y el año de la compra.
La casa de veraneo en Canet de Mar
A pesar del tiempo que dedicaba a sus exitosos negocios, principalmente los ferroviarios, Miguel Ybern y su familia pasaban siempre que podían todos los veranos en Canet de Mar. Tenemos constancia, como mínimo, desde principios del siglo XX hasta el estallido de la Guerra Civil.
Los primeros años deberían alquilar una casa de pueblo y, a partir de 1903 Ybern compró una vivienda en primeras línea de mar, de planta baja y piso, de 200 m2 en la calle Vall 45 -en aquellos tiempos 39- de Canet y, años después la finca de al lado, la número 37, de 180 m2. El año 1919 decide reformar íntegramente las dos casas y después de derribarlas se construye una gran mansión. Aún hoy podemos ver la casa de 1.000 m2, distribuidos en cinco plantas y un torreón-mirador. Fue un encargo proyectado por el arquitecto novecentista Luis Planas Calvet y ejecutado por el maestro de obras Juan Bassas Cruxent. Una fachada monumental, novecentista, con una gran balaustrada de piedra que recorría el primer piso y una tribuna mirador encarada al mar. Una mansión de lujo, de la que hoy apenas queda la fachada -aunque modificada- y la escalera noble decorada con elementos ornamentales neo barrocos y escenas paisajísticas que evocan el comercio, los transportes, la agricultura, en definitiva al trabajo, rodeadas por las leyendas “Fe”, “Amor” y “Constancia” que hacen referencia a la primera epístola de San Pablo a los fieles de Tesalónica.
Epílogo
De las estancias de los Ybern en Canet surge una noticia publicada en La vanguardia de 1928 donde dice que “en su finca de Canet de Mar, [veranean] los señores de Ibern-Verdaguer e hijos. Con estos últimos se encuentran sus hijos y hermanos los señores de Ibern-Hernández de Lorenzo”. Pocos años después, estalla la Guerra Civil y los Ybern ya no volverían nunca más al pueblo, dado que tuvieron que marchar a vivir Madrid y a donde durante la post guerra trasladan las sedes de todas sus empresas. Miguel Ybern Ferrés moriría en la capital del Estado el 25 de diciembre de 1946 y poco después sus descendientes se desprenden de sus propiedades en Canet. La finca de C'an Beyá fue vendida al empresario sabadellense Salvador Margarit mientras que la casa Ybern pasó a la obra sindical Educación y Descanso de la FET-JONS que la transformaron en la “Residencia para productores Juan Manuel Piñol”.
Hace unos meses pude tener entre mis manos una lámpara de latón que había formado parte del lujoso mobiliario de la casa Ybern de Canet. A un lado había grabado en alto relieve el apellido “Ybern”, y al otro la leyenda “amor al trabajo”, que quizá son las palabras que mejor pueden sintetizar la biografía de Miguel Ybern Ferrés, uno de quellos hombres de entre siglos que, con esfuerzo y tenacidad fueron forjando una auténtica fortuna personal.
NOTAS:
(1) Hijo de Lorenzo Ibern y Josefa Ferrés, ambos de Barcelona. Indistintamente se cita en este trabajo Ybern/Ibern
(2) Natural de Belltall, muere en Madrid el 14 julio 1954
(3) A razón de tres acciones de VAY nuevas por cien de la antigua VAYA
(4) Garantía del 5% de interés s/. 6.248207,50 presupuesto construcción
Traducción: Juan M. Milán Orgilés. Se respeta la puntuación/acentos castellanos del texto original.

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com