1988 NAZARÍES

HASTA SIEMPRE PACO, ADIÓS PEPE, BIENVENIDO SALVADOR.
Los artículos publicados por los cronistas, en esta revista especial, suelen referirse a los hechos ocurridos en su comparsa con mayor significación durante el año festero que está a punto de culminar el próximo día 5 de Septiembre.
Al tener que determinar cuál sería el tema elegido para estas páginas, varias fueron las ideas que surgían: la modificación de los estatutos de los Nazaríes dando entrada a la mujer; las «represalias» que algunos... quisieron tomar con nosotros el pasado día 9 de Septiembre; los paseos ciclistas que esta Comparsa celebra desde 1979; etc.
Sin embargo, al final me he decidido a escribir sobre esas personas que, tanto en esta Comparsa como en las demás, sacrifican mucho de su tiempo y esfuerzo en intentar lograr lo mejor para la asociación festera que representan. Ellos son los Presidentes. Los que viernes tras viernes de largas y a veces tediosas reuniones van coordinando todas las iniciativas, todos los proyectos que muchas veces no dan los resultados apetecidos y que otras, no demasiadas, son acogidas con beneplácito por los socios.
En los Nazaríes, desde nuestra fundación en 1955, hemos tenido un total de 6 presidentes. Cuando iniciemos este año la Entrada habrán cambiado las cosas de manera muy significativa. Las Fiestas de 1987 fueron las últimas que presidió José Azorín. Las venideras estarán bajo la presidencia de Salvador Grau. Y entre unas y otras se nos fue Paco Seguí, el Presidente de Honor de esta comparsa.
A ellos tres quiero dedicar este artículo.
PACO SEGUI: UN PANADERO FESTERO
El año pasado, cuando Paco todavía estaba entre nosotros, le dedique el artículo publicado en este mismo especial Día 4 que fuera. En él ya quedan reseñados todos los logros que durante sus 17 años de presidencia consiguió para su Comparsa.
Por decisión unánime de la Directiva decidimos presentar su candidatura, por segundo año consecutivo, al premio «El Tito», en ella se pueden leer:
«Es muy difícil para cualquier Nazarí expresar en unas líneas lo que una persona a la que se quiere en la Comparsa ha llevado a cabo durante toda una vida... Lo primero que de él podemos decir es que toda su vida ha sido maestro en el difícil arte de condimentar el agua, la harina y la sal con el fuego para darnos a todos el pan.
Que este oficio marca su vida; nos muestra un hombre que con varios elementos dispares ha sabido unirlos, en la medida precisa, para formar otro más completo y sabroso. Paco también fue panadero festero y con un puñado de hombres consiguió crear una Comparsa en 1955, su comparsa, los Nazaríes.
Paco Seguí siempre fue fiel a la cita del timbal en la Losilla.
Como cabo quedan cortas las palabras para expresar su estilo personal, cuando movía la gumía incesantemente al son de sus botas moras y azules. Su última salida fue el 5 de Septiembre de 1974, cuando la Comparsa cumplía sus primeros 25 años. (¡Qué alegría! ¡Qué grande ver a los 14 fundadores, o a los hijos de los que ya no estaban, afrontar la Calle Nueva con la misma sonrisa en los labios con la que lo habían hecho muchos años atrás! ».
Hasta siempre Paco, y gracias.
PEPE AZORIN: UN HOMBRE BUENO METIDO A PRESIDENTE
Pepe fue contrabandista hasta que hizo el servicio militar. Después se hizo Moro Nuevo, pero cuando entró a trabajar en una agencia de transportes se le acabaron sus alegrías festeras porque durante las Fiestas tenía que trabajar. Sin embargo, sus dos hermanos eran Nazaríes y él, pues claro, les acompañaba al local de la Comparsa, jugaba al dominó o al truque, y un buen día le hicieron protector.
Me cuenta que se hizo socio activo en 1962, y que su hijo Alejandro llegó a salir vestido de Nazarí antes que él. Al terminar las Fiestas de 1976 le llaman como directivo y acabó siendo vicepresidente. Poco le duró el cargo y en agosto de 1977, con la Comparsa metida en agudas dificultades económicas, acepta la presidencia. Ha ostentado, por tanto, durante 11 Fiestas un cargo difícil en circunstancias complicadas. Durante estos 11 años solamente una vez se ha puesto el traje de festero, la responsabilidad de dirigir la comparsa ha podido mucho.
Cuando le pregunto cuál ha sido su peor momento durante estos largos 11 años me dice que lo pasó muy mal el año pasado, cuando quisieron sancionar a las chicas y después penalizaron a la Comparsa. También le dejó un mal sabor la baja de muchos socios cuando se acordó una derrama importante, hace algunos años. Le gusta mucho la Cabalgata, la Procesión, el chaleco de los Nazaríes... Se estremece cuando llega la hora de iniciar el desfile de la Entrada y quiere que los Nazaríes sean siempre una Comparsa familiar.
Pepe durante estos 11 años no ha estado sólo. En primer lugar su familia; «la Salu», su mujer, era la primera que le obligaba a ir a la Junta Central cuando necesitaban su presencia; sus tres hijos también saben de cargar y descargar furgonetas llenas de paellas o tablones, o de escribir cartas a máquina.
El pasado mes de Noviembre terminó su ciclo como presidente. Ha conseguido muchas cosas importantes para los Nazaríes: un estado económico confortable, aumento del número de socios, momentos dulces en la Comparsa.
Se fue del cargo un hombre bueno, quizás demasiado, que tiene como bandera haber intentado, siempre sin molestar, organizar y dirigir sabiamente a los Nazaríes. Y yo creo que lo consiguió.
SALVADOR GRAU: VILLENA Y SUS NAZARIES
Su tío Asensio era el encargado de engalanar los arcos, y con la tela que sobraba le hacían los pantalones de moro viejo a su sobrino Salvador, que desde los cuatro años salía en la misma comparsa que su padrino, Pepe Grau.
Así empezó su carrera festera el actual presidente de la Comparsa. Un buen día de 1967 se hizo Nazarí porque en otra comparsa le pidieron una cuota de entrada exorbitante para sus posibilidades. Fue ganando amigos y confianza hasta llegar a ser secretario durante varios años. Después, por cuestiones laborales, tuvo que trasladar su residencia a Alicante, donde todavía vive; pero sin faltar ni una sola vez a las asambleas, juntas y reuniones de la Comparsa, y por supuesto, presente siempre en la cita de la Losilla.
¿Por qué presentaste tu candidatura a presidente? Me dice que tenía que llenar un hueco en su vida. Su ambiente, sus amigos, su hobby está en Villena, en sus Nazaríes. Siendo presidente accedía a la dirección de su Comparsa, y además, se obligaba a venir más a menudo a su pueblo. Así mataba dos pájaros de un sólo tiro.
Creo que el mayor problema de las Fiestas es su masificación y que para resolverlo hay que tomar medidas útiles, aunque rompan un poco la tradición. Sin embargo me dice que las Fiestas tienen mucho de rito; todos los años come el día 5 arroz con conejo, el postre es incapaz de tomarlo por el nerviosismo, ayuda a vestir a sus hijos y después lo hace él. Le gusta mucho el chaleco de los Nazaríes y cambiaría la camisa...
Para Salvador la Comparsa está bien en estos momentos y lo que pretende conseguir en estos dos próximos años es que continúe en su línea ascendente. Todos los Nazaríes sabemos que está muy capacitado para conseguirlo. ¡Suerte Maestro!.
Ya para terminar quiero desear en nombre propio y en el de toda mi Comparsa que las Fiestas que se aproximan puedan quedar grabadas en los corazones de todos los villeneros y villeneras y de cuantos nos visiten como algo especial y único.
¡VIVA LA MORENICA!
Rafael Román CRONISTA NAZARÍ 
Extraído de la Revista Día 4 que fuera de 1988

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com