1960 SEÑORITAS EN LA PLAZA DE TOROS

 x, Isabel Esteban "Caracoles", Lola Poveda (esposa de Caracoles), Pepita (señora de Rafael Román), Mercedes (señora de Luiche).  Si sabes los nombres que faltan... cuéntame
Foto cedida por... Bernad Hurtado

1968 LAVADERO DE VERDURAS Y HORTALIZAS

LAVADERO DE JUAN LUCAS CATALÁN
En la huerta de Villena había varios lavaderos de verduras y hortalizas, el sistema era sencillo, la canal de agua pasaba por la caseta y había un ensanche donde se enjuagaban las verduras... y listas para comer. Para situarse, cerca del Colegio Ruperto Chapí/Navarro Santafé y Horfres.
Antonio Gil "Chirivio", Juan Martínez, Paco "Calaco", Juan Lucas Catalán "Picanto" y agachado... Paco "Casporro".
Foto cedida por... Antonio Gil "Chirivio"

1968 AQUELLOS CUMPLEAÑOS...

Pedro Luís García Milán 1 año.
Fotos cedidas por... Pedro y Ana

BREVE RELATO SOBRE UNA FAMILIA VILLENENSE "BALANDRA"

BREVE RELATO SOBRE UNA FAMILIA VILLENENSE
"BALANDRA"
“Villena Cuéntame” trae al recuerdo a una familia entroncada, íntimamente, con Villena tanto en lo industrial como en lo cultural o religioso. Una familia que fue, ha sido y es parte vital de nuestro pueblo desde hace más de tres generaciones, siendo de los pioneros en el sector del calzado.
Comenzamos, la saga, a mediados de 1800, con el matrimonio de Francisco Martínez Hernández (Nínes) y María Hellín Barceló, bisabuelos de quienes nos hacen llegar las fotografías que acompañan este trabajo.
Francisco Martínez Hernández y María Hellín Barceló
De este matrimonio nace Sebastián Martínez Hellín, conocido por el apodo de “Balandra” Industrias Martínez Hellín, Calzados Balandra. A Sebastián Martínez Hellín el mote Balandra le proviene de su madre de leche, conocida como “la tía Balandra”, cuyas descendientes, una de las cuales era tuerta, regentaron durante muchísimos años el estanco “bajo las campanas”, en la calle Ramón y Cajal.
Al comprar la finca del Pinar, ésta fue nombrada, y aún lo es, con su apodo.
Sebastián Martínez Hellín
Sebastián fue un hombre, muy unido a la iglesia y de ello da constancia el que después de la Guerra Civil, fuese quien se encargó de ordenar, a unos tallistas valencianos, la realización de una nueva imagen así como todo el ropaje.
Sebastián Martínez Hellín contrajo matrimonio con Josefa Navarro Estevan. Unión de la que nacieron Antonia y María.
Complementamos este reportaje con algunas fotografías de sus descendientes… María y Antonia Martínez Navarro
 María y Antonia







Contrajeron matrimonio con José Ruiz Moreno y Máximo García Lujan, que más tarde fue Alcalde de la Ciudad.
José Ruiz Moreno y Máximo García Lujan


Finalizamos con algunas imágenes curiosas de la época…
Automóvil de la época… en foto… 
al volante Sebastián Martínez Hellín con algunos familiares.
 Baños de Onteniente, Antonia Martínez (de blanco)

Amigas en el Paseo Chapí junto a la Rana y al fondo la casa de Don Antonio Amorós y después de Don Pascasio Arenas.
Grupo de Carmelitas año 1920.
 Balandra con amigos en el Tibidabo de Barcelona.

No vamos a epilogar este relato sobre una familia villenense que fue pilar ejemplar en el aspecto industrial de la ciudad, como son los antecesores y sucesores de Martínez Hellín, conocido también como “Balandra”. Y no vamos a dar conclusión a esta saga porque en años posteriores, que relataremos en capítulo aparte, haremos referencia a la parte política, social y cultural que los descendientes han desarrollado en Villena, dentro de sus profesiones.
Sirva pues esta recopilación como inicio de un más amplio relato.
Carnavales años 30
Muchas gracias a Máximo García Martínez por compartir estas fotos personales de su familia y a Ernesto Pardo Pastor por recopilar información y poder disfrutar de este reportaje de la familia villenera... "Balandra".

1957 CITAS CON LA HISTORIA

Estado actual del Castillo de Villena, según maqueta construida por José Cortés con papel de «ABC» y engrudo. Pintura porfirizada con tierras del mismo castillo.
CITAS CON LA HISTORIA Por Joaquín Candel y Candel - Notario
Otro año nos consiente la Providencia sentir la dulce impresión de acercarnos a nuestro muy querido pueblo. Llevamos el triste bagaje de amargos y afectivos recuerdos y una estela de decepción por continuar irrealizado aquel entusiasta y reiterado anhelo y dignificar el símbolo perdurable de nuestra historia vernácula. Todavía, en el suave atardecer de nuestras fiestas septembrinas, sobre el oroviejo del ocaso, destaca la elegante e hidalga silueta de nuestro Castillo. Yérguese cual bermeja y miniada inicial de una ejecutoria, que hasta hoy dejamos incumplida y abandonada. Contemplémosle con visión íntima, profunda, cuando sintamos henchidos nuestros pechos de ancestrales y entrañables emociones, con el amoroso deseo de conservarlo como índice evocador de nuestro pasado, de nuestro carácter, amplia y hondamente cimentado en la inextinguible nobleza de nuestra tierra.
Panorama de Castilla y retrato de Enrique IV.—Continuando nuestras notas históricas, precisa antes de narrar la actuación del Marqués durante el reinado de Enrique IV, iluminar el tenebroso escenario de Castilla en aquel período histórico. Desde la muerte de don Juan II hasta la coronación de su hija doña Isabel, el pleito sucesorio agita en constante y apasionadas turbulencias políticas la totalidad del Reino. Media Castilla lucha a favor de la hija de la Reina, la otra media en favor de la hermana del Rey. El dominio de los tumultuosos acontecimientos y la conversión de un reino atomizado, enfermo y decadente en imperio poderoso, denotan la inteligencia, cautela y visión política de aquella Infanta que fue la Reina Católica. Recluida con su madre en el Castillo de Arévalo, percibían confusamente los ecos de una Corte roída por la miseria moral y material, donde vegetaba la iniquidad real, representada en su hermano don Enrique.
El Príncipe de Asturias es elevado en Valladolid, en el año 1454, a la muerte de su padre don Juan II, a la Corona de Castilla.
Si el padre fue débil, pero amante de la cultura, el hijo heredó su carácter exorable. El temperamento abúlico e inconstante de don Enrique, según los cronistas, le hacen rayar en la imbecilidad. Fácil presa y dócil sujeto pasivo, para operar sobre él el sutil y turbulento maquiavelismo de don Juan Pacheco. Dice Silió que si el Privado de su padre había sucumbido trágicamente, éste le superó en tejer intrigas y ensombrecer el horizonte político de Castilla. No podemos extendernos en comentar el profundo estudio psicofisiológico que hace Marañón del señor de tal privado, en su obra «Ensayo biológico de Enrique IV». Transcribimos, tan sólo, algunos conceptos de los biólogos y cronistas a que aludimos en nuestro trabajo anterior. «Enrique IV no tenía condiciones de rey ni era digno de estimación corno hombre». «Había acreditado como Príncipe heredero lamentable flaqueza de voluntad, muchos más vicios que virtudes y gran quiebra en lo de comportarse varonilmente» (Silió). «Fue nacido para la ruina del trono y escándalo de las naciones». Frases atribuidas, según Tomás Walsh, a su tutor Fray Lope Barrientos. Cuenta el cronista Enríquez del Castillo su predilección por Segovia y Madrid donde más se holgaba é mayor descanso para su reposo recibía. Se deleitaba en andar por ello y entretenerse en la caza de les animales salvajes que allí nasciesen y andaban, é aun porque así mesmo los negocios de la gobernación le daban pena y eran muy ajenos a su condición».
«Tosco, feo, maloliente, misántropo, vestido y calzado con tanto desaliño y adornado de rarezas y vicios indeseables». (Marañón).
Hosco y fantasmagórico aparece en aquel célebre retrato que figura en el Códice de Stuttgart. Trasunto físico de aquella miseria moral que analiza el citado biólogo.
Creemos suficiente lo apuntado para imaginar el preponderante influjo que el titular de nuestro Marquesado ejerció sobre tal Señor.
Actuación del Marqués de Villena durante el reinado de don Enrique. Durante los veinte arios (1454-1474) de su reinado, el entresijo de acontecimientos históricos es inenarrable. La figura del Marqués destaca en confabulaciones, intrigas, luchas y pugilatos de soberanía. Su diplomacia es artera, insidiosa, desleal, pero sobre todos sus defectos se sobrepone su fina astucia e inteligencia. Emanaba de su personalidad un influjo sugestivo qué utilizó para mover reyes y nobles en su interés y codicia. En aquella época, el nombre de Villena se repite y teme en la Corte española y en las extranjeras. Trasciende a Francia, Portugal, Italia. Hasta el Pontífice Sixto IV envía al Cardenal Rodrigo de Borja (que fue posteriormente el Papa Alejandro VI) a Castilla, con la célebre Bula legitimando el matrimonio de los Reyes Católicos. Además de tal misión, traía otra más importante, según Silió: la de procurar la pacificación y facilitar informe de las intrigas y agitaciones de Pacheco. Decía el cronista Hernando del Pulgar: «Trató de concordia e reconciliación del Maestre de Santiago con el Príncipe e con la Princesa, porque entendió que este Maestre la estorbaba, é que cesaría de impidir si lo redujese a su servicio».
Abarcando toda la escenografía histórica del reinado de Enrique IV, en la complejidad de sus episodios encontraremos como propulsoras descollantes de los sucesos dos figuras: el Arzobispo de Toledo, don Alonso Carrillo y su sobrino el Marqués de Villena.
Persistiendo en nuestro intento de narrar, a modo de novela cronológica, los acontecimientos, destacaremos la intervención de Pacheco en los más culminantes. Deseando evitar el cansancio de su farragosa narración, los expondremos bajo subtítulos.
Tratados de paz en el Reino. La primera intervención de Pacheco al subir al trono Enrique IV, en 1454, es intervenir en los tratados de paz con el Rey don Juan de Navarra, por mediación de la Reina de Aragón. En el concierto asisten el Justicia del Rey de Aragón, el Almirante de Castilla y el Marqués de Villena. Los reyes de Aragón y Navarra y el Infante don Enrique renuncian a los señoríos y fortalezas que tenían en Castilla. Por consecuencia de este tratado, regresan al Reino los Nobles y Magnates desterrados, recobrando don Enrique IV todas las Ciudades y Villas que estaban en poder de aquéllos.
En el año siguiente (1455), refiere algún historiador que Pacheco instigó al Monarca para que demostrara su poderío y grandeza. Don Enrique, aceptando la inspiración de Villena, convoca a Cortes en Cuéllar, proponiendo renovar la guerra contra los moros de Granada. Se forma un lúcido ejército con los jóvenes de la nobleza, figurando entre sus representantes el Marqués de Villena, su hermano Pedro Girón, Maestre de Calatrava, el Duque de Medina - Sidonia, el Marqués de Santillana y otros. Disgustó a los Caballeros la actitud del Rey, al ordenar a los Capitanes que no hostilizaran al enemigo. Limitose la campaña, que más parecía fiesta cinegética, a correrías devastadoras por campiñas y ricos cultivos de los moros. Don Pedro Girón y los Condes de Alba y Paredes proyectaron, en vista de la burla, apoderarse del Rey «e incluso matarle», «a quien asustaba la guerra y tenía horror por el derramamiento de sangre».
Elección de la segunda esposa del Rey.— Dice Walsh que, por la misma época (1454 - 1455), el Marqués de Villena, verdadero dueño del reino, se encargó de buscar al soberano la esposa que le diera sucesión. Recordemos que su anterior matrimonio con doña Blanca de Navarra fue anulado en 1446 y confirmada dicha anulación en 1453. Don Juan Pacheco eligió para esposa del Rey a la encantadora Princesa doña Juana de Portugal, hermana de su Monarca don Alfonso. Manifiesta dicho autor que el motivo de tal elección por el Marqués, «que podía ocultar todos sus vicios excepto la avaricia, que no podía ocultar ni moderar» (frases del citado cronista) fue el temor de una alianza con la casa de Aragón, de la que procedían sus ricas posesiones. Llega Doña Juana con la brillante comitiva portuguesa a Badajoz. Le acompañan las doce famosas doncellas; de generosas las califica el cronista; se dispuso que el Rey Don Enrique les diese marido según sus linajes... cumpliendo las arras e dotes. Se celebran en Córdoba los desposorios en 20 de, Mayo de 1455. Después, en Sevilla, fastuosos festejos. No se recordaban tan ostentosos en toda Castilla. Banquetes, bailes, corridas de toros y un famoso torneo del que fueron Jefes el Marqués de Villena y el Duque de Medina - Sidonia.
El Rey mostró luego a Doña Juana sus lugares favoritos: Madrid y Segovia.
El ambiente de la Corte era de lujoso y procaz sibaritismo. Aquellas damas que acompañaban a la Reina introdujeron atrevidas y desacostumbradas galanterías en la adustez castellana. El cronista Palencia decía: «Lo deshonesto de sus trajes excitaba la audacia de los jóvenes y extremaba sobremanera sus palabras provocativas». Entre tales damas destacaba la gran belleza y desenvoltura de una llamada Doña Guiomar. Algunos Prelados, dice Lafuente, no pudieron sustraerse a las esplendideces cortesanas. El de Sevilla, Don Alonso de Fonseca, una noche, después de la cena, presentó en la mesa «dos bandejas de anillos de oro con piedras preciosas, como ofrenda a la Beina y sus Damas».
Dos históricos episodios de amor: Doña Guiomar; don Beltrán de la Cueva.—
Parecía continuar, en el real matrimonio, la influencia de aquel misterioso hechizo que impidió a don Enrique tener sucesión con su primera esposa, doña Blanca de Navarra. Silenciamos las crudas narraciones que sobre ello hacen los cronistas. Comienzan entonces dos novelescos episodios de amor. Fueron sus protagonistas los Reyes, la nombrada doña Guiomar y un apuesto y noble caballero llamado don Beltrán de la Cueva. También figura como promotor de estos episodios el Marqués de Villena.
Refiere Walsh que, deseoso el Rey de tener sucesión, propuso a la Reina cierta forma deshonrosa de conseguirla. Lo funda en un relato del nombrado Palencia, cronista desafecto al Monarca. La negativa de doña Juana a tan deshonesta insinuación y el deseo de acallar los satíricos comentarios populares y cortesanos, motivaron, dice el autor citado, que aquél sonriente marrano (así denominaban a los judíos conversos) el Marqués de Villena, aconsejara al Rey «tomara pendencia de amores» con doña Guiomar. Públicamente le dedica el Monarca obsequios y galanteos. La arrogancia insultante de esta dama despierta los celos e indignación de la Reina. En cierta ocasión llegó a golpearla, asiéndola de los cabellos; y hasta la hirió en la cara con su abanico. Ante la difícil situación de rivalidad, Pacheco aconseja al Rey alejar a doña Guiomar de la Corte. Quedó instalada a dos leguas de Madrid, pero dotada de ricas fincas y Estados. La Corte se dividió en dos bandos. El Arzobispo de Sevilla se erigió en defensor de doña Guiomar; hasta se dijo que acompañaba al rey en sus visitas a la dama. El Marqués de Villena, no obstante lo relatado, con su proverbial astucia, adopta la causa de la Reina doña Juana.
El desamparo y la relegación que el Rey había condenado a su esposa, cuya belleza y juventud despertaba extraordinaria admiración, abrieron el otro capítulo de esta histórica novela de amor. Cundían rumores por los círculos cortesanos del favor que la Reina dispensaba al nombrado don Beltrán. Era éste prócer hidalgo de Ubeda, que, de paje de lanza, convirtióse en Mayordomo Mayor, alcanzando la absoluta confianza del Rey. Brotan del pueblo cáusticos y procaces comentarios. Se lanzan las coplas de Mingo Revulgo.
Con motivo de la Embajada que envía al Rey el Duque de Bretaña, se celebra el famoso y caballeresco paso de armas en la Puerta de Hierro al regreso del Pardo. Don Beltrán, lanza en ristre, defiende contra todos los caballeros la belleza de la misteriosa dama de sus pensamientos. Todos sabían que era la Reina, menos su esposo, dicen los cronistas. Don Enrique, para conmemorar aquel original torneo, funda en el lugar que se celebró el Monasterio de San Jerónimo del Paso. Presagiaba el Marqués de Villena que aquel donjuanesco personaje, tan diestro en blandir el sable y esgrimir la lanza, iba a eclipsar su poderío.
Liga contra el Rey. Intervención y astucia de Pacheco. Por aquel tiempo los dispendios y liberalidades del Rey, que elevó a gentes desconocidas y humildes hasta las más altas dignidades, le enajenó el apoyo de la Nobleza. Don Juan Pacheco y su tío el Arzobispo de Toledo todavía se le mostraban afectos. Consiguen los nobles firmar en Tudela una Liga contra el Monarca con la adhesión de los Reyes de Aragón y Navarra. El Marqués de Villena fue el oculto promotor de la confabulación. Para no inspirar desconfianza al Rey, consigue con su artera diplomacia separar de la Liga a su hermano, el Maestre de Calatrava. También los catalanes, por aquellos años, con su desventurado Príncipe de Viana, amenazaban al Reino por las fronteras de Aragón. Aprovechando tales revueltas, Pacheco aconseja al Rey la invasión de Navarra. Se nombra Capitán director de la campaña a su hermano, don Pedro Girón.
Dice Lafuente que el Marqués de Villena, con su astuta y tortuosa política, obtuvo una fingida reconciliación del Monarca con el Marqués de Santillana y la de la mayoría de la Nobleza. Les recibió don Enrique en Ocaña prometiéndoles honras y mercedes. Consistía la diplomacia de Pacheco, según el aludido historiador, en apartar del Rey a los Consejeros leales y rodearle de los desafectos, para hacérsele necesario.
Doña Juana la Beltraneja. Su nacimiento y bautizo.— Después del segundo matrimonio del Rey, transcurrieron seis arios sin señal de sucesión. Persistía sobre él aquel maléfico hechizo en que fundó Roma el divorcio con su primera esposa. Al séptimo año, encontrándose la Reina en Aranda del Duero, donde la visitaba don Beltrán de la Cueva, dio señales de alumbra-miento. Fue doña Juana conducida a Madrid con gran lujo de cuidados. Casi todos los cronistas, tanto los desafectos al Rey (Palencia, Valera) como los afectos (Hernández del Pulgar y otros), consideraron la ilegitimidad de la hija de la Reina nacida en el Alcázar de Madrid en Marzo de 1462. Omitimos relatar con su crudeza las narraciones coetáneas a este episodio. Tan sólo apuntaremos que el historiador Mariana culpa más a la deshonestidad de la Reina que a defecto fisiológico del Rey la ilegitimidad de la recién nacida. Pronto la maledicencia popular le asignó el moto de «La Beltraneja». Fueron padrinos de pila de Doña Juana, el Marqués y la Marquesa de Villena y la Infanta Doña Isabel, que contaba entonces once arios. La trajeron desde Arévalo a Madrid, con escolta de armas.
Dice Walsh que Pacheco no la recordaba y concibió utilizar aquella niña en su provecho.
El Rey concedió a Don Beltrán el Condado de Ledesma.
Envidioso Pacheco de la preponderancia e influjo del nuevo Conde, consolidada por su matrimonio con una hija del Marqué» de Santillana y su entronque con los poderosos Mendozas, prepara la conjuración contra el que pretendía arrebatarle su privanza.
La extensión que adquiere este relato nos obliga nuevamente a interrumpirlo, renunciando a nuestro propósito de finalizar el ciclo histórico de los sucesos que se cierra con las muertes de Don Enrique y Pacheco.
Extraído de la Revista Villena de 1957

PROGRAMA ECUADOR FESTERO 2019

PROGRAMA ECUADOR FESTERO 2019
Viernes, 1 de marzo
Entrega de premios III Concurso de Cartel y III Concurso de Microrrelatos del Ecuador Festero 2019, a las 20:30 horas en el Salón Audiovisual de la Casa del Festero.
Conferencia “Evolución histórica de los Embajadores y sus atuendos”, a las 20:45 horas, en el Salón Audiovisual de la Casa del Festero.
Tras la misma, Presentación oficial de los nuevos trajes de los embajadores.
Sábado, 2 de marzo
Desayuno de chocolate con churros a las 9:00 horas en la Plaza de Santiago. Obsequiado por la comparsa de Moros Realistas y realizado por la escuadra de Damasquinas, para todos los niños y niñas.
XXXVI Concurso de Dibujo Infantil a las 10:00 horas en el Patio Festero. Los niños y niñas deberán traer su propio material de dibujo, las cartulinas serán facilitadas por la Junta Central de Fiestas.
Taller de radio “La radio festera”. Radio en directo desde el Patio Festero, de 10:00 a 13:00 horas.
Jornada de Puertas abiertas de la Casa del Festero, de 10:30 a 13:30 horas. Se podrán visitar todas las dependencias de la Casa y acceder al Museo Festero con visita guiada.
Gymkana de pistas, de 11:00 a 12:00 horas. Actividad ambientada en los años 60, donde niñas y niños, por grupos, deberán buscar pistas y resolver fantásticos enigmas en las distintas dependencias de la Casa del Festero.
Concurso de pruebas festeras, dinámicas y muy divertidas, en las que niños y niñas podrán demostrar qué equipo es el más festero y Curso de rodador de banderas, de 12:00 a 13:00 horas.
Finalizada la programación, Entrega de Premios del Concurso de Dibujo (sobre las 13:00 horas) patrocinados por el M.I. Ayuntamiento Villena.
Tardeo, de 16:00 a 18:45 en el Patio del Festero con una “Batalla de bandas”, photocall y buen ambiente.
Scape Room de intriga en el que, para escapar de una de las dependencias de la casa del festero, habrá que resolver acertijos y misterios relacionados con la historia (para peques y mayores).
A las 17:30 horas. KAHOOT festero, a las 19:00 horas en el Salón de Actos de la KAKV. Divertido juego de preguntas relacionadas con las Fiestas de Moros y Cristianos. Se podrá participar a través del smartphone y ganar estupendos premios. Dirigido a comparsas, peñas, escuadras y público en general.
Tradicional cena en las distintas comparsas, a las 20:30 horas.
VII “Entraíca” Popular, a las 23:00 horas, con salida y llegada en la Plaza de Santiago.
Domingo, 3 de marzo
Diana Festera a las 8:30 horas desde la Plaza de Santiago hasta el recinto ferial.
Amenizada por la Banda Municipal de Música acompañada por las Autoridades y Cargos Festeros 2019.
XLVII Concurso de Gachamiga a las 8:45 horas en el recinto ferial. Participarán todas las comparsas, la Junta de la Virgen y la Banda de Música Municipal. XLVI Concurso de Ajo a las 9:30 horas en el Mercado de Abastos. Participarán todas las comparsas, la Junta de la Virgen y la Banda de Música Municipal. Santa Misa por los festeros fallecidos a las 12:00 horas en la Iglesia Arcedianal de Santiago. Los arcabuceros de la Comparsa de Piratas efectuarán las salvas.
Del lunes 4 al jueves 7 de marzo
XLIX Campeonato de Truque y Dominó y XIX Campeonato de Parchís a las 22:00 h. en la sede de la Comparsa de Moros Viejos. Participarán los representantes de todas las Comparsas, la Junta de la Virgen y la Banda de Música Municipal.
Viernes, 8 de marzo
Semifinales y Final de los campeonatos de truque, dominó y parchís a las 22:00 horas en la sede de la Comparsa de Moros Viejos.
Sábado, 9 de marzo
Encuentro con Jaime Francisco Ripoll Martins a las 18:00 horas en el hall del Teatro Chapí. El director invitado nos presentará su obra y compartiremos con él unos momentos previos al inicio del concierto.
Concierto del Ecuador Festero 2018 y VII Concurso de Composición de Música Festera “Compositor Manuel Carrascosa” a las 19:00 horas en el Teatro Chapí, a cargo de nuestra Laureada Banda Municipal de Música, bajo la dirección de D. Pedro Ángel López Sánchez. La segunda parte del concierto estará dedicada a D. Jaime Francisco Ripoll Martins, que actuará como director invitado.
En el transcurso del concierto se hará la entrega de trofeos y premios a los ganadores de los distintos concursos y campeonatos del Ecuador Festero 2019.
Domingo, día 10 de marzo
Desfile de Clausura del Ecuador Festero 2019 a las 12:30 horas, desde las inmediaciones del Colegio Salesianos hasta la Plaza de Santiago. Participarán los Cargos Festeros 2019, acompañados por nuestra Laureada Banda Municipal de Música de Villena. Al término del Desfile de Clausura se rodarán las banderas mientras se dispara un bombardeo de truenos.
COLABORAN: M.I. Ayto. de Villena, Teatro Chapí, Sede Universitaria, Policía Local, Cruz Roja Local, Banda Municipal de Música, Junta de la Virgen y Comparsas de Moros Viejos, Moros Nuevos, Moros Realistas, Moros Nazaríes, Estudiantes y Labradores.
NOTA: En todos los concursos del Ecuador organizados por la Junta Central de Fiestas de Moros y Cristianos de Villena los participantes deberán tener 16 años cumplidos.

2019 JOSÉ FERNANDO DOMENE VERDÚ EN PIRATAS TV

Interesante entrevista de nuestro reportero Feike Veldman a José Fernando Domene Verdú, historiador y conservador del museo festero de Villena. Febrero 2019

1968 CARROZA MOROS VIEJOS EN LA ENTRADA

Carroza de los Moros Viejos en la Entrada del día 5.
Pepe "El Peñón", Bernardo Postigo y Lola Muñoz
Foto cedida por... Lola Muñoz Valera

1961 TRES AMIGOS DE CELEBRACIÓN

Paco "el ruso", Toni Rodenas y Gaspar Tomás.
Foto cedida por... Paco Tomás Serrano

1961 COMPARSA DE CRISTIANOS

Calendario 1961

2019 EL ARTISTA RAFAEL HERNÁNDEZ HOMENAJEA A VICENTE RODES PÉREZ EN LAS JORNADAS FIC

Emocionante Rafael Hernández, mostrando un trabajo pictórico en directo fabuloso, cargado de matices y sentimiento, y homenajeando a Vicente Rodes Pérez, matriarca de decenas de artistas de nuestro entorno. Espectacular FIC organizado por la Concejalía de Cultura de Villena.





 Fotos... Jesús Hernández Francés

1915 CARNAVALES EN VILLENA

Virtudes Estevan Hernández (1899-1987), x, x.
x, x.
Foto cedida por... Daniel Pérez Amorós (fecha sin confirmar)
Foto original

1966 NAZARÍES POR LA CALLE LA VIRGEN

Díficil saber por donde desfilan estos Nazaríes por lo cambiada que está la calle "La Virgen", un día 9 de septiembre después de despedir a La Morenica.
Cabo... Chaconero, Ginés (Torrija), Paco Díaz Cerdán, Saturno Junior, Paco Seguí, Ángel Arroyo, Antonio Gil (Chiri), Cristóbal Royan, Ginés Saborit y Paco Lorente.
Foto cedida por... Antonio Gil "El Chiri"

1960 NEVADA EN VILLENA

Cae sobre Villena una nevada de tal magnitud que tienen que organizarse equipos de vecinos con la colaboración de la Guardia Civil para establecer contactos con los pueblos circundantes, labor a la que contribuye la emisora de radio local.
Rosario Lázaro, Antonita Pérez y Cari Cabanes. 1960
Rosario Lázaro y Cari Cabanes.Fotos cedidas por... Cari Cabanes. (desde Suiza)

1974 OFRENDA "EL OREJÓN" MOROS NUEVOS

Ofrenda de la comparsa de Moros Nuevos el día 7 de septiembre de 1974, la ofrenda la portaban... Simón Diego, Cristóbal, José Luis Leal y Diego Alberto.
"EL OREJÓN" MOROS NUEVOS
"El Orejón de la plaza
dicen que no tiene orejas;
una vez se las ví yo
y las tenía como tejas"
Se trataba de una talla de madera de unos 50 cm. de altura, que formaba parte del reloj público situado en la Torre del Orejón, construida aproximadamente por el año 1.525.
Esta torre, de unos 3,5 metros cuadrados de base por 20 metros de altura, estaba situada junto a la casa de D.° Patrocinio López Balaguer, Viuda de Marsá, conocida hoy por Casa Valor. Desde la Torre hasta la esquina de la calle del Reloj, había un arco de unos 4 metros de luz.
Es en el año 1.888 cuando se inicia el derribo de la "Torre del Orejón" y su triste peregrinar, hasta su desaparición total.
La tristeza que siente Villena por esta pérdida, queda reflejada en el siguiente cantar:
"El puente Madrid y las Cruces
La Losilla y el Portón,
dice que han mercao pañuelos
pa llorarle al Orejón."
Después de tantos años, y como fruto de la labor de investigación del villenense Vicente Prats, con la colaboración de los artistas Miguel Maestre de Biar y Pedro Marco de Villena, nace la reproducción del Orejón, cuya obra, rinde hoy también homenaje a su Patrona.
F. P.
El Orejón actualmente en la Casa del Festero

1946 PROGRAMA FIESTAS DEL 5 AL 9

PINCHAR EN LAS FOTOS PARA AMPLIAR Y VER DETALLES
Día 5. Entrada de las Comparsas de Moros y Cristianos.
Moros Viejos, Moros Nuevos, Bando Marroquí, Moros Realistas, Estudiantes, Piratas, Andaluces, Labradores, Americanos, Romanos y Cristianos.
Día 6. A las 8, dará su tradicional comida a los ancianos asilados, la Comparsa de Moros Nuevos, en le Hotel Alcoyano.
Día 7. Alborada anunciando la llegada del día de nuestra Patrona, en le Plaza de Santiago, con repique de general de campanas, luces de bengala, elevación de globos, y una GRAN TRACA JAPONESA, mientras el Himno Nacional es interpretado por todas las Bandas.Día 8. A las 9, Saldrá el Ayuntamiento en Pleno y las Jerarquías de F.E.T. y de las J.O.N.S. de las Casas Consistoriales, acompañandoles la Banda Municipal de esta Ciudad, para asistir a la SOLEMNE FUNCIÓN RELIGIOSA.Día 9. GRAN TRACA desde la Avda. de J. Antonio a la del Generalísimo Franco. En los días seis, siete y ocho, el Ayuntamiento repartirá raciones de víveres.
El orden de las distintas procesiones será el siguiente: Niños, Niñas, Señoras y Caballeros.PROGRAMA FIESTAS 1946.
Cedido por... Elia Estevan.
..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com