PEÑAFIEL, CIUDAD HERMANA DE VILLENA

Peñafiel, ciudad hermana de Villena.
Son más de 500 kilómetros los que separan Villena de Peñafiel, pero hay un personaje histórico que une a ambas localidades: el Infante Don Juan Manuel, figura en torno a la cual Villena y Peñafiel se hermanaron hace ya 26 años. Aquel hermanamiento firmado en un pasado no muy lejano ha hecho que ambas localidades estrecharan lazos.

Su origen se remonta a culturas prehistóricas, aunque es durante la Reconquista cuando se asienta un núcleo urbano al pie del cerro que domina el castillo. A principios del siglo X se erige como plaza fuerte frente al Islam, pasando a depender a finales de siglo del Condado de Castilla. Con Sancho García, adquiere una posición privilegiada al albergar un castillo de frontera.

Morada de reyes y nobles, sus muros recuerdan la estancia de Doña Urraca, Fernando III o Alfonso X, aunque fue, sin duda, Don Juan Manuel, el gran señor de la Villa, eligiéndola como el lugar preferido de todos sus estados. Especialmente significativo fue el nacimiento en la Villa del príncipe de Viana, Don Carlos.
A partir del siglo XV, Don Pedro Girón, Maestre de la Orden de Calatrava y conde de Urueña, se hace con el Señorío de Peñafiel, que permanece en poder de la familia Girón hasta el siglo XIX, ostentando los títulos de marqueses de Peñafiel y duques de Osuna, título creado por Felipe II.
EL CASTILLO
El Castillo está situado en un cerro estratégico, que domina los valles Duratón y Botijas, en su confluencia con el río Duero.
Declarado Monumento Nacional en 1917, es considerado como una de las más bellas fortificaciones del medievo, y se le ha comparado poéticamente con un inmenso barco. Su aspecto actual responde a diferentes construcciones: la primera se debe a finales del siglo IX o principios del X, se reestructura a finales del XI, Don Juan Manuel lo restaura en el siglo XIV, y nuevamente es construido a mediados del siglo XV.
Hecho con piedra de Campaspero, con la técnica arquitectónica del gótico germánico.

Consta de dos recintos:
• El exterior, recio y liso, que quizá corresponda al siglo XI, presenta una sola puerta, defendida por dos cubos que son los únicos construidos en sus muros.
• El segundo, de finales del siglo XIII o principios del XIV, está formado por una fortísima torre del homenaje (de planta rectangular y coronada por ocho torrecillas cilíndricas y cuya entrada debió ser a través de un puente levadizo) y cortinas de murallas que se apoyan en treinta torres redondas. En su interior hay dos plantas con bóveda de piedra; la inferior pudo hacer las veces de prisión.
El castillo mide 210 metros de largo por 33 de anchura. La torre del Homenaje, en la que campea el escudo de los Girón, tiene 30 metros de altura y 14,5 por 20 de base.
Dos patios flanquean la Torre: el patio norte albergaba los algibes y almacenes, y el sur las caballerizas y guarniciones. Actualmente, en este patio Sur se ubica el Museo Provincial del Vino.
Toda la villa estuvo rodeada de murallas que bajaban desde los extremos del castillo. El perímetro total abarcaría unos 2.200 metros y tenía cinco puertas. De estas murallas se conservan 4 cubos, dos al sur y dos al norte, y diferentes paños.
PLAZA DEL COSO
La plaza del Coso es el lugar de Fiestas y Tradiciones, el tradicional Corro de los toros, donde se vienen celebrando los festejos taurinos desde la Edad Media. Se trata de un espacio rectangular de aproximadamente 3500 m?. Las viviendas que rodean esta plaza, son de 2 y 3 pisos de altura con balcones lucen vistosas decoraciones de madera que sirven de palcos para los festejos taurinos.
En esta plaza los propietarios de las viviendas alquilan sus balcones para ver los festejos taurinos, pero la plaza conserva, además, uno de los derechos consuetudinarios más curiosos, conocido por estas tierras como Derecho de Vistas. Los propietarios de este derecho les permite ver los festejos de forma gratuita por poseer la titularidad del balcón durante los días que se celebren las fiestas patronales.
Son famosísimas las bodegas subterráneas ubicadas en la falda del Castillo. Algunas son de grandes dimensiones, aproximadamente entre 150 y 200 metros de galerías, donde antiguamente antes de crearse las nuevas cooperativas o bodegas, los cosecheros del vino lo guardaban en estas galerías que mantienen durante todo el año la misma temperatura, lo que permitía conservarlo en perfecto estado. En la actualidad, estas bodegas están dedicadas en su mayor parte para grupos de familiares y amigos que celebran sonadas meriendas. Entre éstas se encuentran las bodegas Protos, ampliadas por el célebre arquitecto británico Richard Rogers, ganador del premio Pritzker en el año 2007.
FIESTAS
Las Fiestas de Nuestra Señora y San Roque se celebran del 14 al 18 de agosto. Declarada de Interés Turístico Regional en 1997.
El Domingo de Resurrección se celebra en la plaza del Coso, una plaza rectangular y enmarcada de casas antiguas de aproximadamente 3.5000 m², la Bajada del Ángel, una fiesta de origen medieval.
En la plaza medieval de El Coso, llamado popularmente "El Corro" anualmente se celebran fiestas y festejos en motivo de las Fiestas de Nuestra Señora y San Roque del 14 al 18 de agosto, con grandes festejos taurinos y encierros de reses por la zona urbana. Por la tarde, se celebran corridas de toros populares en el que, a parte del sacrificio de uno o dos toros por parte de algún semi o profesional, se permite a los jóvenes efectuar carreras y toreo amateur de animales. La suelta de toros en esta plaza está documentada a partir del año de 1433, siendo una de las plazas medievales de toros más antiguas de España.
La llegada del ferrocaril a Peñafiel le convirtió en el centro de una comarca mucho más amplia que el Campo de Peñafiel. Las zonas del Valle del Esgueva, Cantalejo y toda la Churrería confluían con sus productos agrícolas en Peñafiel y a la vez se aprovisionaban en sus comercios. Además de los molinos tradicionales en las aceñas del Duratón, se instalaron fábricas de harinas en Peñafiel, Campaspero y Pesquera.
MUSEOS
PINTIA – POBLADO VACCEO
El Aula Arqueológica de Pintia complementa con el yacimiento, situado a 4 Km. de Peñafiel, la visión de los vacceos. Su cronología se extiende entre los siglos IV al I a.C. desarrollándose así uno de los pueblos prerromanos más importantes de la meseta.
A través de la recreación del poblado y de la necrópolis de Pintia se ofrece una imagen idealizada de la actividad cotidiana de estas gentes, ambientada con reproducciones de cerámica, orfebrería y metalurgia similares a las recuperadas en las excavaciones arqueológicas del yacimiento. Su marcado carácter didáctico nos acerca al mundo de la arqueología.
CASA DE LA RIBERA
Museo etnográfico sito en una casa del siglo XVI, ejemplo de arquitectura popular, donde se recrea la vida cotidiana de los habitantes de la Ribera del Duero a principios del XX.
La visita a la casa la haremos junto a los originales moradores, "Mariano y Tomasa", que nos muestran como viven y desarrollan su vida cotidiana:
En el interior se pueden observar el lagar, las bodegas y la taberna, donde respectivamente se elaboraba, curaba y se vendía el vino, que junto a la cuadra, para guardar el ganado, constituían el mundo del hombre; por el contrario el horno y las distintas dependencias de la casa formaban el lugar de trabajo de la mujer.
MUSEO DE ARTE SACRO
La iglesia de Santa María acoge entre sus muros piezas de pintura, escultura y orfebrería de Peñafiel y Comarca, que comprenden desde el siglo XII al S. XVIII.
El museo se encuentra dividido en diversas secciones: Virgen, Cristo, Santos, Historia y orfebrería, que recoge una extensa y rica colección de cruces procesionales.
La visita nos permite conocer el importante Patrimonio artístico y gracias a su labor de restauración el conservar y aunar nuestro legado.
MUSEO DEL VINO
El patio sur del castillo alberga este museo, donde las cuatro denominaciones de origen de la provincia tienen cabida. Contemplar todos los procesos que son necesarios para obtener el vino y su degustación. La presencia del vino a lo largo de la Historia y poder realizar catas in situ, son sus atractivos.
TORRE DEL RELOJ
Es el único vestigio de la desaparecida Iglesia de San Esteban. Este templo, por su estructura probablemente románica, fue fundado en 1086 para conmemorar la victoria de los castellanos sobre el caudillo almorávide Alí.
La torre, en la que se colocó el reloj de la villa en el siglo XIX, es de estilo gótico, del s. XIII, se levantó doscientos años después de la primitiva iglesia.
IGLESIA DE SAN PABLO
La Iglesia y convento de San Pablo fue en su origen un alcázar, que fue mandado edificar por el rey Alfonso X, el Sabio. En 1324, su sobrino, Don Juan Manuel, lo convierte en convento para los dominicos, para ello amplia la iglesia y la modifica utilizando el estilo gótico-mudéjar, con la intención de convertirse el altar mayor en su última morada.
En 1536, otro Don Juan Manuel, señor de Belmonte, y biznieto del infante, modifica la nave del evangelio y construye una capilla funeraria para albergar los restos de la familia Manuel, construyéndolo en el más puro estilo plateresco. La fachada mezcla, por tanto, ambos estilos y materiales arquitectónicos, provoca un gran atractivo artístico
IGLESIA DE SAN MIGUEL
La Iglesia parroquial de San Miguel es construida a finales del siglo XVI con la sobriedad de la arquitectura religiosa del final del Renacimiento. El interior es de tres naves con crucero cubierto con cúpula. En el lado del Evangelio conserva la cabecera de una iglesia románica de finales del siglo XII.
Conserva diversos retablos barrocos que están dedicados a las lágrimas de San Pedro, San Roque, el retablo mayor a San Miguel, San Francisco de Borja, Santa Teresa de Jesús, el retablo mayor de San Salvador de los Escapulados, el Nazareno o el del Carmen, además del Calvario.
IGLESIA DE SANTA MARIA
Esta iglesia recibía antiguamente el nombre de Santa María de Mediavilla, por encontrarse en el centro de la población. Aquí se reunía el cabildo de las parroquias de Peñafiel y tenía su sede el archivo de los hidalgos de la villa.
Los restos más antiguos que conservamos son de estilo románico, del siglo XII (la puerta del antiguo osario). La iglesia responde a varios estilos constructivos: gótico (bóvedas de crucería de la nave principal y laterales; imágenes de culto de Cristo y de la Virgen) renacentista (puerta principal y coro, así como retablos platerescos), barroco (torre, ábside y la mayoría de los retablos y el presbiterio).
En la actualidad alberga el Museo Comarcal de Arte Sacro, que constituye unos de los museos artístico - religiosos más ricos.
IGLESIA DE SANTA CLARA
Doña Isabel de la Cueva, segunda mujer de Don Pedro Téllez Girón, funda el convento en 1607, aunque la iglesia se edifica en 1698. Es de plan central con planta octogonal y cubierta elíptica decorada con yeserías de trépano realizadas a principios del s. XVIII. La capilla mayor queda precedida por un arco triunfal y a los pies de la iglesia hay un coro alto que corresponde al edificio conventual y que queda cerrado por una reja. Varios retablos salomónicos del s.XVIII decoran sus muros.
Peñafiel es un municipio de la provincia de Valladolid, Castilla y León, España. Es el centro de la comarca, situada en una encrucijada de caminos y culturas, a 56 km de la capital Valladolid, en dirección este. Incluye en su término municipal a las localidades de Aldeayuso, Mélida (Valladolid) y Padilla de Duero.
Peñafiel es el centro de la Comarca Campo de Peñafiel, que incluye el Valle del Cuco, Vega del Pajares, Botijas, Duero y Duratón.
Su origen se remonta a culturas prehistóricas —existen restos de asentamientos vacceos en los alrededores—, aunque es durante la Reconquista cuando se asienta un núcleo urbano al pie del cerro que domina el castillo. A principios del siglo X Penna Fidele se erige como plaza fuerte del Condado de Monzón frente a Al Andalus, pasando a depender a finales de siglo del condado de Castilla. Con Sancho García, adquiere una posición privilegiada al albergar un castillo de frontera.
El gran señor de la villa es el infante Don Juan Manuel (1282-1348), sobrino del rey Alfonso X el Sabio. Don Juan Manuel elige Peñafiel como el lugar preferido de todos sus estados repartidos por varios lugares de la geografía española.
La ilustre villa de Peñafiel contó con una verdadera historia, ya sea artística y social, puesto que llegó a tener un total de 19 Iglesias, así como los tres conventos de frailes y monjas, como también 6 ermitas y el castillo roquero de la montaña y el alcázar que se encontraba en el lugar del antiguo convento de San Juan y San Pablo (actual San Pablo).

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com