2020 DIFÍCIL COMUNICACIÓN EN EL RABAL

Hola, soy Pablo, un vecino del casco antiguo de Villena, y me pongo en contacto con ustedes para hacerles partícipes de una necesidad que hace tiempo tenemos en los barrios que componen el centro histórico de nuestra ciudad.
En estos días de cuarentena, teletrabajo y deberes on line nos ha dado en casa por pensar si la fibra óptica no sería una necesidad para los vecinos del casco histórico, que, fuera de las fiestas del medievo, nos gusta sentirnos en pleno siglo XXI. Así es, desconocemos si el resto de la ciudadanía en general y el Ayuntamiento en particular sabe que los vecinos del casco antiguo de Villena seguimos en el año 2020 sin una buena conexión de internet ya que la fibra óptica que serpentea por el resto de nuestra ciudad no ha podido avanzar dentro de lo que antaño fue el recinto amurallado de nuestra ciudad.
Pese a que vivamos en un barrio de calles y casas antiguas, nos gusta tener una buena conexión, es algo que siempre hemos tenido claro pero que en estos días de confinamiento es una necesidad acuciante.
Puesto que parece que ninguna compañía se va a hacer cargo de la instalación de este cable tan necesario para nuestra relación con el mundo exterior en estos días de encierro, y que es una necesidad sentida por numerosos vecinos que compartimos esta zona tan querida por todos, creo que el Ayuntamiento debería tomar medidas al respecto.
Ya que, se supone que es una zona sensible y que según el Plan de Rehabilitación del Casco Histórico interesa que se vayan mudando familias jóvenes para prevenir en envejecimiento de la población que aquí vive. Creo que sería interesante apoyar medidas como esta pues como bien estamos viendo cada vez va a ser más necesario un buen acceso a la red para poder trabajar, desde profesionales liberales que durante todo el año desarrollan su actividad profesional desde casa, pasando por docentes y terminando por los escolares que sobre todo estos días se ven obligados a conectarse a internet para poder cumplir con sus obligaciones.
Os hago partícipes de esta publicación que voy a hacer en redes sociales para que si tenéis a bien lo publiquéis en vuestro medio ya que creo que puede ser una noticia interesante, el conocer que hay parte de la ciudadanía de Villena que no tiene un acceso de calidad a internet con lo que todo esto conlleva en nuestro día a día, pero sobre todo estos días en los que necesitamos una buena conexión ya que nos vemos obligados a estar confinados, teletrabajar, además de poder tener una buena comunicación con el resto de nuestros familiares...

1887 PORTADA PARTITURA "EL REY QUE RABIÓ"

Portada de la partitura de la Zarzuela en 3 actos y 8 cuadros en prosa y verso de El Rey que rabió, del maestro Ruperto Chapí, letra de Miguel Ramos Carrión y Vital Aza
Cedido por... José Sánchez Ferrándiz

LOS TRES GOLPES AL CORAZÓN DE LA DOLOROSA SEMANA SANTA VILLENA 2018

Los tres golpes al corazón de La Dolorosa
Se inicia la Semana Santa y cada persona tiene una manera de vivirla. Desde muy pequeño mi familia y educadores, me inculcaron en sentirla cristianamente, y, hasta la fecha, así lo hago. Valores que adquirí tanto en Tobarra, pueblo manchego de donde eran mis padres y que celebra su semana grande en esta época y claro, Villena, mi ciudad, donde siempre estoy muy cerca de las Cofradías y Hermandades.
Este año, estoy viviendo en Villena sensaciones únicas y que deseo compartir públicamente con ustedes en este medio de comunicación.
Puedo afirmar que la Semana Santa villenense, goza de buena salud. Poco a poco, se está notando un incremento de personas en las distintas Hermandades y Cofradías. Lo más importante gente joven, eso garantiza un seguimiento para engrandecerla más si cabe. Así lo comprobé en primera persona cuando me buscaron para ser el presentador de la I gala musical de Semana Santa de la Cofradía Nuestra Señora de Los Dolores, su presidente, Rafa Sanchiz, depositó su confianza en mi para este evento. Pero quizás algo que nunca olvidaré y guardaré en mi corazón, fue el ofrecimiento de la Cofradía en ser Clamator en la procesión del pasado Sábado de Pasión. Son de esos pequeños momentos que tienen un importante significado.
Cuando Rafa me lo comunicó, en mi mente brotaron muchas cosas. Acepté rápidamente y por fin llegó el día de ser la persona encargada de dar el inicio a la procesión que con tanto tiempo y mimo han preparado cada uno de los Hermanos. Aseguro que fue una experiencia sensacional, única, inenarrable. Duró tan solo un minuto, pero os aseguro que ese minuto, sabe a gloria bendita. Los sentimientos se afloran y por la mente, pasan muchísimas cosas delante de la puerta lateral de la Arcedianal de Santiago.
Si, esa puerta que si se paran ustedes a pensar, tiene un significado importante en nuestra vida. Cito dos momentos. Por ahí, salen las parejas que han contraído matrimonio y que tanta importancia tiene ese día de alegría y felicidad. Otro momento bien distinto es el del adiós, la puerta de la despedida, la puerta de la nostalgia, la puerta de las lágrimas. Quien de ustedes no ha despedido algún familiar o amigo que ya marchó al cielo. Una puerta que dice mucho.
Así lo viví el sábado de Pasión cuando la Cofradía me encomendó en ser la persona de dar el “arranque” a la Estación de Penitencia. Acompañado por el Presidente, a las nueve y media en punto, comenzó todo. La Plaza de Santiago enmudeció, di lectura al documento protocolario donde se incluía una emotiva poesía elaborada por el Hermano, David Quiles, una vez finalizada, me entregó la maza para dar los tres golpes de aviso. En ese corto tiempo entre golpe y golpe a la sagrada puerta, fueron numerosas las cosas que te pasan por la cabeza, como si quitara de su corazón los siete puñales, símbolo de la Virgen.
Primer golpe. Te acuerdas de los que ya no están con nosotros y que salieron por ese mismo lugar, familiares y amigos. Como es el caso de hace poco más de un año mi querido Padre, o entre otros, personas jóvenes como el maestro, D. Fernando Domene Albero.
Segundo golpe. Pensé en quienes sufren la enfermedad, injusticias, necesidades, problemas familiares, desempleados, personas que lamentablemente lo están pasando mal.
Y, al tercer golpe, uno se envuelve en peticiones ante la Sagrada imagen con el fin de que a todos nos vaya bien en esta vida y podamos gozar de bienestar en todos los aspectos. Amén de lo que sufrió La Dolorosa con su hijo Jesucristo.
Como señalaba al principio es un momento único por muy sencillo que es, tiene un enorme sentimiento que lo recomendaría hasta el que no cree, seguro que descubriría en su interior una sensación de paz que es difícil de explicar.
Agradecido estaré siempre a la Cofradía Nuestra Señora de Los Dolores y a su Presidente Rafa Sanchiz, persona con ideas claras, joven y con ganas de engrandecer nuestra Semana Santa. No me puedo olvidar de su junta directiva José Sanchiz, Patricia Navarro, Adrián Lozano, Paco Patiño, Alejandro Samper y Miguel Vidal, a todos los Hermanos que dan su solemnidad a la Cofradía, y claro a sus capataces, que grandes son y con que mimo sacaron a la Señora a las calles de Villena donde las perfumaron de arte dando todo su esfuerzo y cariño dirigiendo el camino a los costaleros que son nuestro reflejo. Muchas gracias y Feliz Semana de Pasión.
José Antonio Serrano Yáñez
Clamator 2018. Cofradía Nuestra Señora de Los Dolores
Fotografías... Antonio Gómez Torres

1960 JUAN MARTIN... EL DOMINGO DE RAMOS

Juan Martin Estevan Bravo de estreno con la palma en la puerta de Santiago un Domingo de Ramos del año 1960.
Foto cedida por... Pedro Estevan Bravo

1965 DOMINGO DE RAMOS LAS MAMAS Y LOS NIÑOS

Fina Francés con su hijo Antonio Milán, XX, Trini con su hijo Martín (cabo pirata).
Foto cedida por... Pepi Milán Francés

1963 DOMINGO DE RAMOS CON LAS PALMAS

Domingo de Ramos de 1963... 
Catalá Gil, Ginés , Juani y Anita (hijos)
Foto cedida por... José Hernández Hernández

1976 DOMINGO DE RAMOS - PATIO SALESIANOS

Juan Antonio y Amparo Gil Cerdán 1976/77
Al fondo el frontón y el campo de fútbol de tierra de los Salesianos.
Foto cedida por... Juan Antonio Gil Cerdán

1959 DOMINGO DE RAMOS POR LA CORREDERA

Paquita Muñoz Robledo con sus hijos
Ana Tere y Miguel Victoriano Navarro "El Tito"
Foto cedida por... Ana Teresa Navarro Muñoz

1974 LAS NIÑAS Y EL DOMINGO DE RAMOS

Mari Ángeles y Paqui Navarro, Cati, Catina Martínez.
Mari Ángeles y Paqui Navarro García en la calle Cañada
Foto cedida por... Mari Ángeles Navarro García

1970 DOMINGO DE RAMOS Y LAS PALMAS

El Domingo de Ramos es la fiesta religiosa que conmemora la entrada de Jesucristo en Jerusalén. La tradición marca que los fieles acudan a la iglesia portando palmas o ramas de olivo que serán bendecidos y que se conservarán en las casas hasta el año siguiente. Además era tradición estrenar algo de ropa, ya que coincide con el cambio de estación.
Domingo de Ramos, quien no estrena no tiene manos
Agustin Serrano Lillo
Foto cedida por... Agustin Serrano Lillo

1958 DOMINGO DE RAMOS EN SANTIAGO

En las escaleras de Santiago, dos hermanas, hijo, sobrino y un amigo con las palmas del Domingo de Ramos
Catala Gil, Blas Francés, Gines Martínez, Rafa Vidal y Reme Gil .
Foto cedida por... José Hernández Hernández (fecha sin confirmar)

1960 DOMINGO DE RAMOS EN SANTIAGO (10 ABRIL)

Vicente Prats Esquembre, Vicente Prats (junior), Virtudes Menor Hernández y Carmen Hernández Belando . 
Domingo de Ramos 10 de abril de 1960
Foto cedida por... Virtu Menor Hernández

1967 DOMINGO DE RAMOS CON LAS PALMAS

Detrás... Virtudes, María Lillo, Puri Prats, Francisco Prats, Miguel Valera, María Lillo Fuentes, Miguel Valera (hijo). Delante... María José Leal, Mª Dolores Valera, Tomás Prats, Juan Leal "Pingüino"
Foto cedida por... Nati Ortuño y Miguel Valera

1970 DOMINGO DE RAMOS EN LA PAZ

Benjamín Navarro Muñoz, Cati García García con su hija... Mª Ángeles Navarro García. Iglesia de la Paz, Domingo de Ramos. 22 de Marzo de 1970.
Foto cedida por... Mª Ángeles Navarro García

1973 DOMINGO DE RAMOS CALLE CAÑADA

Cati García con sus hijas Paqui y Mari Ángeles
Foto cedida por... Mari Ángeles Navarro García

1966 DOMINGO DE RAMOS DE ESTRENO

Juan Domene Rubio, Ana y Virtu Rubio
Domingo de Ramos 1966 
Foto cedida por... Juan Antonio Domene Pardo

1961 JOSÉ ANTONIO LÓPEZ EN DOMINGO DE RAMOS

José Antonio López López "Josse Peluquero" 
Domingo de Ramos de 1961
Foto cedida por... Josse Peluquero

1974 HERMANOS Y PRIMOS EN DOMINGO DE RAMOS

Los hermanos Domene Pardo, Juan Antonio, José Javier y Pablo. Heliodoro y Juan Carlos Linares Domene y María Victoria Rubio Domene. 
Foto cedida por... Juan Antonio Domene Pardo

2019 LA NIÑA LEYRE EN DOMINGO DE RAMOS

Leyre Bañón Serrano. Domingo de Ramos 2019
Foto cedida por... Agustin Serrano Lillo

1960 PEÑA "EL BIKINY" EN LA PINADA DE LA VIRGEN

Peña Bikiny... Santos, Paco Marqués, Juan, Pepe Moya, Daniel, Talaya y Ramón. Virtu, Angelita, Dori, Concha, Vicenta y Juanita.
Pascuas 1960 Pinada de La Virgen
Foto cedida por... Ramón Verdugo Milán

1933 VISTAS DE VILLENA



Foto extraída de... "Topografía Médica de Villena". Con ella ganó el extraordinario médico villenense Francisco Tarruella Rico, el premio "García Röel" de 1935 que convocaba la Academia de Medicina de Valencia.
Información y foto cedida por... Eleuterio Gandía

1966 DOMINGO DE ESTRENO, DOMINGO DE RAMOS

En algunos hogares se hizo popular el dicho de:"¡Domingo de Ramos! Quien no estrena, no tiene manos". En este día mucha gente tenía la costumbre de estrenar algo, normalmente una prenda de vestir, lo cual dentro de la superstición popular significaba que se tendrá buena suerte hasta el próximo año. Actualmente muy pocos seguimos esa tradición...
Juan Ramón Navarro Vicente
x(amiga), Juan Ramón Navarro y su madre Fina "la maña"
Fotos cedidas por... Juan Ramón Navarro Vicente

1962/1963 CHAPAS BICICLETAS DE VILLENA

De los años 40 en adelante se comenzó a llevar un registro de todas las bicicletas que existían en las localidades en un libro al efecto preparado para ello. Villena no podía ser menos y en el Ayuntamiento comenzó a funcionar un registro, cuya misión era conceder un número a cada bicicleta donde figuraba el nombre del propietario, domicilio y características del vehículo. De este modo se ejercía un control detallado de los vehículos de dos ruedas. Esta chapa de la bicicleta que así se llamaba se renovaba anualmente por un importe módico, causando baja en el momento que dejaba de circular.
1963 Villena
1962 Alicante
Fotos cedida por... Benigno López Hurtado

1967 AUTORIDADES EN LA ROMERÍA DE LA VIRGEN

La Corporación y autoridades por la Calle Capitán López Tarruella, llegando a Santiago después de recibir a la Patrona.
“El Caro”, Ernesto Pardo (Teniente de Alcalde), D. Ángel del Barrio (Director Colegio Salesianos), Ramón Escoto Ferrari (Juez de Primera Instancia), Pascasio Arenas (Alcalde de Villena), Herrerías (Teniente Jefe del Puesto de la Guardia Civil), Bernardo Hernández (Teniente de Alcalde).
 Foto... Miguel Flor Amat. Cedida por... familia Flor Hernández

1910 MODISTAS EN CASA DE MARÍA "LA PELLEJERA"

Recuerdo 18 cumpleaños de Concepción Domene Ibáñez (abuela materna de Ricardo Celiberti) Domingo, 1 de Mayo de 1910.
Virtudes García Cabanes “Ortina”, María Ors, María “Ficha”(esposa de Domene, apodado “El Pistolo”) Sin identificar, "La Rolla" (vivía en la calle nueva) Concepción Domene Ibáñez.
Trabajaban de modistas en casa de María, apodada: "La pellejera"
Foto cedida por... Ricardo Celiberti - Para saber mas sigue este enlace...
http://usuarios.villena.es/genealogia-celiberti-ribera/

1995 PROGRAMA PASARELA DE CANAL 9 CARNAVAL CON LA ACTUACIÓN DE PABLO LÓPEZ

Pablo López "Túrbula" en Canal 9
Febrero de 1995. Programa PASARELA de Canal 9 especial Carnaval
El pianista Juanjo Bosque y entre el público, María Punzano, esposa de Jero López (q.e.p.d.) que aquel día actuó como road manager de Pablo López.
Video Canal You Tube... Juan Bautista Martínez Gil

1972 BLOQUE DE ESTUDIANTES EN LA ENTRADA

 Bloque de Estudiantes con el cabo Vicente Navarro Yagüe
Foto cedida por... Ángela y Virgina Mas Sánchez

1923-1948 VIDA MUNICIPAL

1923-1948 BODAS DE PLATA - VIDA MUNICIPAL
Siguiendo la costumbre de estas publicaciones, "Bodas de Plata" ha querido reflejar en sus pági­nas una amplia información sobre la labor municipal actual, y a tal fin presentamos al señor Alcalde, D. José Rocher Tallada, un cuestionario de preguntas que, con las contestaciones que nos ha dado, publicamos a con­tinuación:
El Sr. Alcalde, D. José Rocher Tallada, en su mesa de la Alcaldía.
¿PUEDE DECIRNOS POR QUÉ ESTÁN PARA­LIZADAS LAS OBRAS DE ALCANTARILLADO Y AGUAS POTABLES, Y SI EFECTIVAMENTE SE HACE DEPENDER DE ESTAS OBRAS, A PESAR DE LA LENTITUD QUE LLEVAN, EL ARREGLO DE LAS ACERAS DE LAS CALLES QUE SE HAN ADOQUINADO?-El retraso de la construcción del alcantarillado y aguas potables, tiene por motivo la entrega de los cupos de cemento y tubos de hierro fundido, que son la base de estas dos obras. De todas maneras, puedo anunciar la próxima subasta que, por 1.000.000'00 pesetas, se va a efectuar este mismo mes de septiembre y que com­prende el alcantarillado de la mayoría de las calles de la parte baja de la ciudad. Es natural que, como me­dida económica, no se arreglen ahora las aceras cosa que estoy deseando de todo corazón porque habría que levantarlas de nuevo para la instalación de aguas potables y alcantarillado.
¿HAY YA ALGÚN SÉCTOR DE LA CIUDAD AL QUE SE ESTE SIRVIENDO AGUA POTABLE, POR TERMINADAS YA EN EL LAS OBRAS DEL NUEVO PLAN?-Todo el servicio de aguas en toda la ciudad se su­ministra ya con el agua del Pozo y Depósito n.º 1, construidos por este proyecto de aguas po­tables, y ya se ha invitado a los vecinos de la calle de Hernán Cortés y otras, para que solici­ten la acometida directa a sus casas de la tubería general.
Monumento al Maestro Chapí, inaugurado en septiembre de 1947
¿ES CIERTO LO QUE SE DICE DE INMEDIATA EX­PROPIACION DE LA CASA DE LA CADENA Y HUERTO REAL, Y URBANIZACION DE TODA ESA ZONA, HOY HUERTA?-Efectivamente, esas son las aspiraciones del Ayunta­miento que me honro en presidir, ya que para la expansión de Villena creemos indis­pensable urbanizar esa zona, por cuanto hacia el camino del Cementerio no puede extenderse la población más allá de la Rambla del Conejo, por ser ya aquellos terre­nos de la zona sanitaria del Cementerio.
¿SE HA CONFIRMADO OFICIALMENTE QUE EL RIEGO DEL HUERTO REAL ES UNO DE LOS PRINCIPALES MOTIVOS DE LAS EPIDEMIAS DE TIFUS EN VILLENA?-Buscando los motivos que sean la causa de la cró­nica epidemia de fiebre «tifoidea», aparece como fundamental y lógico el corrimiento de los pozos negros por todo el subsuelo de la población, cuyo corrimiento lo produce el subir las aguas de nivel cuando le corresponde la tanda de riegos a los Altos. Y está demostrado que, al elevar el agua del nivel de la fuente se notan los efec­tos de la subida hasta el pozo de Cantos, que está en­clavado detrás de la Plaza de Toros.
¿PUEDE DARNOS CIFRAS SOBRE LA EDIFI­CACION EN VILLENA EN ESTOS ÚLTIMOS AÑOS Y SU PROPORCIÓN CON IGUALES PERIODOS AN­TERIORES?-No puedo, de momento, contestar con cifras exac­tas sobre el aumento de edificios que, en el plazo de diez años, ha experimentado Vi­llena, pero todo ciudadano se da cuenta perfecta de que hace unos años el edificio de las Escuelas Salesianas marcaba el final de la ciudad y hoy tiene detrás y a los lados verdaderas calles, formadas todas, como es natural, por nuevos edificios.
El nuevo depósito de agua para el abastecimiento de la población.
¿PUEDE DECIRNOS LAS MAS IM­PORTANTES OBRAS REALIZADAS DURANTE SU MANDATO DE DOS AÑOS Y QUE PROYECTOS TIENE PARA EJECUCION INMEDIATA?-Este Ayuntamiento, en los dos años
que lleva al frente do la gestión admi­nistrativa de Villena, ha llevado a feliz término el alcantarillado y adoquinado de algunas calles; completo adoquinado de la Puerta de Almansa; Colector general del alcantarillado hasta la misma esquina de la Electra. Hemos tenido la satisfacción de cumplir el deseo de los villenenses, levantando el grandioso monumento al inmortal paisano, el Maestro Ruperto Chapí, y traslado de la Feria al Paseo. Se ha trasladado la Cruz de los Caídos a la Plaza del primer caído, camarada Rafael Herrero, en cuya Plaza se ha hecho un jardín que, sin disputa alguna, es de los más bonitos de la provincia. Obra ya en poder del. Ayunta­miento el proyecto para el Mercado de Abastos, que obliga al derribo de algunas casas para urbanizar la Pla­za de Pedro Menor y estamos esperando, del Ministerio de Obras Públicas, la orden para empezar el adoquinado y construcción de la Plaza de María Auxiliadora, cuyas reformas comprenden desde las Escuelas Salesianas hasta el paso a nivel de la RENFE.
¿QUE OBRA LE AGRADARIA AL SR. ALCALDE DEJAR TERMINADA COMO MAYOR EXPONENTE DE SU LABOR?-La terminación del alcantarillado y aguas potables, y la construcción del Mercado de Abastos y un Lavadero Público que reunan las mejores condiciones de sanidad.
ENTRE LAS MÚLTIPLES ATENCIONES DE LOS AYUNTAMIENTOS HAY UNA, LA CULTURAL, QUE SIEMPRE APARECE COMO POCO ATENDIDA POR ELLOS. ¿NOS PUEDE DECIR ALGO EL SR.. AL­CALDE SOBRE ESTA MATERIA TAN IMPORTAN­TE?-No abandona este Ayuntamiento lo que respecto a la cultura del pueblo, y amparándose en los anhelos del Caudillo, ha solicitado la instalación en Villena de un Instituto Laboral (para Bachilleres), con el fin de que los hijos de los obreros que demuestren capacidad para el estudio, puedan escalar las cumbres de la cultura con el menor sacrificio económico posible.
Plaza Rafael Herrero, con su nuevo jardín.

¿TIENE ALGUNA COSA QUE DECIR, APROVE­CHANDO ESTA OPORTUNIDAD? ¿ALGO SOBRE ESTAS FIESTAS?-No dudo que las Fiestas que se han organizado serán del agrado de nuestro pueblo, ya que este año se ha procurado darles el mayor esplendor, tanto en el as­pecto religioso por la junta de la Virgen, como en los festejos cívicos por parte del Ayuntamiento, y el pue­blo en general con ese extraordinario adorno de las calles que preparan los vecinos por propio impulso. Muestra clara y magnífica de la acen­drada devoción de Villena a su amada Patrona. Por mi parte espero de la cultura y buena educación de nuestro pueblo una cooperación escrupulosa para que los forasteros que nos visiten estos días, así como las ilustres personalidades que nos tienen prometida su asistencia, se lleven la agradable impresión que deseamos y que nues­tro buen nombre obliga. Como final, que para todos sean unas felices Fiestas.
Extraído del Boletín Mensual de la Comisión para las Bodas de Plata de la Coronación Canónica de la Virgen de la Virtudes. número extraordinario – Villena, septiembre 1948
Cedido por… Elia Estevan.

1967 CARLOS IV EN VILLENA

CARLOS IV EN VILLENA
Por Alfredo Rojas
No es excesivo el tiempo transcurrido desde el año 1802. Al menos para haberse perdido el recuerdo de algo que debió ser tan trascendente para los villenenses de principios del siglo XIX como la visita a la ciudad de la familia reinante en aquel tiempo. Sin embargo parece haberse esfumado el recuerdo de un acontecimiento tan señalado en la vida local. Puesto de nuevo al descubierto actualmente, la revista VILLENA desea fijar las circunstancias de tal suceso entre sus páginas, con el fin de añadir un nuevo testimo¬nio que contribuya a recordarlo.
Hemos de agradecer a nuestro buen amigo don Joaquín Barceló Verdú, alcalde de Sax, la noticia de la real visita, comprobada después en el archivo municipal de nuestra ciudad. A la paciente y encomiable labor de investigación del señor Barceló debemos el punto de partida que nos ha llevado a conocer los pormenores del suceso que comentamos.
Tiene éste su inicio en la decisión de Carlos IV de casar a su hijo, que habría de sucederle después en el trono bajo el nombre de Fernando VII, con la princesa María Antonia de Nápoles; y al hermano de ésta, el príncipe Francisco, con la infanta María Isabel, hermana asimismo de Fernando. Sabido es que, ajustados los desposorios en abril de 1802, se celebraron por poderes el 25 de agosto, y fueron ratificados finalmente el 4 de octubre en Barcelona. Para ello se trasladó la familia real a esta ciudad, y llegaron igualmente a ella, desde Nápoles, los príncipes consortes.
Señala la historia que la ciudad condal fue testigo de grandes fiestas, repetidas después en los pueblos por donde regresó la comitiva, en contraste con los difíciles tiempos por los que atravesaba la nación en aquellos años. La real familia y su séquito permanecieron en Barcelona hasta el 8 de noviembre, regresando por Valencia, Cartagena y Murcia, y deteniéndose en numerosos lugares a disfrutar de los festejos que les dedicaban a porfía las poblaciones visitadas. La crónica del viaje indica que éste duró cinco meses, no regresando los Reyes a Aranjuez, finalmente, hasta los primeros días de enero de 1803.
Casa de la Cade­na"; alojamiento de la real familia.
De la estancia de los Reyes en Villena, tras las dos semanas que permanecieron en Valencia, poseemos la primera noticia, cronológicamente, en la apresurada reunión del cabildo villenense al recibirse la comunicación de la próxima llegada de la familia real. Tenemos el acta de esta reunión, que refleja los acuerdos tomados en ella. Destacan, entre los más importantes, efectuar un censo de casas, clasificándolas en tres clases, "con sólo aquéllas que puedan alojarse personas de distinción". Los presentes tratan también del ornato de calles y arreglo de caminos cercanos a la población por los cuales debía transcurrir el paso de las reales personas, y acuerdan disparar un castillo de fuegos artificiales e iluminar la Casa de la Ciudad y el Castillo, tareas estas últimas para realizar las cuales se designa a don José de Mergelina. Al previsor cuidado de los ediles no escapa la necesidad de contar con suficientes pesebres para el acomodo de las caballerías. Por último, deciden los presentes que "ya que esta ciudad no desea otra cosa que obsequiar a las Magestades, todos los individuos se constituyen comisarios para hablar a los vecinos y estimularles a que blanqueen y ermosehen (sic) las fachadas de las casas por donde hagan tránsito sus Magestades".
El acta lleva fecha de 16 de noviembre de 1802; y da fe de ella el escribano Nicolás Hernández. Con él la firman el corregidor, don Josef Reig y Ferrer; el teniente alférez mayor don Josef de Mergelina y Pando; los regidores perpetuos don Josef Fernández Palencia, don Joaquín Cervera y Ulloa y don Alfonso López, con don Josef García Peñas, síndico del común. Es de notar que casi todos los apellidos, salvo los claramente foráneos del corregidor, son de notoria raigambre local, y que la mayor parte perduran en nuestros días.
Otro documento, fechado el 30 de noviembre, refleja la reunión del cabildo en la que se trata de la prevención, por parte de las autoridades, de comestibles y utensilios, siguiendo instrucciones del Intendente de la provincia. Como resultado de los acuerdos se expide una circular a los pueblos comarcales, solicitando tales pertrechos y ropas de cama. Tenemos la respuesta, fechada el 3 de diciembre, del Ayuntamiento de Sax, en la cual la cercana villa se excusa de corresponder a la petición con el alegato de su extrema pobreza.
Debió de constituir un problema para nuestra ciudad alojar a la comitiva: a la familia real, compuesta por Carlos IV, la reina María Luisa, los jóvenes esposos Fernando y María Antonia, y los infantes, se unían Manuel Godoy, príncipe de la Paz, y "otros señores de su gran cuenta, como duques, marqueses, condes y otra comitiva que en número de coches y otros carruages pasaron de nuevecientos". Todos ellos estuvieron en Villena tres días, según acreditan los documentos del archivo de Sax, pues en el de Villena no hemos podido encontrar tal dato. Debieron llegar, pues, el día 15 de diciembre de 1802, y salir de la ciudad el 18 por la mañana. Fehacientemente fija un acta del cabildo de Sax la hora en que el cortejo transita sin detenerse por la vecina población: a la una y tres cuartos de la tarde del día citado se data el paso de los reyes por ella.
El documento de la cercana villa indica, como queda dicho, que fueron tres días los que el cortejo permaneció en Villena; y creemos que debemos aceptar tal dato puesto que en Sax, donde se realizaban cuidadosos preparativos para honrar a sus Majestades al paso por la población, debieron estar pendientes y bien informados de la estancia de la real familia en nuestra ciudad, ya que al salir de ella era Sax el punto inmediato de tránsito.
Es probable que los Reyes se alojaran durante su estancia en la casa llamada "de la Cadena"; hace menos de cuarenta años todavía se conservaba intacta en esta mansión una habitación y la cama donde es fama que había dormido el Rey, aunque sin determinar, en estos últimos tiempos, de qué monarca se trataba. Fruto de esta estancia debió ser el privilegio real de cadena concedido a la casa, merced al cual, al parecer, la justicia no podía trasponer las puertas de la mansión bajo ningún motivo, privilegio que ha servido después de apelativo, hasta el momento actual, a la conocida casa de nuestra ciudad. Igualmente parece ser que fueron concedidos, al todavía llamado "huerto real", privilegios en materia de riegos y tandas. Pero de todo ello, sin embargo, no existe confirmación documental, y sí sólo atisbos que parecen indicar que fue Carlos IV, en esta visita, el que usó de sus prerrogativas en ambos casos.
No hay duda de que para Villana debió ser un acontecimiento extraordinario éste que relatamos, con singulares características que apenas, pueden entrovarse con el examen de los documentos que hemos manejado. Estos se refieren a los preparativos; y no existen otros, o al menos han escapado hasta ahora a la pesquisa de los curiosos, que reflejen lo que fue para nuestros directos antepasados la estancia de tan brillante comitiva durante tres días. Imaginemos por un momento lo que debió representar en la ingenua mentalidad natural en principios del siglo pasado la prolongada visita de los reyes y de su nutrido séquito. A nosotros nos parece hoy, más de siglo y medio después, lo suficientemente importante como para ocuparnos de ella en una Revista que aspira a recoger los más importantes aspectos de la Villena de hoy. Y de ello queremos sacar, tras el sucinto relato, alguna consecuencia. La de que en nuestro Ayuntamiento existe un importantísimo archivo que puede darnos luz sobre muchos acontecimientos de nuestra historia local, pero sólo a costa de una cuidadosa y detenida labor. Otra, la de que es necesario recoger, en esta u otras publicaciones locales, presentes o futuras, cuanto de importante atañe a la vida de la ciudad y a la de sus vecinos, con el fin de evitar el posterior olvido. Diversas y muchas veces inalcanzables consecuencias se derivan de ello, y uno de nuestros deberes para con los futuros hijos de Villana es hacerlo así.
Extraído de la Revista Villena 1967.

CONSTUMBRES ESPAÑOLAS MOROS Y CRISTIANOS - REVISTA GRÁFICA ESTAMPA MADRID 1928

CONSTUMBRES ESPAÑOLAS MOROS Y CRISTIANOS - ESTAMPA
La ciudad, protegida por viejo castillo señorial de esbelta silueta, se desparrama a lo largo del cerro de San Cristóbal hasta sepultarse en la fértil vega que cruza el Vinalopó.
DURANTE CINCO DÍAS…
Moros y Cristianos…! Hemos estado en Villena. Durante cinco días, Villena, la ciudad que, protegida por el viejo castillo señorial de esbelta silueta, se desparrama a lo largo del cerro de San Cristóbal hasta sepultarse en la fértil vega que cruza el Vinalopó, rememora el drama trágico de nuestra epopeya nacional. Villena, en los días de la Reconquista, fue teatro de grandes hazañas. Villena las evoca rituálicamente todos los años durante cinco días, saturándolas de fuerte ambiente popular, perfumándolas con el ingenuo afán de acumular escenas y comparsas para dar mayor brillantez a la evocación, sin tener en cuenta los anacronismos que comete.
"Moros y Cristianos" es la fiesta típica de gran número de pueblos de la provincia de Alicante: Alcoy, Onteniente, Biar, Jijona, Castalla, Sax, Callosa de Ensarriá… por no citar más que algunos nombres, conceden gran importancia a la anual representación de este drama que, salvando los límites regionales, llega hasta algunos pueblos de Catilla y de Galicia.
Pero, celébrense donde se celebren, el verdadero escenario de "Moros y Cristianos" es indudablemente la región alicantina. Y, dentro de esta región, los "Moros y Cristianos", de Villena, tienen su fisonomía especial.
Durante cinco días, Villena vive en plena agitación. En todas las plazas y en todos los paseos, con maderas y grandes toneles, se han improvisado unos rústicos tablados. Y a todas horas, las numerosas bandas de música - este año catorce - ejecutan conciertos y más conciertos. Y cuando terminan los conciertos, comienzan los interminables pasacalles…
Durante cinco días, las casas, los casinos, las calles están repletas de abigarrada multitud, en la que se entremezclan continuamente los trajes de los paisanos, con los uniformes de los músicos, con los brillantes disfraces de las múltiples comparsas que, sean las que sean, no abandonan jamás sus amedrentadores trabucos.
Durante cinco días, la gente bebe, bebe… Durante cinco días, la ciudad, a fuerza de trabucazos y cohetes, músicas y campanas, vive en plena zarabanda infernal. Pero esos cinco días no son más la síntesis de todo un año de preocupaciones. Todo un año y todo un pueblo preparando las comparsas, pensando en las carrozas, eligiendo sus capitanes, sus abanderados, sus cabos de gastadores, las embajadas…
Desde el cuatro de septiembre, víspera de la fiesta, ya nadie vive tranquilamente en Villena. Es la llegada de las bandas, de las comparsas. Es la obligada visita al capitán. Es el típico pasacalle. Es la traca en la Torre de Santiago. Es el estruendo de las músicas saludando, en el Ayuntamiento, a la bandera de la ciudad.
Son los primeros trabucazos, grandes, enormes, verdaderos cañonazos… ¡Han comenzado las fiestas…! ¡La gente se prepara para el desfile…!
 El gallardo abanderado de la comparsa de "Americanos"
COMIENZA EL DRAMA
La fiesta de "Moros y Cristianos" puede considerarse, en realidad, como un verdadero drama. Un drama en tres actos y varios cuadros. El primer acto, es el desfile de las comparsas. Es la famosa entrada. Es la presentación de los personajes.
El primer día, a las cuatro de la tarde, se reúnen las comparsas en las afueras de la ciudad, en "La Losilla". Hasta que se organiza el desfile, todo son voces, barullo, ir y venir de moros, caballerías, ganado… Parece un zoco en día de gran animación.
La cabalgata, al fin, se pone en marcha. Va delante la comparsa de "Moros Viejos", armados de sendos pucos y azadones, con sus enormes turbantes de enhiesta pluma y sus barbas descomunales. Van en dos filas. Las precede el cabo.
Marchan solemnes, graves, a los acordes de una marcha no menos grave y solemne… Les siguen moros a caballo, moritos, el cornetín, el abanderado, el capitán, el embajador, la carroza… La carroza con sus espléndidas odaliscas, una majestuosa sultana, un esclavo, un pebetero, un surtidor, flores, sedas, perfumes…
Va delante la comparsa de los "Moros Viejos", armados de sendos picos y zadaones, con enormes turbantes de enhiesta pluma y con sus barbas descomunales. Van en dos filas. Marchan solemnes, graves, a los acordes de una charanga.
Desfila después la comparsa de "Moros Nuevos" con sus vistosos trajes de chillones colores, precedidos del cabo que esgrime colosal cimitarra. Con ellos van varios esclavos. Primero, uno, a caballo, haciendo piruetas. Detrás, seis, a pie. Estos esclavos, completamente embadurnados, salvajemente adornados, bailan sin cesar, a los acordes del Jazz que llevan en la carroza, una danza inverosímil. A veces, parecen émulos de Josefina Backer. A veces, verdaderos endemoniados…
Sigue la comparsa del "Bando Marroquí". Va delante una pequeña escuadra a pie, dirigida por el cabo, que maneja un enorme serrucho. Detrás, sobre caballos engualdrapados, los marroquíes con banderas, escoltando la carroza. La carroza es un harén. Un harén con su solemne y ventrudo sultán, con la favorita a sus pies, con un puñado de bellísimas esclavas…
Cierra las comparsas moras el "Tío Chinales". El "Tío Chinales" sale todos los años. Va siempre solo. Marcha rígido. Ha prometido no reír mientras dure el desfile. El púbico le aplaude, le ofrece bebida, le dice cosas… El "Tío Chinales" se quita automáticamente el fez, saluda ceremoniosamente, sin que se advierta en su cara contracción alguna, y prosigue su marcha tieso, grave, imperturbable…
Estos esclavos completamente embadurnados, bailan sin cesar una danza inverosímil. A veces parecen émulos de Josefina Backer. A veces verdaderos endemoniados.
Comienza el desfile de las comparsas cristianas. Primero, la de "Estudiantes". Son estudiantes de tuna. Le preceden cuatro heraldos a caballo. Después los veinticuatro, a pie, en dos filas, armados de grandes plumas y lapiceros; dirigidos por el cabo, infatigable en su afán de hacer piruetas. Unos heraldos, vestidos con dalmática, anuncian con sus trompetas la llegada de la carroza estudiantil. La carroza representa el "Templo de la Sabiduría". Allí está Minerva. Allí están todas las ciencias y todas las artes divinamente simbolizadas por lindísimas señoritas.
Vienen después los "Marineros", de pantalón blanco y guerrera azul, armados de grandes remos, escoltando una magnífica carabela que tripulan espléndidas muchachas. Sigue la comparsa de "Andaluces y Calabreses", es decir, de "Contrabandistas". Los hay a pie, con su trabuco, manta de vivos colores y sombrero calañés, dirigidos por el cabo, que esgrime un enorme navajón. Los hay a caballo. Llevan su capitana. Hay muchachas que montan a la grupa, guardando las numerosas cajas donde se oculta el contrabando.
Sigue la comparsa del "Bando marroqí", dirigida por un cabo de escuadra, que maneja un enorme serrucho. (Fotos Zapata)
Sale a continuación la comparsa de "Labradores". Visten de huertano valenciano, con zaragüelles, manta de colores, chopeti, pañuelo anudado a la cabeza y montera murciana. Los que van a pie llevan horcas, excepto el cabo, que luce una grandísima hoz. Y, detrás, una serie de carrozas representando barracas y escenas huertanas y un gran número de caballerías con productos de la región.
La comparsa de los "Americanos", con grandes pistolones y soberbios rifles. Todos ellos tienen cierto parecido con los protagonistas de las películas norteamericanas.
Continúa la cabalgata con una magnífica compasa de soldados de los "Tercios de Flandes", con su airoso chambergo, su capa colorada y su reluciente espada. Sigue después la comparsa de los "Americanos", con grandes pistolones y soberbios rifles. Vienen luego los "Romanos", que salen este año por primera vez. Y se termina la cabalgata con el desfile de los "Cristianos", con su capitán, abanderado y embajador.
Con la comparsa de "Moros Nuevos" van varios esclavos. Primero uno a caballo, con anillo en la nariz y grandes aros en las orejas...
Todas las comparsas llevan sus correspondientes músicas, que no cesan de tocar. Los cabos de gastadores van haciendo inverosímiles figuras al compás de la música, dirigiendo las evoluciones de su escuadra. El público, que se agolpa en las aceras y en los balcones, a lo largo de la carrera, aplaude con entusiasmo. De trecho en trecho, sirven a las comparsas grandes botijos llenos de aguardiente, vino, coñac… Y así desde las cuatro de la tarde hasta las ocho de la noche, que llegan al otro extremo de la ciudad, a las "Afueras de San Sebastián". Allí esperan la llegada de la Virgen de las Virtudes. 
Vienen después los "Marineros" de pantalón blanco y guerrera azul, armados de grandes remos, escoltando la magnífica carabela que tripulan preciosas muchachas. (Fotos Zapata)
Ya es de noche. Un cohete anuncia la llegada de la imagen. Las campanas comienzan a repicar. Las músicas entonan la marcha real. Las comparsas todas, allí reunidas y en posesión ya de su correspondiente arcabuz, inician el tiroteo. El ruido es infernal. Centenares de trabucos y arcabuces, cargados hasta la boca, disparan al mismo tiempo. Parece que la tierra se desgarra. En la noche oscura, los fogonazos de los disparos permiten ver el juego de las banderas de las once comparsas que saludan a la Virgen. Y, sin dejar de disparar, las comparsas acompañan a la imagen hasta la Parroquia de Santiago. Los arcabuces forman dos filas. Hay quien lleva dos ayudantes y tres arcabuces para no dejar de disparar un solo momento. El tiroteo es ensordecedor. De cuando en cuando, los cornetines piden más actividad en los disparos. ¡Y así, hasta las once de la noche…!
Unos heraldos, vestidos con dalmática, 
anuncian la llegada de la carroza estudiantil.
El desfile de los cristianos lo inician los "Estudiantes". Los preceden cuatro heraldos a caballo. Después, los veinticuatro en dos filas, armados de grandes plumas y lapiceros.
VENCEN, PRIMERO, LOS MOROS…
El segundo acto de este drama es la toma del castillo por los moros. Pero antes del asalto, en Villena, se celebran dos escenas, dos cuadros. Primero, ante la amenaza de un ataque marroquí, los "Marineros", los "Cristianos" y "Estudiantes" aceptan la ayuda de los demás cristianos, es decir, de los "Romanos", "Tercios de Flandes", "Labradores", etc. Es lo que llaman el "Pacto de la Alianza". Se celebra a las seis de la tarde. Y una hora después, a pesar del pacto, los "Andaluces y Calabreses" se empeñan en pasar contrabando. Los "Marineros" que están alerta, les salen al encuentro en la calle San Sebastián. Quieren apoderarse de las mercancías. Hay lucha. Los contrabandistas prefieren arrojar el contrabando antes de que lo cojan. Tiran muñecas, gorras, dulces, etc. Toda la chiquillería de Villena está allí reunida, y ella, a su vez, sostiene nuevo combate para alcanzar lo que generosamente, todos los años, les arrojan los contrabandistas…
La carroza del "Bando marroquí" es un harén. Un harén con su solemne y ventrudo sultán, la favorita a sus pies y un puñado de bellísimas esclavas. (Fotos Zapata)
En una plaza de la ciudad se ha levantado el tradicional castillo. Ondea el pabellón cristiano. Toda la fortaleza está llena de cristianos. El centinela advierte la presencia de un emisario moro, que entrega una carta. No se hace caso de cartas. Llega entonces el embajador moro. Un vejete que, desde hace muchos años, representa este papel. A duras penas se abre paso entre la multitud que llena la ancha plaza. Se acerca a la fortaleza para pedir a los cristianos que le entreguen el castillo. Y lo piden en verso. Y se enfada. Y amenaza:

¡Pues vive el luciente Febo
que si un momento retardas
en entregar esos fuertes,
antes que sus luces claras
se sepulten presurosas
en las espumosas aguas
del insondable Océano,
he de asaltar esa plaza,
he de arrancar sus almenas,
he de destruir sus casas,
he de incendiar sus palacios,
he de aplanar sus murallas
y he de rociar sus calles
con vuestra sangre villana,
haciendo sea otra Troya
esta tarde aquesta plaza,
pues tan sólo con el Etna
que exhala mi pecho en llamas
sobré incendiaros a todos
reduciendo esta comarca
a cenizas que publiquen
tu desdicha y mi alabanza.
Pero el jefe cristiano, desde el castillo, rechaza toda protección y amenaza. No se arredra. Al contrario. Le replica de este forma:
Anda, ve, dile a tu rey
que hago burla de su aviso,
que desprecio su embajada
y de su poder me rio;
que me suponen muy poco
los Alejandros y Pirros,
los romanos y los persas,
cartagineses y ciros
ni todo el fausto pomposo
del asiático dominio:
que soy español y basta,
y se tiene bien sabido,
desde el uno al otro polo,
que el español siempre ha sido,
entre todas las naciones,
respetado y aun temido.
Llega el embajador moro, Un vejete que, desde hace años, representa este papel. A duras penas se abre paso entre la multitud, que llena la ancha plaza. Se acerca a la fortaleza para pedir a los cristianos que le entreguen el castillo.
El moro se desespera. No puede más. Acaba piéndole estos versos:
Y tú, valiente cristiano,
si mi vista no te mata
en el campo del honor
mediremos las espadas…
Y, naturalmente, como la vista no lo mata, cruzan las espadas. Riñen. Vencen los moros. Asaltan el catillo. Arrojan a los cristianos, que huyen por donde pueden. Y entre la algarabía del pueblo, que toma parte activa en estas ceremonias, y el ruido de los arcabuzazos, entronizan a Mahoma en lo alto de la fortaleza, ¡Han ganado los moros…!
Un aprendiz de bandido. (Fotos Zapata)
 El embajador cristiano, por el contrario, 
es joven, fuerte, con grandes pulmones.
PERO, AL FIN, TRIUNFAN LOS CRISTIANOS
Al día siguiente se celebra el tercer acto. El castillo está ocupado por los moros. El grotesco monigote que representa a Mahoma -la Mahoma, como dicen en Villena- gesticula, bracea, mueve la cabeza amenazante. Van llegando banderas cristianas, que se instalan al pie del castillo. Llega en embajador cristianos. Es joven, fuerte, con grandes pulmones… Desde una distancia inverosímil pide en sonoros versos al jefe moro que le entregue la plaza. Se lo pide a buenas, para evitar derramamiento de sangre. Habla en nombre de la reina Isabel y bajo la protección de María de las Virtudes, nuestra Madre bendecida. (Hablan a distancia tan larga, que los interlocutores no se escuchan. Así cuando uno termina su tirada de versos, tiene que indicarle, con los brazos, que ya ha concluido y le toca al otro.)
El jefe moro se indigna: Tengo poca paciencia para escuchar injusticias. -le dice.
Le ruega que desista. Que se vaya.
-Yo apoyo mi arrogancia en Jesucristo -dice el cristiano.
-Es un falso Profeta -replica el moro.
-¡Ah, blasfemo! Teme los castigos de su poder invicto e insuperable- sentencia el embajador.
Comienza el Asalto. Los cristianos arrojan materialmente del castillo a los moros. Colocan el pendón de Castilla. Arranca a Mahoma, tirándolo desde lo alto de la fortaleza. Abajo unos mocetones esperando recoger los restos del monigote. Son los mozos del vecino pueblo de Biar, quienes guardan, custodian y reparan, durante el año, la figura de Mahoma. Y mientras se lo llevan, recorriendo la ciudad, los arcabuzazos que estallan en todas partes anuncian el triunfo definitivo de los cristianos. Son los mismos arcabuzazos que se oyeron el día de la llegada de la Virgen. Los mismos que se han disparado todos los días al alzar a Dios. Los mismos que se dispararán mañana en el Santuario de la Virgen, para celebrar la "Conversión del moro al cristianismo", último episodio de este drama, en el que todo un pueblo toma parte, y pasa cinco días en plena agitación, sin descansar, quemando dos mil kilos de pólvora para conmemorar paganamente, religiosamente, las escenas de la Reconquista, nuestra verdadera epopeya nacional…
RODOLFO LLOPIS
Cedido por... José Sánchez Ferrándiz
..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com