1975 OBRAS EN EL SANTUARIO

OBRAS EN EL SANTUARIO
El Santuario, así simplemente, ese conjunto de iglesia, claustro, -de gran valor arquitectónico- y celdas, para nosotros tan querido, que desde tiempos inmemoriales preside los afanes y vicisitudes de todas las generaciones de villenenses, que a través de esos siglos formaron el pueblo de Villena, unido íntimamente a su historia, bastión de la devoción mariana, gloria y orgullo nuestro, casa y morada de Nuestra Señora de las Virtudes, lugar santo de peregrinación de todo villenense y de otras muchas gentes devotas de la Virgen, templo cuyas paredes sacrosantas tanto saben de nuestras amarguras y alegrías, refugio último de todo infeliz mortal en sus cuitas en recurso final y como asidero poderoso para que nos las resuelva, ese Santuario, amenazaba ruina inminente.
De no intervenir inmediatamente, gran parte de la obra endosada a la iglesia y al claustro se vendría abajo, dañando a ambos edificios, iglesia y claustro, partes más nobles y de mayor mérito arquitectónico, en particular el segundo. Esta circunstancia la conocíamos todos los que tenemos contacto frecuente con el Santuario y la conocían aquéllos otros que lo tienen menos, pero por apatía y negligencia hemos dejado pasar el tiempo sin acometer estas obras tan necesarias para la supervivencia del Santuario. No es hora de lamentaciones, que a nada conducen, ni de nada servirían, ni de reproches a este o aquel organismo ligado más o menos al Santuario. Este pertenece al pueblo de Villena y todos, absolutamente todos, tenemos los mismos deberes y los mismos derechos sobre él. Es el momento de poner mano a la obra y comprometernos todos en ella.
Y así comenzó.
Nuestro alcalde, D. José García Galbis, en varias ocasiones ha expuesto públicamente su marcado interés por reconstruir el Santuario, considerando este propósito como uno de los principales a realizar durante su mandato, siendo su intención construir un gran complejo alrededor de la iglesia y claustro, que convertiría el Santuario en un moderno y acogedor lugar para expansión y solaz de los villenenses y de todos los foráneos que lo visitaran.
Con fecha siete del pasado febrero, el Sr. Alcalde reunió en su despacho de la Alcaldía a un grupo de señores, representantes de los distintos estamentos sociales de la ciudad y en esta reunión se constituyó una Comisión Municipal Pro-Restauración del Santuario de Nuestra Señora de las Virtudes, que entendiera en forma efectiva y directa en el cometido por la que se le constituye, dado el estado en que se encuentra dicho Santuario. Se nombró Presidente a D. Alfonso Arenas García. La Comisión se puso inmediatamente a trabajar, comenzando por una visita al Santuario, para de esta forma comprobar y ver con todo detalle su estado. La impresión de los visitantes no pudo ser más deprimente, había celdas que amenazaban ruina inminente y si sus paredes y techumbres no se habían desplomado era por puro azar, con peligro gravísimo de las familias que las habitaban.
Detalle de la parte ruinosa a espaldas del Santuario.
La Comisión pidió un informe técnico sobre el estado del Santuario al arquitecto D. Luis Capell Bosé. Con fecha veinticuatro de febrero la Comisión recibió el informe, que copió a continuación, para que todos conozcan la opinión del citado arquitecto. Dice así: «En la construcción del Santuario se aprecian distintas fases de ejecución. En la actualidad salvo vicios ocultos, se encuentra en perfecto estado la fachada principal, la iglesia y el claustro. El resto de la construcción se encuentra en estado de ruina, siendo ésta inminente y ofreciendo claro peligro la zona posterior adosada al monte, la cual, según el leal saber y entender del arquitecto que suscribe, debe derruirse lo más pronto posible para evitar mayores daños. En similar situación se encuentra todo el ala derecha adosada al claustro a excepción de la primera crujía que da a la fachada». Hasta aquí la parte más interesante del informe.
Detalle de la parte ruinosa recayente al llamado "parador"
Y la Comisión, ante la gravedad del citado informe técnico, decidió acometer el derribo de las partes afectadas, comenzándose el día cinco de mayo. En la actualidad están derribadas todas las partes del Santuario que ofrecían ruina.
Lateral izquierdo del Santuario, 
tal como ha quedado después del derribo.
En cuanto al proyecto de la Comisión sobre las nuevas edificaciones es sumamente ambicioso y se compone de los siguientes apartados:
1º - Conjunto de dependencias capaces para ser habitadas por una Comunidad religiosa, integrada por la Madre Superiora y seis hermanas, que cuidarían del Santuario, en sus diferentes aspectos.
2º - Apartamento para el Sr. Párroco-Capellán.
3º - Dependencias para despacho y archivo parroquial.
4º - Catorce apartamentos, unos de tres y otros de cuatro dormitorios, más comedor-sala de estar, cocina y demás servicios
5º - Vivienda para el conserje o guarda del Santuario.
6º - Un salón capaz para quinientas personas, y dotado de divisorias para convertirle en varias salas, a comodidad, con la correspondiente cocina, despensas, armarios y barra de bar para actos religiosos, culturales, reuniones de comparsas, etc., y celebración de bodas, bautismos, comuniones y otros análogos.
7º - Acondicionamiento del parador, para romerías y actos festeros.
8º - Adecuación de los locales que constituyen la cripta del Camerín de la Virgen, para la instalación de un museo de la Virgen.
9º - Inmediato arreglo y embellecimiento de la fachada del Santuario y restauración de su claustro y patio.
10º - Restauración del Camerín de la Virgen.
Vista posterior del Santuario, 
una vez derribada la parte que amenazaba ruina inminente.
Todas las edificaciones que se hagan, se adaptarán al estilo más predominante del Santuario -barroco- formando así un conjunto armonioso y de gran belleza.
Ahora bien, este ambicioso proyecto, que convertiría el Santuario en un complejo para lugar de reuniones y esparcimiento y en el que se podría hacer una gran labor educativa, religiosa, social, tiene que ser obra de todo el pueblo. Todos a medida de nuestras posibilidades económicas, debemos contribuir a su realización y a que en un plazo breve se convierta en bella realidad.
La Comisión no conoce todavía el proyecto de las obras a realizar, en el que trabaja el Sr. Capell, y que se dará a conocer a la opinión pública tan pronto esté terminado, así como el presupuesto de las mismas, forma de contribuir, Bancos y Cajas de Ahorro donde se abrirán cuentas, para mayor facilidad de los donantes. Ni qué decir tiene que se trata de una obra costosa, dada su amplitud y envergadura pero esta circunstancia no debe servir para enfriar nuestro entusiasmo.
Conocemos el sincero y profundo amor que todos los villenenses sienten por su Patrona, puesto de manifiesto en muchas ocasiones. La Comisión en nombre de la Virgen de las Virtudes, llama y alerta a todos los villenenses, presentes y ausentes esperando acudan a esta magna convocatoria y que entre todos realicemos ese magnífico proyecto que servirá para dar gloria a la Virgen y nombre y honra a Villena. La Virgen tendrá muy en cuenta nuestra ayuda. Ella todo se lo merece y sabe premiar con creces cualquier sacrificio que en su nombre hagamos.
Máximo García Luján
Secretario Comisión-Municipal - Pro-Restauración Santuario
Extraído de la Revista Villena de 1975

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com