1965 PRIMERA GUIA GENERAL VILLENA 1, DATOS GEOGRÁFICO - ESTADÍSTICAS

GUÍA GENERAL DE VILLENA
DATOS GEOGRÁFICO - ESTADÍSTICOS
Situación - Población - Superficie - Urbanismo -
Partido Judicial - Distancias kilométricas.
(Dibujo: Palacio Municipal) Crespo
VILLENA
SITUACIÓN GEOGRÁFICA
ESTA importante ciudad, cabeza del partido judicial de su nombre, dista 57 y 59 kilómetros de la capital de Provincia por carretera y ferrocarril, respectivamente. Se halla situada al S. E. de España, a 2°, 49'. 15" de longitud E. y 38° 37', 45" de latitud N., del meridiano de Madrid. La extensión superficial de su término es de 34.421 hectáreas, y los límites del mismo, los siguientes: al N., la provincia de Valencia; al E., Campo de Mirra, Cañada, Biar y Sax: al S., Sax. Salinas, Monóvar y Pinoso, y al O. las provincias de Murcia y Albacete.
Villena es una alegre y populosa ciudad perteneciente en lo eclesiástico a la Diócesis de Orihuela y está emplazada en la falda del monte de San Cristóbal, al amparo de un viejo castillo señorial y circundada por una hermosa y riquísima vega que fertilizan las aguas de multitud de manantiales y de pozos abisinios y artesianos. Al O, de la población había una laguna que perjudicaba la salud pública y que se desaguó por la llamada acequia del Rey, cuyos trabajos comenzaron en el año 1803. El cauce del rio Vinalopó, por el que no discurre el líquido elemento, dista unos dos kilómetros de la población Esta conserva su aspecto de antigüedad, pero influido por la característica alegría de los pueblos levantinos.
El territorio presenta algunos montes, como el ya citado de San Cristóbal. y los de La Virgen, Peña Rubia y Morrón, hermosos paisajes, fértiles campos y una extensísima huerta, pródiga en variedad de cultivos, algunos característicos de su término. Descuellan entre otros, el de los ajos, los de la alfalfa, la cardancha, la cebolla, la remolacha forrajera y las zanahorias. La medida usual de la tierra es la tahulla, de 852 metros cuadrados, y la del vino, la arroba, que tiene 17 litros y 75 centilitros. La industria de esta ciudad es bastante floreciente y muy diversa, contando con fábricas de aceites, aguas cárbonicas, calzados, etc. El comercio está representado por un buen número de comisionistas, negociantes y exportadores de los ricos productos del terreno. Hay importantes almacenes de vinos, materias fertilizantes, maderas y multitud de establecimientos de venta al por menor. Hay buenos hoteles y pensiones, inmejorables cafeterías y restaurantes y modernas y bien instaladas salas de espectáculos, (Cines, Teatros, Estadio Deportes y Plaza de Toros,)
Destacan sus modernas edificaciones para viviendas y uso comercial y en una de sus principales avenidas se encuentra el Circulo Villenense, hermoso edificio de tres pisos, con lujosas y cómodas dependencias. Villena ha dedicado a la memoria de su ilustre hijo, el célebre músico Ruperto Chapí, un magnífico paseo, con un parterre de mucho gusto y muy bien cuidado. En este paseo se halla el Circulo Agrícola Mercantil, ocupando un buen edificio en el que hay instalado un teatro, cuyo nombre honra la memoria del mencionado compositor. Otra de las importantes calles ostenta el nombre del eminente tribuno don Joaquín María López (1798-1855) hijo también ilustre de Villena.
Igualmente son dignas de mención sus magnificas plazas. En la de Santiago aparecen la parroquia de este nombre y el Ayuntamiento que es una antigua casa conventual de aquella iglesia. En la plaza donde estuvo instalado el mercado y en la de Pedro Menor brotan las fuentes de Alfonso XII y de las Borbollitas, esta última es artesiana y ambas copiosísimas. En la referida plaza del antiguo mercado alzábase tiempo atrás la torre del célebre Orejón de Villena: en ella estaba el reloj y al sonar la horas aparecía por un ventanillo una orejuda cabeza, que causaba la admiración de los rústicos. Esta torre fue derribada en 1888. La Parroquia de Santa María de la Asunción, está situada en la plaza de su nombre.
En distintos puntos de la ciudad y su término se encuentran la iglesia de la Congregación, las capillas y ermitas de San Antonio, San José, Santa Bárbara, Santa Lucia, Hospital, Cruces, Monjas Trinitarias, Hermanas Carmelitas, San Sebastián y Nuestra Señora de las Virtudes Este último nombre es el de la Patrona de Villena, a la cual se dedican anualmente las fiestas típicas y tradicionales de Moros y Cristianos del 5 al 9 de Septiembre y cuya imagen se venera en un vasto santuario distante unos siete kilómetros de la ciudad. También celebra una feria en la segunda quincena del mes de octubre. Cada dos años, a partir de 1961, celebra igualmente una Exposición Comarcal Agrícola Sindical, coincidiendo con las fiestas mayores patronales.
Tiene oficinas de Correos y Telégrafos y asimismo dispone de Central Telefónica, Estaciones de ferrocarril de Madrid a Alicante y de Alcoy a Yecla y carretera en la ruta de Ocaña a Alicante.
Dispone de autobuses que prestan el servicio interurbano a la capital y poblaciones limítrofes, y urbano por el interior y zonas del extrarradio de la población. Airoso y típico era el antiguo traje de la mujer villenense reivindicado en la actualidad gracias a la labor de la Sección Femenina integrado por una vistosa saya listada de vivos colores con dos cenefas blancas bordadas en lana, corpiño de terciopelo negro, delantal de raso negro, tocas de glasé negro y terciopelo. Pañuelo blanco. La soltera lleva toca blanca con raso blanco y pañuelo de vivos colores, media blanca calada y Zapato negro. El idioma popular es el castellano.
La extensión superficial de su término municipal se encuentra repartida así: 957 hectáreas aproximadamente, a la zona urbana; 16.243. la zona agrícola de secano 3.979, a la zona agrícola de regadío, repartiéndose en terrenos de pastos, 4.495; en leñas bajas y pinos, 7.858 y en salinas Instituto Nacional. 1.387 hectáreas respectivamente. La población según el más reciente censo, es de 23.279 habitantes de hecho 23.455 de derecho. Su altura sobre el nivel del mar, es de 504 metros, tomando como punto de referencia la estación del ferrocarril.
El número de viviendas se calcula en unas 5.985 y el censo de contribuyentes cifra 1.465 licencias fiscales. distribuidas así: alimentación. 326; industria textil, 62; madera, corcho, papel y artes gráficas. 79; piel calzado y caucho, 303; industrias químicas. 9; construcción, vidrio y cerámica, 82: industrias metalúrgicas. 91; electricidad, gas y agua 8; y actividades diversas, 485.
Las partidas rurales de su término comprenden, las casas de labor, caseríos y poblados siguientes: Las Albarizas, La Bodegueta, La Boquera. Cabezo de la Virgen, Cabreras, Canal de Confite, El Carrizal, Casas de Cabanes y Fuentes, Casas del Jordán, Casas del Campo, Casas de Matías, Casas de Menor, Cascante, La Colonia de Santa Eulalia, La Colonia de la Sierra de Salinas, Las Chozas, La Encina, Galeno, La Gloria, El Hondo de Carboneras, La Hoya Hermosa, La Lagunilla, Las Moratillas. El Morrón, El Patojo, La Peña Rubia, El Pocico de la Rueda, El Prado de la Villa, La Puentecilla, El Puerto de la Harina, Las Quebradillas, El Rincón del Moro, Los Saleros, San Bernabé, San Juan, La Serrata, El Sochantre, La Solana, Las Tiesas, Las Ventas, Las Virtudes y La Zafra.
Partido Judicial de Villena
Al Oeste de la provincia de Alicante y lindando con las de Valencia, Albacete y Murcia, está emplazada la rica, fértil y hermosa comarca de Villena, de una superficie de 580,80 kilómetros cuadrados, integrada por los Ayuntamientos de Benejama, Biar, Campo de Mirra, Cañada y Sax.
BENEJAMA
Con 2.197 habitantes en la actualidad, es de origen que se remonta al siglo XVII, siendo declarada villa independiente en 1795 por Carlos IV.
BIAR
Localidad con un censo de 2.840 habitantes, tiene interesantes alrededores montañosos. Fue teatro de cuestiones entre moros y cristianos coordinadas con las sustanciadas en Castalla y con la morisma de La Marina; también repercutieron los hechos que precedieron al tratado de Campo de Mirra, habiendo sido varias veces visitado este lugar por el rey don Jaime I el Conquistador.
CAMPO DE MIRRA
En su antiguo Castillo de Almizra se llevó a efecto el importante tratado de su nombre que pacificó a la región y finalizó con las rivalidades de conquista, asestando el golpe de gracia a la morisma musulmana. Abriga en conjunto 635 habitantes.
CAÑADA
Tiene un censo de 1.070 habitantes, dependió de Biar y de Benejama, hasta que en 1836 se segregó e independizó, formando municipio.
De remota longevidad, fue la antigua Sasta o Segisa. Por su situación estratégica, así como por su inexpugnable castillo, se originaron durante la Reconquista del siglo XIII, apetencias de posesión de la Villa por las Coronas de Castilla y Aragón, En 1836 fue incorporada tan interesante localidad a la provincia de Alicante, contando en estos momentos con 4.162 habitantes.
DISTANCIAS KILOMÉTRICAS DESDE VILLENA
A LA CAPITAL Y PUEBLOS DE LA PROVINCIA
Cedido por... Luis Martínez

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com