1966 “VILLENA, PROVINCIA DE ALBACETE”… Y LO QUE PASÓ DESPUÉS

Ayer 22 de enero de 2019 falleció en Madrid a los 73 años de edad, María Teresa López Tarruella quien fuera abogada y profesora de derecho civil en la UCM y Regidora de las Fiestas de Moros y Cristianos de Villena del año 1966. Descanse en paz.
Reproducimos un artículo de José Sánchez Ferrándiz publicado en la Revista Especia Día 4 que fuera de 2018, sobre una anécdota en la que María Teresa se vio implicada en los semanarios Hola y La Codorniz.
“VILLENA, PROVINCIA DE ALBACETE”… 
Y LO QUE PASÓ DESPUÉS
A finales de agosto de 1967 la Revista Villena coincidiendo con la fecha de su publicación, inició la costumbre de incluir una crónica a modo de resumen de las fiestas de moros y cristianos del año precedente. Como una de las principales novedades de 1966 se señalaba que el número de comparsas que habían desfilado por las calles de la ciudad había alcanzado la cifra de 14, gracias a la incorporación de una nueva entidad festera, que integrada por 50 socios se había constituido poco antes con el nombre de Ballesteros. Heredera de la desaparecida comparsa de Árabes, que a su vez lo había sido de los Americanos, su denominación nació de una sugerencia de José María Soler y hacía referencia a un histórico cuerpo de soldados de élite que combatió entre las tropas cristianas durante la época de la Reconquista. Su debut coincidió en el tiempo con la celebración del primer centenario de la fundación de la comparsa Bando Marroquí.
(Grupo de Ballesteros con su primer traje oficial. Fotografía de 1967)
Se hacía mención también en el artículo firmado por José Antonio Torres Navarro a la reciente concesión por parte del Ministerio de Información y Turismo de la denominación de Fiesta de Interés Turístico a los moros y cristianos de Villena, por lo que el autor del mismo apuntaba a la mayor responsabilidad que este hecho suponía para organizadores, festeros y ciudadanía en general y escribía: no menos importante es el propósito de apuntar aquellas deficiencias que se produzcan, con el fin de acometer la tarea de su perfeccionamiento. Nuestras fiestas, así como también nuestro pueblo, adquieren cada vez más importancia y se hace necesario velar cada vez con más celo para que no desmerezcan ni puedan apartarse de su tradicional sentido. Bien es verdad que todos los órdenes de la vida evolucionan a un ritmo cada vez más acelerado, que, forzosamente, y como consecuencia, nuestros festejos han de ser influenciados por modernas corrientes que introduzcan en ellos sutiles modificaciones. Pero nuestra misión es procurar que no degeneren ni pierdan la indiscutible personalidad que poseen dentro de similares manifestaciones de este género.
El primer acto oficial de las fiestas de 1966 había tenido lugar la tarde del 20 de agosto cuando el Teatro Chapí acogió la gala de presentación de la Regidora de Fiestas, cargo para el que había sido designado la joven María Teresa López-Tarruella Bautista, cuyo padre, el teniente coronel del ejército Enrique López-Tarruella Santonja había sido nombrado en 1940 hijo predilecto de Villena y ocupaba en aquellos momentos el puesto de secretario particular del entonces Ministro del Ejército Camilo Menéndez Tolosa. Sobre el desarrollo de este acto escribía José Antonio Torres: El festival se compuso de dos partes: la primera, supuso la actuación de diversos artistas del género ligero, y la segunda la presentación de la Regidora y Damas de honor, madrinas a su vez de las comparsas que integran nuestros festejos. Después se efectuó el reparto de premios a las comparsas que mayores méritos acreditaron a juicio de la Comisión de Fiestas, en el año anterior. Finalmente actuó la Banda Municipal de Música, cantándose el Himno a Villena…
El autor hacía seguidamente una reflexión sobre la necesidad de introducir modificaciones en la gala, al considerar que la misma quedaba en parte deslucida y argumentaba: sería de desear que este simpático acto, pregonero de fiestas, tuviera el rango que sin duda merece. Se debería prescindir de las actuaciones de artistas del género ligero, prodigadas en estos últimos años. Esto influiría igualmente en la actitud de cierta minoría de espectadores, que contribuye a aminorar la altura de la que hay que dotar a este espectáculo.
(Regidora de Fiestas de 1966)
Pasadas las Fiestas Patronales, el siguiente 11 de octubre se produce el relevo en la alcaldía villenense que queda ocupada por Pascasio Arenas López en sustitución de Luis García Cervera.
Tres semanas antes el semanario Hola, en su número 1.151 de 17 de septiembre había publicado entre sus páginas una pequeña reseña sobre las Fiestas de Villena y en concreto sobre la gala en la que se proclamó a su Regidora de Fiestas.
Este error en la ubicación provincial de la ciudad de Villena sería aprovechado por el semanario de carácter humorístico La Codorniz, para incluir en su sección semanal La Comisaría de Papel y en el número correspondiente al 11 de diciembre de 1966 una escueta referencia de carácter irónico sobre este asunto, que a la vista de las reacciones posteriores que produjo, estuvo lejos de ser bien recibida en el Consistorio de una ciudad que en aquellos momentos contaba con 24.111 habitantes [1].
Así, en sesión extraordinaria celebrada por el ayuntamiento de Villena de 20 de diciembre de 1966, se recoge literalmente:
ASUNTO DE URGENCIA.- SEGUNDO.- Por no estar incluido en el Orden del día de la sesión y previa declaración de urgencia por la unanimidad de los Sres. Concurrentes, se pasa a continuación a tratar del siguiente asunto:
SOBRE CIERTAS EXPRESIONES DE MAL GUSTO PUBLICADAS EN EL SEMANARIO “LA CODORNIZ”, SECCIÓN LA COMISARÍA DE PAPEL. Por el Secretario con la venia de la Presidencia se da lectura seguidamente al pequeño comentario hecho en el Semanario ”La Codorniz”, Sección Comisaría de Papel, sobre las fiestas de Villena y Regidora de dichas fiestas en el presente año, cuyo contenido es como sigue:
El llamado Director de “Hola” en Barcelona, que en el número 1.151 correspondiente al 17 de septiembre de 1966, autoriza la inserción del siguiente texto: “Fiestas en Villena.- En el Teatro Chapí de Villena (Albacete), y después de un festival folklórico, se procedió a la presentación de la Regidora de las Fiestas, María Teresa López-Tarruella Bautista, que aparece en la fotografía con su corte de honor. Además de mantener limpia a España, que todos sabemos que es muy bonita, conviene enterarse de donde están sus rincones para que los servicios de limpieza no anden en balde. Y Villena, cuya Regidora festiva es María Teresa López-Tarruella Bautista, cuyos pies besamos para hacer un poquitín de gimnasia, no está en Albacete. Villena pertenece a la provincia de Alicante.
A la vista de las manifestaciones que se dejan transcritas y considerando que las mismas vienen a constituir en conjunto un auténtico atentado a las normas de la convivencia humana, cortesía, buena crianza, elegancia espiritual y necesaria caballerosidad con que esta clase de asuntos debe ser tratada y que un mero error geográfico no puede dar lugar a una desorbitación de hechos que implique el desconocimiento por parte del Sr. Director y Redactores del Semanario “La Codorniz” de las elementales normas de buena y sana educación a que antes se hace referencia y que una cosa es la gracia y otra muy distinta la grosería y ante todo que el nombre de una señorita tan distinguida como la Regidora de Fiestas del presente año, doña María Teresa López-Tarruella Bautista, hija del actual Sr. Secretario Particular del Ministro del Ejército. Ilmo. Sr. D. Enrique López-Tarruella Santonja y nieta del ilustre Diplomático Villenense, no puede en manera alguna estar rodeado de las frases peyorativas preinsertas. El Ayuntamiento en Pleno, por unanimidad con la mayoría absoluta legal de miembros que legalmente le constituyen, acuerda lo siguiente:
1º.- Hacer constar en acta la indignación que a esta Corporación Municipal representante del pueblo de Villena le ha producido la publicación de la gacetilla que en el encabezamiento de este acuerdo se deja descrita, por el tono indecoroso en que está redactada, el cual no puede ser amparado moralmente por el espíritu que informa la actual Ley de Prensa por muy amplio y liberal que esta sea.
2º.- Pasar los oportunos antecedentes al Sr. Letrado Consistorial de este Municipio, por si las manifestaciones hechas por el Semanario “La Codorniz”, del 11 de diciembre del presente año y a que se refiere este acuerdo fueran constitutivas de acto delictivo, en cuyo caso y previo informe de dicho Sr. Letrado instar los oportunos procedimientos judiciales contra el autor o autores de las mismas.
3º.- Autorizar al Sr. Alcalde-Presidente de este Ayuntamiento para que en nombre de la Corporación Municipal dirija atenta carta al Excmo. Sr. D. Manuel Fraga Iribarne, Ministro de Información y Turismo, deplorando la actitud del Semanario “La Codorniz”
4º.- Expresar las más vivas simpatías por parte de los Sres. Capitulares a la distinguida Señorita doña María Teresa López-Tarruella Bautista, cuya persona se halla muy por encima de las feas frases con que su ilustre apellido se ve rodeado en el artículo referenciado, expresándola una vez más las más fervientes gracias por la dignidad, empaque y auténticos garbo y señoríos con que supo llevar durante las fiestas del presente año la representación máxima de la beldad villenense.
5º.- Autorizar al Sr. Alcalde-Presidente para ejercer el derecho de réplica que autoriza el Decreto de 31 de marzo de 1966 complementario de la vigente Ley de Prensa e Imprenta.
Y no habiendo más asuntos de que tratar, S. Sª declara levantada la sesión, siendo las catorce horas veinte minutos de la que se extiende la presente y de todo lo cual como Secretario, Certifico, en la ciudad y fecha arriba indicadas.
(Portada del Semanario la Codorniz, de 11 de diciembre de 1966, en cuyas páginas se incluía el texto de la polémica)
El resultado de las actuaciones anunciadas en aquel Pleno extraordinario del ayuntamiento de Villena y emprendidas frente a La Codorniz, tuvieron efecto poco después, por cuanto los ejemplares de este semanario correspondientes al 25 de diciembre de 1966 serían retirados por orden gubernativa al poco de ser distribuidos para su venta.
Por su parte, María Teresa López-Tarruella Bautista, Regidora de Fiestas de aquel año 1966 e involuntaria protagonista de esta polémica, se convertiría con el tiempo en una respetada abogada y profesora universitaria en Madrid, con una dilatada carrera profesional a sus espaldas.
***
[1] La Codorniz gozaba de una amplia difusión a nivel nacional durante aquella época, con una tirada semanal cercana a los 200.000 ejemplares. En nuestra ciudad disfrutaba también de un importante número de lectores, dado que entre sus colaboradores habituales había contado con el humorista local Pepe Menor.
BIBLIOGRAFÍA Y FUENTES CONSULTADAS.
Ayuntamiento de Villena. Acta de la sesión extraordinaria de 20 de diciembre de 1966.
El Eco de Canarias, 13 de diciembre de 1966. Página 3.
La Nueva España, 29 de diciembre de 1966. Página 1.
MONTOYA EGIDO, Andrés, 2015: “Duelo al sol de Arabia… La historia de cómo se forjó la Comparsa de Ballesteros”. Día 4 que fuera. Junta Central de Fiestas de Villena.
Revista Hola (número 1.151), 17 de septiembre de 1966. Página 54.
Semanario La Codorniz (número 1.308), 11 de diciembre de 1966. Página 3.
Testimonio oral de María Teresa López-Tarruella Bautista.
TORRES NAVARRO, José Antonio, 1967: “Resumen histórico-estadístico de las fiestas de 1966” Revista Villena. M.I. Ayuntamiento de Villena.
Villena Cuéntame.
Publicado en el Especial Día 4 que fuera 2018 por José Sánchez Ferrándiz

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com