1971 INVENTARIO 1522 - NOTICIAS HISTÓRICAS ACERCA DEL MONASTERIO DE LAS VIRTUDES

NOTICIAS HISTÓRICAS ACERCA DEL MONASTERIO DE LAS VIRTUDES - por José M.ª Soler García
(Reportaje gráfico archivo Diputación Provincial)
Muy recientemente, el Ayuntamiento de nuestra Ciudad ha solicitado la inclusión del Santuario de las Virtudes en el catálogo de los Monumentos Histórico-Artísticos de la Nación. No le han faltado razones para ello, y lo verdaderamente extraño es que la Dirección General de Bellas Artes no se haya adelantado a esta petición, pues bien lo merece, por historia y arte, este bello ejemplar de nuestra arquitectura religiosa medieval, edificado sobre una ermita del siglo XV cuyos restos parecen conservarse todavía en la cripta del monasterio actual.
Desde la erección de esta antigua ermita hasta los tiempos que corren, por muchas vicisitudes ha pasado el magnífico santuario, y muchas irreparables pérdidas ha tenido que sufrir, de la que no es la menor la de la primitiva escultura de nuestra Patrona, obra de un imaginero del siglo XV cuya identidad será ya muy difícil descubrir.
Es curioso comprobar cómo ha evolucionado el culto a la personalidad del artista en el transcurso de los siglos, desde el anonimato de los tiempos primitivos hasta la tremenda egolatría, no ya de los verdaderos artistas, sino de algunos simples artesanos de los tiempos actuales. Cabe recordar, como anécdota significativa, que, hasta no hace mucho, hubo en las afueras de nuestra población un simplicísimo anuncio comercial, escrito a trepa en el muro de una vivienda, al que no le faltaba, claramente destacada, la firma de su pintor. No conocemos, en cambio, al magnífico arquitecto que edificó el templo de Santiago, joya del gótico final hispano, y hay dudas sobre el nombre del forjador de su maravillosa verja, que para el descontentadizo y poco dado al elogio que fue el novelista Pío Baroja, valía más que todas las de la catedral de Valencia. Sirva de estímulo esta valiosa opinión para cuantos se oponen a la reconstrucción de esta extraordinaria reja, que en concepto de cuantos curiosos y entendidos visitan el templo, deberían tener ya recompuestos sus afeados muñones.
En sus obras de fábrica, el Santuario de las Virtudes no sufrió los rigores de otros edificios similares durante la contienda civil de 1936, pero sí la pérdida de casi todos los objetos de culto que en él se fueron acumulando desde su fundación. Afortunadamente, se conservan muchos de los Inventarios que el ermitaño o prior del Convento estaba obligado a presentar al Consejo de la Ciudad, que era, y sigue siendo. Patrono indubitable del Santuario. Estos Inventarios nos hacen ver que el culto a nuestra Patrona no era exclusivo de los propios villenenses. En el de 1575, por ejemplo, se nos dice que "una delantera de cama, con seis cintas", fue donada por la mujer de Juan Alonso, vecino de Murcia, y que "un pan de cera, de seis libras" lo dio "la de Morote, vecino de Chinchilla". Pero hay un caso más curioso, como es el de una vecina de Alicante que donó "una saya carmesí con trepa y cordoncillo blanco, de punto broslado", con la particularidad de que la mitad de dicha saya había de de ser para la Virgen de las Virtudes y la otra mitad para la imagen de Nuestra Señora del Arrabal.
Abundan en estos inventarios las ropas para la Imagen o para el culto, como "manteles de lino, de algodón o de estopa", "tocas de seda", "almohadas de Ruán", que era una tela de algodón estampada en colores originaria de aquella ciudad francesa; "cofias de calicú", delgado tejido de seda así llamado por su procedencia de la ciudad india de Calcuta, castellanizada en Calicut o Calicud; "cofias adornadas con chapas y trenzados de oro y plata", "pañicos de cabeza", algunos de ellos con franjas de hilo de oro"; "palias de seda"; "saboyanas de filadiz", que eran unas basquiñas de seda abiertas por delante y muchas otras prendas corrientes que sería prolijo enumerar.
De un inventario algo posterior hemos resumido las siguientes joyas: 13 arracadas de oro y plata; 3 collares con 123 cuentas de oro y 2 cañoncillos; 1 collar con nueve granos de ámbar; 4 collares con rastras de corales: 1 collar con cuentas de hueso, blancas y negras; 9 sortijas de oro; 4 sortijas de plata; 4 cabos de toca, de oro, con perlas y piedras coloradas y azules; un cabo de toca, de plata, y otros dos de plata sobredorada con piedra colorada; un cabo de toca, de plata sobredorada, con una piedra azul y otras dos piedras; 3 "apretadores" o diademas de hilo de oro tejido; 1 piedra verde engastada en oro; 1 piedra azul engastada en plata; 1 cañoncito de oro labrado a la morisca; 1 cordoncillo de oro a modo de sirpe; 1 lechuguilla de hilo de oro con veta de seda amarilla; 1 cinta de hilo de oro, de randa, y unos "pinos" de oro para cofia.
Los Mayordomos o Tesoreros del Santuario, que, como todos los cargos concejiles se renovaban anualmente por el día de San Juan, tenían facultad de enajenar algunas de estas joyas o prendas en caso de necesidad, pues vemos en notas marginales que un par de arracadas de oro se vendieron a Pedro Vicente; que de las nueve sortijas de oro se vendieron tres; que una toca de seda blanca, con guarnición de hilo de oro, "vendióse a Palla Pérez", y otra, con guarnición de hilo de oro y granillos azules, a la hija de la anterior.
De todos los inventarios que han llegado a nuestro conocimiento, el más antiguo corresponde al año de 1522. Es por tanto un importante documento que nos ilustra acerca del estado del Santuario y de sus bienes a los treinta años de erección de la primitiva ermita. Merece la pena reproducirlo íntegro para conocimiento de los estudiosos de nuestro pasado, cada vez más abundantes, por fortuna, y con más exigencias de rigor histórico.
EL INVENTARIO DE 1522
Eran Alcaldes del Concejo en aquel año los honrados Jaime Ortín y Alonso Oliver; regidores, Antón de Medina, Martín Pardinas, Juan González de Herrera, Sancho González y Cristóbal de Mellinas, y jurado, Ginés Sánchez. El prior o ermitaño del convento era fray Juan de Hortiruela, de la diócesis de Burgos, y el inventario se hizo el 15 de mayo de 1522, ante el escribano Juan López y en presencia de los testigos Juan Sánchez, Miguel García y Luis Navarro, vecinos de Villena. Su contenido era el siguiente:
Primeramente, dos cálizes de plata.
Iten, otro cálice quebrado, el qual llevó el señor Maestre-escuela, que Dios perdone, para lo hazer adobar y no está en la dicha casi ni se a buelto. (Al margen: "tiénenlo los herederos del señor Maestre-escuela")
Iten, una lámpara de plata.
Iten, un hórgano de çinco palmos de ala, el qual dixo que estaba en Santiago.
Iten una vestidura de brocado para Nuestra Señora y otra de damasco colorado con colibrís de oro que va entre giro y giro, lo qual todo aclaró que está en la yglesia de Santiago.
Iten un carnys de lienço nuevo con las boqueras de bocarán verde. Aclaró que está en la yglesia de Santiago.
Iten otra vestidura de Nuestra Señora, de rraso azul con flocadura blanca y colorada.
lten otras dos vestiduras que tiene vestidas Nuestra Señora, la una de damasco blanco con guarniçión de terciopelo negro y una cortapisa, y la otra de raso colorado con flocadura baxo de seda colorada.
Iten una casulla de damasco colorado con su cenefa dorada de ymaginería.
Iten otra casulla de chamelote azul con su cenefa dorada de ymaginería.
Iten otra casulla de damasco morado con su estola y manípulo semejante.
Iten tres carnys con todo su aparejo de lienço para dezir mysa, usado, sin casullas.
Iten un delantecama morisco de tafetán colorado y una colcha semejante.
Iten una palia de seda cenizosa, usada.
Iten otra palia pequeña de raso azul con flocadura blanca y colorada, de seda.
Iten un frontal del altar mayor, de lienço, con la Salutaçión de N.ª Señora.
(Tachado: "Iten un antefaz de seda cruda, blanco")
Iten otro paño de lienço con cabos de seda verde y colorada y amarilla.
lten otro paño de lienço con franja alrrededor colorada y blanca.
Iten otro paño de lino labrado alrrededor de seda grana.
Iten otro paño pequeño labrado de leones.
Iten una tovallolla morisca con dos gintas de seda colorada.
Iten tres almayzales de seda amarilla y pardilla.
Iten otro paño de lino con franja de seda blanca y tenada.
Iten una manga de seda morisca con gintas de seda y grana labradas.
Iten un paño de seda blanca labrada, los cabos con seda verde, azul e colorada.
Iten dos capicas para el Jhs., la una de damasco blanco y la obra colorada.
Iten otra manta vieja azul.
Iten tres bancales viejos (tachado: "e otro nuevo").
Iten syete tovallolas de lienço, con listas cárdenas las quatro e las otras llanas (al margen: "faltan las tres; ha de dar quenta dellas").
(Tachado: "Iten ocho almohadas de lienço, las tres nuevas y viejas").
lten quatro oratorios qu'están de frente la puerta de la yglesia: el uno el Desclavamiento; el otro, Santa Cuterio (?); el otro Santa Luçía, e el otro, la Piedad.
Iten una Verónica de seda ruvia sobre un pedaço de terçiopelo.
Iten una cruz de la longura de Nuestro Señor.
Iten otro oratorio de Nuestra Señora.
Iten un enrrexado de seda colorada y blanca para engima del altar.
Iten un delantealtar con listones laborados de grana con franja blanca y colorada.
Iten otro antealtar de raso negro no cortapisa de damasco blanco.
Iten un paño negro de lienço qu'está figurado los Siete Misterios de la pasión.
Iten dos tocados qu'están delante la Piedad.
Iten un lienço qu'están figurados San Cosme e San Damián e Sant Antón de Padua.
Iten tres almohadicas de seda que se ponen en los fraxistoles guando dizen misa.
Iten tres tovajas de lino labradas con seda de grana. Iten un púlpito de madera blanco.
Iten quatro candeleros de madera, altos.
Iten quatro fragistoles de madera, uno grande e los tres pequeño.
Iten un libro de cantería de çinco quadernos de pergamino, de los ofiçios de Nuestra Señora.
Iten otro frontal; está baxo del suso dicho, de lienço, viejo.
Iten un rretablo mayor, que está en el altar mayor donde esta Nuestra Señora, con su tabernáculo.
Iten dos coronas de plata de Nuestra Señora.
Iten un collar de perlas que çerca pezcuezo de Nuestra Señora.
Iten una çinta de hilo de oro que tiene el Jhs. al cuello.
Iten una alhonbra vieja para !os pies del altar.
Iten dos lámparas de vidro con sus baçarís de latón.
Iten otro baçari de lámpara; está con Sant Melchos suso.
Iten tres baçaris de latón con que se pide la limosna, el uno grande y los dos pequeños, con la ymagen de Nuestra Señora plateada en el uno.
Iten dos ençenseros de latón.
Iten una cruz de madera dorada con sus borlas e cordones de seda.
Iten dos pares de ampolletas, el un par de vidrio e el otro d'estaño.
Iten tres portapazes de madera con figuras de Nuestra Señora.
Iten syete canalobres de açofar y uno quebrado.
Iten una canpana qu'está ençima el tejado, bendita, que se llama Santa Barbera.
lten un rolde de campanillas pequeñas que está en la capilla mayor.
Iten quatro campanillas pequeñas que andan sueltas, y otras dos quebradas, pequeñas.
Iten dos misales, el uno de pergamino, del Obispado, e el otro romano, de papel.
Iten un misal de papel.
Iten un breviario del Obispado, de papel.
Iten una casulla de grana cruda, de paño, y dos casullas blancas e otras de lienço.
Iten tres retablos, el uno de la Aparición de Nuestro Señor a Nuestra Señora, e otro de las Virtudes de Nuestra Señora.
Iten quatro delantecamas del lienço randados y con franja, nuevos.
Iten otro delantecama lienço con çintas de hilo verdes y azules nueva.
Iten una Cortina de lienço usada, con un vivo de seda verde.
Iten nueve sábanas de lino, dellas nuevas e dellas usadas.
Iten veynte e ocho manteles de lino y d'estopa, estucados y llanos.
Iten un delantecama de lienço randado con vetas de filadiz azul e leonado y con franja usada.
Iten un sobrepelliz de lienço nuevo, cortado en pieças.
Iten un paño de sol de lino, con labor preta, de seda.
Iten dos paños de lino labrados del nombre de Jhs. a las esquinas.
Iten otro paño de hilado de lino.
Iten unas alforjas moriscas.
(Tachado: "Ken una saya verde clara con ruedo colorado, de muger").
lten quatro mantas blancas cardadas valencianas.
Iten otras dos mantas, la una azul e la otra parda.
Iten un sobremesa de poyales a manera de almohadas con cruzes por medio.
Iten tres costales de xerga de Arévalo nuevos. (Al margen: "falta uno").
Iten tres almohadas de puntas, viejas.
lten una olla de cobre.
Iten tres ollas de arambre y dos cántaros de arambre.
Iten una copa de arambre.
Iten unas llaves para el servicio de la cozina.
Iten çinco cortinas pintadas de figuras, usadas. Iten çinco mesas de madera con sus pies.
Iten quatro sillas de asentar.
Iten tres bancos de asentar.
Iten tres calderas, una grande e dos pequeñas, viejas.
Iten quatro sartenes, las dos de hierro e las dos de arambre.
Iten ocho asadores.
Iten tres grayllas, las unas quebradas.
Iten tres candiles de hierro.
Iten dos mantas para la cama, blancas, viejas.
(Tachado: Iten dos aimargas viejas").
Iten dos camas de tablas y bancos encaxadas y otras dos llanas.
Iten una bulla de pergamino de yndulgençias, con deziocho sellos de cardenales.
Iten tres hachas, la una está cas de mateo Gil (Al margen: "que se cobre la de Mateo Gil").
Iten quatro açadas e dos açadas angostas.
Iten unos ganchos para allegar grano.
Iten dos aladros con su aparejo.
Iten un carro viejo (Al margen: "Tiénelo Pedro Martínez de Lopera: que lo cobre fray Torres").
Iten quatro martillos e una almádena.
Iten dos perpales, el uno grande y el otro pequeño.
lten siete colmenas vivas, las çinco en Jumilla y la una, la casa; tiénelas un cuñado de mosén Carrasco (Al margen: "que se vendan e cobre el presçio dellas").
Iten un artesón.
Iten quatro rexas de hierro para ventanas puestas en sus ventanas.
Iten quatro tenajas de rrugad (?) grandes y seys pequeñas.
Iten veynte ovejas que están mandadas en Jumilla por Juan Martínez Pinto. Que se cobren con los partos y post partos.
Iten un buey qu'está mandado para la casa en Cabdete por un sastre. Que se cobre por fray Juan; dízese Martín Gabriel.
(Tachado. "Iten una vaca preñada qu'está en Villena, que mandó la viuda de Viçente Roiz").
(Tachado: "Iten çinco asnos, los dos cárdenos y el uno prieto, e los dos pardos").
lten un macho de pelo castaño.
Iten un asno prieto.
Iten aclaró que debe un vezino de Yecla, que se dize Juan Quílez, quatorze ducados restantes de una mula que conpró de Nuestra Señora, plazo a San Juan primero viniente, de los quales resta de pagar ocho ducados. (Al margen: "Los cobre fray Juan o los pague").
Iten aclaró que debe Guardiola, yerno de Ballester, seys ducados de resta que los salió a pagar por Agustín Estevan a plazo pasado: está obligado ante Antón Navajas (Al margen: Que los cobre fray Juan o los pague").
Iten que debe Bernard Ponte, mayor, quatro ducados por plazo de un asno. está obligado ante Alonso 'Estevan. notario (Al margen: "que los cobre fray Juan o los pague").
Iten que deven los herederos de Albero, vezino de Villena, tres ducados de una asna; está obligado ante Alonso Estevan, notario. (Al margen: "Ojo, que los cobre fray Juan o los pague").
Iten aclaró que debe Ginés Garçía, vezino de Villena, seys ducados restantes de un macho que conpró de Nuestra Señora a plazo pasado (Al margen: "Que los cobre fray Juan o los pague").
Iten aclaró que debe Alonso Garçía de Almansa deciocho o dezinueve ducados de una mula que compró de Nuestra Señora, de los quales tiene pagado dos castellanos e çinco ducados, e de la resta, que son los que agora debe, liquidó ocho ducados e nueve reales; está obligado ante escribano (Al margen: "Que los cobre fray Juan o los pague").
Iten que debe Alonso Gasque çiertos maravedís que no se acuerda al presente fasta que aya fecho quenta con él (Al margen: "Que averigüe la quenta fray Juan y cobre lo que se debe o lo pague").
Iten aclaró que debe Juan Segura, hijo de Bartolomé Segura, vezino de Villena, dos ducados e medio de resta de un asno que compró de Nuestra Señora, el plazo pasado (Al margen: "Que los cobre fray Juan o los pague").
(Tachado: "Iten aclaró que debe Juan Martínez Oliva (?) ocho sueldos restantes de diez que falló a pagar por el dicho Agustín Estevan").
Hay un memoria! añadido que dice así:
Lo que más se me acordado es lo siguiente:
Un ducado que mandó mosén Jumilla, que santa Gloria aya; un ducado que manifestara el bachiller de la Gramática; más debe Cantón çinco reales de una camisa que compró su muger para su hija la donzella.
Más un asno que se vendió en Alicante por tres ducados; dízese Juan Cerdán.
Más un crismón que está en poder de Alonso Díez, que es una cruz de oro, que ha de responder con ella a Nuestra Señora guando truxese un esclavo para su serviçio.
Más dos ducados y medio que debe Alonso Sánchez Castellano, de resta de quatro ducados.
Que se cobre por fray Juan lo contenido en este memorial o lo pague.
ALGUNAS CONSIDERACIONES
De este Inventario pueden deducirse datos muy interesante. Se habla en él, por ejemplo, de un cáliz roto que se llevó para reparar "el señor Maestre-Escuela", que no es otro que don Sancho García de Medina, el constructor de Santiago. El fallecimiento de don Sancho antes de 1522 nos lo asegura la piadosa fórmula "que Dios perdone" que se hace figurar junto a su título, así como la nota marginal de que el cáliz estaba en poder de sus herederos. Que don Sancho intervino en la construcción del Santuario lo prueba, además, el escudo con sus armas que se conserva en una de las paredes del claustro superior.
Es seguro también que, en 1522, estaba construido en gran parte el Monasterio, aunque continuaban las obras dos años después, según se desprende de una partida consignada en el inventario de 1524, por la que consta que un tal Perpiñán, vecino de Elche, debía cuarenta reales que mandó librar "el señor Adelantado de Granada para la obra de Nuestra Señora". Lo cierto es que, en 1522 existían ya las rejas de las ventanas, que no pueden ser otras que las que miran a la ciudad; que ya sonaba la campana del tejado, llamada "Santa Bárbara" porque debía de utilizarse para alejar el peligro de las tormentas, y que también existía ya el "ronde de campanillas" que aún se conserva junto al altar mayor.
De entre las obras de arte desaparecidas, aparte de la Imagen, debemos lamentar el lienzo del altar mayor con la Salutación de Nuestra Señora; los retablos de la Aparición del Señor a la Virgen y el de !as Virtudes de Nuestra Señora; los oratorios del Desclavamiento, de Santa Quiteria (?) de Santa Lucía y de la Piedad; los lienzos o cuadros de San Cosme y San Damián y el de San Antonio de Padua; el de los Siete Misterios de la Pasión, y la verónica de seda sobre terciopelo.
Se menciona en el inventario el "retablo mayor de la Virgen, con su tabernáculo", que no era el actual, pero nada se dice de las pinturas del camarín ni de las que adornaban las paredes del templo, recientemente aparecidas. Que son de tiempos posteriores lo asegura también el estilo barroco de su concepción y la pluralidad de pintores que indudablemente intervinieron en la decoración de la bella estancia.
La librería no era muy nutrida por entonces, aunque aumentó bastante en años sucesivos. Los volúmenes más interesantes parecen ser el "libro de cantoría" de los oficios de Nuestra Señora, en cinco cuadernos de pergamino; el misal del Obispado, también en pergamino, y el romano de papel.
El pequeño órgano "de cinco palmos de ala" estaba por entonces en la iglesia de Santiago, quizás corno préstamo por deterioro del que ya existía en la Arciprestal, documentado en los ) statutos de fundación por don Sancho García de Medina. Que hacía falta "un órgano pequeño nuevo" en Santiago lo demuestra el que hubo de comprar un "regalejo" en 1688 por la suma de 300 reales, aparte del órgano grande, por el que se habían pagado 143.915 maravedís en 1673.
Las joyas y objetos de metales nobles no eran muy abundantes por aquellas fechas, si se comparan con las que poseía el 'Santuario cincuenta años después, según más arriba hemos relacionado.
La artesanía morisca estaba todavía vigente, lo que no debe extrañar si pensamos que, todavía en octubre de 1490, probable fecha de erección de la primitiva ermita, los Reyes Católicos tomaron bajo su amparo a los moros que quisieran venirse a vivir a Villena, y facultaron a la villa para hacer una "morería" en la que pudieran habitar hasta 150 moros. Por eso vemos mencionados "paños moriscos de riza o terciopelo", "gorgueras moriscas", "un cañoncito de oro labrado a la morisca", "delantecamas, colchas, alforjas y tovallolas moriscas" y "una manga de seda morisca con cintas de seda de grana labrada". Alfombras, tovallolas, ceñidores y trapos moriscos siguen apareciendo en el inventario de 1524.
De aquella "morería" villenense, emplazada en las cuevas de la sierra de la Villa y en las que acaban de descubrirse bajo el castillo de la Atalaya, de tan subido interés, hablaremos en otra ocasión.
Como seguiremos hablando de estos Inventarios del Santuario de las Virtudes, únicos testimonios fehacientes de lo que el tiempo se llevó implacablemente y que nos hablan, no sólo de lujos y ornamentos, sino de la vida misma de los moradores del convento con su sencilla y elocuente enumeración de camas, sillas, ollas, cántaros; calderas, candiles, azadas, martillos, perpales, arados y tantas otras cosas del humilde menaje casero que nos descubren la verdadera dimensión humana de aquellos monjes varados a la orilla de la antigua laguna y que se veían obligados muchas veces a vender asnos, bueyes, ovejas, colmenas y algunas joyas de Nuestra Señora para poder subsistir. Precisamente por no tener "las cosas necesarias a la sustentación" y por las tentaciones humanas que ello comportaba es por lo que tuvieron que abandonar el convento los Agustinos de Andalucía en 1542.
Esperemos que la Dirección General de Bellas Artes acoja con interés la petición que se le ha hecho y ayudemos todos mientras tanto a la conservación de este bello Monasterio, que aún nos tiene reservadas muchas sorpresas y ha de ser, a no dudarlo, una importante escala en el turismo provincial.
Extraído de la Revista Villena de 1971

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com