1983 LA ASOCIACIÓN DE AMIGOS DE LA MÚSICA

La ASOCIACIÓN DE AMIGOS DE LA MÚSICA, de Villena: Un proyecto de acercamiento a lo estrictamente musical. 
En 1979, por un grupo reducido de personas, como es lo habitual en estos casos, se concibe la idea de crear en Villena la Asociación de Amigos de la Música.
En Junio de 1980, pocos meses después de su constitución legal, la Asociación presenta la primera de sus actividades, un ciclo de cine musical, dedicado a la Opera, con la proyección en el Teatro del Colegio Salesiano de dos filmes en 35 mm.: CARMEN, ópera de Georges Bizet, una producción Herbert von Karajan, del Festival de Salzburgo, y LA BOHEME, de Giacomo Puccini, película ésta dirigida por Franco Zeffirelli.
Desde este inicio hasta la realización del FESTIVAL DE MUSICA. VILLENA 1983, esta Asociación ha llevado a cabo, en la medida de sus posibilidades, y, contando con las diferentes ayudas que ha recibido, diversas actividades musicales. 
Hablaremos aquí, aunque sea someramente, de las actividades realizadas a lo largo de los tres años de existencia de la Asociación, dejando constancia, así mismo, de su proyección de futuro, de su concepción de la música, de su creencia en lo estrictamente musical como única vía de un conocimiento serio y profundo de este arte, por otra parte, inseparable del resto de cualquier otra forma de creación artística, lo que no supone, en modo alguno, no admitir la autonomía de la música como tal. «... su desarrollo en cada una de sus etapas depende de factores externos (de orden social, intelectual o psicológico) e internos, específicamente musicales» (1).
Insistiendo en el tema de las actividades desarrolladas por la Asociación, y sin entrar en detalles, diremos que han sido las siguientes:
Diversas proyecciones de óperas filmadas, de los repertorios alemán, francés e italiano, con obras como «La flauta mágica»; «El rapto del serrallo»; «Las bodas de Fígaro», de Mozart; «El cazador furtivo», de Carlos María von Weber; «Martha», de Flotow; «La Bohéme», de Puccini; «Carmen», de Bizet, entre otros títulos.
Proyecciones de ballet filmado, con títulos como «Romeo y Julieta», de Prokofiev, y «La fierecilla domada».
Audiciones de grabaciones discográficas comentadas, para socios.
Dos exposiciones conteniendo reproducciones fotográficas sobre la vida y obra de Ludwig van Beethoven, una de ellas, y la otra de Richard Wagner con motivo del centenario de su muerte.
Conferencia por el director de orquesta Gerardo Pérez Busquier sobre el tema «La revolución beethoveniana», dentro de los diferentes actos celebrados con motivo de la Exposición Beethoven.
Conciertos y recitales, a cargo de solistas, dúos, quintetos, corales, bandas de música y orquestas, entre ellos, los que integraban el Festival de Música recientemente celebrado.
Dejaremos aquí constancia del FESTIVAL DE MUSICA VILLENA 1983, aunque una referencia más amplia puede encontrarse en la prensa de aquellos días y, por supuesto, en el número de la Revista Villena correspondiente al mes de Julio. Este «I Festival de Música de Villena», que patrocinó el M.I. Ayuntamiento y en el que colaboraron la Excma. Diputación Provincial de Alicante y el Ministerio de Cultura, Dirección General de Música y Teatro, tuvo lugar en el Teatro Chapí y dio comienzo el día 3 de Junio de 1983 con la presentación a cargo de la Asociación de Amigos de la Música y la subsiguiente apertura de los actos por el Sr. Alcalde de la Ciudad. Intervinieron en el Festival de Música las siguientes agrupaciones e intérpretes:
Viernes, día 3.— Orquesta del Conservatorio de Valencia, dirigida por José Ferriz Llorens.
Sábado, día 4.— Recital de canto por la soprano Paloma Pérez Iñigo, acompañada al piano por Julio García Casas.
Miércoles, día 8.— Recital de música contemporánea, por el Grupo de Percusión de Alicante, dirigido por José Castelló Rizo.
Viernes, día 10.— Banda Sinfónica Unión Musical de Liria, dirigida por Pablo Sánchez Torrella. Sábado, día 11.— Orquesta de Cámara del Conservatorio de Praga, bajo la dirección de Ptemysl Harvat.
Domingo, día 12.— Banda Municipal de Villena, dirigida por Cipriano A. Estevan Arcón.
Con las actividades realizadas hemos podido escuchar cerca de ciento cincuenta composiciones diferentes, de casi un centenar de autores. Un amplio abanico de épocas y estilos, que abarca desde los compositores renacentistas y del Barroco hasta la música contemporánea, pasando por la época clásica, por el romanticismo, el modernismo, las diversas corrientes nacionalistas, etc., y por los diferentes géneros musicales: la ópera, la música de cámara, sinfónica, vocal, coral, instrumental.
Todo ello puede dar una idea clara de cuál es la inquietud que mueve a esta Asociación. Su razón de existencia no es otra que los propios fines para los que fue constituida: el cultivo y fomento de la música.
Estos fines suponen, necesariamente, llevar a cabo un plan de trabajo que permita darnos un conocimiento suficiente, o relativamente amplio, si se quiere, del arte musical. Lo cierto es que si queremos superar ese comportamiento habitual de actitud pasiva frente al fenómeno musical, actitud que basta con disfrutar de determinadas piezas, generalmente pocas, y sin más conocimiento de las obras que la propia escucha repetida de las mismas (lo cual es más que mucho, si consideramos la precaria situación por la que, desde siempre, ha tenido que atravesar la música en España), hemos de crear los medios necesarios para modificar el concepto que aún tenemos del «acto musical», considerado de forma aislada y como manifestación suficiente. Es decir, creemos que no basta con seguir haciendo de la música tan sólo un «divertimento estético» (2), en el que el oyente se limite sólo a escuchar sin ofrecer una participación activa en el momento de la interpretación de su obra. «De hecho, esta participación activa es indudablemente rara... Esta excepcional participación proporciona al compañero un placer tan vivo, que le une, en cierto modo, al espíritu que ha concebido y realizado la obra que escucha, dándole la ilusión de que se identifica con el creador... Pero esto es la excepción: el auditor corriente, tan atento al proceso musical como se le pueda suponer, no goza más que de un modo pasivo... el sentido musical no puede adquirirse ni desarrollarse sin ejercicio» (3).
Finalmente, la abundancia de información nos permite, hoy más que nunca, poder lograr esta actitud de participación. Los medios audiovisuales (sonido grabado, cine, televisión, etc.), la mayor frecuencia de las audiciones de conciertos en vivo, los textos especializados, pueden facilitarnos, por fin, un definitivo acercamiento al arte musical, sin separarlo de su contexto histórico y cultural, premisa indispensable para un conocimiento amplio, no sólo de lo que estemos escuchando en cada momento, sino de lo musical propiamente dicho.
AMIGOS DE LA MUSICA
(1) Boris de Schloezer y Marina Scriabine: «Problemas de la música moderna». Seix Barral.
(2) Gerardo Pérez Busquier. Conferencia: «La revolución beethoveniana», Villena, Diciembre, 1981.
(3) Igor Strawinsky: «Poética musical». Taurus. Extraído de la Revista Villena de 1983
Extraído de la Revista Villena de 1983

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com