1980 A LA SEÑORA DE VILLENA

A LA SEÑORA DE VILLENA
El encanto de Villena, yo lo buscaría en los ojos de «La Morenica». Sabe mirar siempre a la ciudad, pero en los días de fiesta, tan rebosantes de delicias, engrandece el paisaje su presencia. Se alzan las montañas, el vergel llamativo la espera. Pasa la Virgen María de las Virtudes, derramándolas a mano llena. La cobijan cielos azules, la aguardan los hijos fieles, mientras el sol borda sus oros sobre su manto blanco, y tuesta su inmaculada piel. Despierta almas, las despierta. Con sólo su avanzar, pone alegría en los espacios.
Es la Reina de Villena. Es María, la que lo ilumina todo.
¡Qué alegría da! Su sonrisa inunda de candor la huerta.
En cada espíritu hay un cántico. El Himno Nacional se confunde con este trozo regional de España. Ella bendice al pueblo dándole ansias de trabajo. La vistosidad de los colores, la del pan, la de las uvas, la del porrón de vino, el desfile del egregio castillo, todo se une, todo quiere estar a su vera, cerca de sus manos de jardinera.
Señora de Villena. Tú te alegras, junto a estos rincones de encanto, callecitas donde la felicidad se acomoda, al amparo de hermosas sombras. Esos muros de cal, que ponen pureza en las almas. Esos niños jugando, en un rincón de paraíso. Con sus zapatos nuevos, brillantes, que resaltan, hechos en Villena, por manos que trabajan con ilusión y esperanza.
Para tus torres, para esas ventanas naturales, piedras horadadas, para esa tranquilidad nívea de tus barrios, para esas escalerillas de cantos rodados, para esos faroles que los iluminan con celestiales destellos, para ese pueblo afanoso en sus talleres, te pido, en esta fecha solemne, le inundes de los dones que tu nombre derrama.
Virgen preciosa, alabada por brisas de Levante, para quien crecen las rosas y te saludan las frutas. Para quien el azahar da su aroma. Tú, aquí, eres necesaria, protectora de la estrella, acariciadora de corazones: Madre. No en balde te rezamos, con un incruste de divinos alcances, que ojalá podamos repetir a cada instante: «¡Virgen de las Virtudes, llena de gracia!».
Luis ROMAY G. ARIAS
OLEO SOBRE LIENZO DE NTRA. SRA. MARIA DE LAS VIRTUDES de autor anónimo, sin fecha y
restaurado en 1885. Propiedad de la Sra. ANGELES ZAPATER ROVIRA, de Villena

Extraído de la Revista Villena de 1980

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com