1980 U.G.T. SEÑAS DE IDENTIDAD

U.G.T. SEÑAS DE IDENTIDAD
Según los antecedentes de que disponemos, en el año 1895 ya existían en VILLENA hombres afiliados y organizados en la FEDERACION DE SOCIEDADES OBRERAS, auspiciadas por la UNION GENERAL DE TRABAJADORES, fundada siete años antes por PABLO IGLESIAS.
A finales de 1905, con muchos sacrificios, compran su CASA y, al año siguiente, la inauguran.
Sin duda, esto no sólo lo sabemos nosotros; lo saben también muchos villeneros que conocen LA SOCIEDAD y de quién es, pero, como es fácil que muchos ignoren lo que son esas Federaciones que se albergan en LA SOCIEDAD o CASA DEL PUEBLO, vamos a dar aquí y ahora las SEÑAS DE IDENTIDAD; vamos a hablar al PUEBLO de nuestro Sindicato, de LA UNION GENERAL DE TRABAJADORES, que cuenta en estos días con la considerable edad de SETENTA Y CINCO AÑOS.
Recuperación de nuestra CASA DEL PUEBLO
Es singularísima la vivencia de la UGT a lo largo de sus casi cien años de vida en España, y su singular originalidad consiste en que su línea se mantiene permanentemente al día evolucionando, pero conservando siempre sus características esenciales, porque la UGT es una Organización Sindical que ni se «apolilla» ni se «pasa de moda» y esto lo saben ahora casi todos.
¿Cuál es la razón, el misterio y el secreto de su espíritu de continuidad? No es ningún misterio ni ningún secreto, y para comprenderlo basta leer unas frases de PABLO IGLESIAS, nuestro fundador, que dicen:
«EL ANTAGONISMO SOCIAL EXISTE, NO LO HAN INVENTADO LOS SOCIALISTAS; ES UNA CONSECUENCIA NATURAL PRECISA DE LA FORMA DE PRODUCCION BURGUESA. LO QUE LOS SOCIALISTAS HAN HECHO HA SIDO DESCUBRIRLO, CONOCER SU ORIGEN, SEÑALARLO A LA CLASE TRABAJADORA PARA QUE ABANDONE ENGAÑOSOS IDEALES Y ENTRE EN EL TERRENO DE LA LUCHA DE CLASES PARA MEJORAR SU ESTADO Y PARA LOGRAR SU EMANCIPACION, EL PRIMER PASO QUE SE DEBE DAR ES ORGANIZARSE COMO CLASE».
Nosotros preguntamos si estas palabras son válidas o no; si no existe ya lucha de clases; si no continúa la LUCHA SINDICAL, las respuestas son claras; si bien el nivel de vida de la clase trabajadora se elevó un poco, también es verdad que la especialización y la tecnología han ampliado el campo del proletariado. ¿Era pensable hace cincuenta años un ingeniero-obrero con mono de trabajo? ¿Era pensable un trabajador de la salud, de la ciencia o de la enseñanza en pantalones vaqueros? Se acabó el socialismo de blusa y alpargatas, se acabó el burgués del «quiero y no puedo» que se distinguía de los de blusa y alpargatas sólo en un cuello duro, una corbata y un traje deslucido y brillantez por los codos. Aún quedan en el mundo, y desgraciadamente en nuestra España, hombres marginados, obreros de la tierra en ciertas regiones donde todavía impera y se protege al más retrógrado caciquismo; pero en términos generales los trabajadores saben lo que quieren y luchan por ello.
La UNION GENERAL DE TRABAJADORES, que no niega ni tiene por qué hacerlo, es un SINDICATO SOCIALISTA y, como tal, tiene dos PROGRAMAS:
—El PROGRAMA MAXIMO, dirigido al CAMBIO DE LA SOCIEDAD EN OTRA MAS JUSTA; y este Programa es PERMANENTE e INVARIABLE hasta la consecución de sus fines.
—EI PROGRAMA MINIMO, para conquistar día a día mejoras reivindicativas a tenor de las circunstancias, que es IRREALIZABLE si no ESTA AL DIA.
Este y no otro, es el secreto y el misterio de su continuidad y vivencia.
Al PROGRAMA MAXIMO se llega mediante una forma de ANALISIS: el análisis MARXISTA, y esto no vamos a negarlo ni lo hemos negado nunca. El análisis marxista no podemos negarlo ni cambiarlo, porque hacerlo significaría renunciar a este PROGRAMA MAXIMO y quedarnos simplemente con el MINIMO. Pero esto, no quiere decir el que vayamos a interpretar dicho análisis de forma dogmática; de hacerlo, caeríamos en el LENINISMO, y nosotros —con todos los respetos—pensamos que el leninismo y los Sindicatos LIBRES Y DEMOCRATICOS son dos principios muy opuestos y diferenciados, y de nuevo nos vamos a permitir traer aquí palabras de compañeros nuestros. Si antes fueron las del fundador, PABLO IGLESIAS, ahora son las de FELIPE GONZALEZ en el CONGRESO EXTRAORDINARIO DEL P.S.O.E. del año 1979.
«Si nos detenemos a investigar el término MARXISTA, en el PROGRAMA MAXIMO del Partido Socialista Obrero Español, redactado de acuerdo a un texto de 1879 y aprobado por el mismísimo CARLOS MARX, o tratamos de encontrarlo en la DECLARACION DE PRINCIPIOS, en las Resoluciones de Congresos o cualquier documento de la UGT, no lo encontraremos por ningún lado en su dilatada historia, aunque de hecho NUESTRA FORMA DE ANALISIS ES Y SEGUIRA SIENDO MARXISTA».
Quizá alguno leyendo esto coja «el rábano por las hojas» y nos diga: «Aquí se están repitiendo mucho los términos PARTIDO,    SOCIALISMO y MARXISMO, cuando el tema es LAS SEÑAS DE IDENTIDAD de UGT. A estos «campeones» de la autonomía sindical —que ellos no practican nunca—, les vamos a decir que la UGT está tan imbricada con el PARTIDO SOCIALISTA porque ambas organizaciones representan una, la ACCION SINDICAL y otra, la ACCION POLITICA y esto lo ha repetido muchas veces nuestro Secretario General NICOLAS REDONDO: «Respetamos tenazmente la autonomía sindical; nuestro sindicato no es correa de transmisión de nadie; no nos hipotecamos a nadie ni tenemos por qué dar «un cheque en blanco» ni al PSOE ni a nadie Lo que es irreversible es que los afiliados y militantes del PARTIDO tienen que militar también en UGT si son asalariados o autónomos sin trabajadores a su cargo. LOS AFILIADOS DE UGT NO ESTAN OBLIGADOS A MILITAR EN EL PARTIDO».
Pero no vamos a ignorar ni ignoramos que el PARTIDO SOCIALISTA, EN SU ACCION POLITICA PARLAMENTARIA, REPRESENTA AL SINDICATO HERMANO y lo demuestra sin lugar a dudas en sus intervenciones parlamentarias en defensa de los intereses de los trabajadores; por ejemplo, en los debates del ESTATUTO DE LOS TRABAJADORES, donde pese a limitaciones, en su TITULO I, en conjunto supone un avance importante para los intereses obreros y, si esto fuera poco, también supone la supresión del apolillado TINGLADO SINDICAL VERTICAL-FRANQUISTA y sus LEYES LABORALES.
También, en lo que respecta a nuestro pueblo, VILLENA, y a un sector laboral muy importante del mismo, el calzado, que nos está amenazando con la pérdida de puestos de trabajo, con el paro por los ya corrientes cierres de empresas, este tema fue debatido y defendido a favor de los trabajadores del sector en las Cortes por el Diputado Socialista ANGEL FRANCO GUTIEZ, Secretario de nuestra UNION GENERAL, los días 11 y 12 de junio pasados. Y esto no lo hemos leído en la Prensa, donde «mengano» o «fulana» toman banderas de protagonismo; lo hemos leído en los diarios de los debates de las Cortes, donde con luz y taquígrafos se recoge lo que tal o cual dice o hace.
Lo que es incuestionable es que este año de 1980, la UNION GENERAL DE TRABAJADORES está ASUMIENDO EL PROTAGONISMO SINDICAL y el ACUERDO MARCO INTERPROFESIONAL, tan atacado antes y tan bendecido y alabado ahora, en que algunos incluso quieren atribuirse su paternidad, ha sido el resultado de una acción clara y coherente adoptada con realismo y energía, sin concesiones ni hipotecas.
A nivel local, también podemos decir ahora en que el tiempo nos ha venido a dar la razón, que ya desde el comienzo de esta tímida libertad sindical que hoy tenemos, UGT se consolidó con su postura inequívoca y clara ante el llamado MOVIMIENTO ASAMBLEARIO, manteniendo a ultranza ante unos y otros sus SIGLAS, sin renunciar a su condición de SINDICATO DE CLASE ante una descabellada aventura en la que  otras centrales participaron escondiendo las suyas. Fue una casualidad el que las más veteranas organizaciones sindica-les obreras no renunciaran a ellas eludiendo compromisos sindicales directos.
Y esto no significa que UGT se enfrente a los movimientos obreros, pero tenemos muy presente algo que nos dijo PABLO IGLESIAS a los trabajadores y que hoy es tan válido como cuando lo dijo:
«La RESISTENCIA AISLADA, la suma del poder de conquista de la CLASE OBRERA, al contrario, SI PRETENDIERA PERMANECER DESVINCULADA DEL CONJUNTO DE LAS DEMAS ORGANIZACIONES OBRERAS DEL MISMO CARACTER, cometería el mismo error que el obrero que sólo confía en su ACCION INDIVIDUAL».
El ASAMBLEISMO no tiene que ver nada con la ASAMBLEA, a la que nosotros consideramos y consideraremos siempre como SOBERANA.
La UGT rechaza y repugna las «guerras de siglas». La fuerza obrera no debe «quemarse» en luchas entre organizaciones afines, de clase. La fuerza obrera debe luchar contra los que se opongan a la fortaleza y libertad sindical, no por razones electoralistas.
Quizá nos hayamos quedado cortos dando nuestras SEÑAS DE IDENTIDAD, debido a la limitación de espacio que debe tener este escrito, pero queremos decir también que, haciendo eco a las palabras del reciente fallecido escritor y filósofo francés J. P. SARTRE, pensamos que
EL HOMBRE ES LO QUE HACE, porque creemos también que UN SINDICATO OBRERO ES LO QUE HACE, NO LO QUE PROMETE.
En VILLENA, la UNION GENERAL DE TRABAJADORES cuenta con un DILATADO Y LIMPIO HISTORIAL, con un HONRADO HISTORIAL SOCIALISTA de más de SETENTA Y CINCO años de vida.
Por esto, desde aquí, la UNION GENERAL DE TRABAJADORES ofrece a SU PUEBLO, a VILLENA, la opción de UNA NUEVA SOCIEDAD MAS JUSTA; DE UNA SOCIEDAD DE HOMBRES Y MUJERES DUEÑOS DEL FRUTO DE SU TRABAJO, LIBRES, IGUALES, HONRADOS E INTELIGENTES.
LA SECRETARIA DE INFORMACION, FORMACION Y PRENSA DE LA UNION LOCAL DE VILLENA/U.G.T.
Extraído de la Revista Villena de 1980

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com