1988 RADIO RES “HIERBA AZUL” EN DIRECTO

Programa de melodías campestres (rollo country-folk & bluegrass) presentado por Dióscoro Torres, cuenta con la colaboración especial del amigo Beni. Verano del 88.

Comenzamos a emitir radio Res como pruebas en noviembre de 1987, en un piso del barrio de La Constancia, en diciembre nos trasladamos a una vieja casa de la calle Cid, por el barrio de las Cruces... Con una pequeña antena enviábamos la señal a una finca muy cerca de la estación del AVE (La Atalaya), montamos una antena con más potencia para enviarla a un radio de 20, 25 km... Éramos 10 socios que sufragábamos todos los gastos, equipo, antena, alquiler del local, etc, y unos 30 o 40 colaboradores que hacían sus propios programas, musicales, culturales, etc, desde poesía, música clásica, jazz, pop, rock, movida madrileña, música de autor, programas intimistas, entrevistas, y en mi caso folk, country rock, bluegrass...
Paco Mira, motor e impulsor de Radio Res
Lunes y martes a última hora sonaba Hierba Azul... A las 24 horas conectábamos con radio 3, hasta las seis de la tarde que volvíamos con nuestra programación.
En febrero de 1989 se regularon las emisoras libres en España y tuvimos que cerrar el estudio. Una aventura corta, pero apasionada. Tuvimos buena audiencia en Villena, Elda, Petrer, Sax, Yecla, Caudete, Benejama, Biar, etc... Dióscoro Torres

Érase una vez, allá por finales de los 80, en que se vivió un fenómeno aquí en Viyena (concretamente en el barrio las Cruces) que hoy apenas se recuerda, pero el caso es que durante una temporaica era llegar las 11 de la noche y se veía aparecer subiendo la cuesta el Calvario p´arriba (porque subiéndola p´abajo es un poco más chungo), un medio prehistórico John Deere en el que iban montaos, katakí que sí, na más y na menos que la Mahoma al volante con sombrerico paja en vez del turbante; atrás sentao y aporreando un banjo con cara bacalao s´encontraba el bueno del Orejón llevando una gorrica ande ponía “Viva Kentucky”; y con el pelico lleno flores y un hermoso violín de colores estaba la mismísima Morenica t´orgullosa ahí en el capó del tractor pegando botes y botes y más botes…
Se tiraban alredeor de una horica dando vueltecicas, riendo y canturreando y bailoteando a la par que iban sembrando con alegría el barrio de bellas y campestres melodías, y se dice que cuando ya era la medianoche y enfilaban y s´abajaban otra vez p´abajo (porque abajarse p´arriba es un poco más chungo), los vecinos de las Cruces, tos ellos asomaos a las puertas y ventanas de sus casas, quedábanse impactaos, escuajaos y alucinaos al contemplar cómo de repente y como por arte de magia empezaba a crecer sin parar en las calles un montón de hierba de color azul que aluego un ratico ardía y desaparecía como si na, dejando, eso sí, un aroma mu pero que mu relajante y agradable que hacía dormir a los vecinos más felices que las cabras, ayayayayayyyyyy...
Aquello duró una temporaica, como hemos dicho, hasta que una buena noche, sin más, este fabuloso trío no apareció por las Cruces, y a la otra noche tampoco y así pasó con las siguientes noches y todas las que vinieron después y ya nunca jamás se les volvió a ver subir por allí montaos en aquel viejo y maravilloso John Deere. Dicho acontecimiento s´ha perdio como tantas otras cosas, chano chanico, entre las brumosas neblinas del tiempo y los recuerdos, pero aquí estamos los Fulanicos compartiendo llenos de recocijo con tos nuestros buenos freebrodres menganicos y zutanicos, otra vieja cintica de Radio RES recuperá pa la ocasión con el mayor de nuestros cariños que demuestra, sin ningún género de duda, que aquello pasó de verdad aquí en Viyena y que por las callecicas de ahí arriba estuvo creciendo, lo juramos por Woody Guthrie y Pete Seeger, de color azul la hierba.
Aquí tenéis pa que lo gocéis este maravilloso programica llamao precisamente así, “Hierba Azul”, presentao por el amigo y mayor experto local en country-folk & bluegrass, Dióscoro Torres. En el caso que nos acontece se trata d´un programica emitio durante´l verano del 88 que cuenta, además, con la colaboración especial y picarona del colega Beni (épica la fardá que se marca el tío al final, uno de los grandes momentos radiofónicos que hemos escuchao en toa nuestra jovenzuela, lozana y rebullenteja vidorris). La música que pincha Dióscoro es, como él dice, música p´amarse y quererse y estar agustico o, como se dice ahora, estar agustico y agustica… así que hagámosle caso y dejémonos llevar. No hay prisas ni agobios, no hay guerras ni movidas a la vista. Solamente las hermosas praderas de hierba azul brillando para siempre bajo la luna de Kentucky, estoooo, la dulce luna de nuestra honky-tonky Viyenica...
Por… Los Fulanicos
De nuevo damos las gracias a LOS FULANICOS por traernos estos recuerdos, recuerdos quizá para unos pocos o quizá para unos muchos, en definitiva son recuerdos de un tiempo pasado aquí en nuestra querida Villena.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Qué recuerdos y que buenos ratos con radio res,buena música y mucha frescura, gracias por hacernos volver a revivir un poquito aquella época,qué pena que no durara más tiempo

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com