1977 UN DÍA INFAUSTO

Un día infausto
Con toda la alegría depositada en nuestros campos. Puestas todas nuestras esperanzas e ilusiones en la recogida de nuestra cosecha y acercándonos ya a nuestras fiestas de Septiembre, se cernió sobre nuestros campos un telón de oscuridad y desastre, que por su repercusión nos dejaba reliquia para el año próximo, tanto en frutales como en viñedos. Nuestra angustia era doble.
Pero rogando a Dios y mirando a nuestra Morenica, pidiendo que nos dieran fuerzas para salir adelante, nos encontramos que tanto Ayuntamiento como Hermandad se hacen eco de la desgracia que se ha ceñido sobre nuestros campos, y viene a Villena la Primera Autoridad Provincial, que con sus palabras de aliente nos ayuda a mantenernos en la brecha y no desfallecer ante nada.

Estas palabras se transforman, sin pérdida de tiempo en realidades y todos los organismos, tanto a escala Local como Provincial ponen en funcionamiento un plan de insuficiente, pero justa ayuda, que se resume en estos puntos:
1.º.— Por gestiones efectuadas por la Hermandad en el Instituto, se consigue del paro Comunitario paliar el desempleo agrícola con una cantidad de 4.500.000 pesetas. Haciendo constar la Hermandad nuestro agradecimiento a todas las personas y organismos interesados por nuestra comarca.
2.º.— El Ayuntamiento pone a disposición todo el pósito agrícola, a título personal, para la pequeña empresa, con 5.500.000 pesetas.
3.º. — Las Cajas de Ahorros Subvencionadas por el Ministerio de Agricultura a través del Banco de Crédito Agrícola dan una subvención de 20.000 a 40.000 pesetas por hectárea afectada por el pedrisco.
Estas subvenciones a pesar de no ser suficientes para remediar el problema creado en nuestra comarca son apreciadas en su valor por el total de los villenenses.
De esta manera reemprendemos el trabajo con ánimo porque estas medidas al menos nos dan a entender que el interés por la problemática agrícola de la zona va en aumento, ya que observamos que nunca antes estas subvenciones habían socorrido nuestra agricultura local.
De esta forma dejamos transcurrir el tiempo esperando que con la ayuda de nuestra Morenica se borren estas cicatrices y sigamos arraigados a nuestro Terruño, dando fe del tesón de Villeneros que somos.
RAFAEL HERNÁNDEZ HERNÁNDEZ
Concejal-Delegado Rural
Extraído de la Revista Villena de 1977

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com