1986 LOS MAESTROS HERMANOS SÁNCHEZ GRIÑÁN

LOS MAESTROS HERMANOS SÁNCHEZ GRIÑÁN
Durante los días 26 y 27 del mes de abril del presente año, un hecho significativo en nuestra población pasó a formar parte de nuestra historia local. Este hecho, que afectó y que contó con la participación de varios cientos de personas, destacó por un aspecto muy entrañable: el recuerdo que para muchos supuso nuestro paso, años atrás, por «LA ESCUELA» y el agradecimiento y «HOMENAJE» hacia unas personas que, si bien cumplieron con su obligación de enseñar, marcaron una etapa de nuestra población.
Me refiero concretamente a los Maestros «HERMANOS SÁNCHEZ GRIÑÁN» quienes fueron acreedores en dichos días del testimonio de gratitud y recuerdo por parte de un grupo de antiguos alumnos.
Antes de relatar el desarrollo de los actos programados, voy a destacar en síntesis la biografía de ambos hermanos.
Allá por el año de 1940, los dos hermanos, tras finalizar sus estudios de Magisterio en Murcia, comenzaron a dar sus clases en un local de la calle Juan Chaumel. En 1941, Ángel fue trasladado a ViIlajoyosa, y tras unos meses de trabajo en una escuela de aquella localidad, regresó a Villena para incorporarse a las Escuelas Nuevas, donde permaneció hasta 1943, pasando al Colegio Salesiano durante dos cursos. Su hermano José, durante todo ese tiempo, permaneció en Villena, concretamente en el Colegio Salesiano. A consecuencia de aprobar las oposiciones en Murcia, en el año 1944, ambos fueron trasladados para el curso 1945-46, José a la Escuela de El Cañar (Cartagena) y Ángel a Yecla y posteriormente a La Raja (Jumilla).
En el año de 1950, enterados de la propuesta del Obispado de Orihuela a la Delegación Administrativa de Enseñanza Primaria de Alicante, referente a la creación de las Escuelas Parroquiales de Santa María y de que ambos hermanos habían sido propuestos para ocupar las dos plazas existentes, renunciaron a sus actuales plazas, regresando en dicho año de 1950 a Villena, finalizando los meses que quedaban de curso con diversas sustituciones en la escuela del Bazar Botijo, Ángel, y en las escuelas de La Tercia, José.

José Sánchez Griñán con la viuda de Ángel.
 En medio, el retrato de ambos maestros.

La creación de las Escuelas Parroquiales de Santa María, fue obra del entonces Párroco Diego Hernández, quien, por iniciativa propia y a raíz de la escasez de centros escolares que por aquella época había en nuestra población eh la zona de influencia de la Parroquia, con fecha 14 de septiembre de 1949 solicitó al Ayuntamiento de la ciudad la creación de dichas escuelas. El estudio fue muy lento y tras numerosas gestiones a nivel nacional se consiguió la correspondiente aprobación, comenzando sus clases en el curso 1950-51.
A partir de este curso, más de veinte años estuvieron ambos hermanos desempeñando su labor docente en las escuelas, hasta que una disposición oficial, surgida a mediados de los años 70, obligó a su cierre, siendo trasladados a las Escuelas Nuevas (Joaquín María López). Desempeñando allí su labor, falleció José en el año de 1978, mientras que su hermano solicitó traslado a la ciudad de Valencia donde continuó ejerciendo su magisterio hasta el año pasado en el que se jubiló.
Con motivo de los actos organizados para el homenaje que se les tributó, deseo destacar la inauguración de una nueva Plaza con su nombre, concretamente me refiero a la conocida Placetica de Bernardino, fiel testigo de nuestros recreos. Durante quince días estuvieron abiertas las dos clases con el fin de que pudiesen ser visitadas y al mismo tiempo se ofreció una extensa exposición de libros de textos, cuadernos y gran cantidad de material fotográfico referido a los distintos cursos que por allí fueron pasando. La tarde del día 26, acompañada de una lluvia torrencial, estuvo plagada de reencuentros, abrazos, recuerdos de niñez, en resumen, de un auténtico recreo que tuvo como colofón el descubrimiento de la placa que perpetuará su nombre, acto que se llevó a cabo por Ángel Sánchez y por su cuñada, Elena Bravo Menor, viuda de José. El acto estuvo presidido por nuestras primeras Autoridades locales y las familias de ambos maestros tuvieron ocasión de recoger el magnífico recibimiento que se les tributó.
Seguidamente nos desplazamos al Teatro Chapí, en donde se efectuó la entrega de trofeos correspondientes a los distintos campeonatos que con tal fin se efectuaron en las distintas escuelas de nuestra ciudad y que fueron de dibujo, redacción, futbito y balonvolea. A continuación, se efectuó la representación del sainete titulado «FILOSOFÍA PARDA» que estuvo dirigido, interpretado y organizado por antiguos alumnos, finalizando dicho acto con la entrega a la viuda de José y a Ángel de unos pergaminos y por parte del pintor local Pedro Marco, de un cuadro retrato de ambos hermanos con destino a la Casa de la Cultura. Una cena de hermandad puso fin a los actos celebrados en este día.
Al día siguiente, la Santa Misa en la Parroquia de Santa María nos volvió a congregar, cuya celebración estuvo a cargo del sacerdote antiguo alumno José Abellán Martínez, y una vez finalizada marchamos al Cementerio Municipal en el que se ofrecieron dos coronas de laurel, una, ante la tumba de José y otra en recuerdo de todos los antiguos alumnos fallecidos.
Tras el Cementerio, marchamos al Comedor de las Escuelas Príncipe Don Juan Manuel y allí, un vino de honor puso fin a tan entrañables actos.
JOAQUÍN SÁNCHEZ HUESCA
Extraído de la Revista Villena de 1986

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com