1989 CLUB DEL PENSIONISTA DE VILLENA

CLUB DEL PENSIONISTA DE VILLENA
Francisco Azorín Valdés – Presidente
Un año más de nuestras fiestas septembrinas. Los jovencitos, las acogen con inmensa alegría. Sienten el deseo de hacerse "mayores", y disfrutar de las ventajas que conlleva tal edad: Independencia en diversiones, intercambio de afinidades amorosas. Poder disponer de más dinero para sus "cosas", y un largo etcétera.
A nosotros, los "mayores", nos alegran mucho las fiestas de Moros y Cristianos, pero de diferente forma, porque contamos un año más sobre nuestras espaldas. Es el contraste y obligada ley de vida, que ha sido, es y será por los siglos de los siglos.
Pero no somos los únicos que sentimos el paso del tiempo, porque los más inmediatos, a los que calificamos de "maduros", también empiezan a preocuparse cuando comienzan los achaques a dar señales de vida; las canas o calvicie le hacen perder atractivo físico, y sobre todo, la pérdida de facultades físicas o mentales que fatalmente no se recuperan.
Pero nosotros, los que ya estamos más que "maduros"... ¿qué creéis que tenemos?.
Es obvio, que de ciertas facultades... no hace falta ni hablar.
¿Es la muerte quizás, lo que más nos preocupa?.
¿Será la situación económica, en la última etapa de nuestra vida?.
Todas estas interrogantes las contestamos con un rotundo: ¡¡No!!.

¿Entonces...?.
Me explicaré, sincera y escuetamente:
Tememos... porque no nos ataque una invalidez grave que nos impida el disfrute de un esparcimiento necesario y conveniente, para el cuerpo y el espíritu. Y, sobre todo, por el desprecio y poco amor manifestado en ocasiones, bastante frecuentes por desgracia, hacia los seres más queridos y necesitados que nunca, por parte de quienes lo han recibido todo de los mismos. Y no hace falta enumerar sacrificios, pues todos sabemos lo que ha sido nuestra vida en las décadas pasadas, a raíz de la guerra civil de triste memoria.
Esta ausencia de amor y calor familiar, se clava en el corazón de los afectados, más que agudos puñales.
Sería prolijo y extenso seguir con este tema, si nos ciñéramos a la Sociedad en general; no valoran lo que hemos hecho por ella. (Salvo honrosas excepciones).
¿Cómo reaccionamos nosotros ante tales eventos?.
Mentalizándonos de diferente forma a como lo hacían nuestros padres y abuelos. Ellos se encerraban en su "caparazón" (generalizando) y soportaban estoicamente su dolor y aburrimiento.
De ahí, que los "mayores", nos dediquemos desde hace algunos años a lo que nos gusta: Realizar viajes expansivos y culturales. Formar Agrupaciones Artísticas. Cultivar literatura y poesía, y un largo etcétera con lo que nos deleitamos tomando parte activa, y que nos sitúa en el término opuesto de la mentalidad de nuestros ascendientes, ya reseñado.
Bien es verdad, que el avance social y económico, ha propiciado la creación de Hogares y Clubs para este colectivo; pero si no hay espíritu de entrega y servicio a los demás, los resultados son bien tristes. Por lo que hay que agradecer y valorar a las personas que desinteresadamente, arriman el hombro para que funcionen.
En el Club del Pensionista de Villena, seguimos "carburando" cada vez más. Sabemos, que apurando así nuestras vidas, cuando llegue la "Parca", el epitafio bien podría rezar así: "QUE NOS QUITEN LO BAILAO".
Un emotivo recuerdo, para los que en este año nos han dejado para siempre.
¡Descansen en la PAZ del SEÑOR!. Felices fiestas os deseo de todo corazón, queridos lectores y amigos.
Extraído de la Revista Villena de 1989

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com