1989 SE REANUDAN LAS EXCAVACIONES EN EL CABEZO REDONDO

SE REANUDAN LAS EXCAVACIONES EN EL CABEZO REDONDO.
Por José María Soler García
En julio de 1960 hubo que suspender las excavaciones que veníamos realizando en el extraordinario yacimiento del "Cabezo Redondo" por falta de medios económicos. Han tenido que transcurrir cerca de treinta años para que los trabajos se reanuden, y esta vez con todos los medios necesarios y la cooperación de un grupo de jóvenes universitarios, perfectamente preparados, bajo la dirección del doctor Mauro S. Hernández Pérez, uno de los más prestigiosos arqueólogos españoles, actualmente catedrático en la Universidad de Alicante, y la colaboración del que estas líneas escribe. Las dos campañas ya realizadas han sido subvencionadas por la Generalidad Valenciana.

Se trató en primer lugar de terminar la excavación del antiguo Departamento XVIII, cuyo muro oriental ha quedado totalmente al descubierto, con sus ángulos curvados hacia el Este, lo que anuncia la existencia de un nuevo departamento contiguo al XVIII hacia la cumbre.
Junto al muro septentrional se abrió un nuevo corte que ha resultado de extraordinaria complejidad, con la aparición de otro fuerte muro de dos metros de altura, junto al cual apareció un esqueleto humano en posición encogida, con las manos junto a la boca, falto de una pierna y del pie de la otra.
Han surgido numerosos objetos de barro, como fusayolas, pesas de telar y conos de base cóncava en curiosas disposiciones, junto a varios círculos de gran tamaño, también de barro, cuya significación podrá verse más clara en campañas sucesivas.
La cerámica es, como siempre, muy abundante y de excelente calidad, y nos va a permitir incrementar el repertorio de formas que ya poseemos, y la metalurgia está presente con un nuevo molde de fundición, unos trozos de hacha, un pequeño puñal o cuchillo de roblones, una punta de flecha de extremo redondeado, y fragmentos de un adorno en espiral que tenía en su extremo una pequeña cuentecilla esférica de oro, metal presente también en dos tubitos con perforaciones en los extremos pertenecientes a la serie de trompetillas del "Tesorillo".
La agricultura se documenta, una vez más, con molinos y morteros de piedra y abundantes dientes de hoz, y se han recogido grandes cantidades de granos carbonizados de trigo, cebada y bellotas.
De las primeras fases del yacimiento nos habla una punta de flecha de base cóncava, tipo que no había aparecido hasta ahora en ninguno de los yacimientos de la comarca.
Las excavaciones han confirmado las estratigrafías ya observadas en campañas anteriores, con esa extraña capa de tierras blancas que siempre se presenta bajo el estrato vegetal de superficie y ha protegido los fértiles estratos inferiores del yacimiento. Se ha pensado que pueda proceder de los techos y paredes de yeso de las viviendas, pero es éste un interesante extremo que habrá que aclarar también en campañas venideras; tras el vallado del yacimiento, ultimado en 1985, está realizándose un ambicioso proyecto de consolidación de todas las viejas estructuras aparecidas en las excavaciones antiguas, muchas de las cuales fueron voladas por los extractores del yeso, y se proyecta también la reconstrucción del horno de cal, la limpieza de escombros en las laderas del cerro y la plantación de árboles en todo el perímetro del yacimiento.
En la próxima campaña se tratará también de poner al descubierto una cueva existente en la vertiente occidental, actualmente oculta por un cono de tierras vertidas desde el borde de una antigua cantera.
Nuestro deseo, comprendemos que muy difícil de llevar a cabo, sería el de dejar los objetos en el propio lugar de su aparición y no en las vitrinas del Museo, para que los estudiosos o los simples curiosos, tuviesen oportunidad de contemplar una ciudad de la Edad del Bronce tal y como la dejaron aquellos villeneros de hace más de tres mil años.
He aquí la nómina de ese magnífico grupo de jóvenes que ha tenido que vencer toda clase de inclemencias para poner al descubierto los secretos que se esconden en ese "Cabezo Redondo", convertido ya en uno de los grandes mitos de la Prehistoria española.
Licenciados.
María Teresa Flor Tomás, Marco Aurelio García Bebiá, Laura Hernández Alcaraz, Eduardo López Seguí, María Luz Pérez Amorós, Ana Puigcerver Cerdá, Catalina Puche, José Luis Simón García, María Dolores Vargas Llovera
Estudiantes.
Pepi Abellán López, María Carmen Brotons García, Manuel Carrascosa Pérez, Roberto Espinosa Milla, José Hernández Salguero, Francisco Javier Jover Maestre, José Antonio López Mira, Juan Antonio López Padilla, Santiago Lorenzo García, María Teresa Mayoral Muñoz, Jesús Moratalla, José Ortuño Bordallo, David Pérez y Pérez, Paqui Sánchez Orihuela, Gabriel María Segura Herrero, Romualdo Seva Román, Palmira Torregrosa Giménez, Trinidad Tortosa Rocamora.
Extraído de la Revista Villena de 1989

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com