1999 “LA REVISTA” EN EL ESLABÓN

Artículo extraído de El Eslabón de marzo de 1999, publicación que se enviaba a todos los villenenses que tenían su residencia fuera de nuestra ciudad. En esta ocasión reproducimos el artículo “La Revista” de Mateo Marco Amorós, también se incluyó en el libro MARCO AMORÓS, Mateo (2008): Contemplación de la sorpresa. Artículos de Patronio en el Eslabón, Editorial Aguaclara, Alicante.
LA REVISTA
Del mismo modo que decir en Villena las fiestas no exige —mal o bien que nos pese lo palmario— aditivos explícitos para saber de qué fiestas se trata, pues todo el mundo entiende que éstas son propiamente las de Moros y Cristianos, hubo un tiempo en Villena que decir la revista era decir también sólo una: la que editaba el Ayuntamiento en septiembre, precisamente por las Fiestas. Y es que no había otra.
Hoy, con fortuna para nuestra ciudad, al hablar de la revista cabe especificar de qué revista se trata, ya que en los últimos años han aparecido otras publicaciones que, dignas, jalonan el año de literatura y de saber científico y popular. Así, Patronio se ve ahora en la necesidad de especificar de qué revista quiere hablar. Y en concreto, Patronio quiere hablar de la de siempre, de la de septiembre entonces que, no obstante, ya por segundo año, sale en diciembre. Y sale, a pesar del cambio de fecha, camino de lo desapercibido, hacia casi nadie, como si cayera en tierra de ignaros, como si cayera en saco roto.
El peso de la tradición exigió algún pleno para la mudanza. Y es que, como si el problema de la revista fuera un problema de fechas —y de competitividad, apostillaban algunos que se habían aprendido la palabreja— se le trocó el alumbramiento. Pero, por lo visto, la data no es el problema. Por esto no baremará Patronio los pros y los contras de esa modificación. Otras razones más graves y tristes sorprenden a Patronio con disgusto grande.
La revista —ya se ha dicho— nace al frío. Son muy pocos los lectores que la atienden. Ya Patronio no deja de dolerle este desaire. Especialmente cuando piensa en las horas y horas de trabajo y en los desvelos de cada uno de los autores que generosos han colaborado aportando artículos: unos de importante interés porque se desnuda a nuestra ciudad en la Historia, apasionantes; otros, colaboraciones literarias que hablan de fuerte inquietud creativa; también, los que nos informan con detalle sobre aspectos y quehaceres de nuestra sociedad actual. En fin, mucha cosa de provecho para quien se precie de ser de Villena. Y arqueado esto, sólo vértigo le produce a Patronio el imaginar cómo la cantidad de horas invertidas, sumando el trabajo de los eruditos a los desvelos que requiere una edición pulcra, se va casi al silencio, a la afasia.
Que en una población como Villena que supera con holgura los treinta mil habitantes se venda un corto número de ejemplares, desanima hasta al paciente Job. Pero vista España, vista Villena. Y vista Villena, visto Madrid. Y un país donde el diario más vendido es un diario deportivo es un país con agujetas en el cerebro.
Al fin, tendrá razón el amigo de Patronio y la culpa de todo el escaso leer en España hasta tenga paradójicamente un origen litera-rio ilustre, en concreto en el Quijote. Si en esta joya descubrimos, pronto, en el primer capítulo, que a don Alonso Quijano «del poco dormir y del mucho leer se le secó el celebro de manera que vino á perder el juicio», vade retro... Carpetazo al tomo y sanseacabó toda lectura de por vida porque fabrica locos. Que ni molinos de verdad quedan, ni puñetera falta hacemos para servir a damas que hoy con ventaja se sirven solas y, además, no hay bálsamo de Fierabrás como panacea que nos cure. Aunque ahora a Patronio no le vendría nada mal algún mejunje o alguna pócima para superar el disgusto que tiene por la escasa atención del público a la revista Villena.
Patronio.

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com