ARRACADAS DE ORO 2022 DÍA DE LA CONSTITUCIÓN

Arracadas de Oro 2022: un canto a favor de la ciencia y el poder de lo colectivo. La científica Nuria Ferrándiz, la Agrupación Teatral Aquilino Juan Ocaña y Montescar reciben el homenaje y el reconocimiento de toda Villena.
Emocionante es el adjetivo que mejor describe el acto de entrega de la Arracada de Oro, reconocimiento creado por el ayuntamiento de Villena para reconocer anualmente a los particulares y colectivos locales que más sobresalen a lo largo del año. La científica Nuria Ferrándiz y la Agrupación Teatral Aquilino Juan Ocaña han sido los galardonados este año. Además, la empresa Montescar, en su centenario, ha recibido el Diploma de Servicios Distinguidos a la ciudad.
El salón de actos de la Casa de la Cultura acogía la entrega del reconocimiento, coincidiendo con el 44 aniversario de la Constitución de 1978. Los portavoces de los diferentes partidos –Francisco Iniesta, Javier Martínez y Miguel Ángel Salguero– felicitaban a los premiados y ensalzaban sus méritos, así como valoraban los 44 años de estabilidad y progreso que ha traído a nuestro país la Carta Magna.
Un texto de gran valor e importancia, pero que también requiere de alguna renovación para adaptarse a la realidad actual, garantizando los servicios públicos universales y de calidad, y también contemplando otros retos, como la inclusión, la igualdad real, la lucha contra la violencia de género, la transición ecológica y el respeto a los animales y el entorno.
Finalizadas las intervenciones, llegaba el turno de entregar la Arracada de Oro. Alba Laserna, edil de Participación Ciudadana, era la encargada de presentar a los galardonados, que posteriormente recogían la Arracada –una reproducción de la "Arracada de la Condomina" del siglo VI a.C, uno de los hallazgos más singulares de los que alberga el Museo Arqueológico– de manos del alcalde.
La ciencia al servicio de la sociedad
Nuria Ferrándiz, bióloga molecular, es miembro del equipo de investigación del profesor Stephen Royle, de la Facultad de Medicina de Warwick (Reino Unido), y el ayuntamiento la ha considerado un ejemplo de entrega y pasión por una actividad de fuerte impacto social y sanitario, como es todo avance en materia de conocimiento del cáncer, y también un ejemplo social de la figura y el papel de la mujer en el ámbito científico, espejo de muchas niñas y chicas que deseen adentrarse en las ramas de conocimiento científico y técnico.
En su intervención, reclamaba apoyo y financiación para la investigación científica, así como alababa el papel del sistema educativo público. Además, escenificaba el compromiso con las nuevas generaciones y “en especial las niñas y mujeres”, a quienes animaba a perseverar en el campo de la ciencia y la investigación tomando como lema el de la asociación de lucha contra el cáncer: “Si yo puedo, tú puedes”.
Amor por nuestro patrimonio histórico
Por su parte, la Agrupación Teatral Aquilino Juan Ocaña, que toma su nombre del importante dramaturgo villenense de finales del siglo XIX, inició su andadura en 2016 con el objetivo de llevar a las tablas la representación teatral de ‘La Torre del Orejón’, que finalmente tuvo lugar el 2 de febrero de 2019 en beneficio de APADIS.
Este proyecto musical tenía como objetivo, más que cumplido, la recuperación de la memoria y el legado de Aquilino Juan Ocaña, actor y autor de zarzuelas, así como reivindicar la Torre del Orejón como símbolo de identidad de Villena, una iniciativa que se ha prolongado en el tiempo con gestos como la donación de las partituras originales, la edición de un vídeo o el montaje de una exposición.
Recogían el galardón Virtu Ribera y José Ramón Morales, que nombraban uno a uno a todos los integrantes de este proyecto, con un reconocimiento especial para aquellos que ya no están entre nosotros, y, recordando que “la cultura es el alma de un pueblo”, concluían señalando que “Villena tiene un alma muy grande”.
Tras ellos recogía su reconocimiento Vicente Javier Navarro, gerente de Montescar, que daba las gracias a todos los que han hecho posible estos 100 años “transportando ilusiones”, desde el fundador Rafael Montes a sus padres, Pepe Navarro y Antoñita Ríos, pasando por todo el personal de la empresa.
Lecciones que todos deberíamos aprender.
Por último, tomaba la palabra Fulgencio Cerdán, alcalde de Villena, que ponía a los premiados como “un excelente ejemplo para todos, por sus valores de esfuerzo, sacrificio, tesón y capacidad de trabajo en equipo”, y destacaba que “nos llenan de orgullo a todos los ciudadanos de Villena”.
Además, reivindicaba el “valor innegable” de nuestra Carta Magna, sin dejar de reconocer que “en algunos aspectos debería ser actualizada”. Unos cambios, decía, que deben hacer hincapié en los retos actuales, “como el encaje territorial, una mayor protección social y la incorporación de nuevos derechos” y que, en ningún caso “deben entenderse como revanchismo contra quienes hicieron la Constitución, sino como una actualización del gran trabajo que se hizo entonces, que nos ha dado los 44 años de mayor progreso social y colectivo de nuestra historia”, concluía.
Crónica gentileza de El Periódico de Villena.
Presentó el acto María Micó Cortes Regidora 2023 
Alba Laserna presenta a los galardonados
Vecinas y vecinos, compañeros y compañeras de Corporación, regidora, Nuria, Agrupación Teatral Aquilino Juan Ocaña, señor Alcalde, muy buenos días.
NURIA FERRÁNDIZ DIAZ
Hace tres años no podíamos creer que todo el mundo se parase por la pandemia global producida por el COVID 19. Un esfuerzo común está logrando vencerla o, al menos, mitigarla. Pero durante esos años, y desde antes, mucho antes otra enfermedad global atiza a toda la humanidad: el cáncer en sus diferentes manifestaciones. Y ante ella son muchas las instituciones y personas entregadas a la investigación. Entre ellas hoy reconocemos a nuestra paisana Nuria Ferrándiz Díaz.
La investigadora Nuria Ferrándiz es una científica con gran experiencia en el campo de la genómica y en la biología del cáncer. Trabaja en la actualidad en la Universidad de Warwick (Reino Unido) como bióloga celular e investigadora en los campos de la Mitosis y la Meiosis, como la segregación cromosómica. Licenciada en Farmacia y en Bioquímica por la Universidad de Valencia, también es doctora por la Universidad de Cantabria y ha realizado estancias en universidades de los Estados Unidos. 
Nuria ha destacado en sus trabajos científicos como miembro del grupo de investigación que ha logrado avances muy significativos en cuanto al origen del cáncer y el proceso de su formación durante la división de las células, el proceso denominado mitosis, que permitirá generar nuevos avances médicos y farmacológicos para evitar este proceso, una tarea que ha contado con el apoyo y la financiación del Cancer Research del Reino Unido. La investigación ha sido publicada en la prestigiosa revista Journal Cell Biology.
Nuria Ferrándiz Díaz ha sabido destacar la oportunidad de participar en proyectos de divulgación científica para alumnado de primaria y secundaria y las ferias científicas. Cree firmemente en la importancia de llevar la ciencia a las próximas generaciones y al público en general.
Sobre la segregación cromosómica, sobre la maravilla de la mitosis y meiosis que da lugar a una nueva vida celular y sobre las investigaciones que describen las anomalías que están en una diferenciación celular errónea que origina el cáncer Nuria podría darnos muchas explicaciones. Pero hoy queremos quedarnos con la explicación sencilla pero comprometida de la constancia, la entrega, la persistencia, el incorformismo que hace avanzar a la ciencia y a la sociedad. Nos quedamos también con la mirada de mujer, todavía poco reconocida en el ambiente científico, pero que inunda aulas y laboratorios en búsqueda de las necesidades que precisa nuestra sociedad. Y con el compromiso con la igualdad, con el bienestar, con el respeto medioambiental que está en la base de toda la ciencia que hoy representa Nuria. Me queda hacer una reivindicación: que se destinen fondos suficientes para financiar la investigación y que ésta sea un instrumento esencial para hacer frente a los principales retos de desarrollo de España.
Esos valores son los que ponen a Villena en un gran lugar y los que hacen que hoy tu ciudad te conceda esta alta distinción. 
Por todos los motivos señalados se concede la Arracada de Oro en la modalidad individual a Dª Nuria Ferrándiz Díaz. Enhorabuena. 
AQUILINO JUAN OCAÑA
Ahora reconocemos la labor de un grupo de hombres y mujeres que han sabido sacar las señas de identidad de Villena y, desde la voluntad de superación y el esfuerzo, ofrecernos la memoria de un pueblo en un elemento tan característico y emblemático como es la Torre del Orejón.
En la Agrupación Teatral Aquilino Juan Ocaña, junto al arte dramático y a la capacidad creadora que permite contar con excelentes representaciones teatrales, tiene Villena un ejemplo de implicación, de participación y de organización. Un ejemplo de esfuerzo colectivo del que tenemos mucho que aprender.  Pero tiene además, y más allá de la mirada nostálgica, una reivindicación popular que supera la destrucción o construcción de una torre y que nos lleva al reconocimiento de la voluntad de un pueblo.
La división que se presenta Villena en 1888 entre una burguesía acomodada y unas clases populares sigue estando presente en ocasiones y es un completo acierto que la Agrupación Teatral Aquilino Juan Ocaña, con la obra estrenada en 2019 y la película recientemente presentada, nos lo recuerde para animarnos a entendernos como la sociedad viva, plural, inclusiva y abierta que somos. 
La Agrupación que hoy galardonamos ha sabido sumar a diferentes grupos y contando con el gran trabajo del compositor Antonio Milán Juan, preparar una obra que junto al baile y la música presenta el poderoso clamor de un pueblo en favor de aquello que le enorgullece, de aquello que le es propio a Villena. Y con ello nos ofrece otro reto, el de valorar la importancia de defender lo que nos identifica. Llevamos años, siglos, con un expolio del agua en un choque de intereses evidente, y estamos a las puertas de otro momento similar al que nuestros artistas y actrices representaron: el daño contra nuestro medio natural, nuestro paisaje y nuestra agricultura si son sometidos por la avaricia y el descontrol en el fomento de unas instalaciones energéticas especulativas. 
Ante ello el recuerdo de los acontecimientos de 1888 nos impulsan a la colaboración y el trabajo común. Desde aquí, debemos reafirmar nuestro compromiso con Villena, su identidad, su historia antigua y reciente…, pero sobre todo con su paisaje, su vida, sus servicios públicos de calidad y su patrimonio.
Por todos los motivos señalados se concede la Arracada de Oro en la modalidad de colectiva a la Agrupación teatral Aquilino Juan Ocaña por ser voz de nuestra historia. Enhorabuena. 
SERVICIOS DISTINGUIDOS MERCANTIL MONTESCAR S.L.
Por último, desde el Ayuntamiento de Villena queremos hacer entrega del diploma de SERVICIOS DISTINGUIDOS de la Ciudad a la MERCANTIL MONTESCAR S.L. por sus 100 años de trayectoria. Una trayectoria que a toda la ciudadanía de Villena nos ha llevado a algún lugar, a vivir buenos momentos y a recopilar recuerdos, excursiones, viajes, eventos culturales, familiares, deportivos, con amigos y amigas... Una empresa que ha adaptado sus autobuses a las personas con diversidad funcional. Una empresa con la que hemos viajado a cualquier punto nacional e internacional. 
Una empresa fundada hace 100 años pero con el deseo de que le quede mucho recorrido por delante. Felicidades a la familia fundadora, a todas las generaciones que le han sucedido, a todas las personas que trabajan diariamente en ofrecer estos servicios a Villena y a otros municipios cercanos. 
Muchas felicidades, nos alegramos, de corazón, por este merecido reconocimiento. 

A continuación todas las intervenciones.
Discurso Arracada de Oro 2022 Nuria Ferrándiz
Respetado jurado y autoridades presentes, familia, amigos, amigas y público en general. Gracias a todos por estar aquí y acompañarme en este momento en el que recibo este inmenso honor, como es, el premio Arracada de oro 2022. Mi eterno agradecimiento por ello.
Recibir esta arracada es literalmente conectarme a mi tierra, enraizar con mis orígenes, fundirme con esta ciudad y sentir que muchas personas buenas, trabajando muy duro han hecho que hoy podamos estar aquí. Esta arracada es símbolo de superación, de cuidado, de manejo de técnicas avanzadas para su momento. Esta arracada es fruto de esa búsqueda de la mejora constante. Es un objeto valioso, que perdurará en el tiempo, por su belleza y espectacularidad.
Este reconocimiento no es solo para mi persona, por extensión lo es para el colectivo de mujeres y hombres que trabajan en ciencia, con la esperanza de generar conocimiento que se traslade en mejorar nuestra calidad humana. El progreso de la ciencia nos ha permitido superar una pandemia, con el esfuerzo titánico de muchos colectivos y en especial, el del personal científico y sanitario. Aunando esfuerzos superamos barreras en un tiempo inimaginable, compartimos conocimiento como nunca antes se había hecho y trabajamos conjuntamente para desarrollar nuevas formas de tratamiento.
Los esfuerzos en ciencia no siguen una línea recta, en la mayoría de las ocasiones es el cúmulo de muchos resultados o experimentos fallidos que eventualmente generan un paso al frente. Es importante seguir haciéndose preguntas y mantener viva la CURIOSIDAD, porque la trayectoria científica es una dura carrera de fondo donde en ocasiones existen muchos obstáculos que impiden lograr los resultados esperados. Es, en esos obstáculos, donde las personas que nos dedicamos a la ciencia desarrollamos nuestra fortaleza y resiliencia para seguir avanzando. Un científico o una científica crece ante el fracaso porque sabe que cada uno de ellos te coloca más cerca del éxito, y sobre todo, te impulsa a pensar de forma crítica. La pandemia ha sido un claro ejemplo para demostrar lo importante que es invertir en ciencia para tener las herramientas que nos permitan estar preparados y libres. No habrá ningún avance en enfermedades como el cáncer, sin un apoyo decidido y continuado a la investigación. Y esto requiere financiación, inteligencia política y consolidar la confianza en la ciencia. Desconocemos qué avances habrá en las próximas décadas, pero desde luego no habrá ninguno, sin un apoyo decidido y continuado a la investigación.
La lucha científica contra el cáncer no tiene otro camino que ir afrontando los problemas uno por uno. Esto no significa que la enfermedad vaya ganando a la ciencia. Cada día conocemos nuevos progresos que aportan nuevas soluciones. Y es en ello, en lo que mi equipo y yo trabajamos, comprometidos y convencidos de que el cáncer es una enfermedad parcialmente curable hoy y confiamos que completamente mañana. Esto será posible a través de una medicina personalizada y un diagnóstico más precoz.
Mi otro gran compromiso es con las nuevas generaciones, y en especial con las niñas y mujeres en ciencia, a ellas me dirijo ahora, para decirles que mantengan activa la curiosidad, haceros preguntas y fijaos metas que os hagan seguir un rumbo sin importar lo complicado, que sea el camino, aferraros a vuestros sueños, porque el esfuerzo personal os hará más libres y críticas, consiguiendo al final la recompensa. Me gustaría transmitiros el lema que la sociedad Española Contra el Cáncer abandera, y que me gustaría grabar en vuestra memoria: “¡si yo puedo, tú puedes!”
Mi andadura comenzó en los colegios de primaria y secundaria de muchos de los aquí presentes. Soy primera generación de muchas cosas y provengo de una familia obrera que tenía que hacer muchos números para que yo recibiera una educación superior, y que, aun así, no habría sido posible sin cada una de las becas y ayudas que recibí tanto en mis estudios universitarios como en mi fase de formación doctoral. Mi experiencia en universidades como Harvard, SUNY, Imperial College y ahora en la universidad de Warwick, me han enriquecido mucho profesionalmente. Trabajar con las mejores tecnologías y grandes expertos en este campo, ha abierto mis horizontes y han hecho de mí, la científica que soy ahora. Sin embargo, me gustaría puntualizar que la base, esa formación que nos hace competitivos, esa la adquirí aquí, en España, con una educación pública y gratuita.
Con esto, quiero decir que tenemos un sistema educativo, sanitario y científico muy capacitado y preparado para desarrollar productos de calidad. Atraer talento y retener talento es necesario para enriquecer la cultura del conocimiento y alcanzar una comprensión profunda de la naturaleza que permita abrir aplicaciones médicas y tecnológicas con poder transformador. Este horizonte es el que abanderan nuestros jóvenes, pero para ello es necesario ofrecerles un país competitivo y brindarles apoyo institucional, formativo y personal.
En este apoyo personal e incondicional es donde quiero acabar este discurso. Este reconocimiento es sobre todo para mi familia, mis amigos y amigas, esas personas que han vivido todas mis idas y venidas, esas personas que han seguido cada uno de mis pasos y me han brindado sus atenciones y cuidados, haciéndome sentir que estaba cerca de casa, de mi gente y de mi tierra. Gracias.
No puedo acabar sin darle mi eterno agradecimiento y mi gratitud infinita en este reconocimiento, a mi mejor mitad, mi compañero de viaje, el que ha hecho de mis ambiciones las suyas. Gracias por apoyarme y por creer en mi persona y en mi trabajo, y sobre todo por saber endulzar cada uno de los “No puedo” o “Llego tarde” a nuestros tres grumetes, ellos son el motor de mi existencia, por lo tanto, gracias, gracias y mil gracias por hacer volar mis sueños.
Larga vida a la ciencia y larga vida a Villena y su gente.
Nuria Ferrándiz

Intervención de José Ramón Morales y Virtu Ribera en representación de la Agrupación Teatral Aquilino Juan Ocaña.
ARRACADA 2022 – AGRUPACIÓN TEATRAL AQUILINO JUAN OCAÑA - VILLENA
Buenos días, miembros de la Corporación Municipal, señor alcalde, portavoces de los distintos grupos municipales, concejales y señor/señora secretaria. Muchas gracias por este galardón y por todas y cada una de vuestras palabras que nos han dejado las emociones a flor de piel.
Dar nuestra más sincera enhorabuena a Nuria Ferrándiz Díaz, es impresionante la trayectoria y el trabajo que llevas acabo. Enhorabuena.
Nuestra enhorabuena a la empresa Montescar por su 100 aniversario.
A veces los sueños se cumplen y en ocasiones la realidad que crean supera a lo soñado, como en este caso.
Nada de esto habría sido posible sin un equipo enorme, enorme en el número y en la calidad humana de sus componentes, en la implicación, la ilusión y el trabajo puesto a disposición de un objetivo común. 
En primer lugar, queremos tener un recuerdo especial para aquellos compañeros que ya no están entre nosotros, 
Romualdo Moreno Torres nuestro director artístico; 
Pedro García Pérez uno de nuestro traspunte, 
José Ferriz Martínez siempre atento en el atrezo y con la logística y 
Mercedes Vidal Ríos a la que debemos parte de nuestro vestuario. 
Aunque no os veamos, os sentimos aquí con nosotros.
Un sueño de nuestro coordinador, José Ramón Morales Espinosa, al que le fue dando cuerpo y alma el director de casting y ayudante de dirección artística Pepe Maciá y bajo la visión global de un maestro de la Zarzuela, Romualdo Moreno Torres, nuestro director artístico. Aquel proyecto fue cobrando cuerpo y forma.
Todo esto envuelto por la magia de la música, es cierto que no llegamos a encontrar las partituras originales, pero originales fueron las notas que Antonio Milán Juan compuso para esta obra y que tan bellamente sonaron.
Llegó el gran día y en el zaguán del Teatro Chapí contamos con unos recepcionistas de lujo, los Cabezudos de la Ermita de San José y de la Ermita de San Antón. 
Una vez dentro, la envolvente y magnífica voz de Ernesto Pardo dio paso a la apertura del telón. 
Por una parte, los personajes partidarios del derribo de la torre, 
Virtu Ribera (La Señora); 
Y todos los que me apoyaron:
Jorge García (El Mayordomo); 
Pepa Maestre (Plaza de Abastos y la Calle Revueltas); 
Inita Azorín (Plaza de las Malvas y Pepa la apañá); 
Virtu Reig (Plaza del Rollo y Curiosa); 
María Virtudes Navarro (Curiosa); 
Antonio Castelló (Curioso y Portero-Alguacil; 
Pepe Ibáñez (Curioso y Alguacil); 
Daniel Sánchez (Jefe Alguacil); 
Ramón Rojas Valera (Alguacil y sereno); 
Francisco Pérez (Alguacil); 
Andrés Sánchez (Alguacil); 
y el Coro de Curiosas y Curiosos.
Por otra parte, los personajes partidarios de conservar la torre, 
Toni Soler (El Orejón); 
Pepa Mira (La Calle Mayor); 
Paco Martínez Leal (el tío Pere Zoca); 
Pepe Micó (El Ranero); 
Daniela Ocejo (Geromica); 
María del Mar Pinteño (La tía Fransquita); 
Pedro José Gil (Antonico); 
Inita (Pepa la apañá) y Joaquina, (Ángela la apañá), 
Eva Celiberti (lavandera); 
Rosa Celiberti (Lavandera); 
Alicia García (Curiosa); 
Jorge Guardiola (uno) y Mario García (otro). 
Francisco Javier Gil (San Francisco), 
Ricardo Conca (El Regajo); 
Pepe Macía (El Chicharra); 
Diego Beltrán (Calle Salito); 
Reme Martínez (La Fuente del Cuartel); 
Luisa Navarro (La Fuente de los Burros) y 
Joaquina Palau (Fuente de los chorros). 
Aquellos que ni una cosa, ni la contraria, 
José Ramón Morales (el Gacetilla); 
Juan Rodríguez (El Pregonero); 
Sergio Molina (Tambor) y 
Heriberto Mira (El Sereno)
Las voces del coro de jornaleros con Los Gobanilla (Jorge Guardiola, Mario García, Javier Martínez, David Quiles, Iván Navarro, Daniel Cerdán, Juan Luis Montesinos, Alexis Mansilla, Víctor Esteve, Juan José Muñoz, Feliciano Hípola, Jorge Gandía y Alejandro Samper).
Un coro de voces femeninas formado para la ocasión, el coro de curiosas y lavanderas; Virtudes Mira, Elena Castillo, Milagros Borrás, Baldomera Poveda, Marisol Espinosa, Aida Ruescas, María Coloma, Lucía Ortiz, Belén Esteve, Eva María Tomás, Marta Rico, Rosa Celiberti y Eva Celiberti.
Y el Grupo de Danzas de Villena. Rondalla y cuerpo de baile: Margarita Cerdán, Antonio Gandía, Carlos Carrión, Carmen Coloma, José Luis Lázaro, Consuelo González, José Daniel Carrión, Marta García, Antonio Núñez, Ramón Martínez, José Ribera, Mª Carmen Álvarez, Catalina Sánchez, Cynthia Rodríguez de Paterna, José Francisco Belda, José Pedro Herrero, Francisco Ibáñez y Vicente Berbegal. 
Y las jovencísimas voces de los solistas que cantaron la jota; Alexis Mansilla, Lucía Ortiz y Marta Rico.
Fueron dando vida y contando la historia que “Aquilino Juan Ocaña” escribió en (1888) y que parecería y parece seguir estando de plena actualidad. Pero no nos desviemos del tema.
La música para esta obra sonó en directo desde el foso del Teatro Chapí. Música que bajo la coordinación del maestro Francisco Serra Martínez y la dirección del maestro, autor y compositor de las partituras de la obra, Antonio Milán, tocaron a las mil maravillas, la orquesta formada para la ocasión por las alumnas y alumnos del Conservatorio Profesional de Música de Villena y otros músicos: Samuel Hernández, Pedro Iborra, Almudena Uribe-Echevarría, Fco. Serra, Raquel Muñoz, Xavi Martínez, Esteban Ibars, Inés Gabaldón, Tulia Espinosa, Estela Balsalobre, Moisés Balaguer, Juan José Lillo, Juan Brotons, Julia Palao, Leo Maciá, Zahira Amorós, José Sánchez, Carlos Maestre, Estela Serra, Nuria Ángel, Alejandro Milán, Sofía Cantos, Silvia García, Víctor Sirera, Fco. Gaspar Tomás, Pablo Meca, Salma Turad, Elena Navarro, Antonio Milán, Lucía Menor, Alba Mª Ugeda, Alejandro Mejías, Paola Úbeda, Raúl Ruano y Héctor Castelló. 
Todo esto enmarcado en un escenario vestido gracias al Video Mapping de Raúl Domene Espinosa, las imágenes facilitadas por Joaquín Sánchez (El Eslabón Villena) y Santi Hernández (Villena Cuéntame). 
La imagen del La Torre del Orejón fue diseñada por Javier García y la propuesta de nueva torre que hizo “La Señora” fue diseñada por María Virtudes Navarro Sarrió. 
Y para completar tan inmejorable marco contamos con la Iluminación y sonido de Antonio Molina y Pepe Muñoz como auxiliar de sonido.
Hasta aquí todas aquellas personas que se vieron y se escucharon, ellas o sus creaciones, pero también están todas aquellas que entre bambalinas y tras ellas trabajaron en silencio y sin las que no habría sido posible que todo funcionase, hablamos de:
Tomás Prats y Pedro García, nuestros traspuntes.
Nuria Espinosa y Las Pencas de la Laguna y los nabos del Pinar, Maquillaje.
Ramón Rojas Ramírez, José Ferriz Martínez y Pepe Hernández (Pastillo) en el Atrezo
Pedro Estevan Bravo, Ester Cerdán Berbegal, Nerei Muñoz y Ramón Rojas como Regidores.
Toni Gómez, Toni Aroca, Ramón Campos y Chimo Domene en la logística.
Mercedes Vidal y la inestimable colaboración de Isabel Beneito en el Vestuario.
Vestuario proporcionado por Diliana, Tablas Teatro de Almansa, la Comparsa de Labradores, la Comparsa de Contrabandistas, La Asociación de vecinos de El Rabal, los Bandoleros, Virtudes Espinosa Hernández y todas aquellas personas del reparto que proporcionaron su propio vestuario y compartieron con el resto. 
El diseño de la Portada del Cartel, el programa de mano y la edición de vídeo se lo debemos a David García Gómez y Las Runas de Hefesto, quienes nos han grabado para mantenerlo en la memoria.
La inmensa cantidad de fotografías que nos permiten rememorar cada uno de los momentos vividos se las debemos a Ángel Verdú, Santi Hernández y Pedro Villar.
Pedro Villar, nuestro comunity manager, artífice de los textos, difusión y comunicación que ha rodeado este proyecto desde el principio.
Todas y todos ellos bajo el paraguas de un nombre “Agrupación teatral Aquilino Juan Ocaña”
También queremos agradecer a los que nos cedieron sus espacios para poder ensayar. 
Cabaret-té donde vivimos las primeras lecturas y los inicios de este proyecto, 
la Ermita de San José y en especial la Ermita de San Antón que siempre estuvo a nuestra disposición.
¿Os acordáis de los ensayos de canto con la mantita sobre las piernas?... 
El Grupo de Danzas de Villena, en cuyas instalaciones por fin conseguimos vernos todos juntos.
El Conservatorio Profesional Municipal de Música donde músicos y “cantantes” ensamblamos notas y voces. Y en última instancia, en el Teatro Chapí.
No nos olvidamos de las empresas colaboradoras como Cabaret-té, León Shoes, Grupo Glem, Fundación El Orejón, Opticalia Murillo, Diliana , Bandoleros y Masevi.
Muchas gracias a APADIS, a beneficio de quien hicimos las representaciones y que tanto cariño y apoyo nos ha dado siempre.
Al director y a la plantilla del Teatro Chapí de Villena
Al Foro cultural el Salicornio.
A la Fundación Municipal José María Soler
A Antonio Campos (de Paterna) por la donación de los manuscritos de Aquilino Juan Ocaña
A la Biblioteca Pública de Villena y al Archivo Histórico Municipal y al M.I. Ayuntamiento por esta distinción y reconocimiento.
Todas y cada una de ellas ha hecho posible que hoy estemos aquí, que nos sintamos como en un sueño que supera lo soñado y recibiendo con enorme orgullo, alegría e ilusión esta distinción tan villenera, tan nuestra, como es la Arracada de oro.
Con este galardón se honra a la tradición teatral y musical de Villena, a todas las personas que a lo largo de los años han puesto y ponemos el alma en la cultura como vínculo de unión y de armonía entre la gente, poniendo de relieve nuestras raíces y valores como sociedad.
La cultura es el alma del pueblo y Villena tiene un alma muy pero que muy grande.
Todas y cada una de estas personas y entidades han hecho posible, con voluntad y tesón, “La Torre del Orejón” Revista-cómico-lírico-fantástico villenense.
Sabemos que aún se unirán más al proyecto real y lleno de historia, como es la recuperación de una torre del reloj municipal, con autómata incluido. 
Una Torre del Orejón digna de un gran ayuntamiento.
Muchas gracias.

GERENTE DE MONTESCAR
Buenos días, Enhorabuena a Nuria y a la Agrupación Teatral Aquilino Juan Ocaña.
En 1922 mi bisabuelo Rafael Montes Terol, inició un proyecto que tenía en mente, crear una empresa dedicada al transporte de viajeros, un proyecto novedoso para aquellos años.
Desgraciadamente a los cinco años murió en un accidente de carretera.
Su legado paso a sus hijos que siguieron con la actividad, centrados en líneas regulares, servicio de correos y paquetería.
Fue a partir de los años sesenta y ya con la tercera generación, cuando hubo un impulso en el turismo nacional e internacional, se empezaron a hacer viajes tanto por España como por Europa, incluso se viajó a Reino Unido y Marruecos con autobuses sin aire acondicionado y butacas fijas de skay. En estos años se comenzó con los desplazamientos de alumnos tanto de colegios, institutos y universidades.
Las personas que estuvieron al frente, fueron Rafael Montes y Pepe Navarro, mi padre, mi mentor, medalla de oro al mérito de transportes de viajeros y colaborador en varias revistas del sector a nivel nacional, al que agradezco por transmitirme sus conocimientos para continuar en esta actividad hasta hoy la 4ª generación.También quiero agradecer a mi madre, Antoñita Rios, su gran apoyo.
Agradecer a todos los ayuntamientos y municipios de esta provincia y provincias limítrofes, a bandas de música, agencias de viajes, institutos, colegios, y un agradecimiento a Apadis, con ellos empezamos a trabajar hace casi 35 años, con autobuses adaptados para personas con movilidad reducida, y a otros muchos colectivos que han contado con nosotros para sus desplazamientos.
También quiero agradecer a mi equipo de conductores, administrativos y cuidadoras el trabajo que realizan para que esta empresa siga funcionando.
Agradezco al Ayuntamiento de Villena por este reconocimiento que ha tenido con esta empresa familiar y centenaria.
Si hemos llegado hasta aquí por algo será.
Gracias.
MONTESCAR, S.L.
Francisco Iniesta – Los Verdes
Vecinos y vecinas, compañeros y compañeras de Corporación, regidora… Nuria, mujeres y hombres de la Agrupación Teatral Aquilino Juan Ocaña, homenajeados/as en este acto de entrega de la Arracada de oro, señor Alcalde, muy buenos días.
Cuando hace un año nos reuníamos para ofrecer esta alta distinción municipal, el corazón de las y los villenenses estaba aún encogido  por el efecto de la pandemia, que aún vivimos, pero que entonces sentíamos como una inmensa borrasca sobre nuestro futuro. Hoy al reunirnos para celebrar el aniversario de la Constitución y   reconocer la buena labor de las personas y grupos de Villena concretado en Nuria Ferrándiz y la Agrupación Teatral Aquilino Juan Ocaña, revivimos  toda la entrega de una sociedad que sabe esforzarse, convivir  y superarse.
Será ésta la última celebración en esta legislatura para recordar la Constitución y entregar estas distinciones. Si recogemos lo que en los otros dos años hemos dicho y vivido, coincidiremos en la gratitud a nuestra Norma Fundamental que abrió las puertas de la democracia, y aunque dejó resquicios por superar, ha sido el marco para el desarrollo de la España abierta, plural, sostenible e inclusiva que anhelamos. Si recordamos las palabras de los diferentes grupos políticos, con mayores o menores matices, nos llena la satisfacción de ser un eslabón más de aquellos y aquellas que tras luchar contra la dictadura de Franco supieron anteponer el interés común al beneficio propio. 
Como portavoz del Grupo Municipal Verde quiero expresar el agradecimiento por los años de democracia y mostrar el orgullo de aportar una visión renovada para la mejora de las personas, los pueblos y las tierras de Villena, del Alto Vinalopó y de España. Pero igualmente, y teniendo en cuenta también tantas cosas vertidas en las dos celebraciones que hemos tenido, reconocemos la grandeza de una Constitución que puede y debe ser mejorada, que no puede ser escudo para grupos reaccionarios y para el retroceso, que debe abrirse al futuro y a las realidades duras que golpean a nuestra sociedad. La lucha contra el cambio climático, las desigualdades, la violencia de género, los techos de cristal contra las mujeres, las diferencias salariales, la dificultad de acceso a la vivienda, los derechos de los animales, el desempleo, la monarquía, o la propia organización del Estado requieren una revisión en el marco constitucional. No, no nos resignamos a que el art 45 hable de disminuidos contraveniendo los esfuerzos por la plena inclusión o que el 135 siga priorizando los intereses de la banca antes que el bienestar medioambiental y social.
En esta mañana además de reconocer el papel de nuestra Constitución en su 44 aniversario, entregamos la distinción de la Arracada de Oro reconociendo el trabajo de una investigadora, Nuria Ferrándiz, por sus aportaciones para conocer la génesis del cáncer   y aplaudiendo  la labor de un grupo de hombres y mujeres que, desde el arte dramático han sabido sacar las señas de identidad de Villena y desde la voluntad  de superación y el esfuerzo, también han sabido ofrecernos la memoria de un pueblo en un elemento  característico y emblemático como es la Torre del Orejón. 
Nuestra identidad villenense, fortaleza mediterránea, concretada en unos mejores servicios públicos, en la valoración de la ciencia con el fundamental papel de la mujer hoy reconocido en Nuria, concretada en una historia envidiable y un territorio rico agrícola y medioambientalmente que proteger, se refleja hoy también en estas distinciones que entregamos y que a continuación detallamos. 
Así queremos ir, caminando por una Villena mejor, siguiendo el testigo de la Agrupación Teatral Aquilino Juan Ocaña y de Nuria Ferrándiz a quienes felicito de todo corazón. Sirva su ejemplo para seguir avanzando en la transición que Villena y España necesita. Muchas gracias.

Javier Martínez – PSOE
Compañeros de Corporación, 
Vecinos y vecinas, 
Amigos y amigas,
No me quiero repetir con respecto a lo que se dirá aquí de este día, el día de la Constitución Española. De su valor, de lo que ha aportado a nuestro país, a nuestra convivencia y al desarrollo social de España. 
Quiero poner en valor la gala de entrega de la distinción de la Arracada de Oro de la ciudad. La Arracada, en su novena edición, es una de las distinciones más importantes de nuestra ciudad. Hay otras, muy importantes, consideraciones honoríficas de suma importancia. 
Pero la concesión de la Arracada de Oro tiene un especial valor. Una significación mayúscula. Con esta consideración pretendemos distinguir a personalidades y colectividades por su entrega, su labor y sus éxitos a lo largo de este año. 
Reconocemos a aquellos que hacen de nuestra ciudad un lugar mejor, un referente en diferentes ámbitos, especialidades o disciplinas. 
Villena es una ciudad grande porque cuenta con grandes personas. Con personas que dan lo mejor de sí, en nombre propio, pero también como verdaderos embajadores de los valores de nuestro municipio. 
El compromiso por el futuro, la esperanza de mejorar, de encontrar espacios comunes donde todo el mundo queda, de investigar soluciones a problemas futuros y presentes, superar retos de hoy para estar mejor mañana, reconocer y valorar nuestro pasado, nuestra tradición, nuestro legado histórico, a nuestros creadores culturales, a nuestras figuras insignes….
Este es el valor de nuestros galardonados hoy. Estos, entre otros muchos atributos innumerables para que pudieran ser relatados hoy en una intervención que – se lo prometo – pretende ser breve. 
Pero permitidme dar las gracias a Nuria Ferrándiz. Su labor sobre el origen del cáncer es un gran atributo a la humanidad. Es uno de los empeños más nobles contra una de las patologías que durante más tiempo, más daño ha hecho en la humanidad. Encontrar su origen, encontrar cómo se genera, es uno de los éxitos del equipo de investigación donde ella participa. 
Aquí reconocemos hoy a la ciencia, a la investigación, a los investigadores, a las mujeres que hacen ciencia, a las personas que desde Villena se conviertan en símbolos de su actividad y profesión, desde nuestro pueblo al mundo entero. 
La ciencia en nuestro país necesita mucho. Necesita estar más prestigiada, más valorada, más cuidada, mejores condiciones para nuestros hombres y mujeres que hacen ciencia, y más fondos para el desarrollo de nuestros proyectos. 
Hoy, desde la humildad de nuestro Ayuntamiento, con el reconocimiento a nuestra vecina Nuria, también queremos poner en valor la Ciencia como motor de progreso, social y económico. Y para que los éxitos logrados fuera, también pueda ser cosechados en nuestro propio país. 
Lo mismo ocurre con nuestra Agrupación Teatral Aquilino Juan Ocaña. 
Es la suma de voluntades lo que ha permitido multiplicar el producto final hasta hacerlo infinito.  Este es el tributo que la Agrupación ha ofrecido en estos meses de vida a la ciudad de Villena. Y por ello, es de Justicia que Villena le reconozca su labor con esta Arracada de Oro. Porque lo que en este tiempo record ha logrado los hombres y mujeres de la agrupación es mucho más que un gran espectáculo, además de otras actividades que se han ido realizando en nombre de nuestro dramaturgo del siglo XIX. 
Lo que han demostrado es que si se quiere se puede. Que la grandeza de las cosas pequeñas se magnifica cuando se juntas personas grandes. Y todos y cada uno de ellos, en su faceta y actividad en esta agrupación, de manera altruista y desinteresada, lo que ha demostrado es que Villena atesora un talento portentoso para salir delante de cualquier empeño. 
Muchas gracias a todos y cada uno de los que han formado la Agrupación.  
Quiero dar la enhorabuena a Nuria y a todos los miembros de la Agrupación. Sois ejemplo para toda la ciudad, sois una guía para muchos de nosotros, sois ya parte de la Villena que atesora este galardón, este reconocimiento. 
Lucidlo con orgullo, y que al mismo tiempo, sea motor para nuevos proyectos, nuevas metas y nuevos retos. 
Gracias, y enhorabuena. 

Miguel Ángel Salguero – PP
Señor alcalde, compañeras y compañeros de corporación, galardonados, vecinos y vecinas, Buenos días.
La concesión de la Arracada de Oro de la ciudad es una distinción que no solo celebra los éxitos de los premiados, si no que reconoce en parte aquellos aspectos que identifican a la sociedad villenera y en cuyos referentes, como los hoy premiados, nos queremos reflejar.
En esta ocasión, la concesión de la arracada de oro a título individual, supone un humilde reconocimiento a la investigación oncológica, a la prevención del cáncer y a la mejora general de los mecanismos que permiten el acceso equitativo de todas las personas a las mejores herramientas terapéuticas.
Es cierto aquello de que dejamos de temer lo que aprendemos a comprender. La contribución a la ciencia y en definitiva a la sociedad de las investigaciones como las de Nuria nos dan esperanza, nos dan certeza y al fin y al cabo hacen que se conozcan mejor los mecanismos de la enfermedad para ofrecer cada vez soluciones y diagnósticos más favorables. Hacen, en definitiva, que entendamos más, y temamos menos.
Cada vez son más las personas, y sus familias, que afrontan ese torrente emocional que produce el diagnóstico de cáncer. Personalmente, también me ha tocado esta situación con especial gravedad las últimas semanas. Por lo que hoy no solo te quiero dar la enhorabuena, sino que también te quiero dar las gracias. Gracias por ofrecer un futuro mejor. De esperanza. A quienes en muchas ocasiones les cuesta seguir creyendo. Y fortaleza y aliento, a quienes en muchas ocasiones les cuesta seguir luchando.
Sirva este pequeño, pero sincero homenaje, para reivindicar el papel transformador de la ciencia y la necesidad de redoblar nuestros esfuerzos para facilitar la generación de conocimiento compartido en todo el mundo. Ojalá la administración pública esté a la altura de estos grandes proyectos, de estas grandes investigaciones y disponga de medios económicos suficientes para poder continuar con estas líneas de investigación. Hablamos de ciencia, de investigación, probablemente la herramienta más poderosa para avanzar en progreso y bienestar social.
También quiero destacar, en el plano colectivo, la importante labor realizada por el colectivo Aquilino Juan Ocaña que ha conseguido dar a conocer a la comunidad aquello que había quedado enterrado en el tiempo y que tal vez podría haber sido olvidado.
Una encomiable labor, un trabajo callado, que va más allá de lo que vimos materializado sobre el escenario: un trabajo complejo, de investigación y adaptación de materiales que no siempre son fáciles de acceder, materiales que pertenecen a otras épocas, muchos de los cuales se han perdido, están en mal estado de conservación o son privados; un trabajo constante, diligente y paciente, que arroja luz sobre nuestro pasado y que ayuda a conocer nuestra verdadera identidad cultural como pueblo. Cómo vivíamos, cuáles eran y son nuestras costumbres, nuestras tradiciones, nuestros valores, nuestros símbolos y creencias; en definitiva, qué es aquello que nos diferencia y nos distingue de los demás. Que nos hace únicos.
La identidad de un pueblo no se puede definir solo como esencia sino como proceso. Y en ese proceso de formación de nuestra historia e identidad, juega un papel fundamental este tipo de iniciativas que nos ayudan a conocer mejor nuestro pasado, para entender mejor nuestro presente. 
Visto con perspectiva y analizando los galardonados de todas las ediciones de la Arracada de Oro, podemos ver como ésta ha ido dibujando, con trazo firme, y describiendo con letras de oro, la sociedad ejemplar que queremos. Con los galardonados de esta ocasión se refuerzan en esa cuidada representación las notas de esfuerzo, compromiso, dedicación, constancia, entrega, talento, acierto y sacrificio.
Quiero, por último, dar mi más sincera felicitación a la empresa Montescar por este diploma de servicios distinguidos a la ciudad por sus 100 años de servicio. Un siglo vertebrando nuestro entorno, favoreciendo y posibilitando su crecimiento y mejorando las oportunidades de las personas que residimos en él. Llevando a trabajadores a sus lugares de trabajo, a estudiantes a sus centros de estudio, acercando a familias, y haciendo posible, en definitiva, el encuentro y acercamiento de personas.
Hoy en día muchas empresas de nuestra ciudad se enfrentan a una situación que cada vez es más compleja: el relevo generacional. Es uno de los aspectos que más preocupa a la empresa familiar. Por lo que debemos alabar el acierto de esta empresa, de no sólo superar un relevo generacional, sino 4, y el haber sabido adaptarse y sobreponerse a todas las situaciones complejas que durante el transcurso de un siglo acontecen en cualquier sociedad.
Ojalá este pequeño reconocimiento, sirva para reafirmarles a estos tres ejemplos en su trabajo para seguir engrandeciendo y dignificando nuestra sociedad.
Enhorabuena a todos, y muchas gracias por su atención.

Fulgencio Cerdán – Alcalde de Villena
Vecinos y vecinas de Villena, 
Amigos y amigas, 
Gracias por vuestra presencia en esta gala, 
Gracias por vuestra participación, por vuestro gesto de reconocimiento a la Constitución, 
Gracias por acompañar y arropar a galardonados esta mañana.
Hoy conmemoramos el 44 aniversario de nuestra Carta Magna, el texto de referencia de la España de hoy, de la España que fue capaz de dejar una dictadura para adentrarse de pleno en la Democracia.
Nuestra Constitución es la que ha regido el mayor periodo de progreso social y colectivo de la historia de nuestro país. En estos 44 años, se ha crecido más y de manera más uniforme, más equitativa, más justa que en los 2.000 años anteriores. 
A pesar de todas las amenazas que sufría esta Constitución – y este país – de manos de la ultraderecha que presionaba para retornar a los días en blanco y negro de la dictadura, y del terrorismo que pugnaba por un proyecto inexistente, España supo reponerse a todos los golpes y lograr consolidar esta Democracia, regada de Constitucionalismo. 
Somos lo que la Constitución ha generado de nosotros. Y sin duda, somos un gran país. 
Una realidad que no está reñida con algunas consideraciones sobre la vigencia de la Constitución y sobre la necesidad de su adecuación a los tiempos que hoy vivimos. Nuestra Constitución es magnífica.
Paro, no obstante, considero importante el realizar ciertos ajustes en materia de encaje territorial, que supere los actuales conflictos; es fundamental un mayor nivel de protección a los derechos sociales, y debe recoger nuevos derechos como los de carácter digital. Son muchos los aspectos que deberíamos replantearnos con el texto Constitucional, pero no como revanchismo contra la generación y el trabajo de los hombres y mujeres de la Transición. Ya digo, no como revanchismo sino como impulso a un buen trabajo que necesita una revisión después de cuatro décadas. 
Con todo ello, tendremos una Constitución mejor para una sociedad aún más justa, más solidaria y de mayor progreso. Un país más moderno, más actualizado, más y más preparado para este siglo XXI. 
Justo esto es lo que reconocemos hoy, en coincidencia con el Día de la Constitución. Reconocemos la labor de hombres y mujeres que representan la esencia de estos nuevos y mejores tiempos. 
Tengo el gusto, el orgullo y el honor de representar a la ciudad de Villena en la entrega del reconocimiento de la Arracada de Oro a Nuria Ferrándiz y a la Agrupación Teatral Aquilino Juan Ocaña. 
Nuria Ferrándiz representa el espíritu inconformista de nuestra sociedad, el ansia por avanzar, por descubrir, por mejorar, por construir sociedades mejores y más preparadas para hacer frente a los retos científicos, médicos y de investigación pendientes de resolver en la actualidad. 
Nuestra quiera Nuria representa el ejemplo del tesón, del esfuerzo y de la confianza que una sociedad debe tener – como ella tiene – por querer no ser más, sino mejor. Esa es la lección que esta investigadora, hija de Villena, nos muestra hoy y cada día. En Nuria nos vemos reflejados todos, pero espero y deseo que en especial nuestros jóvenes, esos chicos y esas chicas que vean en la ciencia, en el estudio, en la curiosidad intelectual, el camino hacia una vida más plena, por encima de los efímeros éxitos que ofrecen las nuevas tecnologías vinculadas a las redes sociales, un cuento de vanidad que conduce a la nada, pero que triunfa en las aspiraciones de muchos. 
En este mismo sentido, valoramos hoy lo que ha significado y representado la Agrupación Teatral Aquilino Juan Ocaña.  Es un canto al ‘todos a una’ de Lope de Vega, la demostración de que la unión hace la fuerza. Es la suma de pequeños esfuerzos convertidos en una gran acción, que ha generado un antes y un después en la vida asociativa, pero también cultural de nuestra ciudad. Algunos pensarán que se trata de una obra efímera, otros podríamos decir desde la humildad que efímeros somos todos y todas nuestras obras. 
Para siempre quedará el recuerdo de su espectáculo, de su exposición y de la película de su obra. 
Pero, sobre todo, lo que va a quedar en nuestros corazones es el altruismo colectivo de estos hombres y mujeres a quienes hoy les conocemos su labor. Todos y cada uno de ellos, son parte de la mejor Villena posible: entregados, comprometidos, enamorados de nuestra cultura, de nuestra historia, de nuestra tradicional. 
Hombres y mujeres de Aquilino Juan Ocaña: sois parte de la historia. Ya sois parte de la historia. Con esta Arracada de Oro que Villena os ofrece hoy, y por la labor de estos intensos meses realizadas por vosotros. Os estaremos eternamente agradecidos. 
Queridos amigos y amigas de la Agrupación Aquilino Juan Ocaña; querida Nuria: enhorabuena. 
Por último, quiero hacer una mención a los responsables de la empresa centenaria Montescar, que dirige Vicente Javier Navarro. Es una suerte para Villena que existan empresas que ya cumplen más de un siglo. Empresas visionarias fundadas en 1922, lo que supone cierta fortaleza, el tesón de haber superado a lo largo de la historia tiempos verdaderamente complejos. 
Desde la constitución de La Onteniense y su primer SCAT o el Chevrolet que inauguraron su flota, a lo que hoy es esta empresa, han pasado muchas cosas. Sin duda, en los anales de la historia de la empresa figurará la pandemia de la Covid-19, que tanto daño ha hecho al sector. 
Pero contra viento y marea, ahí sigue. Sólo quiero decirles que 100 años son pocos. No son suficientes, y desearles al menos otro siglo más por las carreteras del mundo entero, como servicio público de calidad, cercano al usuario y necesario en nuestros tiempos de potenciación del transporte colectivo.  
Enhorabuena a todos los que forman Montescar. 
Enhorabuena a todos los reconocidos y galardonados. Gracias por todo lo que nos dais. Muchas gracias. 
Enhorabuena Villena. 
Video @JossePeluquero

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com