RESTAURANTE WARYNESSY... SURGIDO DEL TESÓN

SURGIDO DEL TESÓN 
Los movimientos migratorios son, sin pretenderlo, el inicio, en generaciones siguientes, de cambios que transforman totalmente lo que pudiera haber sido el proceso normal de desarrollo de un clan familiar.
La historia de los pueblos, ese día a día, que forma, y conforma, nuestro entorno se compone de pequeños detalles, decisiones y acontecimientos que por sí solo carecen de valor, pero que agrupados o vistos en conjunto son la esencia o la razón de ser de realidades patentes, fundamento básico para, de forma incuestionable ir llenando paginas del “libro particular de nuestra vida”.
Así se hace la historia de los pueblos y por supuesto de las familias. Por eso… Quizás buscando campo de desarrollo para su prole, ocho hijos, o por razones de otro tipo, que para nada afectan al relato, la familia compuesta por Nemesio Navalón y Bárbara González , se asienta en Villena, a principio de los años 60, procedente de tierras manchegas, de Almansa en concreto, donde había regentado la Posada “El Canario” situada en la calle Corredera.
Corren los años y la vida de los Navalón-González se desarrolla como la de tantas otras familias alcanzando algunos objetivos y dejando en el camino esperanzas o promesas incumplidas.
Uno de sus componentes, el protagonista de nuestra historia, Francisco, Paco para quienes tuvimos con él intimidad, inicia su vida laboral en Unitransa, empresa de ámbito nacional dedicada al transporte de mercancías.
Como gran luchador que lo era, alterna su trabajo, los fines de semana, con lo que era su gran ilusión, la hostelería y desde servir banquetes de bodas y comuniones hasta atender la barra del restaurante La Salvadora, el bar Niño o el Niza, podemos verle continuamente dentro de este mundo con una diligencia, atención y exquisitez digna de encomio.
Mª Dolores Padrera y Paco en Yecla (1974)
Tanto Paco como Maruja su esposa sienten atracción por este tipo de establecimiento y se lanzan con enormes ganas de trabajar y una gran ilusión a probar fortuna en el mundo de la restauración y se instalan en el bar de la comparsa de Marruecos. Es esta una época de grandes recuerdos, una etapa floreciente para la industria, reflejada en todos los ámbitos.
 Años 70
El matrimonio, que tiene dos descendientes, Bárbara y Nemesio, todavía no ve colmadas sus ilusiones, que son el poseer un restaurante en propiedad.
1972 Paco, Bárbara, Nemesio y Maruja
Y tras mucho meditarlo se deciden por abrir un establecimiento propio. Y lo hacen en la calle Isabel la Católica, número l3, con todo lujo de detalles, dándole un empaque y una ambientación tal que lo convierte, quizás, en el más atractivo de la localidad, siendo la inauguración, del mismo, el día 3 de Septiembre de 1979, víspera de nuestras fiestas de Moros y Cristianos y le ponen el nombre de Restaurante Warynessy, que es un anagrama de los nombre de Bárbara y Nemesio. 



El éxito es total, convirtiéndose en restaurante de referencia en la localidad. Y año tras años, casi, con continua periodicidad sufre transformaciones en su distribución para dar al cliente en todo momento cuanto le pueda apetecer. Mostramos una fotografía de la despedida por jubilación del Doctor D. Luis Geras, acompañado por su esposa, y el matrimonio compuesto por el Doctor D. Faustino Alonso y Ana Puig.
Siendo en la actualidad uno de los de más renombre de la localidad, moderno, acogedor, cómodo y con una exquisitez en el trato digna del establecimiento.
Dibujo de Ugeda 1998
Pero la vida nos tiene guardadas sorpresas que truncan en un momento todos los castillos, que en el aire hemos forjado. Sorpresas que rompen, para siempre, la cotidianidad y que obligan a cambios imprevistos. Paco se nos fue, se nos fue, demasiado pronto. Pero no somos quien para rectificar el destino, y Warynessy quedó huérfano, pero no a la deriva.


Bárbara y Nemesio alentados por su madre, Maruja, se hacen cargo de las riendas y Warynessy sigue, sigue si cabe, con más ímpetu, por la inyección de sabia joven. Siendo sinónimo de simpatía y atención en el trato. Destacando por la calidad y amplia gama de su carta.
Warynessy ha sido, sobre todo, el exponente fiel de nuestras tradiciones culinarias en su Semana Gastronómica que ha venido celebrando con gran éxito durante quince años.
La alta cocina de los grandes chef y los platos típicamente villeneros, como “el triguico”, los gazpachos, “las pelotas”, el arroz y conejo, “el escalda-barbas” y su gran variedad de entrantes se brindan al comensal dentro de una presentación del más puro estilo modernista.
La cocina tradicional servida en las más modernas vajillas produce un encanto incomparable que Restaurante Warynessy ha sabido hacer suyo dándole un sello muy peculiar de la mano de Bárbara y Nemesio junto a un personal de servicio que hace de la atención su bandera, al que felicitamos, por su saber hacer.
Desde Villena Cuéntame  deseamos una feliz trayectoria para años venideros. Enhorabuena Nemesio y Barbi.
1978 EL BAR Mundo Hostelero
 1996 con algunos amigos...
1998 con los Coros y Danzas
Francisco Navalón González
Caricatura de Ernesto Pardo 1986
 BIENVENIDOS...
Fernando Romay con Carmen y Barbi
 Real Madrid Leyendas en el Warynessy
Texto... Ernesto Pardo Pastor 2014

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Si señor un buen hombre y un buen restaurante

PP GRAU dijo...

Y un buen empleado, que lo fue, de UNITRANSA O UNION DE TRANSPORTES.

PP Grau

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com