1973 COOPERACIÓN VILLENENSE, SÍNTESIS DE ESFUERZOS

COOPERACIÓN VILLENENSE, SÍNTESIS DE ESFUERZOS por Francisco Salguero Porcel. Vice-Presidente Cámara Oficial Sindical Agraria de Alicante
Aires nuevos para el esfuerzo; éste los trae asociativos. Y resulta hermoso ver como se unen los hombres, se agrupa las gentes, en su afán de progreso y bienestar. Evocador cauce el que nos habla de «Unos por otros y Dios por todos». Y estos mismos aires saturan el ambiente, purifican antañones recovecos, renovando una atmósfera que en esta época que nos toca vivir empieza ya a ser arcaica y caduca.
Cooperación es asociación en una empresa, labor en común. Unidad de esfuerzos. Con ellos se forjó Villena a través de su historia. Y es que esta bendita tierra, síntesis de esfuerzos en el tiempo, se ganó así, palmo a palmo, gota a gota, —y de sudor—, dan do pie a la base que nos caracteriza; la reciedumbre humana, su fe.
Nuevos aires a los horizontes que, amplios y luminosos, abriera Nuestra Señora de las Virtudes. Son de índole económica y social; van unidos cogidos de la mano, en un agrupar de «muchos pocos» capaz de mover montañas. Las moverá. Un bastión de enérgica, realista y sin alharacas, es la Bodega Cooperativa que ahí está, en su singladura de cinco jóvenes años de actuación, mostrando su ejemplo al mundo cooperativo y del quehacer. Y tuvo que ser el vino, fruto del esfuerzo labrador, el que, con el poder de sus grados y la fuerza de su poder, aunase al noventa por ciento de los cosecheros.
Presentación de los niños premiados en el Primer Concurso Literario Infantil sobre Cooperación, con motivo del Día del Cooperador y de la Unión. Las distinciones recayeron en: Primer premio: M.ª Josefa Juan Gómez. Segundo premio: J. Vicente Hernández Sevilla. Tercer premio: Francisco Tomás Marruenda.

Y se truncó así el aire de intermediación privada. Y se ganó de esta manera lo que gozosamente hoy a la vista salta; la justa compensación al esfuerzo de quien trabaja la tierra. Aires nuevos ha traído —nos honra decirlo, la «Bodega Cooperativa Nuestra Señora de las Virtudes». ¿No lo refrenda acaso un bloque de 499 socios y sus respectivas familias? Una limpia ejecutoria es la tarjeta de invitación a otras empresas más altas que Villena ha de emprender, porque sí hay, —lo afirmamos— terreno abonado para un laborar en común, de conjunto, en el ancho y prometedor campo de la cooperación.
El vino nos trajo la Bodega Cooperativa; y la uva de nuestros secanos forjó iniciativas. Mandaba el tiempo y con éste habría de llegar la renovación. Surgió el arbolado frutal y el manzano ganó nuestras voluntades. Ahí tenemos a Villena en el corazón de una de las comarcas fruteras más importantes y famosas de España. Y vemos, como antaño viéramos en la parcela vinatera, los mismos aires enmohecidos de la especulación. Por eso ha surgido, a la sombra de este ejemplo cooperativo, el afán de una Cooperativa Hortofrutícola ya iniciada, que promete afirmar estas raíces de unidad, y laborar en común, como arma de defensa idónea. Los hombres del vino, que son las gentes del agro villenense, forman ya el más señalado contingente humana del sector productor de manzana. Base hay para la empresa asociativa a que aludimos y para otras afines iniciativas.
Hay en la provincia de Alicante 194 Cooperativas del Campo y dentro de ellas casi 88.000 socios. Cuenta la parcela Cooperativista 17 Bodegas; aquí ocupa la de Nuestra Señora de las Virtudes, un cuarto y honroso puesto. Es joven, tiene fe en el futuro, y jovialmente, así, sin tapujas ni apañijos, en ambiente saturado de confianza, pisa firme en el presente como garantía de porvenir.
Uva y manzana en unos cauces decisivos. Ambos factores, los predominantes de la siempre admirada y querida Villena, se asientan en la base de la economía local. De ahí que el coordinar la actividad precise, —es elemental—, del ir de la mano con la capitalización de este quehacer. Y el factor dinero está en el campo. Y éste ha sabido y sabe de evasiones en favor de otros factores de la vida nacional y en perjuicio de la fuente de donde mana: la agricultura.
Cooperación es agrupación de esfuerzos a todo nivel y el calor dinerario no puede faltar a través de las Secciones de Crédito o Cajas Rurales. Con 26 de ellas cuenta la Red de Alicante por el momento; con 23.000 socios, mil millones de pesetas en préstamos en un ejercicio y mil trescientos de imposiciones. (Tres mil Cajas Rurales diseminadas por toda la geografía española, demuestra —por añadidura— el interés de los pueblos por estas entidades sociales). Se ha crea do conciencia capitalizadora y ello repercute notoriamente en favor de lo agrario. El Campo se robustece con la medida, y Villena, al calor de la Caja Rural Provincial, que en pocos años ha conseguido prósperos niveles, abre surco en lo que es fundamental de cara a lo porvenir.
Y en este balance de afanes y hechos, el prisma de una poderosa razón; la de lanzarse a empresas que hagan compatible el surco del arado, el faenar en tierra viva, con el quehacer de la comercialización, el ir más allá saltando fronteras y estando presentes en los mercados, pero de forma directa, ganando para sí, sin mediaciones, lo que el agio y la especulación han tenido siempre como patrimonio. Así es como el más débil deja serlo.
Extraído de la Revista Villena de 1973

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com