2021 SUEÑOS CON MARCO

SUEÑOS CON MARCO. Por Isabel Sofía Trespaderne
Minimisi, Categoría 1º y 2º ESO (IES Hnos. Amorós)
Accésit premios iniciación a la investigación Fundación José María Soler 2021

PRESENTACIÓN.
Hace tiempo mi padre me dijo que tenía que ir a ver a Pedro Marco, porque le iba encargar un cuadro. Me contó que era un gran pintor amigo de mi abuela. Me enseñó un vídeo con él pintando una jirafa en el castillo y un libro con sus cuadros. Me preguntó si me gustaría hacer una investigación sobre él para el concurso de la Fundación José María Soler y respondí que sí.
Fuimos a su casa nada más terminar las vacaciones de Pascua. La puerta de la calle al lado de la iglesia de Santa María era grande y rústica. Arriba, había una roca muy bonita con el nombre de Pedro y el de su mujer Leo. El salón, que es donde hicimos la entrevista, tenía el techo muy alto. Había muchos cuadros, una mesa con pinturas y pinceles y otra mesa de camilla donde nos sentamos. Al lado, su caballete con un dibujo casi acabado. Nos dijo que estaba trabajando allí, y no en el estudio que tiene al lado del castillo, desde que empezó la pandemia.
Yo venía de entrenar y estaba cansada. Creía que iba a estar solo media hora, pero estuvimos dos horas y media. Pedro y Leo fueron muy amables. Me enseñaron hasta fotos de su boda y me dijeron que en Villena cuéntame había un vídeo. Al día siguiente lo busqué y vi que fueron al Santuario de la Virgen de Las Virtudes en coche de caballos, con trajes antiguos villeneros. Parecía como de película. A la salida de misa había bailes típicos y un banquete con mucha gente.
Luego Pedro me regaló un dibujo de un espantapájaros de color azul y gris. Mi padre dijo que a cambio tenía que hacer un buen trabajo. Pedro preguntó cómo iba a ser. Yo le dije que había preparado unas cuantas preguntas sobre su infancia, su juventud y después, para que contara a qué personas había conocido, cómo se había convertido en un artista, cómo era su estilo, etc. Pedro me dejó una piedra redonda muy antigua. Me dijo “cógela fuerte con la mano y verás cómo te da energía”. Era verdad, porque cuando se la devolví estaba muy caliente.
Encendí la grabadora del móvil de mi padre. Dijimos que lo grabaríamos todo y que después en casa seleccionaría lo más importante y lo escribiría. Luego, lo completaría con lo que había en el libro sobre su vida y obras, y en algunas páginas de Internet. Mi padre me enseñaría después a poner las citas y notas a pie de página.
Entonces soltó: “a ver, ¿cuál es la primera pregunta que quieres hacerme?”
Yo le dije que una cosa que mi abuela y mi madre me habían enseñado que siempre hay en sus cuadros. En el retrato que hizo de mi padre estaba en un botón de la camisa. Le pregunté por qué siempre dibuja un caracol. Él me respondió que era porque su familia había vivido, generación tras generación, en la Partida del caracol (enfrente del Poblao). Así es que le pusieron ese apodo. Y por eso a él le gusta incluirlo en sus dibujos. Es como un homenaje a sus antepasados.
A partir de ahí, esa tarde le hice las preguntas que llevaba sobre sus primeros años. A la semana siguiente, volví para hacerle las preguntas sobre todo lo que vino después. Pedro fue respondiendo, a veces con ayuda de Leo, lo que viene a continuación. Luego, fui añadiendo los comentarios que habían hecho otras personas sobre él y sobre su trabajo.
INFANCIA.
¿Qué recuerdos tienes de ella?
Faltaba mucho a clase. Mi escuela estaba en la iglesia de Santa María. Siempre me encontraba enfermo, hasta que me quitaron las anginas a los 12 años. El hecho de estar en mi casa, hacía que me dedicara a dibujar. En el colegio, el maestro sabía todo de ti (de dónde venías, lo que te pasaba...) Entonces, a mí me estimulaba para que dibujara en la pizarra, para que los otros copiaran. Mi maestro sabía que yo en la vida no iba a hacer otra cosa que no fuera dibujar...
Leo interviene para decirle que es importante que cuente que fue entonces cuando conoció a los que hoy siguen siendo sus amigos.
Pedro cuenta que al lado de la placica de la Tercia se juntaba un grupo de niños y alguna niña como mi abuela o las hijas de la maestra a pasar las horas aunque hiciera mucho frío, hasta que oían: “neneees, a cenar”. Uno de esos niños es el famoso pastelero Paco Torreblanca.
En el libro sobre su vida y sus obras, Eleuterio Gandía escribe:
“Pedro Marco había nacido el 12 de septiembre de 1949 en el número 15 de la calle del Hilo. Ahí transcurrieron los primeros años de su infancia junto con sus padres, Paco “el Hortelano”, Trini “La Rusa”, su hermano Pepe y su hermana Aguedín, hasta que con seis se traslada la familia a la calle Baja donde luego nace su hermano Paco.
En cualquier caso, las dos calles son emblemáticas del Rabal, y el Rabal será, por tanto, su escenario de realidades y sueños, de esbozos y dibujos, de juegos y experiencias, de carestía y trabajo, de amistades y sueños (...)
Allí conoció Pedro Marco la amistad, la amistad iniciada en la “cuadrilla de pascua” que acabó formalizada en la panda de los “Cuervos Blancos”, y que de guateque en guateque sería para siempre, porque todo se ha seguido compartiendo y admirando”.1
1 Pedromarco. 1966-2006. Catálogo realizado con motivo de la Exposición celebrada en la Casa de la Cultura de Villena. M.I. Ayuntamiento de Villena (con el patrocinio de la Diputación de Alicante y la Caja de Ahorros del Mediterráneo), 2006. Pag.13
En esa misma página, Leo nos enseñó un dibujo muy bien hecho del Capitán Trueno cuando su marido solo tenía 9 años. Luego nos contó que Trini, su madre, con cinco años, a veces le reñía mientras él estaba pegado a la pared con un lápiz en la mano haciendo dibujillos...
¿Qué más cosas dibujabas?
Cuando era pequeño dibujaba de todo. Por ejemplo, espantapájaros, que han sido una constante en mi obra. Teníamos un huerto en lo que ahora es la Avenida de Elche. Había todo tipo de verduras. Mi abuelo ponía espantapájaros para que no se las picaran. Si tenías un bote, le ponías cabeza, con un poco de paja o unos guantes viejos le hacías las manos...”
Vamos, que le despertaban mucho la imaginación. Luego añade que a esa edad tenía sus indecisiones, sus fallos. A veces se ponía a hacer un retrato y no le salía. De todas formas, Pedro resume esa etapa de su vida con la palabra “Feliz”.
JUVENTUD
A los 13 años Pedro entra a trabajar en Timbrados Navarro, una empresa de artes gráficas dedicada a la impresión de cajas de cartón y componentes del calzado especializada en serigrafía. Según su amigo Eleuterio, “Pedro manejaba con facilidad el componedor de moldes tipográficos y los cajones repletos de letras plomizas y separadores de los que extraía letras pequeñas, grandes o medianas según conviniera, con las que formaba palabras, y con las palabras frases (...) Pero Pedro quería dibujar, pintar, convertir su fantasía en imágenes, líneas, dibujos, insinuaciones (...) Pepe “Centeno”, dibujante del timbrado, fue determinante en la trayectoria de Pedro. Su experiencia con las líneas, las sombras, los colores, las tintas y los blancos fueron modelando y corrigiendo con seriedad y cariño las manos, los lápices, los pinceles y la imaginación adolescente de Pedro”.2
A los 16 años, he leído en Villena cuéntame que pintaste tu primer cuadro, el Beato Juan de Ávila.3
A esa edad pinté también el infierno de Dante.
Es una obra tenebrosa...
Porque entonces éramos muy religiosos, íbamos a misa y nos metían ese miedo.
¿Qué más miedos tenías?
Te lo voy a decir. Yo tenía muchas fiebres. Por las noches sudaba muchísimo y muchas veces soñaba con que un marco me absorbía, me comía...
Leo añade que Pedro sigue soñando bastante, que hay veces que se despierta y apunta sus sueños. Muchos de sus cuadros vienen de ellos.
En el libro que estoy utilizando, Ernesto Contreras escribe esto:
“En el fondo, creo, lo que este pintor alicantino se lleva entre manos, mediante su actividad plástica, es nada más y nada menos que un combate sin descanso entre él y sus demonios”.4
2 Op. cit., pág. 13
3 Véase [https://www.villenacuentame.com/2020/09/1966-el-primer-cuadro-de-pedro-marco.html]
4 Ibid, pág. 28
¿Y en qué autores te inspirabas?
A los 16 años mi padre me lleva al Museo del Prado por primera vez. Llego y veo a El Bosco. Ya puedes pasar por delante de Velázquez, Goya u otros pintores que hay espectaculares, que cuando ves que a uno le salen por el culo flores, un cuchillo o trompetas; o de un huevo sale una figura ni más bonica... pues con ese mundo tan fantástico te quedas encantado.
En el catálogo, Ángel Sánchez dice que por aquel entonces Pedro conoce a Pablo Lau, y que sus dibujos, “un tanto psicodélicos o abstractos también influirán en su obra en años posteriores y en una amistas permanente”.5
Yo le digo a Pedro que sus cuadros me recuerdan a alguno que he visto de Dalí. Él me responde: “Su imaginación y creatividad es lo que siempre me ha llamado a mí”.
En otro momento de la conversación, Leo nos habla de una exposición que realizó sobre el segundo milenio, con cuadros dedicados a Da Vinci, Velázquez, Goya o Picasso, por quien siempre ha tenido una admiración especial.
La siguiente pregunta está dedicada a Don José María Soler. ¿Cómo fue tu relación con él?
Cuando yo tenía trece años, era amigo de Enrique Domene y su primo Pedro. Sus padres iban con Don José María Soler (a realizar excavaciones). Y yo me iba con ellos. Entonces él empezó a conocerme. Vino a mi casa, vio mis dibujos y me hizo una introducción para el catálogo de mi primera exposición. La tienes en el libro este.
La busco y leo:
“Pedro Marco (...) espera el veredicto de sus paisanos con la esperanza de que suponga para él un acicate en su labor creadora y de que vigorice, si cabe, una firme y segura vocación (...) El artista en su exposición deja traslucir a través de su ingenuidad natural, un decidido realismo, producto de una fuerza insobornable ante cualquier otra consideración. La pintura es clara y directa, fruto sin duda de un temperamento joven y acometedor (...)”6
5 Op. Cit., pág. 18
6 Ibid, pág. 16
Pedro añade:
A raíz de eso, conozco también a Don Alfredo Rojas. Los dos son intelectuales que me apoyan y me aportan mucho. Don Alfredo incluso habla con el Juez de paz, para que me deje ir a Madrid con 17 años. Cuando llego allí, contacto con Antonio Navarro Santafé, que también cuida de mí además de buscarme trabajo en una imprenta: Estudios Margi.
Y termino de leer:
“Allí Pedro estará un año y medio. Visitará museos y galerías, y tomará clases particulares y también en la Escuela Central de Bellas Artes de San Fernando”.7
Unos años más tarde, ocurrió lo siguiente:
Cuando a Don José María Soler le dieron el Premio Montaigne, de la Universidad de Tubinga, llevaba anexa una beca para un estudiante; esa me la dio a mí, y me fui a Hamburgo a hacer un curso de grabado. Para ser grabador tienes que ser buen dibujante. Hice bastantes. Pero no continué, porque en el laboratorio hay que utilizar unos ácidos que no me sentaban bien... Creo que eso fue uno de los grandes fracasos de mi vida.
A continuación, me señala cuáles son algunas técnicas de grabado:
Litografía en piedra, punta seca, en negro, aguafuerte, aguatinta, aguatinta y punta seca y aguafuerte y mancha.
Me enseña el grabado de Don José María Soler que utiliza la Fundación en el folleto para convocar sus premios a la investigación cada año. Y me dice que aún tiene la plancha y que igual, más adelante, hace una tirada...
7 Op. cit., págs. 18-19
MADUREZ
Antes de ir a Alemania estuviste en Venezuela. Más tarde, pasaste una temporada en Bruselas. Luego visitaste Francia, Italia, Jordania, Siria... ¿Te gusta viajar?
Yo he viajado bastante, pero lo que me gusta es estar, sufrir: que te llueva, que llores, que pases un poquito de hambre, que no encuentres lo que quieres... Eso te forma.
Después de decir esto, Pedro coge un compás.
Esto que te voy a explicar ahora es importante, para que tu vida sea bonita y agradable. El punto en el que pongo la aguja es la mesa en la que estamos reunidos. Hago así (un primer círculo), y esto es mi estudio... ya casi que cojo hasta el castillo. Hago otro círculo y cojo Villena. Con otro cojo Alicante. Abres más y coges toda España. Abres más y te sales de Europa. Cada vez que haces esto amplías tus experiencias. Pero nunca debes olvidar donde está tu punto: tu origen y tus principios.
¿Qué cosas has visto cuando has viajado que te hayan impresionado?
El Amazonas, los Andes... Después, en cuestión de arqueología, Pompeya o Roma. Luego, el mundo árabe. Si te vas a Austria u Holanda todo es perfecto. Es muy bonito y muy correcto. Pero la esencia, para mí, está abajo, en el Sur.
Para entender la vida, hay que ir, por ejemplo a los campamentos saharauis (...) Todos los jóvenes deberían estar allí de voluntarios quince días para que vieran que no hay grifos donde haces así y sale agua caliente o agua fría; que cuando quieres no ves una película o vas al frigorífico... Que vieran que hay gente que no tiene nada.
Pedro añade que también le impresionó mucho visitar el campo de concentración de Mauthausen.
Entonces me viene al recuerdo un cuadro que vi en Villena cuéntame que pintó de un Cristo crucificado con una máscara de gas. Fue en un encierro en la Iglesia de Santa María, con otras 80 personas, la noche después de los atentados del 11 S.8
8 Véase [http://www.villenacuentame.com/2019/09/2001-encierro-tras-los-atentados-de-11s.html]
Leo interviene para preguntarle cómo fue su experiencia en Italia.
Estuve en Vigonovo, en un albergue. Iba casi todos los días a Venecia o a Padua. En esta ciudad, me encantó la capilla Scrovegni con sus frescos de Giotto. Luego, iba a ver la Galería de los Uffizi u otros Museos. La pintura renacentista italiana me gusta mucho.
Aquí Pedro se para y mitad en broma, mitad en serio, añade:
Yo he vivido tres veces: junto con el ahora, una es en las cuevas del Paleolítico y otra en el Renacimiento. Y pienso que dentro de doscientos años viviré otra vez...
¿Y qué tal en París?
Estuve con un amigo japonés. Iba de cabeza al Louvre. También al centre Pompidou. Y ver a los impresionistas. Una etapa muy bonita y valiosa.
¿Y después de haber conocido infinidad de obras de arte en todos los museos que has visitado, tienes alguna favorita?
El descendimiento de Van der Weyden, que está en El Prado. Para mí, es el cuadro más hermoso que hay. Tiene una enorme precisión en la composición, una gran expresión en las figuras, y te da todos los colores que quieras.
Ahora vamos a hablar de tu estilo. En un Diccionario de pintores alicantinos que hay en Internet pone lo siguiente:
“Es un creador inquieto en constante evolución y experimentación sin caer en el amaneramiento o en las formulas estereotipadas (...) Cultiva una especie de realismo fantástico en el que introduce elementos plásticos gestuales, manchas y grafismos de carácter informal (...) el color, suave siempre, jamás estridente...”9
Luego, en el libro con toda tu trayectoria se puede leer frases como estas:
“El pintor Pedro Marco es esencialmente un profundo conocedor del dibujo, consciente de que toda su obra pictórica tiene un esqueleto, composición y sucesivas etapas de trabajo disciplinado y arriesgado”.10
9 Véase [https://alicantinos.wordpress.com/tag/pedro-marco-hernandez/]
10 Op. cit., pág. 83
“Lo más interesante del mencionado pintor es la riqueza, la opulencia de unas imágenes complejas y apasionantes, que entran en el juego verbal del surrealismo”.11
“Su partido (su camino) es muy interesante. Partiendo de una abstracción, traducida por una o varias masas blancas, progresará hacia la figuración mirándolas desde un trazo de donde nacerá la forma. Esta visión se desarrollará en un fusionamiento de elementos, curvas y líneas. El color sutil y refinado se juntará al grafismo a fin de engendrar un universo original y sensorial”.12
“Su inquietud le ha llevado a investigar con distintos materiales: óleo, tintas chinas, acuarelas, témperas, grafitos, etc. hasta lograr el medio más adecuado para expresar mejor sus pensamientos y reflexiones (...) El tema de sus cuadros siempre ha estado relacionado con la naturaleza, paleontología, prehistoria, arqueología, es decir con todo lo relacionado con la historia del hombre, su cultura y su entorno”. 13
Pedro, me dice que su forma de trabajar es siempre parecida. Va haciendo bocetos en su cuaderno hasta que consigue el resultado al que quiere llegar, y entonces ya lo pasa a la lámina. Es más bien un cartón prensado que él consigue por encargo. Coge una lupa y me enseña que está formado por doce capas.
En relación con esos materiales que utilizas, la pregunta es: ¿Cuál te gusta más?
En general yo me siento muy cómodo con el dibujo con témpera y grafito. La témpera no es tan dura como el acrílico ni tan blanda como el guash. Al tirarla a veces muy aguada se parece un poquito a la acuarela. También le meto a veces plomo en polvo, que se llama plombagina, y al pasarle la cuchilla deja el efecto de unos punticos...
¿Por qué usas colores suaves?
Me gustan así, matizados. No soy de colores fuertes. Pero a veces, como en un cuadro que hice sobre el conde de Montefeltro, de Piero della Francesca, tengo un rojo puro, que lo bruñí cinco veces.
11 Op. cit., pág 44
12 Ibib, pág. 50
13 Ibid, pág.107

¿Qué nos puedes decir de tus retratos? ¿Qué te gusta retratar?
Me enseña algunos muy conocidos, como el de Miguel Hernández que regaló a la Biblioteca, o el de Don José María Soler, que está a la entrada de la Casa de Cultura...
Leo habla:
Cuando conoce a la persona y esta se deja llevar y se lo permite, retrata su espíritu, su fuerza, lo que él ve tras lo físico...
¿Y qué hay de los murales?
El primero que pinté fue el del centenario de Picasso. Después pinté el de Chapí y el del Agrícola. Este lo hice con mineral triturado, o sea, que no es pintura plástica. Son pigmentos como los que se utilizaban a finales del siglo XIX. Eso hace que el color se mantenga mucho mejor con el paso del tiempo.
En Villena cuéntame, hay un artículo sobre la creación del mural del compositor:
“Allá por 1991, Pedro fue quien nos indicó que desde su taller veía una gran pared blanca que estaba pidiendo que se le pintara un mural que estuviera relacionado con la enseñanza y con el Colegio. Fue él quien elaboró varios bocetos y junto con el profesorado y personas de la AMPA se eligió el adecuado. Se comenzaron entonces las labores de acondicionamiento de la pared y posteriormente se pasó a dibujar las diferentes partes y luego a su pintado.
En todos estos trabajos Pedro fue su director y su realizador máximo, aunque se contó con la colaboración de padres de la Asociación (...) y del profesorado (...) Dos fines de semana duró su elaboración definitiva y se pudo ver completo y se inauguró junto con el busto de la chopera en homenaje a Ruperto Chapí durante la celebración de su aniversario (...)
Pedro Marco nos describe el mural con su forma particular de hacerlo y nos da significado a cada elemento que lo forma. En el centro la representación de Ruperto Chapí domina el espacio y mira al estudiante al igual que toda la sociedad representada con los ojos que le observan y en quien ponen su esperanza para mejorar el futuro con su aprendizaje, bajo la lámpara de la sabiduría que le ilumina.14
14 Véase: [http://www.villenacuentame.com/2020/07/2008-pedro-marco-un-pintor-universal.html]
En esta página web, hay también noticias sobre el mural dedicado al agua en la Losilla.15 Pedro explica que representa las tres riquezas de Villena: el tesoro, el agua, y el ser humano.
Tres preguntas más para acabar.
¿De todos tus sueños, cuál es el que más te ha gustado dibujar? Aquí está el de la barca de Noé. Es lo máximo. 16
Leo dice que aquel día se despertó a las 5 de la madrugada.
Me levanté e hice un medio apunte. Era un edificio enorme de madera en mitad del desierto. Arriba tenía hasta parques con palmeras. Por las ventanas se asomaban animalicos de dos en dos. Impresionante.
¿Qué más seguirás dibujando?
Eso nunca se sabe. Hay hallazgos, hay fracasos, hay dudas, hay una búsqueda constante. Ahora mismo, quiero hacer una serie dedicada a las células. Me regalaron un libro de 1914 con dibujos de ellas realizados por Santiago Ramón y Cajal que me llamó mucho la atención. Yo cojo esta (y enseña una que tiene seleccionada), de pestaña de gato, y hago ese dibujo (uno que tiene casi acabado en un caballete).
¿Qué consejo darías a los jóvenes que se quieran dedicar a la pintura?
Pasión. Perseverancia. Constancia. Y que te guste. Porque esta labor no se puede hacer forzada. Para nada. Se nace con una capacidad, y luego tienes que tener un poco de locura.
El problema que estoy viendo ahora en los jóvenes es este (y coge el móvil que hay encima de la mesa): la cantidad de horas que dedicamos a esto que no sirven para nada. Cuando no existía esto, aprovechábamos más el tiempo. Yo siempre he defendido el “tres por ocho”. Si quieres tener éxito en la vida, dedica ocho horas a dormir, otras ocho horas al ocio (amigos, deporte, tele...) y ocho horas de clase y estudio o trabajo. Y cuando se es ya mayor, hay que salir de casa, que forma muchísimo...
15 Véase: [http://www.villenacuentame.com/2015/10/2015-un-mural-dedicado-al-agua.html] [http://www.villenacuentame.com/2020/04/pedro-pedro-y-carlos-finalizan-el-mural.html]
16 Op., cit., pág. 125. Está fotografiado en la primera página del anexo.
Nada más decir esto nos habían dado otra vez casi las 9. Pedro había quedado con un amigo. Yo, aún tenía que volver a casa, ducharme, cenar y hacer deberes. Después, el fin de semana, seguiría escribiendo el contenido de la grabación.
Me despedí de Pedro y Leo con ganas de tener hecho el trabajo para que me dijeran qué les parecía.
Después, si le daban el visto bueno, lo llevaríamos a la Fundación y esperaríamos el veredicto de su jurado...
Muchas gracias por su atención.
ANEXO FOTOGRÁFICO.
Espantapájaros
Cuaderno en el que Pedro realiza sus bocetos.
Con Pedro y Leo, en su casa.
BIBLIOGRAFÍA.
Pedromarco. 1966-2006. Catálogo realizado con motivo de la Exposición celebrada en la Casa de la Cultura de Villena. M.I. Ayuntamiento de Villena (con el patrocinio de la Diputación de Alicante y la Caja de Ahorros del Mediterráneo), 2006
Pedro Marco Hernández, en Diccionario de pintores alicantinos [https://alicantinos.wordpress.com/tag/pedro-marco-hernandez/]
Pedro Marco. Página web con la biografía y exposiciones del autor. [https://www.pedromarco.com/]
2010 Pedro Marco. Onirismos, en Villena cuéntame [http://www.villenacuentame.com/search?q=onirismos]
1973 Pedro Marco y Leo Serrano se casan de villeneros en una boda muy original, en Villena cuéntame
[http://www.villenacuentame.com/2018/08/1973-pedro-marco-y-leo-serrano-se-casan.html]
El primer cuadro de Pedro Marco, en Villena cuéntame
[https://www.villenacuentame.com/2020/09/1966-el-primer-cuadro-de-pedro-marco.html]
Encierro tras los atentados del 11S, en Villena cuéntame
[http://www.villenacuentame.com/2019/09/2001-encierro-tras-los-atentados-de-11s.html]
2008 Pedro Marco, un pintor universal... nuestro pintor, en Villena cuéntame [http://www.villenacuentame.com/2020/07/2008-pedro-marco-un-pintor-universal.html]
2015 Un mural dedicado al agua, en Villena cuéntame
[http://www.villenacuentame.com/2015/10/2015-un-mural-dedicado-al-agua.html]
Pedro, Pedro y Carlos finalizan el mural dedicado... "al agua, al tesoro y a Villena", en Villena cuéntame
[http://www.villenacuentame.com/2020/04/pedro-pedro-y-carlos-finalizan-el-mural.html]
2020 el artista Pedro Marco dona un cuadro a la biblioteca Miguel Hernández, en Villena cuéntame [http://www.villenacuentame.com/search?q=pedro+marco&updated-max=2021-05-  08T19:30:00%2B02:00&max-results=20&start=2&by-date=false]
1.    PRESENTACIÓN… 1
2.    INFANCIA... 3
3.    JUVENTUD… 5
4.    MADUREZ… 8
5.    ANEXO FOTOGRÁFICO… 14
6.    BIBLIOGRAFÍA… 17

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com