1990 EL MUSEO ETNOGRÁFICO DE JERÓNIMO FERRIZ: LA HISTORIA RECUPERADA

EL MUSEO ETNOGRÁFICO DE JERÓNIMO FERRIZ: LA HISTORIA RECUPERADA
Cuando pensamos en los procesos históricos que han tenido lugar, nuestra mente se puebla de inmediato de nombres propios. Son los nombres de los personajes que simbolizan una época: los Reyes Católicos, Carlos I, Winston Churchill o Gorbachov. Ellos son los protagonistas de los tratados históricos y relegan al desván del olvido a sus compañeros de viaje. Sin ese resto desconocido no habría sido posible, sin embargo, la historia. Esos individuos sin nombre y sin rostro que genéricamente se subsumen bajo el concepto de «pueblo» son los peones que mueren en las batallas, abastecen los ejércitos, construyen los palacios y producen, en definitiva, las riquezas de una nación.
Su importancia es indiscutible, pero ello no evita que su presencia en la memoria histórica quede sumergida en un anonimato injusto y forzado.
No siempre ocurre así, empero. La principal virtud del Museo etnográfico «Jerónimo Ferriz» consiste, precisamente, a mi entender, en proporcionar un digno escenario para esos callados actores que siempre han permanecido entre las bambalinas del teatro de la historia: herreros, toneleros, podadores, canteros, carreros, carpinteros, agricultores, etc. son aquí justamente rescatados del olvido impuesto por la historia oficial. En sus obras y sus herramientas, expresión viva de una cultura popular tan rica como ignorada, se encuentra la huella de estos «otros» protagonistas de la historia.
Podemos decir, por tanto, que Ferriz está escribiendo un nuevo libro de historia. De la historia de Villena, del pueblo de Villena, o más exactamente, de las gentes del pueblo de Villena. Los caracteres de ese libro son hoces, martillos, sierras, medias fanegas, cuartos de fanega, carruchas y herramientas del más diverso uso y procedencia que Jerónimo ha recogido, clasificado, reparado y limpiado con paciencia y amor infinitos.
En ese libro se nos habla de un pasado próximo que se está convirtiendo en remoto vertiginosamente y que urge recuperar; porque recuperarlo significa evitar que se pierdan siglos de experiencias y conocimientos acumulados para enfrentarse a los problemas del trabajo y la supervivencia.
Jerónimo ha asumido la responsabilidad de impedir que ese pasado colectivo y popular desaparezca por completo.
Los demás estamos obligados a compartirla contribuyendo con nuestras aportaciones y nuestra ayuda a que este museo sea cada vez menos una promesa y más una realidad.
En su libro de registros Jerónimo anota cuidadosamente quién hace una donación y de qué finca o heredad procede. Hasta el momento lleva casi 1.000 piezas registradas, pero la realidad laboral y vital de nuestros antepasados permite un volumen mucho mayor de documentos. Como él gusta de decir, no se ha hecho más que empezar.
La tarea de construir este museo de nuestra historia de oficios y habilidades es un compromiso moral que todos tenemos tanto con nuestros antepasados como con nuestros sucesores. En esta coyuntura histórica (en la que el pasado desaparece a diario en la avalancha arrasadora de novedades que caracteriza a los tiempos presentes) a nosotros se nos ha impuesto la obligación de impedir que se trunque el continuum histórico entre los dos extremos.
Para este museo (destinado a convertirse próximamente en municipal) cualquier objeto que nos diga algo acerca de cómo se vestía, comía, jugaba, trabajaba, o vivía, en definitiva, es una pieza valiosa. Todo aquello, por modesto que pueda parecer, que nos proporcione alguna información acerca de algo que era así y ya no es, vale aquí.
Animémonos, pues, a levantar colectivamente, lo que no es sino una parte fundamental de nuestro pasado colectivo, contribuyendo con donaciones de objetos que de otro modo acabarán en el fuego o el vertedero.
Francisco Arenas Ferriz.
Extraído de la Revista Villena de 1990

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com