2014 SIERRA DE SALINAS... TIERRA DE COLONOS

SIERRA DE SALINAS… TIERRA DE COLONOS
1919 la escuela, la iglesia y edificio de sala de juntas y almacén.
Si el tiempo lo utilizamos como un simple devaneo todas las cosas llegan a convertirse, la mayor parte de las ocasiones, en algo distinto de aquello para lo que fueron creadas. Porque el transcurrir diario es una máquina, demoledora, que arrasa cuanto encuentra, siempre, claro está, que no sepamos prestarle la atención debida.
Para conservar el patrimonio es necesaria atención, un enorme cuidado y gran ilusión. Todo esto lo reúne un grupo de hombres y mujeres descendientes de los primeros moradores de La Colonia Sierra de Salinas. Un grupo que con entusiasmo inigualable, tesón y esfuerzo han conseguido hacer renacer de las cenizas el espíritu colonialista de sus antepasados.
El año 2014 centenario de la fundación de la Colonia Sierra de Salinas todo el paraje se ha impregnado, de nuevo, de ese sabor a tradición que conllevan los recuerdos.
Todos y cada uno de los espacios de “La Colonia” han reconocido en sus visitantes a descendientes de sus primeros colonos y han vuelto a recordar el pasado, sintiendo, de nuevo, en su suelo el pisar de las mulas, el rodar de los trillos o el griterío juvenil y alegre de los críos en la escuela. En una palabra “La Colonia” durante el fin de semana ha vuelto como hace cien años a ser el escenario de juegos infantiles y el recuerdo de trillas y labranzas.
Los Domene, Pardo, Torres, Serra, “Rizos” y Tederos”y otros muchos nombres y apodos han estado presentes en las conversaciones del público asistente y entre amenas charlas se han escuchado anécdotas de todo tipo. Recordando con gran nostalgia aquellos momentos del pasado que tenían vida propia y donde en la mayor parte de las casas el humo de la chimenea daba fe de estar habitadas.
Hoy sus descendientes nos han traído con sus bolillos y ajo o sus alimenticias migas retazos del pasado. Y todos y cada uno de sus rincones vivencias dormidas en el sueño del tiempo, acaecidas bajo el tórrido sol o al amparo de fuertes nevadas.
Sea pues nuestra obligación, como amigos y de los descendientes como tales que esta llama no se extinga y siga vivo el espiritu de Sierra de Salinas, Tierra de Colonos.
Lo perdido es imposible recuperarlo tal y como era, pero el resto, lo que se mantiene como baluarte del pasado, es nuestra obligación mantenerlo estando en ello implicados desde las autoridades al último ciudadano. Porque hablamos de la zona forestal más hermosa de Villena y porque se trata del pulmón de la ciudad. Pulmón nacido de una idea centenaria del entonces Ministro de Fomento D. Augusto González Besada.
Los descendientes de los primeros colonos de Sierra de Salinas han tomado la antorcha de la responsabilidad y desde Villena Cuéntame les alentamos para que no decaigan. Y les prometemos nuestro apoyo.
Ernesto Pardo (Villena Cuéntame)
Imágenes






 








No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com