1928 LO QUE QUIERO PARA MI VILLENA

LO QUE QUIERO PARA MI VILLENA
Me pide amablemente el director de VILLENA JOVEN unas cuartillas para el extraordinario de fiestas, y sus requerimientos amistosos pesan sobre mi espíritu como un imperativo categórico. Y, en cuanto mis ocupaciones profesionales dejaron un claro de reposo en ese constante trato con la enfermedad y el dolor, que caminan inseparables con el hombre por los senderos de la vida, cogí la pluma y púleme a emborronar estas deshilvanadas líneas dedicadas a Villena. Y desgrané en ellas los efluvios de mí alma, mi amor, mi cariño todo, las flores más preciadas de mí corazón enamorado de mí pueblo, para depositarlas a sus plantas con la delicadeza y exquisita dulzura con que ponemos un beso en la frente rugosa y pura de la madre.
El amor a Villena, como el amor a nuestros padres, es sentimiento que brota a borbotones de nuestra alma, que muchas veces no encuentra palabras con que expresarlos, y que alcanza la cumbre de un sentimentalismo exquisito, cuando la vemos desde lejos y nuestra mente contempla la silueta de nuestro amado pueblo entre las tenues brumas de infantiles recuerdos y de tiernas nostalgias.

¿Qué voy a decir de mí Villena?
No me diste tema, amigo Luís, al invitarme a colaborar en nuestra revista, creyendo que dabas con esa libertad amplío horizonte a mi inteligencia para desenvolverme más fácilmente en esa tarea, y quedé sumido en un mar de dudas y perplejidades.
¿Qué escribir de Villena para el extraordinario de VILLENA JOVEN?
¿Cómo aportar mí modesto, pero entusiasta concurso, a esa obra gigante que supone la publicación de este número, que ha de ser el vocero que llevará por doquier auras del progreso de Villena, del ansía cultural de esa juventud, que siente los altos estímulos de los más nobles y elevados ideales?
«Lo que quiero para mi Villena» he titulado estas cuartillas ¿Y qué querrá para su madre el hijo que la adora con locura y la idolatra con frenesí?
Quiero para Villena lo que le falta para ser un pueblo modelo, una ciudad de renombre, espejo donde se miren los otros pueblos. Que en el orden sanitario sea el pueblo higiénico por excelencia, con su red de alcantarillado que haga desaparecer esa lacra de pozos negros que son causa perenne de enfermedad y de muerte; que discurran por sus fuentes públicas unas aguas cristalinas y abundantes, limpias de gérmenes morbosos; que disminuyan hasta hacerlas desaparecer las enfermedades evitables, que tan elevado tributo cobran todavía a nuestra amada Villena; que cuente con un hospital modelo que sea la casa de salud de todos, para que en sus salas limpias y blancas, en sus terrazas espléndidas, en sus patios alegres encuentren la salud los cuerpos y la alegría las almas de los villenenses que tengan la desgracia de ser víctimas de la miseria y de la enfermedad.
Que, en el orden cultural, cuente con escuelas que sean los mejores edificios de la Ciudad; escuelas dotadas de todos los adelantos modernos, verdaderos jardines de la infancia, donde los niños de Villena acudan solícitos y gozosos a formar el cuerpo y a moldear el espíritu.
Que tenga una Escuela de artes y oficios y unas hermosas bibliotecas populares bien dotadas, donde las clases humildes completen su formación intelectual, moral y artística y logren la meta de sus aspiraciones profesionales.
Que enseñe a los forasteros, con noble orgullo, esas barriadas de casas baratas, modelo de higiene y buen gusto.
Pero más que todo eso; más que calles amplias, pulcramente pavimentadas, con edificios suntuosos, señales evidentes de un notable progreso material, quiero el adelanto espiritual de sus hijos—que es en el espíritu donde se asienta el verdadero y más firme progreso—; que los hijos de Villena sean hombres de lucha, pero de lucha de ideas, en noble y plausible emulación, que es germen de avance; que luchen, sí, pero en un amplio campo – NOS FALTA LA HOJA QUE CONTINUA – buscamos la hoja que sigue a este artículo, si la tienes puedes contactar en villenacuentame@gmail.com
Extraído del periódico Villena Joven de 1928

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com