2022 APUNTES DE VILLENA

Apuntes de Villena. Por Vicente Blanes Torreblanca
En mayo de 2022 se celebrarán los 40 años en que fue elegido por primera vez alcalde de la ciudad de Villena a D. Salvador Mullor Menor.  Sirva este escrito, para agradecerle los 12 años que estuvo al frente de la alcaldía de la ciudad.

En el año 1991 la Corporación Municipal de Villena, volvió a elegirle de nuevo como alcalde. Esta vez dentro del equipo de gobierno de la ciudad de Villena, él me designó las delegaciones de Juventud, Ecología y Medio Ambiente, Parques y Jardines y Protección Civil desde 1991 al 1995.
Este relato quiero que sirva para recordar algunos de los hechos realizados durante estos 4 años en estas concejalías y con la intención de poder ayudar a futuros historiadores que investiguen en este periódico digital de Cuéntame.
Concejalía de Juventud.
Cuando me hice cargo de esta concejalía, lo primero que hice fue ir al “Kiosco de la Paloma”, donde estaba ubicada esta concejalía de juventud y conocer al responsable Juan Rubio. Después de explicarme todo lo que anteriormente se venía haciendo, descubrí el escaso presupuesto que teníamos y que se dedicaba siempre tan solo para alquilar un autobús y llevar durante un día de excursión a un pequeño número determinado de niños, una vez al año.
Decidimos cambiar el destino de este presupuesto para dedicarlo a otra actividad que pudiera ser aprovechada para muchos más niños y jóvenes de Villena. Se llamaría “Campamento Urbano”. Se programó en dos fases.
La primera se centraría en organizar un curso oficial de Monitores juveniles de tiempo libre.  Para estos jóvenes este curso les serviría como una salida profesional de monitor de actividades de ocio en otros lugares, otros ayuntamientos, en hoteles, etc. Consistía en unas clases teóricas impartidas por profesionales en Villena para que el titulo recibido al término del curso, fuese oficial. Y para completar este curso, era imprescindible realizar una fase práctica, que realizarían con los niños en el propio “Campamento Urbano”.
En este campamento urbano se realizarían actividades para niños de Villena durante los meses de julio y agosto. Se formarían varios grupos de niños dirigidos por estos monitores, en fase de prácticas, para llevar a cabo deportes, excursiones, natación, visitas culturales y hasta fuego nocturno en un patio de un colegio. Era lo mismo que se hacía en los campamentos de verano, pero realizados dentro de nuestra ciudad.
Resultó tan positivo que después de más de 30 años, todos los veranos se siguen viendo por Villena grupos de niños con sus monitores realizando nuevos campamentos urbanos. Aunque ahora se les llame de otra forma.  
También en aquella época, aún era obligatorio el servicio militar (la mili). Pero ya empezaban a encontrarse jóvenes reacios para realizarlo y con ello se les sancionaba. Así que se aprobó por el gobierno de la nación un decreto por el que se podría sustituir la mili por un servicio sustitutorio. Este consistiría en hacer servicios a la sociedad en tu pueblo y en distintas áreas. Desde el ayuntamiento solicitamos al ministerio de defensa cinco plazas para jóvenes de Villena que quisieran acogerse a este servicio, que se realizaría en distintos departamentos del ayuntamiento, como juventud, medio ambiente, bibliotecas, etc.
Concejalía de parques y jardines.
Entre otras actuaciones y en concreto en lo que hoy se llama “Plaza de la Banda de Música”, y en el centro del jardín que proyectamos, pudimos plantar “un algarrobo” de más de 100 años. Hoy día tendrá más de 135 años. Fue un regalo de un villenero, que en aquellos momentos era director del vivero de la diputación de Valencia. La anécdota fue que algunos vecinos comentaban que ese tipo de árbol no viviría mucho tiempo en Villena. Y aún está.
En la Plaza Mayor de Villena, detecté que las escalinatas junto a la fuente estaban muy desgastadas por la erosión del paso del tiempo. Pero eran piedras colocadas por nuestros antepasados y yo quería que se conservasen. La solución que se hizo fue darles la vuelta a todas y cada una de las piedras de esas escaleras para que, conservando esa misma piedra antigua, pareciera como nueva, puesto que la parte oculta estaba en perfecto estado de conservación. Se aprovechó esa obra para poner en funcionamiento la fuente de los chorros de la plaza.
En la Plaza de Valencia, para darle un poco de vistosidad, colocamos una figura de un delfín que lanzaba un chorro de agua por la boca. Así mismo remodelamos toda la plaza con unos nuevos maceteros. Este delfín ya no sé qué fue de él, pues al día de hoy ya no está.
En el parque de la ermita de la Virgen de las Virtudes, lo que se conoce en Villena por el hoyo, se realizó la siguiente actuación que quedó muy bien y gustó mucho a los visitantes.  Queríamos hacer una cascada de agua que bajase desde el monte hasta el hoyo. Se colocó un tubo perforado al que hacíamos llegar agua de bajo hacía arriba con una pequeña bomba. De esta forma conseguíamos varias cosas. Una que el agua estuviera en movimiento, que se fuese oxigenando y que regara plantas acuáticas colocadas en la ladera y se fuesen adhiriéndose al paisaje.
En la zona de las Cruces de Villena, existía un lugar, sin ningún uso, encima de los túneles de la autovía de Alicante. La actuación que realizamos consistió en la plantación de pinos, regados de forma automática, plantas, flores, bancos, juegos para niños, y sobre todo aprovechamos para reinstalar las famosas fuentes de agua antiguas que estaban por las calles de Villena.
Concejalía de Medio Ambiente
Esta concejalía de Villena fue pionera en la colocación de contenedores de recogida del vidrio. Puestos en contacto con el ministerio de industria en Madrid, pudimos solicitar 10 contenedores para que los vecinos empezaran a depositar las botellas de cristal y con un acuerdo con la empresa del vidrio de Caudete para su recogida.
Así mismo se repartió por varios establecimientos de la localidad, otros contenedores, más pequeños, para la recogida de las pilas. Fundamentalmente queríamos recoger las pilas “botón” que son las más contaminantes. Después de recoger las pilas teníamos que depositarlas en un lugar seguro para que no contaminaran. Para ello colocamos en el hueco de una vieja cantera, a las afueras de la ciudad, un depósito de hormigón armado, con la intención de poder sellarlo cuando estuviese completamente lleno y nunca contaminar.

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com