2005 ALFREDO ROJAS NAVARRO

ALFREDO ROJAS NAVARRO 18 DICIEMBRE 2004
Por Alan Brotons Hernández
Mientras caminaba por las calles estrechas de mi viejo barrio, reparé en el modesto mosaico que con orgullo, nos hace saber que aquella fue la casa natal donde vivió sus primeros años un ilustre villenero. No sé quien fue, quien dijo que las esencias primitivas de cualquier persona se forjan en la infancia. La infancia sin duda moldea la personalidad y la forma de ser de toda persona. Yo estoy totalmente de acuerdo con esta apreciación, por lo tanto no dudo que su personalidad y sus inquie­tudes brotaron como las yemas en los troncos y ramas de los árboles. Entre las calles estrechas, íntimas y primitivas del barrio del Rabal.
Aquel lejano mayo de 1925 en la calle Palo­mar inició sus pasos como villenero preocupado y amante de todos los hechos relacionados con la cultura y la historia de nuestra ciudad. ¿Y la músi­ca?, la música formó una parte muy importante dentro de su vida, fue maestro de la banda municipal de música de Villena durante muchísi­mos años.
Pero si algo debemos a Alfredo es gratitud, por su preocupación por las fiestas de su ciu­dad; él junto a un grupo de festeros de gran calado, conformaron lo que hoy conocemos como junta central de fiestas de moros y cristia­nos. Fiestas que son la manifestación popular de un pueblo que trabaja, que lucha, pero que también sabe divertirse, entroncando fiesta, his­toria y religión, un todo que un grupo valiente de personas supieron transformar en un ente capaz de aglutinar a un colectivo, tan impor­tante como son los festeros de nuestra querida ciudad.
Alfredo nos dejó una herencia de valor incalculable; su trabajo callado, año tras año, en el que plasmó y trazó como nadie a través de sus artículos, y ensayos una senda, un cami­no. Su esfuerzo no fue baldío, pues no podemos olvidar que actos como este ecuador que ahora vivimos vinieron de su mano.
Alfredo consiguió el mayor galardón al que puede aspirar un hijo de nuestra ciudad. Ser nombrado hijo predilecto de Villena, fue un justo reconocimiento a su fecunda labor, a sus inne­gables méritos. Éste será un año dedicado a su persona y a su obra por muchas razones, pero posiblemente la más importante fue su amistad, que como un regalo nos brindó y tuvimos la suerte de poder disfrutarla.
El pasado 18 de diciembre de 2004 fallecía un ilustre villenero, un amigo. Sin miedo a equivocarme, creo que con la marcha definitiva de Alfredo Rojas Navarro, las páginas del boletín "Día 4 que Fuera" han quedado huérfanas del espíritu que solo él supo imprimir. Cultivador del leguaje local, sus infatigables personajes Loren­zo y Andrés salidos de su pluma, han llegado puntuales a su obligada cita con las páginas de este boletín desde febrero de 1976.
Primer Presidente y fundador de la Junta Central de Fiestas de Moros y Cristianos de Ville­na, cronista de la misma y entusiasta e investi­gador de todo lo relacionado con Villena, su cultura y sus fiestas. Colaborador de la revista Villena y de otras publicaciones. Ponente en el I Congreso Nacional de Fiestas de Moros y Cristia­nos. Pregonero de las fiestas de Villena, Elda y Petrel. Cuenta con innumerables prólogos de libros y publicaciones, el diccionario Villenero de José Mario Soler entre otros. Coautor junto a don Vicente Prats Esquembre de "Las Vírgenes de las Virtudes de España" y "De Villena y los Villeneros".
Alfredo nació en pleno corazón del Rabal, en la calle Palomar, donde habitan los duendes villeneros, y se respiran todas las esencias que se desparraman impregnando sus calles de la magia de nuestras raíces, que se hunden en la noche de los tiempos. Componente de la Banda Municipal de Música de Villena. Dirigió desde su creación la fundación municipal "José María Soler". Hijo predilecto de Villena. Esta larga lista son reflejo inequívoco de la personalidad modesta y humil­de, inquieta y vocacional de Alfredo.
Tuve la suerte de comprobar personalmen­te, su disposición sin cortapisas y la dimensión de su generosa personalidad, siempre dispuesto a colaborar y asesorar. Echaremos de menos los devaneos de Lorenzo y Andrés. Sus certeros artí­culos sobre la realidad de nuestras fiestas. y sin duda todo lo que hizo por nuestra ciudad, ja­más le podremos devolver todo lo que hizo por nuestra memoria y por nuestras fiestas. Sin lugar a dudas las páginas de este boletín y la Junta Central de Fiestas de Moros y Cristianos de Ville­na te echaremos de menos.
ALAN BROTONS HERNÁNDEZ
CRONISTA JUNTA CENTRAL DE FIESTAS DE VILLENA
Día 4 que fuera 2005

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com