1992 FONTILLES... SOLO UN RECUERDO

FONTILLES... SOLO UN RECUERDO
¡Cómo pasa el tiempo! y de esto ya han pasado treinta años. Cuántos re­cordáis aquel día en que, unidos todos los festeros por un espíritu de fraterni­dad y amor por FONTILLES, acompa­ñados por multitud de familiares y ami­gos, nos pusimos en marcha. De esta forma queríamos ofrecer a nuestros hermanos enfermos el corazón de VILLE­NA, con el latido rítmico de los timbales de una marcha mora o pasodoble. ¡Có­mo pasa el tiempo! Cuántos recordáis aquel día. ¡Qué día! Otros en cambio só­lo habréis oído el nombre, “Fontilles”; un lugar entre montañas, hermoso, dig­no de ver y admirar. Aunque la hermo­sura más admirable reside en el trabajo de unos jesuitas, unas monjas y otras personas voluntarias, quienes, por amor al prójimo, dedican gran parte de su vi­da a atender a unas personas que sufren la lacra de una de las enfermedades más terribles de la humanidad: “LA LEPRA” y, por tal motivo, marginadas de la so­ciedad. Esta enfermedad tercermundis­ta todavía no se ha erradicado de nuestro país.
No creáis que es un Hospital más de la Seguridad Social, donde cuando in­gresa el enfermo se encuentra con todos los gastos pagados. No, aquí no. Esta enfermedad todavía no es tratada en ese capítulo, pero gracias a los donativos de algunas personas y ayuntamientos se va manteniendo. La mayor parte les llega de las Peñas de Amigos de Fontilles que hay en España, que se dedican a toda clase de menesteres, venta de lotería, ce­nas, galas benéficas, etc. En Villena también tenemos nuestra peña. Recor­daréis las numerosas excursiones que se hacían en autobuses y convivíamos un día con los enfermos y cada cual ofre­cía lo que podía. Asimismo, funciones de cine, una verbena en la Troya con la Orquesta Serenade, un festival de caba­llos de doma en la Plaza de Toros, una exhibición de niños con sus CAR y, so­bre todo, no olvidemos las grandes Ga­las de Teatro y Zarzuela de nuestra Agrupación “Ruperto Chapí”, siempre con gran éxito, sin olvidar la colabora­ción de la Agrupación Parapsicológica Villenense en su organización. Pero, aunque los intervinientes de todos estos actos actuaban desinteresadamente, los gastos de montaje de los espectáculos se llevaban gran parte de la recaudación y económicamente no nos dejaba lo desea­do. Hoy, al no tener de momento Tea­tro Chapí, no se han podido hacer más galas benéficas, por lo que lo recauda­do por la peña este año se reduce a unas 250.000 ptas., beneficio de la venta de lotería que hacemos para el sorteo de Navidad, y las 30.000 ptas. que nos ha concedido el M.I. Ayuntamiento para este fin. Aunque no olvidemos el gesto de HORFRES, empresa dedicada al cul­tivo y lavado de hortalizas, que conti­nuamente manda gratuitamente toda la verdura que se come en el Sanatorio, y la CAM.
Nuestra peña sabe que VILLENA siempre ha estado por FONTILLES y FONTILLES por VILLENA, como de­mostró en aquella ocasión en que APA­DIS necesitaba fuerte ayuda para finan­ciar su obra que, sabedores de aquella necesidad, tras recibir los beneficios de una gala de teatro que celebramos en Vi­llena, cooperó con 300.000 ptas. a tal fin. Por todo esto el nombre de VILLE­NA suena y es querido en FONTILLES. Pero las circunstancias han hecho que parezca que la peña no exista y que VI­LLENA ha desaparecido de FONTI­LLES. Queremos deciros que la peña existe y, aunque de forma modesta, re­presentamos a nuestro pueblo en las reu­niones de peñas que anualmente se cele­bran en el Sanatorio. Y este año, ante esas otras peñas, nos hemos comprome­tido a hacer algo más. Desde estas líneas deseamos que la voz de nuestros herma­nos enfermos llegue a los festeros de Vi­llena, a todos sin excepción. Nosotros no vamos a ir a desfilar cada año a Fon­tilles (como otra localidad de la pro­vincia hace cada año como final de su Ecuador Festero o Mig Any). No vamos a hacer plagio. Además que nuestros Es­tatutos los prohíbe claramente, pero sí pedimos y queremos que VILLENA ocupe de nuevo el puesto que le corres­ponde. Si no en desfiles, en cooperación económica.
En próximos números os indicare­mos la manera de colaborar con esta magna y humanitaria obra, que Villena viene realizando hace más de cuarenta años gracias a la labor incansable de nuestro querido PEPE FAENAS.

Sólo nos queda agradecer desde es­tas líneas a la dirección de esta revista el poder acercar nuestra llamada a cada festero, contribuyendo de esta manera a conseguir, si Dios quiere, el objetivo propuesto.Peña “Amigos de Fontilles”
DIA 4 QUE FUERA 1992

1 comentario:

Anónimo dijo...

El primer contrabandista empezando por la derecha es mi padre Bernardo Conca Amoros.

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com