1963 EL TESORO DE VILLENA "INFORMACIÓN"

EL TESORO DE VILLENA
Quince kilos de oro macizo y plata
Quince kilos de oro macizo y plata pesa el tesoro encontrado en una rambla del monte Morrón, próximo a Villena; tesoro compuesto por brazaletes, ajorcas y otros objetos que se remontan a la Edad del Bronce, más de mil años antes de Jesucristo, con influencias célticas. Uno de los brazaletes hallados pesa casi medio kilo y el valor material es enorme, pero mucho más aún lo es en el sentido arqueológico. En los grabados, el delegado local de excavaciones de Villena, don José María Soler, muestra el tesoro a nuestro redactor Carlos Martínez Aguirre y le hace interesante declaraciones. En la otra foto, detalle del fabuloso tesoro hallado cerca de la vereda de Cascante.- (Foto PRENSA-GRÁFICA)
Reportaje amplio e información gráfica en la página QUINTA.
Unos 15 kilos pesa el tesoro de Villena
PIEZAS DE ORO MACIZO Y PLATA, PERFECTAMENTE CONSERVADAS
El hallazgo casual de un brazalete provocó la búsqueda y el sensacional encuentro
Entrevista con don José María Soler García delegado local de excavaciones arqueológicas.
La noticia del hallazgo de un fabuloso tesoro arqueológico en Villena ha causado sensación. Las agencia de prensa Nacionales y extranjeras se han apresurado a pedir a sus corresponsales crónicas especiales. Otras destacaron enviados especiales.
La Prensa madrileña se hacía eco ayer, en sus ediciones de la tarde, de la sensacional noticia. Radio Nacional de España y TVE informaron también del hecho. Y otras emisoras de todo el país hicieron lo mismo. INFORMACIÓN, manteniéndose en línea de vanguardia, fue el primer periódico que lanzó la noticia.
Aunque informábamos ayer del hallazgo de ese tesoro arqueológico de Villena compuesto por piezas de oro y plata que proceden de unos mil años antes de Jesucristo y son del final de la Edad del Bronce con influencias célticas, el hecho bien merece la pena ser tratado con todo detalle. Para ello, a media mañana rendimos viaje en la población villenense. Nuestra primera visita es para don José María Soler García, delegado local de excavaciones arqueológicas. El ha sido con dos obreros encargados del trabajo material de la excavación propiamente dicha, quien ha encontrado, casi a flor de tierra, el tesoro que estaba oculto en la rambla del monte Morrón, próximo a la vereda de Cascante, a unos cuatro kilómetros de la ciudad.
Don José María Soler García tiene convertido su dormitorio en un lugar de investigación arqueológica: bajo su cama guarda esqueletos y cerámicas prehistóricas que estudia y clasifica pacientemente, rodeado de libros, amontonados por todas partes. (Foto Prensa Gráfica)
El señor Soler García no puede ocultar su emoción e intima satisfacción por el fabuloso hallazgo. Cuando hablamos con él le acompaña el abogado don Alfonso Arenas García. Luego llegó el alcalde, don Luis Cervera. Todo el pueblo se muestra gozoso e interesado en el hallazgo.
- ¿Es de mucho valor? -preguntamos a don José María Soler, erudito en la materia.
- El valor material de los brazaletes y las vasijas de oro macizos así como las piezas de plata, es enorme; pero hay otro valor mucho mayor: el arqueológico, pues las piezas se remontan a la Edad del Bronce y tienen más de mil años antes de Jesucristo aclara.
QUINCE KILOS PESA EL TESORO
Hay una pregunta que estoy deseando formularle al delegado local de excavaciones de Villena. Y es el peso del tesoro.
- Unos quince kilos, aproximadamente. Las piezas son de oro macizo y plata y existe una de ellas, un brazalete, que tiene nada menos que casi medio kilo de oro.
- ¿Se conserva bien?
- Perfectamente. Como si acabaran de cincelar ahora mismo todas y cada una de las piezas. Por cierto que el trabajo de orfebrería es fantástico. Una verdadera maravilla. Resulta asombroso comprobar y saber que remontándose a mil años antes de Jesucristo, ahora se conserven tan bien las piezas del tesoro.
- ¿Estaban sueltas, esparcidas o agrupadas?
- Agrupadas, en el interior de una vasija de barro cocido, mezcladas con tierra húmeda. Ahora las estoy ordenando, clasificando. Este es el trabajo más difícil, minucioso.
La charla con don José María Soler García va cobrando interés. Es un hombre inteligente, sencillo, muy cordial, que dice las cosas, relata los hechos con claridad. Y que se entusiasma, por suerte para el periodista, cuando habla de arqueología, la pasión de su vida.
- Más de veinte años lleva dedicados a las investigaciones arqueológicas. Se ha consagrado a ello. Es soltero y tal vez sea porque no ha tenido tiempo para casarse, dice don Alfonso Arenas García, íntimo amigo suyo, a quien también apasiona la arquiología.
El abogado don Alfonso Arenas con un ejemplar de INFORMACIÓN en las manos, una de las primeras personas que tuvieron noticias del hallazgo del fabuloso tesoro. (Foto Prensa Gráfica)
- Debajo de su cama conserva huesos y cerámicas prehistóricas. Estudia constantemente. Es, en este sentido, todo un fanático, agrega el señor Arenas. En efecto, más tarde, durante la visita que realizamos al domicilio de José María Soler García, para admirar el tesoro recién encontrado en la rambla del monte Morrón, cerca de la vereda de Cascante, comprobamos que su dormitorio se halla materialmente invadido por libros técnicos, colocados en estanterías, unos; otros; en el suelo, por todas partes. Y debajo de la cama, a los pies del lecho, recipientes con restos prehistóricos: huesos y cerámicas de la prehistoria. Realmente impresiona aquella estancia. Y refleja el carácter, la vocación arqueológica, investigadora del señor Soler García.
¿Cuál es su profesión?, le preguntamos.
- Contable en una fábrica.
- Es una pena, dice el señor Arenas García, que a este hombre, a este ilustre investigador villenense, no se le proporcionen los medios económicos necesarios para que se dedique por entero, sin distraer tiempo alguno en otra ocupación como la que requiere para obtener los ingresos suficientes que la vida cotidiana exige. Habría que pagarle bien y que dejara su trabajo en la factoría. El, más que contable por necesidad, es arqueólogo afortunado. En su calidad de cronista de la ciudad, don José Soler García quiso escribir la historia de Villena. Pero con sus descubrimientos arqueológicos tan importantes como fecuentes, lo que se está escribiendo es la prehistoria de esta tierra, dice don Salvador Arenas.
DOS NIÑOS PORTADORES DE LA NOTICIA
Los niños Enrique Doménech Serrano y Pedro Doménech Férriz, testigos del hallazgo del tesoro y portadores de la buena nueva al pueblo. (Foto Prensa Gráfica)
Volvemos a hablar del tesoro encontrado, tema fundamental de la charla. Y se nos informa que el hallazgo tuvo lugar a la cinco de la tarde.
- No fue encontrado el tesoro de manera casual. Lo buscábamos con la fundada esperanza de hallarlo. Aunque, en honor a la verdad, nunca podría imaginar que fuera tan pronto, con tan relativa facilidad. Ha sido como sabiendo que existe una aguja en un pajar y queriendo buscarla, meter la mano y tropezar con ella.
- ¿Qué le hizo suponer, con tanta seguridad que el éxito, que el tesoro estaría oculto en aquella zona, la rambla del monte Morrón?
- Un hecho evidente concreto. El hallazgo, el día 24 del pasado mes de noviembre, de un brazalete de oro macizo, mezclado con gravilla arrancada en aquel paraje; gravilla que fue transportada con un camión al pie de unos obras en esta localidad. "Si allí ha aparecido ese brazalete prehistórico, de oro macizo, tal vez no esté solo", pensó el señor Soler García.
Don Luis Cervera, alcalde de Villena, satisfecho, ¡cómo no!, por el hallazgo del tesoro arqueológico. (Foto Prensa Gráfica)
Entonces y patrocinados los gastos de las excavaciones por el Ayuntamiento villenense, comenzó la búsqueda, bajo la dirección, naturalmente, de don José María Soler García.
- Marché el domingo por la mañana, a aquel paraje. Venían conmigo dos capataces, excavadores materiales y sus hijos. Pasamos todo el día buscando y al finalizar la tarde, a las cinco, cuando íbamos a emprender el regreso al pueblo, apareció el tesoro. La alegría fue indescriptible. Una emoción enorme. Una alegría que sólo un arqueólogo puede comprender, a la vista de tan fabuloso tesoro. Quince kilos de brazaletes, vasijas de oro macizo y plata. ¡Tenía ante mi objetos de hace unos tres mil años! Ante hechos así la emoción es natural. Y en un investigador, más aún.
- ¿Qué hizo usted, tras el hallazgo?
- Pasada la alegría inicial, que fue unánime entre los obreros excavadores Enrique y Pedro Doménech y yo, utilicé a dos niños, hijos de los trabajadores, para que fueran portadores de la noticia al pueblo. Llevaron un mensaje escrito a don Alfonso Arenas García, requiriendo su inmediata presencia. Yo me disponía a presenciar por televisión el encuentro de fútbol España-Bélgica, pero lo dejé todo al recibir el aviso. Vino la noticia escrita en un papel, con bolígrafo, que conservo como documento, dice el señor Arenas. El mensaje rezaba así: "Amigo Alfonso. Hallazgo asombroso. Vente con el fotógrafo y el "Flash". Soler".
Enrique Domenech, zapatero villenense, que junto con su hermano Pedro y a las órdenes del delegado local Soler García, encontraton el fabuloso tesoro arqueológico de la rambla del monte Morrón. (Foto Prensa Gráfica)
La entrevista con el señor Soler García necesita una pausa. Vamos a examinar otra vez los brazaletes y las vasijas de oro macizo y plata. El tesoro es maravilloso. Produce deleite su contemplación. Luego visitaremos el museo arqueológico municipal. Hablaremos con los niños portadores de la buena nueva, con los obreros excavadores y nos referiremos también - ¡cómo no! - al beneficio práctico, en dinero, que obtenga quienes han encontrado esa fabulosa colección de joyas, Pedro claro, todo esto sería muy largo de contar ahora. Mañana, en otro reportaje, se lo referiremos. El tema merece una continuación.
Cedido por… Pablo Domene
..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com