FRANCISCO SÁNCHEZ ORTÍN "EL ZORRO"

El Zorro - TIPOS POPULARES
Otro tipo popular en Villena fue Francisco Sánchez Ortín, «el Zorro». Había nacido en 1909, y des­de temprana edad acostumbraba a encaramarse en los topes de los trenes, costumbre que tuvo la infortunada consecuencia de que cayó de uno de ellos y el tren le amputó el pie derecho. Ello su­puso que tuvo que sufrir hasta tres operaciones sucesivas, que fueron mermando su pierna has­ta dejarla reducida por encima de la rodilla.
Cojo, con una de aquellas piernas de madera que eran sola­mente un zanco sujeto con unas correas de cuero, vivió a salto de mata, usando de diversos trucos para salir adelante. Se dice, por un familiar, que aun con esta de­ficiencia incluso saltaba la acequia del Rey. Marín lo describe yendo de un lado a otro, desplazándose a las poblaciones cercanas, desde una de las cuales hizo que llegara a sus familiares la noticia de su muerte «para ver si le querían y le guardaban luto», dijo a sus deudos cuando se descubrió la superchería. Se dice que la guerra civil le sorprendió en Palma de Ma­llorca, donde trabajaba de empleado municipal, se ignora en qué concre­to cometido. Allí fue encarcelado y se cuenta que fusilado en los inicios de la contienda, junto a otros compañeros de prisión.
EL ZORRO
 Este pintoresco personaje, tiene
más que sangre, azogue. No para... va y viene
de un lado a otro lado. Ya sale; ya entra;
y su pata de palo en todos los sitios se encuentra.
Es más vivo que el aire. Sus ojosson dos ascuas. Dos carbones rojos...
Es violento; es procaz; es airado.
Sus pupilas, ardientes y fijas,
al que miran, lo dejan como hipnotizado;
y su cuerpo parece formado
con los rabos de cien lagartijas...
Son sus músculos de goma y de acero.
A un tiempo tan fuertes y elásticos son,
que en un campeonato reciente, fue el Zorro el primero
que llegó a la meta. ¡Él fue el campeón!...
El Zorro es heroico.
Cuando el cirujano le amputó una pierna siendo muy chiquito;
con la fortaleza glacial de un estoico,
no exhaló ni una queja ni un grito.
Y otra vez; y otra vez; ¡por tres veces!
le volvieron la pierna a amputar
sin que él se inmutara. ¡Tales pequeñeces
el Zorro las sabe sufrir sin chistar!...
Cuanto más le fustiga la suerte
y es más el poder del terrible adversario;
con más ánimo afronta la muerte
y es más esforzado y es más temerario...
Cuanto más en su carne va hincándose el clavo
del dolor; más se crece el amigo...
Como el toro bravo
se crece al sentir el castigo...
La cojera le impidió ser soldado.
Más si hubiera un fusil empuñado,
al lanzarse a la lucha enconada,
héroe o mártir, hubiera de fijo logrado
o la muerte o la cruz laureada...
En los tiempos pasados ¿quién sabe si hubiera alcanzado la hazaña
gloriosa y entonces, quimérica,
de descubrir con Colón, para España,
las inexploradas regiones de América?...
A alcanzar otros tiempos ¡quién sabe
si hubiera sido el terror y el espanto
de los turcos, y desde su nave
se hubiera cubierto de gloria en Lepanto!...
¡Quién sabe, si antaño, hubiera emprendido
heroicas empresas, fecundas y grandes;
o si hubiera sido
capitán de los tercios de Flandes!...
¡Quién sabe, si hubiese eclipsado el renombre
de José María,
el bandido famoso y audaz, cuyo nombre
fue espanto y terror en los campos de Andalucía!...
Pero en estos tiempos prosaicos de ahora;
el Zorro es un pobre vencido que implora
protección y ayuda de cuatro pelmazos
a los que engatusa con sus morisquetas;
y va por el mundo pegando sablazos
de cinco pesetas...
Le asfixia este ambiente. Pero aunque el cuitado
su pueblo abandona; bien pronto forzado se ve
a volver más triste; más desalentado;
más alicaído que cuando se fue...
¡Vete de Villena! En la casa ajena,
tal vez atendido de todos serás;
pero aquí en Villena,
serás siempre el Zorro. ¡Ni menos, ni más!
Texto extraído del libro... De Villena y los villeneros. 2002
Alfredo Rojas y Vicente Prats.

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com