1975 DESPIDIENDO A LA VIRGEN

Los momentos son indescriptibles; no se puede hablar, sino mirar a la Virgen, que se ha vuelto para dar el último adiós a sus hijos, y llorar.
A medida que se aleja el «Sol de Villena», un negro nubarrón de cansancio y triste envuelve la ciudad, mientras fijos nuestros ojos en la Luz que se extingue en el horizonte le decimos esta oración: Perdón, Virgen Morena, si durante tu visita no nos hemos portado como tú te mereces.
Foto cedida por... Mari Angeles Navarro García

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com